Archivo de la categoría: Plan B con Lydia Cacho

PLAN B: Legal sexo de adultos con jóvenes

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/CIMAC/por: Lydia Cacho /@lydiacachosi

CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

COLUMNA
Plan B by Lydia Cacho
Legal sexo de adultos con jóvenes
 
En Perú el Código Penal establecía que se castigaría con una pena de entre 25 y 30 años al adulto que tuviese relaciones sexuales con personas menores de 18 años, sin importar si había consentimiento o no de parte de la o el menor.
 
Ahora el Tribunal Constitucional peruano decretó que las personas de entre 14 y 18 años son legalmente “titulares del derecho a la libertad sexual, como parte del libre desarrollo de la personalidad”, despenalizando así el sexo entre adultos y mayores de 14 años.
 
Esta decisión despertó una discusión importante, porque las leyes creadas en nuestros países no parten de una noción de integralidad jurisprudencial cuyo eje es el bien superior de la niña, el niño o el adolescente, sino en general las leyes dependen de una serie de factores subjetivos, que van desde los impulsos moralizantes de grupos religiosos que niegan el derecho a tener una vida sexual sana y libre, hasta los de quienes defienden lo que se ha denominado como el libre desarrollo de la personalidad y la libertad sexual de niñas y jóvenes, y las voces de los propios pedófilos.
 
Las acotaciones en temas tan complejos son indispensables. La iniciación sexual en Perú comienza entre los 14 y 15 en la región andina y entre los 11 y 13 en la amazónica.
 
La mayoría de casos se da entre adolescentes, pero en la región amazónica, donde los usos y costumbres machistas aun permean, al igual que en regiones de México, las niñas de 11 y 12 años son robadas y forzadas a casarse con algún adulto que las ha elegido, con o sin consentimiento familiar.
 
Por otro lado está comprobado que la edad de mayor vulnerabilidad para la trata de personas, la explotación  sexual comercial, la pornografía y la prostitución forzada es entre los 13 y 18 años; justamente entre el final de la infancia y el comienzo de la pre-adultez, y son adultos quienes les inician.
 
Es la etapa de los ritos iniciáticos de la infancia hacia la madurez, cuando la juventud precisa de mayor apoyo y contención de personas adultas responsables de su bienestar. Aquí todo se complejiza, porque en el sano desarrollo de niñas, niños y adolescentes están involucradas las familias y la sociedad.
 
Pero el Estado es quien debe proteger los derechos de las personas y defenderles ante la vulnerabilidad que se incrementa por su edad o por determinadas condiciones (pobreza, abandono, violencia doméstica, discapacidades, etcétera.).
 
Si un niño de 13 años experimenta sexualmente con una niña de su edad, son las familias de ambos las responsables de hacerles saber las implicaciones de una vida sexual activa, desde la prevención del embarazo y las ITS, hasta lo que significa el intercambio emocional, físico y psíquico de un encuentro erótico.
 
La educación sobre el amor y el sexo ha sido ignorada y minusvalorada en el mundo entero. La mayoría de familias prefieren desconocer el hecho de que si no les hablan a sus adolescentes sobre las relaciones amorosas y eróticas alguien más lo hará, y ese alguien, según las estadísticas, en uno de cada 5 casos será un abusador, ya sea joven o adulto.
 
Vale la pena retomar el debate comprendiendo que el libre desarrollo de la personalidad, como derecho, es el reconocimiento que hace el Estado de la facultad natural de toda persona a ser individualmente como quiera, sin coacción, ni controles injustificados o impedimentos por parte de terceros.
 
La realización de las metas personales fijadas autónomamente de acuerdo con su temperamento y carácter.
 
Las decisiones jurídicas deben ir acompañadas de conocimientos sobre desarrollo socio y psicosexual, porque es entre los 13 y los 18 años cuando la personalidad aún está en construcción y los cambios biológicos y psicoemocionales forman parte de un estado transicional; la personalidad se pone a prueba imitando a la adultez.
 
Es absurdo encarcelar a jóvenes que tienen sexo consensuado con jóvenes, pero con las estadísticas de violencia sexual contra menores de 18 años resulta indispensable hacer una ley integral que incluya prevención, igualdad, educación y penalización de la violencia.
 
Los jueces de Perú que despenalizaron el sexo entre adultos y menores de 18 años no especificaron si los adultos son en realidad preadultos  (18 a 24 años) y eso deja abiertas las puertas a los pedófilos.
 
Debieron defender el derecho a la exploración sexual entre jóvenes con las debidas acotaciones, pero prefirieron generalizar y aumentar la vulnerabilidad con vacíos legales. Los enredos de la ignorancia.
 
www.lydiacacho.net
 
*Plan B es una columna publicada lunes y jueves en CIMAC, Canal Matrix HD, El Universal y varios diarios de México. Su nombre se inspira en la creencia de que siempre hay otra manera de ver las cosas y otros temas que muy probablemente el discurso tradicional, o el Plan A, no cubrirá.

PLAN B: La voz de los pedófilos

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/CIMAC/por: Lydia Cacho/ @lydiacachosi

CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

COLUMNA
PLAN B by Lydia Cacho
La voz de los pedófilos

Hace unos días la Agencia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), de Estados Unidos, anunció la captura de 245 pederastas que formaban parte de una red internacional que compartía pornografía infantil.

Lo interesante de la Operación Girasol, es que no solamente arrestaron a hombres de Dinamarca, EU, México y otros países, sino que identificaron a las víctimas. Desde mi punto de vista el rescate de las víctimas es el tema central de esta noticia.

El salvamento de 123 niñas y niños que fueron abusados desde los 2 años de edad hasta los 16, permitirá a las ciberpolicías comprender mejor el fenómeno y documentar los pasos desde que una víctima desaparece hasta que es rescatada.

Detrás de la tragedia hay buenas noticias, porque apenas hace siete años cuando publiqué el libro “Los demonios del edén”, las ciberpolicías no pensaban en el rescate de las víctimas, se concentraban en la detención de quienes poseían y compartían pornografía infantil y no necesariamente encontraban a los productores.

Lo más importante de los procedimientos anti-pornografía infantil recientes es que se han transformado en operativos integrales centrados en las víctimas.

La pornografía infantil es en un 60 por ciento de los casos una de las modalidades del delito de trata de personas, y es así como debemos aprender a entenderla, porque aunque comienza con un hombre o mujer que abusa de forma privada de niñas y niños que pueden ser sus familiares, estudiantes o vecinos, una vez que se interconecta con otros abusadores en ciertas provincias comienzan a explotar a sus víctimas intercambiándolas con otros pedófilos.

Esto nos ha permitido comprender nuevos aspectos de la pedofilia, como que hay muchas más personas a nivel mundial que tienen filias sexuales específicamente con niñas y niños menores de 14 años de las que se calcularon jamás.

El ciberespacio en ese sentido nos ha permitido descubrir los verdaderos alcances de la pedofilia, pero también nos permite comprobar que cada vez más hombres que no se consideran a sí mismo pedófilos y que mantienen relaciones eróticas consideradas sanas con personas adultas, incursionan en el mundo del abuso sexual infantil como parte de una experimentación que poco a poco normaliza el sexo de adultos con menores.

El ciberespacio permite a los millones de abusadores de niñas y niños demostrar que en la medida en que son miles quienes lo hacen y justifican, se normaliza el abuso sexual, con lo cual se debilitan sistemáticamente los filtros morales que muchas personas tenían y que se van fracturando al explorar aquello que vieron en videos pornográficos, desde la violación, hasta el sexo con menores de edad, el cual justifican argumentando que las adolescentes de 13 años ya tienen sexo con otros niños.

Lo cierto es que mis investigaciones de pedófilos y las entrevistas que he podido hacer con sus víctimas a lo largo de 10 años demuestran que hay una conversión paulatina de los abusadores de niñas y niños, y que cada vez más hombres descubren la pedofilia como una experiencia excitante que les permite romper con ciertos convencionalismos sociales. No lo ven como un delito grave.

Los pedófilos han cambiado sus estrategias en la medida en que las ciberpolicías les pisan los talones. La mayoría de las redes están encriptadas y sólo se puede entrar por hacking o invitación, entre ellos se localizan por claves y a través de mensajes en las redes sociales.

Hay que tomar en cuenta que la fotografía digital que permite bajar las imágenes en el hogar sin intermediarios ha potenciado el poder de los pederastas sobre sus víctimas; ya que al sacar los videos y las fotografías instantáneamente las muestran a sus víctimas, y les amenazan con hacerlas públicas si cuentan lo que les sucedió. Yo he entrevistado a medio centenar de menores de 11 años que así lo vivieron.

Varias cosas son importantes: detectar dónde se tomaron esas imágenes y encontrar a esas niñas y niños para rescatarles y protegerles con atención especializada.

También resulta vital descubrir, a través de procesos terapéuticos dentro de las prisiones, cómo y cuándo comenzaron estos sujetos a abusar de menores de edad, y las técnicas específicas que utilizaron para encontrar a los otros pedófilos del mundo con quienes compartieron imágenes e historias personales.

Necesitamos admitir la existencia de nuevos fenómenos y crear estrategias para desarticularlos conociendo a quienes perpetúan los delitos. Hacer un mapa integral de la nueva realidad y enfrentarla juntos es la única salida.

www.lydiacacho.net

*Plan B es una columna publicada lunes y jueves en CIMAC, Canal Matrix HD, El Universal y varios diarios de México. Su nombre se inspira en la creencia de que siempre hay otra manera de ver las cosas y otros temas que muy probablemente el discurso tradicional, o el Plan A, no cubrirá.

Plan B:El rey de la cocaína

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/CIMAC/por:Lydia Cacho

CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

COLUMNA
Plan B by Lydia Cacho
El rey de la cocaína

Antes del Chapo Guzmán, antes de Pablo Escobar y de los cárteles conocidos, Latinoamérica parió al padre de la narco-política latina.

El boliviano Roberto Suárez Gómez era un multimillonario heredero del emporio de exportadores de caucho que no encaja en el perfil del narco que conocemos hoy en día.

Lo que le llevó a convertirse en el monopolizador y exportador de más de dos toneladas diarias de cocaína pura hacia Estados Unidos fue su obsesión por dominar el mercado mundial y su fascinación al descubrir que podría controlar a jueces, gobernadores y presidentes de diversos países. Fue tal el poder de Suárez que quiso pagar la deuda externa de Bolivia con narcodinero.

Su viuda Ayda Levy publicó a fines de 2012 el libro biográfico titulado “El rey de la cocaína, mi vida con Roberto Suarez Gómez y el nacimiento del primer narco-Estado”, editado en la serie Debate por Random House.

Es una lectura indispensable no solamente porque está bien narrado, sino porque a pesar de que la propia autora, hija de una familia privilegiada y educada de Cochabamba, Bolivia, lleva a cabo un reiterativo intento por limpiar el nombre de su familia, en cada página descubrimos la doble moral de ella, de sus hijos, del propio Suarez y de personajes de la política internacional.

Ayda a sus 78 años tiene una lucidez y memoria extraordinarias. Tanto ella como sus hijos y Suárez guardaron libros contables, datos, cifras, videos, fotografías y un sinfín de evidencia.

Con ello revela fechas precisas de los encuentros de “el rey de la coca” con sus socios y contactos. Narra detalladamente el plan urdido por su esposo y colegas, todo con nombres reales, para financiar un golpe de Estado en Bolivia con el cual impusieron al general Luis García Meza, el primer narco-presidente de la historia latinoamericana.

La autora dejó fríos a sus editores mexicanos cuando les aseguró tener pruebas de hechos tan delicados como el convenio entre Suárez y Pablo Escobar con Fidel Castro, para entregarle al dictador cubano un millón de dólares diarios para que los cargamentos de cocaína pasaran por Cuba y para que el Estado cubano pusiera los servicios de inteligencia y la protección del espacio aéreo y marítimo al servicio del cártel de Medellín, encabezado por Pablo Escobar, pero cuyo socio líder y proveedor  de materia prima era Suárez.

La droga entraba directamente a Florida. Las revelaciones de la viuda de Suárez son vitales para entender la narco-política y la narco-economía, pero también para evidenciar la hipocresía de la guerra mundial contra el narcotráfico.

Nadie hasta ahora había revelado con tal honestidad el haber atestiguado, de primera mano, los convenios entre los narcotraficantes y el gobierno norteamericano a través de la CIA y Oliver North, el famoso y corrupto militar del caso Irán-Contras.

La autora dibuja la paulatina normalización de las actividades criminales de una familia de empresarios metida a la narco-política internacional y la compra de la justicia local e internacional, de policías y militares, así como la inversión directa en campañas.

El banquero del Vaticano lavando dinero; los presidentes de Bolivia, Costa Rica, Panamá, Cuba y Colombia aparecen en las revelaciones que mapean con claridad cómo llegamos hasta esta esquizofrénica “guerra” contra el narcotráfico, y el perverso papel que el gobierno norteamericano jugó para fomentar las adicciones en su territorio.

El libro es valioso porque, a pesar de la amoralidad de sus personajes, la señora Levy logra desmitificar a las mujeres del narco.

Aquí no hay lugares comunes, sino complejas relaciones emocionales impregnadas de goce del estatus, del poder y la impunidad avasallantes de quienes generan violencia y se niegan a reconocerla argumentando que hacían sólo política y negocios o, como decía Suárez, que vendían cocaína por patriotismo, para mejorar la economía nacional. No por nada “el rey” se convirtió en personaje del filme “Scarface”.

Hay que leer este libro. Aunque Levy deja una deuda a sus lectores mexicanos porque en la versión original estaban los datos precisos de cómo Suárez llegó a Cozumel, Quintana Roo, para negociar el paso de las drogas por ese estado en tiempos del gobernador Pedro Joaquín Coldwell.

Aunque deja clara la creación de la ruta, es una lástima que no haya dado los nombres de las personas con las cuales se reunieron Suárez y Escobar en Quintana Roo. Nos deja pensando que no temen a los americanos, ni a los militares cubanos pero sí al actual gobierno del PRI. La historia, como sea, se seguirá escribiendo para entender mejor la realidad.

www.lydiacacho.net

*Plan B es una columna publicada lunes y jueves en CIMAC, Canal Matrix HD, El Universal y varios diarios de México. Su nombre se inspira en la creencia de que siempre hay otra manera de ver las cosas y otros temas que muy probablemente el discurso tradicional, o el Plan A, no cubrirá.

Plan B: Juegos decembrinos

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/CIMAC/por: Lydia Cacho /@lydiacachosi

CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

COLUMNA
Plan B by Lydia Cacho
Juegos decembrinos

Luego de meditarlo con toda seriedad, he llegado a la conclusión de que vale la pena plantear un mínimo reglamento para que las fiestas decembrinas en realidad sean divertidas.

Para ello he decidido presentar algunas propuestas para compartir con la familia y las amistades; usted dirá si se suma a esta noble causa para democratizar las vacaciones.

Multa: Cada vez que alguna persona invitada a las cenas, brindis o pachangas mencione las palabras Peñanieto, Guerracontralasdrogas, Elchapoguzmánandaporaquí, Elprinosrobólaselecciones, Elbaesterestácomooperada, o Enestepaísnohaydemocracia, deberá poner un billete de 50 pesos en una caja controlada por la señora o el señor de la casa.

Las multas serán efectivas a lo largo de todas las vacaciones y durante las comidas, cenas y recalentados. El dinero reunido será donado hasta después del 6 de enero (porque la regla también aplica para la merienda de rosca de reyes) a alguna asociación civil de su localidad que trabaje para mejorar al país y sus habitantes, incluyendo la protección de personas o animales.

Diga no al güeycot. Güeycot: dícese de la acción llevada a cabo por un individuo que se hace güey durante las vacaciones y deja todo el trabajo en manos de una o varias mujeres de la familia, boicoteando así las vacaciones de quienes sólo trabajan, acaban agotadas y no disfrutan las fiestas.

La resistencia civil al güeycoteo es vital para llevar a cabo unas fiestas en las que todas las personas disfrutan y todas colaboran repartiendo el trabajo desde que se sirve el primer tequila y se pone la mesa, hasta que se lava el último cubierto o se reacomoda al burro del nacimiento.

Propóngase unas fiestas sin güeycoteadores o güeycoteo. Asigne tareas desde temprano para fomentar unas vacaciones o fiestas democráticamente divertidas.

Cápsula del tiempo. Antes de que la concurrencia haya brindado de más para recordar cómo sostener un bolígrafo, o que la banda joven pierda interés en la compañía adulta, entregue papel y pluma a cada persona y pídales que escriban un breve mensaje de cómo se sienten ahora y cómo les gustaría ver a su país y a su familia en una década.

Siembre la cápsula del tiempo dentro de una botella en un jardín, o en una maceta, y acuerde con las generaciones más jóvenes quién se hará responsable de rescatarla en una década.

Quemar la nave. Es una práctica de la casa que comenzó como un juego de psicomagia y con los años se convirtió en una divertida tradición.

Encienda una fogata (si tiene jardín o está en un lugar al aire libre), una chimenea, un fuego controlado en una olla de barro o en un asador.

Entregue un papel y un lápiz o bolígrafo a cada persona y pídales que escriban algo que estén dispuestas a desechar para el año venidero; puede ser un aspecto de la personalidad que nos detiene, algún resentimiento que nos desgasta, algún miedo del cual ya se quiere prescindir, o los resquicios del triste recuerdo de una o un gandul que estuvo en nuestras vidas.

Tírelo al fuego y brinde por la liberación. Como no es religión no se trata de creer sino de atreverse y divertirse, que para eso son las vacaciones.

*Plan B es una columna publicada lunes y jueves en CIMAC, Canal Matrix HD,  El Universal y varios diarios de México. Su nombre se inspira en la creencia de que siempre hay otra manera de ver las cosas y otros temas que muy probablemente el discurso tradicional, o el Plan A, no cubrirá.

Plan B: Armarse para defenderse

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/CIMAC/por: Lydia Cacho/ @lydiacachosi

CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

COLUMNA
Plan B by Lydia Cacho
Armarse para defenderse
 
Según el reporte anual de productores norteamericanos de armas (ATF), sólo en 2010 se fabricaron 5 millones 391 mil 311 armas de fuego en ese país.
 
Cada vez que sucede una masacre estudiantil en Estados Unidos las familias quedan devastadas, los gobernantes en turno hacen declaraciones sobre la gravedad de la violencia e insisten en el hecho de que un “joven desquiciado” o “alguien poseído por el mal” cometió un crimen atroz.
 
Acto seguido se activa el debate civil sobre el control de armas. Pero la declaración del presidente Barack Obama usando eufemismos para evitar la confrontación sobre la prohibición de armas nos hace dudar. Y ¿qué hay detrás de la compraventa de armas en Estados Unidos?
 
Aun cuando algunos medios y muchas personas reiteran que la Asociación Nacional del Rifle y Armas de Fuego (NRA) invierte fuertes sumas de dinero en las campañas para silenciar el debate, la académica Laura Longbein asegura que la inversión principal no va a las campañas sino a los grupos de cabilderos que negocian con congresistas el voto contra la prohibición o el voto nulo para paralizar el debate legislativo. Otras especialistas insisten en que la prohibición será imposible.
 
Y es que aunque el 47 por ciento de las y los propietarios de armas son republicanos, es decir conservadores que en general defienden la posesión de armas, el 23 por ciento son demócratas (progresistas que comúnmente se oponen).
 
Sabemos que la sociedad norteamericana ha consolidado un vínculo casi indisoluble entre la violencia y el patriotismo; todo ello impregnado de un discurso que valida sistemáticamente el uso de la fuerza en la falsa negociación de conflictos propios y ajenos.
 
Quienes defienden la posesión de armas en el país vecino argumentan que las armas no matan gente, son las personas quienes usan las armas para matar gente.
 
Para sustentar el derecho de portación, la sociedad norteamericana cita la segunda enmienda constitucional de 1791; en ella se legaliza el derecho a tener armas para defenderse.
 
En 2008 y 2010 la Suprema Corte ratificó ese derecho para la defensa personal y del hogar, pero aclarando la prohibición a los deficientes mentales y aquellos con antecedentes penales y prohibiendo la posesión en escuelas y edificios públicos.
 
Aquí no podemos olvidar que los argumentos que originan la segunda enmienda incluían repeler una invasión enemiga, facilitar el derecho natural a la defensa personal y colaborar en el reforzamiento de la ley. La noción colectiva de la autodefensa y el reforzamiento de la ley están basados en la desconfianza.
 
La principal revista especializada en la industria armamentista Shooting Magazine publicó en julio pasado un esclarecedor artículo de Russ Thurman.
 
El texto dice “La industria (de armas) ha entrado en su época de oro, el renacimiento de la posesión de armas de fuego ha salido de un segmento especializado (…), los norteamericanos han descubierto que poseer armas es bueno y ahora hay una aceptación masiva de posesión de armas de fuego”.
 
El autor asegura que temerosos de que Obama prohíba las armas, los norteamericanos las han comprado para asegurar su derecho a la autodefensa.
 
Y asegura que “la televisión ha jugado un rol importante para que la gente sepa que las armas pueden usarse para algo más que la cacería de animales (…); otro factor es la admiración que les tenemos a los militares que están sirviendo a la patria en Irak y Afganistán; ellos llevan armas de fuego, el respeto y admiración por ellos ha logrado que en el imaginario colectivo llevar un arma sea algo bueno”.
 
Este es, desde mi punto de vista, el tema central del debate: la sociedad norteamericana, en términos generales, sigue pensando que el enemigo vive en casa y le rodea constantemente, que nadie en realidad puede defenderle y que sólo poseer un arma puede proteger a su familia y sus propiedades.
 
Considerarse el policía del mundo ha incapacitado a Estados Unidos como país, para mirar, entender y resolver sus propios conflictos internos.
 
Será casi imposible para los políticos usar el caso de Connecticut para controlar las armas, porque no estarán luchando sólo, como muchos creen, contra la NRA y la inmensa industria armamentista, sino contra los valores culturales de una nación que se unifica en un fervor nacionalista y guerrero, que reacciona con más violencia y venganza cada vez que sufre un acto violento.
 
Un país consolidado sobre las bases del miedo a la alteridad, donde quienes creen en la negociación de conflictos y la integración social son la minoría.
 
*Plan B  es una columna publicada lunes y jueves en CIMAC, Canal Matrix HD, El Universal y varios diarios de México. Su nombre se inspira en la creencia de que siempre hay otra manera de ver las cosas y otros temas que muy probablemente el discurso tradicional, o el Plan A, no cubrirá.

Plan B: Contra la represión: evidencia

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/CIMAC/Por: Lydia Cacho /@lydiacachosi

CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

COLUMNA
Plan B by Lydia Cacho
Contra la represión: evidencia

Mientras veo los videos de la manifestación del 1 de diciembre (1D), día en que el PRI volvió, me pregunto cuánta gente entenderá que este es sólo el principio de una larga carrera para normalizar el disenso y crear contrapesos sociales ante un partido que ha institucionalizado el aval de la corrupción e impunidad para sus miembros.

Generalizar sobre cómo se comportaron quienes se manifestaron el 1D sería equivocarnos. Está claro que una gran mayoría de hombres y mujeres se manifestaron apasionadamente en paz, gritaban lemas y consignas contra el PRI y su presidente ungido y leyeron el comunicado del movimiento #YoSoy132.

Luego de ver 16 videos podemos asegurar que encontramos a 6 o 7 por ciento de manifestantes, casi todos hombres jóvenes con los rostros cubiertos y portando visores para evitar el daño del gas lacrimógeno (que denota experiencia en mítines de este tipo), quienes lanzaron bombas de gasolina hechas en casa.

Otros más ingenuos cargaban palos que blandían frente a las vallas blindadas y los acorazados policías. De entre los miles de manifestantes, un grupo de entre 10 a 12 personas, también con los rostros cubiertos, vandalizó comercios y autos. Podríamos decir que la manifestación se divide en tres grupos.

El primer grupo sería la mayoría de personas que libremente demuestran estar en contra de un régimen y de quienes pretenden gobernarles. La historia les da la razón, el PRI llevó al país al precipicio de la inmoralidad política, justificó todo tipo de crímenes y ha protegido a políticos delincuentes.

La evidencia a este respecto abunda, y sin decoro muchos de los más corruptos priistas tienen desde el 1D más poder ahora que vuelven a Los Pinos y al Congreso de la Unión.

Lo que las y los manifestantes están diciendo es claro: aunque los políticos sean los mismos, la ciudadanía es más fuerte, más rebelde y menos dócil que antes. Eso hay que celebrarlo.

El segundo grupo lo constituye la minoría de jóvenes que han acumulado tanta ira ante la reiterada violencia doméstica, social y de Estado que, combinada con el mal manejo de sus emociones, sus frustraciones personales, creencias políticas y sentimientos de impotencia ante hechos que consideran imposibles de cambiar, eligieron ir preparados para atacar, a sabiendas de que lo único que lograrían sería desahogarse personalmente y dar argumentos gráficos para un embate represor que generaría caos y una gran dosis de violencia policiaca.

Los policías armados con escudos, pistolas de balas de goma, gas lacrimógeno y toletes que pueden partir huesos, impulsados por su propia adrenalina e ira, atacaron a manifestantes sin importar quién agredía y quién no.

Entre las y los manifestantes se encontraban infiltrados policías vestidos de civil, una técnica tradicionalmente utilizada por los regímenes dictatoriales para colaborar en el choque y permitir a la autoridad tener testigos oficiales.

El tercer grupo, el más pequeño según la propia video-evidencia de las autoridades y de la ciudadanía, lo conforman quienes vandalizaron negocios y que claramente cometieron delitos inexcusables.

Algunos, según ha declarado el Gobierno del Distrito Federal, recibieron pagos para provocar el caos. Habrán de demostrarlo y transparentar los hechos. Afortunadamente 56 de las 69 personas detenidas fueron liberadas gracias a videos que demuestran su inocencia o a falta de pruebas oficiales.

Conocemos los hábitos de muchos medios para justificar todo acto de violencia de Estado por absurdo e injusto que sea, porque su papel es servir como megáfonos de la retórica gubernamental que paga por crear un discurso social que le conviene.

Así envía un claro mensaje: someterse o aliarse al poder es bueno, rebelarse y promover el disenso es un acto pro-terrorista. Felipe Calderón jugó un papel muy importante en fortalecer esa unificación de criterios mediáticos, muy similar a la que dispuso en su momento Luis Echeverría.

Tenemos que recordar que las prioridades y preocupaciones de los periodistas de las élites no representan las de la sociedad en general. Para restar poder al discurso reduccionista de esas élites es preciso promover nuevos discursos no violentos, rebelarse con indignación estratégica.

Transformar este ejemplar hecho de represión, en que colaboraron infiltrados del PRI con las policías federal y capitalina, en una oportunidad para crear estrategias que nos permitan seguir fortaleciendo el contrapeso que resultará indispensable en el sexenio, para que la violencia y la sumisión no ganen la batalla, que a fin de cuentas es lo que desean quienes se consideran amos y señores de México, y quienes llevan sus propias agendas de destrucción de consenso a las demostraciones.

*Plan B es una columna publicada lunes y jueves en CIMAC, Canal Matrix HD, El Universal y varios diarios de México. Su nombre se inspira en la creencia de que siempre hay otra manera de ver las cosas y otros temas que muy probablemente el discurso tradicional, o el Plan A, no cubrirá.

Plan B: Pederastas y el “nuevo” PRI

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/CIMAC/Por: Lydia Cacho /@Lydiacachosi

Plan B by Lydia Cacho
Pederastas y el “nuevo” PRI
 
Lo que muchos habían vaticinado comenzó a suceder en México desde unos días antes de que tomara protesta Enrique Peña.
 
Las viejas prácticas de quienes cometieron delitos al lado de algún connotado priista resurgen con la esperanza de revertir la ley gracias al influyentismo.
 
Así el pederasta confeso, Jean Succar Kuri, promoverá en diciembre lo que sus abogados denominaron “el amparo de su vida”, e intentarán rebatir la sentencia fijada por un Tribunal Unitario que lo condenó a purgar 112 años de cárcel por el delito de pornografía infantil y trata de menores de edad.
 
Fernando Lechuga Colín, abogado defensor de Succar declaró hace unos días que “es el amparo de su vida, una sentencia de 112 años es una vida”.
 
Mientras tanto Jerry, uno de los hijos de Succar que vive en Cancún en las Villas Solymar –donde se cometieron los delitos contra niñas y niños–, estuvo con algunos amigos de la infancia a quienes confió que ahora sí con el cambio de gobierno los amigos de su padre lo van a ayudar como prometieron cuando Kamel Nacif, socio del sentenciado, pidió ayuda al gobernador Mario Marín para utilizar medios ilícitos cuya finalidad era liberar al hombre acusado por sus víctimas de producir pornografía infantil y explotarlas sexualmente. Además de castigar a quienes le denunciaron.
 
El litigante rechazó ante los medios que Succar Kuri haya esperado a promover el amparo directo al darse el cambio de gobierno, aprovechando el poder de políticos con quienes se le ligó en el pasado como copartícipes y testigos de la red de pornografía y explotación infantil que operaba desde Cancún.
 
En Cancún, el juez Alfonso Gabriel García Lanz había sentenciado en 2011 a Succar a 13 años de cárcel por violar menores y hacer pornografía infantil. Sin embargo los abogados del acusado, confiados en liberarlo apelaron la sentencia, al igual que lo hicieran los abogados de las niñas por considerarla ridícula.
 
El caso recayó entonces en el magistrado José Ángel Mattar Oliva, quien impuso una pena de 16 años de cárcel por cada una de las siete menores de edad que Succar Kuri filmó desnudas, a las cuales exhibió en Inglaterra incurriendo en el delito de producir, poseer y transmitir pornografía infantil.
 
De acuerdo con las leyes mexicanas, ningún preso puede pasar en la cárcel más de 60 años, por ello la pena de Succar Kuri se reducirá casi a la mitad, lo que significa, por su edad, que moriría en la prisión de alta seguridad de Toluca.
 
Además, el juez Mattar Oliva condenó al empresario de origen libanés a pagar casi 2.5 millones de pesos por reparación del daño (350 mil pesos a cada una de las siete víctimas que siguieron en el juicio), un paso histórico en beneficio de las víctimas de abuso sexual en México.
 
El juez lo decidió luego de ver los videos en que Succar Kuri se filmaba al lado de su esposa abusando de niñas menores de 10 años. La reparación del daño, que no ha sido cubierta en absoluto, sería utilizada para pagar terapias y educación de las y los sobrevivientes de los delitos.
 
A pesar de la sentencia que ya fue apelada por Succar y denegada por el Tribunal este año, las propiedades frente al mar en Cancún no han sido embargadas para cumplir con el mandato de reparación del daño.
 
Jean Succar Kuri, alias “El Johny”, fue detenido el 5 de febrero de 2004 en Arizona, Estados Unidos, en cumplimiento de una orden de detención con fines de extradición librada por Andrew J. Wistrich, magistrado de la Corte Federal del Distrito Central. El 15 de julio de 2006 fue extraditado a México y sentenciado en 2011.
 
Los abogados de las víctimas aseguran que sería muy difícil para los defensores del acusado lograr disminuir la pena y que el inculpado pueda cumplir la sentencia en sus villas frente al mar, como ha pretendido en los últimos años.
 
Además Succar Kuri tiene pendientes cuatro procesos en el fuero común de Cancún por los delitos de violación equiparada y corrupción de otras menores.
 
Lo cierto es que desde ya comienzan las pruebas de fuego para los altos mandos del “nuevo” PRI, algunos de ellos acostumbrados a intervenir políticamente para corromper procesos judiciales.
 
www.lydiacacho.net
 

*Plan B es una columna publicada lunes y jueves en CIMAC, Canal Matrix HD, El Universal y varios diarios de México. Su nombre se inspira en la creencia de que siempre hay otra manera de ver las cosas y otros temas que muy probablemente el discurso tradicional, o el Plan A, no cubrirá.

Plan B: El legado de Calderón

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/por: Lydia Cacho/ @lydiacachosi

Plan B by Lydia Cacho
El legado de Calderón

Felipe Calderón ha sido para México lo que un hombre agresor es para su propia familia. Como un macho cuya inseguridad lo permea todo, tomó el mando de la casa en un ambiente de incertidumbre y temor, anteponiendo la imposición de ideas al diálogo.
 
Una vez en el poder se apertrechó tras los tanques y las armas mortales, justificó todas las formas de violencia para demostrar quién manda en este hogar que es México.
 
Prometió transparencia y fomentó la opacidad, alegó la defensa de la justicia penal e implantó un régimen de militarización; juró transformar al sistema educativo y fortaleció pervertidas alianzas con la mafia sindical educativa.
 
En campaña se enfrentó a Ulises Ruiz y a Mario Marín; frente a cámaras juró que la justicia les perseguiría por corruptos y por proteger a mafias de tratantes de niñas. Una vez en el poder selló con ellos alianzas de impunidad.
 
Prometió combatir el feminicidio y no hizo sino dar palmadas en la espalda a los gobernadores que se negaron a detener la creciente oleada de violencia mortal contra niñas y mujeres. Como en los casos emblemáticos del Estado de México y Chihuahua.
 
Convirtió a la Secretaría de Gobernación en una oficina que escudó sin equilibrios toda violación a los Derechos Humanos. El panista que otrora marchara en las calles de México contra la impunidad, fue artífice del debilitamiento del Estado, entregó todo el poder a Genaro García Luna, cuyo espíritu como protagonista de la violencia de Estado le llevó a convertir la labor de la Policía Federal en un “reality show”.
 
Por un lado propugnó por la reforma de justicia penal y por otro justificó montajes como el de Florence Cassez, y avaló el fortalecimiento de un sistema de sentencias mediáticas que no jurídicas
 
Prometió transformar las leyes para proteger a las y los migrantes, sin embargo su puño de acero militarizado se contrapuso a la suave letra de la ley.
 
Cada año ingresan a México 400 mil migrantes que buscan llegar a Estados Unidos y Canadá; 600 son secuestrados cada mes y el 30 por ciento son mujeres; más de la mitad son violadas al cruzar la frontera. La engañosa ley calderonista les prometió visas de tránsito, pero los requerimientos la imposibilitan.
 
Las farsas siguen: mientras el Comité contra la Tortura de Naciones Unidas manifestó preocupación por la desaparición y asesinatos de activistas y mujeres en México, y urgió a las autoridades a no dejar impune el femicidio y la tortura sexual cometida en Atenco en 2006, Calderón dio cifras alegres ante la comunidad internacional.
 
Llevó la guerra a las calles del país y dejó impunes a los verdaderos líderes de las mafias mexicanas, que están sentados en curules, en el Senado, en gubernaturas y alcaldías.
 
En lugar de la inteligencia empleó la violencia, se irritó con los jueces que acusó de corruptos mientras él avalaba detenciones ilegítimas. Levantó la voz contra la impunidad, pero con su guerra impuso un sistema de ilegalidad.
 
Miró hacia otro lado cuando algunos soldados comenzaron a ver las cárceles llenas y decidieron implementar una discreta limpieza social en ciertas regiones. Ignoró la preocupación del bando ético de la Sedena y la Marina, que pedían recapitular la estrategia de una guerra sangrienta cuyo nombre fue negado mil veces.
 
Calderón no desarrolló liderazgo alguno con los gobernadores priístas, sólo les entregó el país a pedazos. Impuso la guerra y no la paz, castigó a los medios críticos, compró voluntades que debilitaron el incipiente Estado de Derecho.
 
Calderón es un hombre guerrero que se inspiró en la muerte y la venganza para defender su vida y su honor; no protegió la vida, porque para ello precisaría ser dueño de un espíritu pacifista.
 
Se le dijo mil veces que la paz no se logra sin justicia, que la violencia nunca es sucedáneo de legalidad y al negarse a escuchar impulsó el debilitamiento de las instituciones y fortaleció a las mafias que viven de dar muerte, cuyo sostén financiero quedó intocado.
 
Durante seis años demostró, involuntariamente, que la violencia nunca es el camino hacia la seguridad. Su liderazgo con rasgos esquizoides fomentó inestabilidad y discordia.
 
Como corolario de su sexenio y sin miramientos entregó el país a los operadores del narcoestado. Felipe Calderón Hinojosa deja tras de sí una estela de retroceso y dolor para México; es preciso reconocer su herencia porque ello nos permitirá desentrañar el daño causado y seguir adelante, a pesar del complejo escenario.
 
*Plan B es una columna publicada lunes y jueves en CIMAC, Canal Matrix HD, El Universal y varios diarios de México. Su nombre se inspira en la creencia de que siempre hay otra manera de ver las cosas y otros temas que muy probablemente el discurso tradicional, o el Plan A, no cubrirá.

Plan B:El neo-pacifismo y nosotras

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/por: Lydia Cacho/ @lydiacachosi

Plan B by Lydia Cacho
El neo-pacifismo y nosotras
 
Armando, de 14 años, me mira a los ojos y dice que su padre se dedica a vender jovencitas a otros taxistas en Cancún. No fue sino hasta que participó en una capacitación de prevención de trata de personas que le puso nombre a las actividades de su padre que tanto a él como a su madre le mantenían en la zozobra y el enojo.
 
Él ha decidido trabajar en su escuela como capacitador de prevención de trata, en especial con las chicas de secundaria. Su argumentación para asumir la campaña  “Yo no estoy en venta” es muy sencilla: descubrió que tiene herramientas para ayudar a otras personas vulnerables y que su enojo puede convertirse en gasolina para cambiar lo que a su parecer es una injusticia: la explotación sexual de jóvenes mexicanas.
 
Armando no es el único; hay millones de personas que cercanas a experiencias de violencias brutales se unen no solamente para denunciar aquello que saben es injusto, sino dan un paso más para transformar las conductas de su entorno y proteger a  otras personas.
 
Susana Trimarco se convirtió en una heroína nacional justo en el país que más prostíbulos tiene en el mundo: Argentina. En su país los tratantes de mujeres han convertido a la explotación sexual en una industria internacional. Marita Verón, hija de Susana, fue secuestrada por una red de tratantes en la provincia de Tucuman en 2002, ahora en enero de 2012 y luego de rescatar un sinfín de chicas esclavizadas en prostíbulos de su país, ha logrado abrir uno de los expedientes sobre trata mejor documentados de la historia argentina. Se define como una madre en busca de su hija, pero en realidad es una inspiración para miles de madres y padres que buscan a sus hijas que fueron vendidas a México y España. Como ella hay ejemplos en todo el mundo.
 
Luego de los recientes bombardeos del gobierno israelita en el territorio ocupado de Palestina, quienes han arrojado luz con mayor claridad a esta tragedia de odio racial y político fueron las mujeres de la organización internacional MADRE, palestinas e israelitas unidas contra la guerra y la violencia política. Aseguran que en enero habrá elecciones y el líder de derechas israelita Benjamin Netanyaju decidió asesinar al líder de Hamas corresponsable de las negociaciones de cese al fuego entre ambos países para ganar las elecciones. Este bombardeo como acción política ha destruido infraestructura esencial para las familias palestinas, y el apoyo norteamericano les arrebata los derechos básicos de acceso al agua potable y a servicios médicos. MADRE son miles de mujeres de diversos países que promueven la paz y la equidad; ellas no se someten a la agenda política que avala la violencia y la muerte como pasaporte político de una falsa seguridad nacional; sus acciones han educado a cientos de miles de niñas y mujeres que entienden que la paz se construye no desde la ausencia de guerra sino desde el reconocimiento de la injusticia y la opresión y la búsqueda de la tolerancia efectiva y afectiva y la construcción de la equidad.
 
Todo parece indicar que el mundo se divide en dos clases de personas. Las que creen que la violencia (física, guerrera, económica, psicológica y de Estado) es el medio ideal para controlar y ganar conflictos, y quienes saben que la humanidad tiene herramientas y posibilidades reales de construir una sociedad pacífica capaz de resolver los conflictos de una manera no tradicional; saliendo del ciclo de la ira y la venganza y fluyendo hacia el de la transformación de los valores de convivencia.
 
Hay una creciente corriente mundial de pro-pacifistas que no niegan el impulso violento de los seres humanos; pero han demostrado que este impulso puede ser transformado con educación que permita a las y los individuos asumir su responsabilidad y  activar sus  mecanismos intelectuales y emocionales para transformar el entorno a través de su propio comportamiento ejemplar.
 
Este neo-pacifismo no solamente se basa en los principios gandhianos de la no-violencia, sino en las nuevas corrientes educativas que proponen que la experiencia vital de las y los estudiantes no puede excluirse del proceso de aprendizaje. Urge darle a las y los jóvenes otro paradigma de poder, como hacen estas mujeres. Pues la realidad que les rodea y  los líderes políticos les  mandan un mensaje muy claro: la violencia y la muerte son el camino hacia el poder y la seguridad. La pregunta es ¿usted de qué lado está?
 
*Plan B es una columna publicada lunes y jueves en CIMAC, Canal Matrix HD, El Universal y varios diarios de México. Su nombre se inspira en la creencia de que siempre hay otra manera de ver las cosas y otros temas que muy probablemente el discurso tradicional, o el Plan A, no cubrirá.

Plan B: Dragón chino ataca a México

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/por: Lydia Cacho / @lydiacachosi

Plan B by Lydia Cacho
Dragón chino ataca a México
 
Hace apenas 23 días nuestro secretario de Economía, Bruno Ferrari, justificó la demanda de un procedimiento para instalar el panel de solución de controversias en contra de China en la Organización Mundial de Comercio (OMC), acusando al país asiático de otorgar subsidios indebidos en los sectores textil y del vestido.
 
Paralelamente Quintana Roo y el gobierno federal han dado luz verde a la apertura del proyecto Dragon Mart (del que hablé en mi columna pasada), y que podría causar un colapso de las pequeñas y medianas industrias, no sólo en el sureste mexicano sino en todo el país.
 
Mientras Ferrari asegura, con toda razón, que China ha ocasionado “una enorme afectación a los intereses de México” beneficiando a sus productores con exenciones o reducciones de impuestos; el otorgamiento de bienes y servicios, como tierra y electricidad, y materias primas como algodón y poliéster bajo términos preferenciales.
 
Dragon Mart anuncia en sus documentos oficiales (en manos de quien esto escribe), y autorizados por el gobierno de Quintana Roo, la importación masiva de productos textiles para todo México, Centro y Sudamérica.
 
El lunes pasado enlisté en este mismo espacio los productos que Dragon Mart, impulsado por la Secretaría de Comercio de China, traerá masivamente a México. Entre ellos se encuentran textiles, acero y productos de ferro-tlapalería.
 
Mientras la OMC acepta el procedimiento, la empresa china avanza a pasos de gigante en el sureste mexicano para construir su megaproyecto en un terreno de 192 hectáreas localizadas a 7 kilómetros del aeropuerto de Cancún.
 
A pesar de las denuncias formales ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) por parte de organizaciones serias como el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), y un millar de ciudadanas y ciudadanos de Quintana Roo, el terreno es desmontado para la construcción del dragón empresarial.
 
Bruno Ferrari ha demostrado que China brinda la transferencia directa de fondos en forma de donaciones y condonación de deudas (prácticas inequitativas en el mercado internacional).
 
Aseguró que “algunos de estos subsidios, al estar supeditados a resultados de exportación o a la utilización de productos nacionales en detrimento de los importados, están prohibidos bajo las reglas de la OMC”.
 
A pesar de que la Secretaría de Economía inició hace más de un mes el proceso para establecer el panel contra China, acompañado de la Cámara Nacional de la Industria Textil (Canaintex) y la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive), el gobernador de Quintana Roo no se ha pronunciado sobre la protección de la industria regional, sino solamente sobre las supuestas virtudes de la llegada de esta mega importadora oriental.
 
Aunque sin duda el tema medio ambiental es importante por los actos de corrupción en que se ha incurrido para cambio de uso de suelo y desmonte de selva media, me parece que es un error concentrar los esfuerzos de las organizaciones únicamente en la defensa ecológica; la defensa debe ser integral y multisectorial.
 
Sin duda el gobernador Borge puede, y debe, trabajar de la mano del secretario de Economía y las cámaras industriales para proteger la economía nacional, ya que el documento oficial presentado a la OMC asegura que “los subsidios otorgan una ventaja artificial a los productores de China, distorsionan los mercados internacionales y ocasionan un perjuicio grave a la industria mexicana”.
 
La pelota ahora está en la cancha del gobernador quintanarroense, veremos si entiende lo que se está jugando con Dragon Mart.
 
*Plan B es una columna publicada lunes y jueves en CIMAC, Canal Matrix HD, El Universal y varios diarios de México. Su nombre se inspira en la creencia de que siempre hay otra manera de ver las cosas y otros temas que muy probablemente el discurso tradicional, o el Plan A, no cubrirá.

Plan B: Mis fotos desnuda

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/por: Lydia Cacho /@Lydiacachosi

Plan B by Lydia Cacho
Mis fotos desnuda
 
Arturo de 15 años extraña a su novia Vero de 14. Manda un pin diciendo que la extraña mientras mira chicas topless en la playa. Le pide una foto.
 
Vero se toma una sin top. Le pide reciprocidad y él se fotografía desnudo. Los chicos se ríen y excitan con lo que consideran un acto consensual. “Si él me ve desnuda en persona –dice Vero–, ¿qué tiene de malo que me vea en su teléfono?”.
 
Millones de jóvenes se preguntan eso hasta que algo sucede con las fotos, cuyo intercambio es considerado un acto delictivo.
 
El “sexting” es el acto de enviar fotografías sexualmente explícitas vía teléfono móvil, y cuando esas imágenes son de menores de 18 años se considera pornografía infantil.
 
Las leyes contra este delito fueron creadas para detectar y detener a adultos pedófilos que, además de abusar de niñas y niños, comparten archivos con otros abusadores.
 
El problema es que la producción masiva de pornografía, tanto juvenil como adulta, que circula en el ciberespacio ha sido un factor de normalización de la pérdida de privacidad al llevar la vida sexual al espacio público.
 
La mayoría de personas, incluso adultas, creen que su teléfono o su correo electrónico, o su página de red social, están bajo su control y son una extensión de su vida privada.
 
Millones de personas ignoran la enorme vulnerabilidad de la comunicación celular y cibernética. Por un lado casi cualquiera con un mínimo de experiencia puede accesar a archivos de redes sociales, y por otro lado una vez que se termina la relación, miles de jóvenes en venganza hacen públicas las fotografías.
 
Hay incluso casos de extorsión de ex novios que amenazan con publicar fotos o videos explícitos si las jóvenes no aceptan volver con ellos. Otros simplemente descargan sus fotos telefónicas en Facebook sin filtrar los desnudos y causan serios problemas, desde depresión hasta el suicidio de adolescentes incapaces de manejar la humillación pública.
 
El fenómeno del “sexting” es muy complejo. De acuerdo con las nuevas leyes, niñas, niños y adolescentes pueden ser acusados de poseer pornografía infantil y cometer crímenes cibernéticos, de comunicarse con menores de edad con el propósito de un acto lascivo, o de enviar datos dañinos con fines de seducción.
 
A partir de que en México se aprobaron las leyes antipornografía infantil, en varios estados las autoridades intentaron perseguir penalmente a jóvenes de menos de 15 años por “sexting”, como sucede en Estados Unidos.
 
Lo cierto es que toda la sociedad está metida en un embrollo muy complejo. Por un lado resulta indispensable detener al creciente número de pederastas, considerando que México está entre los tres países de mayor producción de pornografía infantil en el mundo y el primero en producción de “sexting”.
 
Según la ONU, México ocupa el tercer lugar regional en trata de personas con fines sexuales, así como el primero en Latinoamérica en turismo sexual infantil. La promoción de la pornografía adolescente no es casualidad, sino una estrategia de normalización. Entre un juego de jóvenes ingenuas se entretejen las redes delictivas que las atrapan.
 
No cabe duda que enfrentamos un problema de grandes proporciones. La encuesta de la Asociación Alianza por la Seguridad en Internet (ASI) reveló que 90 por ciento de las personas que envían “sexting” autofotografiándose en poses eróticas son mujeres.
 
La senadora Luisa María Calderón, vice coordinadora de Política Social del Senado, pidió al Instituto Mexicano de la Juventud y a la SEP que implementen programas contra el “sexting”.
 
Si bien tiene razón, no podemos olvidar que la solución integral debe incluir que los padres y madres que entregan un celular a sus hijas e hijos sepan hablarles sobre el “sexting”, no amenazando con quitar el aparato (nunca funciona), sino educando sobre sexualidad, erotismo e intimidad.
 
La mayoría de personas que se autograban o fotografían en actos sexualmente explícitos, sin importar la edad, no entienden cabalmente que los medios electrónicos carecen de privacidad real. Ignoran también la voluntad de terceros para usar la sexualidad como elemento de extorsión y humillación pública en ausencia del vínculo afectivo.
 
El delito debe perseguirse pues es indispensable detener a los depredadores sexuales. Además no hay forma de que las ciberpolicías distingan cuando una foto es consensuada, incitación o producto de un abuso, por tanto el “sexting” es parte del delito de pornografía infantil.
 
No cabe duda de que lo más urgente es desarrollar un manual para padres y madres y un modelo educativo sobre intimidad y vida privada, porque castigar o negar la sexualidad entre jóvenes es hacerles más vulnerables.
 
www.lydiacacho.net
 
*Plan B es una columna publicada lunes y jueves en CIMAC, Canal Matrix HD, El Universal y varios diarios de México. Su nombre se inspira en la creencia de que siempre hay otra manera de ver las cosas y otros temas que muy probablemente el discurso tradicional, o el Plan A, no cubrirá.

Plan B :El PRI y la invasión china

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/por: Lydia Cacho/ @lydiacachosi

Plan B by Lydia Cacho
El PRI y la invasión china
 
Gracias a Félix González y a Roberto Borge, ex gobernador y actual mandatario de Quintana Roo, México se convertirá en un centro de distribución nacional de productos chinos que pondrán en jaque a las debilitadas empresas de nuestro país y de América Central.
 
Sin mirar dos veces el potencial daño que causará Dragon Mart, Felipe Calderón celebró la creación de este gigante chino y aprobó facilidades que no se dan a las empresas nacionales. El problema es mayúsculo.
 
Esta información se basa en los documentos originales firmados por el gobierno y la empresa Managment Dragon Mart Cancun S.A. de C.V.
 
Dragon Mart será desde 2013 una ciudad china que venderá los siguientes bienes de aquél país: muebles para el hogar y hotelería, equipamientos de cocinas (desde lavadoras hasta equipos de aire acondicionado), miles de artículos decorativos, todo tipo de productos electrónicos caseros e industriales, consumibles para la hotelería, productos textiles (telas, ropa, toallas y sábanas), accesorios para autos y motores, todos los productos de ferretería y tlapalería, materiales para la construcción, lámparas y materiales de iluminación, aparatos médicos, materiales y equipamiento para hospitales (desde jeringas hasta camas), maquinaria para la agricultura y productos de acero.
 
Todos los productos son fabricados en maquiladoras chinas, donde el promedio de pago por hora es de entre 3 y 5 pesos mexicanos. China es el mayor productor de productos libres de registro de propiedad intelectual por sus niveles de piratería tecnológica y copia de diseño.
 
Ello ha permitido que sean quienes fabrican artesanías mexicanas que han quebrado al mercado tradicional de Jalisco y Michoacán. Ahora van por todo el país.
 
Dragon Mart no es un concepto nuevo, ya desde los años 90 China asentó sus reales en países con zonas francas, como Nicaragua y México, donde reprodujeron los patrones de explotación laboral.
 
Sin embargo gracias a los avances en Derechos Humanos y laborales de varias naciones, incluida la nuestra, ya existen maquiladores honestos que siguen las reglas y exhiben a quienes las rompen.
 
El gobierno chino cambió su estrategia: ahora creó este centro de acopio en México que se convertirá en la sede de distribución de productos chinos más grande en el continente. El académico Cheng Yong Mia dijo que la acumulación de capital en China ha creado más explotación laboral impune en su país que cualquier sistema capitalista en el mundo.
 
Los gobiernos quintanarroense y federal firmaron acuerdo para facilitar la entrega de terrenos ejidales protegidos de baja densidad y su legalización expedita con cambio de uso de suelo.
 
La ciudad comercial tendrá mil 282 casas para familias chinas que manejarán las empresas, 3 mil 948 stands y tiendas de venta directa de productos dirigidos, según su documento, al mercado potencial de 10 millones de turistas que llegan a Cancún y la Riviera Maya cada año.
 
Los productos llegarán de China y serán distribuidos desde Quintana Roo (zona franca que paga menos impuestos) hacia sus bodegas de 30 mil metros cuadrados cada una, en Progreso, Yucatán, y San Luis Potosí para distribuir a todo México.
 
El acuerdo firmado estipula que tanto el gobierno federal como el de Quintana Roo harán publicidad gratuita de Dragon Mart para promover que las y los turistas acudan a su centro comercial con restaurantes de productos exclusivamente chinos, y tendrán camiones que conducirán a turistas y locales a hacer compras.
 
Los empresarios temen que Dragon Mart colapse a las Pymes locales que ya sufren el impacto de pérdidas por múltiples motivos.
 
Entre otras facilidades, Dragon Mart dará un periodo libre de renta a los expositores asiáticos y ha logrado permisos para exportar sus productos desde México hacia 20 países de Latinoamérica, Estados Unidos y Canadá.
 
Ellos podrán, por ejemplo, traer acero de china e India y venderlo por abajo del precio en que se vende el mexicano, ya que el Congreso de la Unión aprobó aplicar la tasa cero a la importación de acero.
 
Dragon Mart asegura que sus productos cumplirán con la NOM y no habrá dumping, pero por desgracia llegarán productos logrados con esclavitud, robo intelectual, así como subvaluación y triangulación de mercancías, puras prácticas desleales.
 
A fin de facilitar la importación, Dragon Mart se asoció con Costco logistics y Mexico ABC Commerce logistics para importar masivamente sus productos a menor precio.
 
Ya el empresariado mexicano ha expuesto el impacto que Dragon Mart tendrá para las industrias textil y acerera, entre otras. Todavía es tiempo de detenerlos; a saber si alguien se atreve.

www.lydiacacho.net
 
*Plan B es una columna publicada lunes y jueves en CIMAC, Canal Matrix HD, El Universal y varios diarios de México. Su nombre se inspira en la creencia de que siempre hay otra manera de ver las cosas y otros temas que muy probablemente el discurso tradicional, o el Plan A, no cubrirá.

Plan B: Facebook y el porno

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/por: Lydia Cacho /@lydiacachosi

Plan B by Lydia Cacho
Facebook y el porno
 
Fluyen libremente por el ciberespacio, son las páginas de pedófilos que además de abusar de miles de niños y niñas, hacen uso de sus páginas de Facebook (FB) para demostrar que además son tan valientes que narran a detalle sus actos criminales.
 
“Mira esta foto, la agarré a los cuatro años, tiernita y virgen”, dice Roberto, quien desde España sube a su FB fotografías de sí mismo penetrando a niñas pequeñitas. La página ha sido reportada a Facebook sin que nada suceda, la policía española no tiene incidencia real en la empresa, ni capacidad, dicen ellos, para detener a todos los sujetos que publicitan sus crímenes en páginas cuyos orígenes pueden ser detectados con la más simple tecnología.
 
Para investigarlo hace años, me uní a un grupo de hombres en la red cuyos conocimientos cibernéticos me enseñaron a detectar pedófilos en el ciberespacio, y promover causas judiciales en los países desde los cuales suben las imágenes.
 
Un hombre escribe al lado de las fotografías de una niña rubia: “Ella es una de mis mejores pequeñas lolitas, ahora tiene 10, pero comenzó el sexo desde los 2”.
 
Uno más responde: “Esta ahora tiene 17, pero comenzó a tener sexo a los 4 y es una verdadera zorra ninfomaníaca”. Los sujetos se anuncian como “Lolita lovers”, “Babyboylover”, “El Cazapequeñitas”, y otros sobrenombres.
 
En estos videos y fotografías se ve claramente el rostro de las víctimas. Una y otra vez hemos denunciado a las ciberpolicías de diversos países; se les envían los perfiles de los sujetos y la dirección IP.
 
Incluso localizamos a un profesor de Veracruz que en su Facebook enganchaba niños y lo tenía vinculado a su blog como profesor de educación física. La pornografía infantil es en la mayoría de los casos una de las modalidades del delito de trata de personas.
 
Fue gracias a los ciberactivistas de “Hombres contra la Prostitución y la Trata” (MENAPAT, por sus siglas en inglés), Marcelino Madrigal, Richard Lepoutre y Raymond Bechard, que aprendí a seguir a los ciberpederastas, para luego investigar qué ciberpolicías hacían el trabajo no sólo de persecución del delito (poseer y circular imágenes de pornografía infantil está penado por la ley en muchos países, incluido México), sino además que investigan dónde se encuentran esas niñas y niños abusados.
 
Hace un año denuncié este tema durante la entrega que me hiciera Michel Bachellet de un premio en Nueva York. Utilicé el foro para explicar el tema y exigir que Facebook respondiera.
 
Newsweek publicó los datos con la evidencia que presenté. Facebook pasó de negar mis dichos intentando amedrentarme con sus abogados neoyorkinos a pedirme dialogar, y al final, por las pruebas y argumentos que presenté a la revista norteamericana, FB dijo que “estaban trabajando en ello”. Mi perfil de FB, con el cual investigaba a estos sujetos, fue cerrado por “mal uso de la red social”.
 
Es importante decir que estar en Facebook es gratuito, pero la corporación es capaz de cotizar en la Bolsa de Valores gracias a los millones de personas que utilizan su producto.
 
Una fuente al interior de FB me dijo en Washington que nunca harían lo que yo exigí ante el Senado norteamericano en países que no tuvieran leyes severas para exigirlo. Estados Unidos es el país que más usuarios de FB tiene, le siguen Indonesia, Reino Unido, Turquía, India y México.
 
El único país en que la corporación “colabora” en la detección de rostros de niños registrados como desaparecidos es EU. No se trata de censurar, sino de hacer más segura la red y exigir que quienes se enriquecen con ella hagan inversiones éticas para proteger a la infancia.
 
En México hay ciberpolicías, pero no es suficiente, lo más urgente es lograr que FB y todas las corporaciones de redes sociales incluido Twitter, asuman su responsabilidad para:
 
1) Retener la información de los perfiles denunciados sin borrar la huella que lleva a las autoridades a detener al agresor.
 
2) Invertir los recursos necesarios para bloquear la pornografía infantil en sus redes.
 
3) Involucrarse en la creación de programas que capturen los rostros de niños y niñas abusadas en cada país en que tiene millones de usuarios.
 
4) Dejar de hostigar a las y los activistas que denuncian su desinterés en proteger a la infancia. Si usted quiere sumarse a los más de un millón de firmas para esta petición entre en http://www.causes.com/causes/580526-force-facebook-to-block-all-child-pornography/about .
 
www.lydiacacho.net
 
*Plan B es una columna publicada lunes y jueves en CIMAC, Canal Matrix HD, El Universal y varios diarios de México. Su nombre se inspira en la creencia de que siempre hay otra manera de ver las cosas y otros temas que muy probablemente el discurso tradicional, o el Plan A, no cubrirá.

Plan B: Emergencia a la mexicana

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/por: Lydia Cacho/ @Lydiacachosi

Plan B by Lydia Cacho
Emergencia a la mexicana
 
México es uno de los pocos países democráticos emergentes en que las organizaciones de la sociedad civil dedicadas a ayudar y proteger a miembros de su comunidad, se debilitan y cierran sus puertas ante la crisis.
 
Si bien es cierto que a nivel global las grandes organizaciones civiles defensoras de los Derechos Humanos enfrentan una crisis económica histórica, lo de México, como los frijoles, se cuece aparte.
 
Las Organizaciones de la Sociedad Civil  (OSC) asumen una tarea de defensa de ciertos grupos sociales (desde el cáncer, las personas con capacidades diferentes, hasta la erradicación de la violencia en todas sus expresiones), y con su trabajo profesional articulan nuevos modelos de protección y atención que, sin ellas, quedarían absolutamente desprotegidas.
 
Durante los 70 años de priismo, las organizaciones civiles precisaban de la venia de los gobernadores para operar y adquirir la deducibilidad de impuestos que les permitiera obtener donativos.
 
Con esa venia se hacía un acuerdo tácito de no criticar al gobierno a cambio de que el gobierno no les atacara o desacreditara; quienes quedaban fuera eran catalogadas como “organizaciones rebeldes o comunistas”.
 
Los registros de organizaciones profesionales eran inexistentes. No fue sino hasta fines de los años 90 que en México los movimientos civiles impulsaron la Ley Federal de Fomento a las Organizaciones de la Sociedad Civil.
 
La Secretaría de Desarrollo Social creó un patrón de registros que permite reconocerlas e impulsar políticas de colaboración entre el Estado y estos grupos. El problema es que solamente siete estados han aprobado esta ley y la mayoría carecen de registros. Las reglas establecen que quienes no estén registradas debidamente no pueden operar legalmente.
 
Según datos oficiales, México, con 115 millones de habitantes, cuenta con 16 mil OSC. Estados Unidos, con población de 310 millones, tiene un millón 500 mil OSC registradas, según datos del investigador Óscar Moya Marín, quien estima que existe una OSC por cada 49 mil habitantes para México, y una OSC por cada 18 mil habitantes para EU.
 
El registro oficial cuenta con 11 mil 809 organizaciones, pero se calcula que existen unas 35 mil, y este crecimiento se debe al incremento de la violencia en el sexenio calderonista y su consecuente aumento de tortura, fabricación de falsos culpables y violación a los Derechos Humanos en general.
 
Argentina cuenta con 120 mil OSC especializadas y la India registra más de un millón que reciben fondos internacionales para ayuda humanitaria de toda índole. En México el Sistema de Administración Tributaria (SAT) reporta 8 mil 300 organizaciones con permisos de deducibilidad para operar legalmente.
 
Un estudio de la Función Pública reveló que 6 de cada 10 personas en México prefieren dar limosna en la calle que hacer un donativo formal a una organización en su comunidad.
 
Los prejuicios y desconfianza que en México se tiene hacia las OSC no se viven en Guatemala ni en la India, países similares en los niveles de corrupción.
 
Más bien responde al papel que el Estado ha jugado para desacreditar públicamente a las organizaciones que son críticas del sistema, y a la falta de cultura de corresponsabilidad ciudadana.
 
La vida de las organizaciones se debilita y complejiza en la medida en que los donatarios independientes, eminentemente internacionales, exigen colaboración con gobiernos locales a quienes normalmente estas organizaciones exhiben por corrupción.
 
Por otro lado, las donatarias no invierten si la organización no es medianamente autosuficiente, sin entender que no hay autosuficiencia en un país cuyo régimen ahorca la colaboración.
 
En EU, 4 de cada 10 empresas hace donativos a organizaciones civiles, en México es una de cada 10 mil.
 
Las empresas mexicanas no tienen alicientes para colaborar con la sociedad civil, pero tampoco quieren meterse en problemas con los gobiernos locales.
 
Muy pocas apoyan el trabajo de quienes protegen a migrantes indocumentados o a víctimas de violencia doméstica y trata de personas. Su argumento es que temen que los agresores y sus cómplices (que pueden estar vinculados con los gobiernos, las policías o incluso militares corruptos), averigüen que su empresa ha donado y ello les traiga represalias.
 
Ese es un temor fundado por la cultura del terror que han generado los gobiernos que promueven el miedo como un agente desestabilizador que les permite tener el control de la sociedad. El clásico “divide y vencerás” llevado a sus últimas consecuencias.
 
Lo cierto es que mientras la sociedad entera no apoye a quienes erradican la pobreza, desigualdad, violencia y enfermedad de sus comunidades, éstas seguirán creciendo sin remedio. Es más fácil cambiar el comportamiento comunitario con el ejemplo, que renovar el sistema económico y político que nos tiene atrapadas en la incertidumbre.
 
www.lydiacacho.net
 
*Plan B es una columna publicada lunes y jueves en CIMAC, Canal Matrix HD, El Universal y varios diarios de México. Su nombre se inspira en la creencia de que siempre hay otra manera de ver las cosas y otros temas que muy probablemente el discurso tradicional, o el Plan A, no cubrirá.

Plan B: Sí a la viuda de Moreira Jr.

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/por:Lydia Cacho/ @Lydiacachosi

Plan B by Lydia Cacho
Sí a la viuda de Moreira Jr.
 
Hay muchas lecciones que aprender del asesinato del joven José Eduardo Moreira.
 
Se ha dicho lo obvio hasta el hartazgo: que la justicia es para los poderosos influyentes. Pero en esta ocasión nos encontramos con la oportunidad de aprender algo nuevo: las investigaciones oportunas sí funcionan en México; ésa es una buena noticia. Y me explico.
 
Sabemos muy bien que José Eduardo a pesar de ser funcionario público de su tío el gobernador, viajaba en una camioneta normal sin chofer o escolta. También se ha hecho público que su asistente le llamó antes de que lo asesinaran y él le confirmó el nombre del policía con el que se reuniría.
 
Nadie de su entorno le dijo que no fuera sólo a ver policías, nadie imaginó que alguien se atrevería a tocar al hijo de la Casta Divina de Coahuila, a pesar de las cifras de desapariciones, asesinatos y secuestros de la región.
 
Es decir, al hijo del ex gobernador le sucedió lo que a cientos de miles de personas; pensó que las cosas malas les suceden a “los otros”, como si todas y todos no fuésemos parte de un colectivo humano que se reconoce sólo en la otredad.
 
Sabemos ya que unas horas después del asesinato llegó a Coahuila un grupo de trabajo con autoridades estatales y federales tras los responsables.
 
Participaron Victoria Pacheco, subprocuradora de la PGR; el general Luis Arturo Oliversen, jefe del Estado Mayor Presidencial de la Sedena, y el almirante José Santiago Valdés, jefe del Estado Mayor General de la Armada de México.
 
También el director general del Cisen, Jaime Domingo López (responsable de la Seguridad Nacional); el comisario de la SSP federal, Luis Cárdenas Palomino, y el comandante de la novena región militar, el general Noé Sandoval.
 
Unas horas más tarde la Fiscalía ya había interrogado a 39 policías de Acuña, donde sucedió el asesinato. Les aplicaron exámenes toxicológicos y tests psicológicos, se les interrogó sin tortura (había demasiados testigos presentes).
 
Veinticuatro horas después la Fiscalía nos informó que tenía certeza de un grupo policiaco que entregó al joven a Los Zetas. Tienen bajo arraigo a siete elementos, incluido Rodolfo García, el subdirector que lo citó antes de que apareciera muerto.
 
Ya el procurador de Coahuila, Homero Ramos, declaró que cree en la vinculación del asesinato del joven con el enfrentamiento de fuerzas policiales con la delincuencia organizada que se produjo la misma mañana, en el que asesinaron al sobrino del líder del cártel de Los Zetas, Miguel Ángel Treviño Morales, (a) “Z-40”. Hasta allí esto parece un capítulo de la serie CSI-México.
 
Mientras esta sorprendente (por su efectividad) investigación se da en el norte del país, sin duda la región más golpeada por la violencia homicida, feminicida, de secuestros y desapariciones forzadas, miles de familias coahuilenses observan con azoro e indignación.
 
El azoro es porque por primera vez en mucho tiempo un grupo multidisciplinario de agentes de todos los niveles (que tienen una gran desconfianza entre ellos) se unen forzando a sus pares a hacer las cosas con transparencia y efectividad.
 
Una fuente al interior del Cisen me reporta que todos miran a todos para que no vayan a inventarse un culpable. Esto por el perfil que tiene la familia Moreira, de la cual tanto la PF como la PGR (SIEDO) y el Cisen desconfían.
 
Y no son los únicos, la joven viuda de Moreira Jr. culpabiliza al gobernador de la inseguridad en el estado. Ella, según sus allegados, creyó que su esposo estaba seguro porque el gobernador les dijo que él tenía la seguridad bajo control, que eran intocables.
 
Pero nadie en la familia Moreira contaba con que un operativo rompiera la paz y los acuerdos de intocabilidad. Cada vez que en un operativo se asesina a probables delincuentes, los cárteles arremeten contra la sociedad, la mayoría de las veces contra inocentes sin fama ni poder.
 
Entre las lecciones tenemos hay dos que yo rescato: la primera es que un trabajo de investigación coordinado sí funciona si se lleva a cabo en las primeras 12 horas luego del crimen.
 
La segunda es que tienen razón las miles de familias de Coahuila que con indicios parecidos a los de este caso, exigen que las desapariciones, asesinatos o secuestros de sus familiares se esclarezcan, y que se utilicen las mismas estrategias que, nos demostró la autoridad, sí funcionan.
 
Todo México hace eco de la exigencia de las familias, también le damos la razón a la viuda: los gobernadores son responsables de la inseguridad, por omisión o complicidad, de eso no hay duda. Porque se ha reiterado: si no pueden, que renuncien, para eso les pagamos.
 
www.lydiacacho.net 
 
*Plan B es una columna publicada lunes y jueves en CIMAC, Canal Matrix HD,  El Universal y varios diarios de México. Su nombre se inspira en la creencia de que siempre hay otra manera de ver las cosas y otros temas que muy probablemente el discurso tradicional, o el Plan A, no cubrirá.