Archivo de la categoría: Mexico libre de Trata

Serie radiofónica denuncia la trata de personas

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/Cimacnoticias/por: Nathalia Rojas Zúñiga

CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

INTERNACIONAL
Serie radiofónica denuncia la trata de personas
“El silencio duele” es producida por Voces Nuestras y la OIM
 
San José, 27 abr 13 (Cimacnoticias/FIRE).- Lucía es una joven con muchas ansias y necesidad de trabajar, pero no encuentra ningún lugar donde la contraten.
 
Un día, una mujer le ofrece la oportunidad de laborar en una tienda fuera de su país, y ella acepta ilusionada. Sin embargo, al llegar al lugar, se topa con que en realidad era un bar, y es aprisionada por un hombre sin escrúpulos, que la obliga a quedarse trabajando allí bajo condiciones inhumanas y de esclavitud.
 
Este es el inicio de una de las historias de la serie radiofónica “El silencio duele”, una producción basada en hechos reales, de personas sobrevivientes a la trata en Centroamérica y el Caribe.
 
A través de nueve capítulos, se exponen testimonios de mujeres y hombres cuyas ilusiones son arrebatadas al convertirse en víctimas de explotación sexual o laboral.
 
Los relatos muestran cómo las personas caen en las redes de trata y son mantenidas en condiciones de esclavitud y tratadas como una mercancía.
 
La serie de radiodramas estuvo a cargo del Centro de Comunicación Voces Nuestras y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).
 
Carolina Urcuyo, encargada de prensa de la OIM, explicó que se enfocaron en contar historias reales con el fin de generar conciencia, para identificar si una oferta que suena muy atractiva y hasta irreal, oculta una red de trata. La idea es que se identifiquen situaciones de este tipo, no dejarse engañar y acudir a las autoridades.
 
Para Ana Carcedo, presidenta del Centro Feminista de Información y Acción (Cefemina), la trata de personas, y en especial de mujeres, no está dimensionada. Expresó que la situación es muy compleja, pues las redes tienen dinámicas y estrategias muy avanzadas.
 
Este negocio ilícito se basa en aspiraciones de personas que esperan mejorar sus condiciones de vida, y que desconocen lo que les espera.
 
Carcedo añadió que una producción de esta índole evidencia que no se debe confiar en posibilidades maravillosas de trabajo o estudio, porque esa es la forma en que se captura a las víctimas, que son arrancadas de sus hogares y alejadas de sus seres queridos.
 
Además de la explotación sexual o laboral, la trata puede consistir en tráfico de personas, servidumbre, mendicidad, adopciones irregulares o fines militares.
 
Datos de la OIM indican que se estima que anualmente cerca de 800 mil personas son víctimas de trata a través de fronteras internacionales. A estas se le agregan quienes sufren de esta problemática dentro de sus propios países.
 
La serie “El silencio duele” está disponible para su libre descarga y distribución en el sitio de Voces Nuestras.

Redes de trata enganchan con falsos empleos a centroamericanas

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/Cimacnoticias/por: Marta Sigarán, corresponsal

CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

LA OTRA RUTA MIGRATORIA
Redes de trata enganchan con falsos empleos a centroamericanas
Adolescentes, las principales víctimas

San Salvador, 27 abr 13 (Cimacnoticias).- Ofertas de trabajo en los países de destino y oportunidades de estudio en el extranjero son los principales “ganchos” que se utilizan para la trata de personas en El Salvador.

En este país centroamericano, la trata de personas se ha convertido, junto con el narcotráfico, en uno de los delitos más extendidos que  afecta sobre todo a niñas de entre 12 y 17 años de edad, según el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública.

Las autoridades migratorias afirman que las medidas de seguridad han aumentado y que la revisión de documentos es personal y exhaustiva cuando se trata de niñas.

“El disfraz de migración que le dan a la trata de personas hace que los mismos familiares de las niñas faciliten su salida del país, elaborando permisos que permiten a las jóvenes atravesar las fronteras”, comentan oficiales de migración de la frontera Anguiatu, que une Guatemala con El Salvador.

“Si las niñas llevan todos sus documentos legales, aunque sospechemos no podemos hacer nada”, concluyen los oficiales.

Tal es el caso de Cecilia, “Cecy”, como le dicen sus familiares. Tenía 16 años cuando una amiga de su madre le ofreció ir a trabajar a México en su restaurante, y que allá le pagaría los estudios.

La madre de la joven preparó los documentos necesarios para que viajara como turista por tierra a México con la persona que le ofreció el trabajo y así lo hicieron.

Según la madre de Cecy, era la mejor opción, ya que la zona en la que viven tiene altos índices de violencia y pandillas, y uno de sus hermanos había sido asesinado recientemente. La mujer no quería que su hija sufriera la misma suerte.

Para sorpresa de la adolescente, el trabajo que le ofrecieron disfrazado de mesera por el día era una fachada para la explotación sexual comercial.

Comenta Cecy que al no tener dinero se vio forzada a aceptar que le pagaran con comida, ropa y donde dormir, además de que quienes la engancharon la amenazaron con que si denunciaba algo a las autoridades matarían a su mamá en El Salvador.

La madre de la joven perdió contacto con ella durante dos años, hasta que la persona que se la llevó fue capturada en México por tráfico de drogas, y tras un proceso legal, Cecy regresó a su hogar deportada desde México.

La víctima de trata narra que ha sido la peor experiencia de su vida y que junto a ella había mujeres de Nicaragua y Guatemala que sufrían la misma suerte, todas habían sido engañadas.

Según las autoridades del Ministerio de Justicia, en El Salvador muchos de los casos de trata están relacionados con las pandillas, aunque reconocen que existen otras redes organizadas que operan incluso a nivel internacional.

En los últimos siete años se han logrado 44 condenas por el delito de trata; se judicializaron 12 casos, y se investigaron 45. A finales de 2012 se logró la primera condena de una red organizada que operaba en la zona occidental del país, informó el Ministerio de Justicia.

Entre las acciones de gobierno que se realizan está la creación del Consejo Nacional contra la Trata de Personas, y la recientemente lanzada Política Nacional de la Trata de Personas.

También hay un anteproyecto de ley para endurecer las condenas penales y aumentarlas de 14 a 20 años de cárcel.

Vienen madres de desaparecidas a reunirse con Peña Nieto

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/por:Cimacnoticias/ por: Anaiz Zamora Márquez

CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

VIOLENCIA
Vienen madres de desaparecidas a reunirse con Peña Nieto  
Planean movilizaciones y entregar pliego petitorio
 
México, DF, 28 feb 13 (Cimacnoticias).- Madres de jóvenes desaparecidas y asesinadas en Ciudad Juárez, Chihuahua, viajarán a esta capital el próximo 8 de marzo –Día Internacional de la Mujer–, para exigirle a Enrique Peña Nieto que esclarezca de manera inmediata el feminicidio que desde 1993 azota a la urbe fronteriza.
 
Como un intento más de que el Estado mexicano responda a la demanda de justicia de las familias de jóvenes asesinadas, la organización civil Nuestras Hijas de Regreso a Casa impulsa la visita de las madres chihuahuenses para la entrega de un pliego petitorio con demandas concretas para esclarecer y detener la violencia contra las mujeres en Ciudad Juárez.
 
Se prevé que el grupo de madres llegué al DF el próximo viernes 8 de marzo y encabece una marcha a la Secretaría de Gobernación.
 
Para los preparativos de esta visita, activistas se reunieron en esta capital. María Luisa (Malú) García Andrade, dirigente de Nuestras Hijas de Regreso a Casa, informó que la intención es comprometer a la administración entrante a que esclarezca los crímenes.
 
Cabe recordar que la defensora de Derechos Humanos (DH) tuvo que abandonar Chihuahua tras ser amenazada de muerte y de que su madre, Norma Andrade, sufriera dos atentados.
 
Malú García Andrade explicó que el pliego petitorio incluye una reunión inmediata con Peña Nieto; el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y el procurador General de la República, Jesús Murillo Karam.
 
Se pide además se tipifique la desaparición de mujeres en Juárez como un delito independiente al de la desaparición forzada de personas, ya que éste considera únicamente la privación de la libertad como una conducta realizada (o autorizada) por agentes del Estado.
 
De acuerdo con Malú García, los casos de las jóvenes de Ciudad Juárez podrían estar relacionados con redes de trata o bandas delictivas incluso de otros países.
 
En el pliego petitorio también se demanda que el feminicidio sea considerado del fuero federal y no del fuero común, ya que se tendrían más recursos y herramientas para encontrar a los responsables de los asesinatos.
 
Igualmente se piden mecanismos de protección a madres y familiares de mujeres desaparecidas o asesinadas, ya que los que se han expedido hasta ahora sólo protegen a las y los defensores de DH.
 
En caso de que Peña Nieto se niegue a dialogar, el grupo de madres tiene planeadas más movilizaciones sociales e incluso un plantón frente a las oficinas de Gobernación.
 
En solidaridad, el Movimiento Contra el Feminicidio (MCF), red de colectivos feministas y activistas independientes, así como otros grupos civiles, tiene planeada la realización de foros y acciones informativas sobre este flagelo.
 
García Andrade criticó la incapacidad de las autoridades estatales, encabezadas por el gobernador César Duarte, para resolver el feminicidio en la entidad.
 
Agregó que con la presencia de las y los familiares de las víctimas se pretende, al mismo tiempo, visibilizar la problemática del feminicidio en México, que lejos de detenerse se ha expandido a otros estados de la República.

Madres de desaparecidas crean red para encontrar a sus hijas

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/por:Cimacnoticias/ por: Anaiz Zamora Márquez

CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

VIOLENCIA
Madres de desaparecidas crean red para encontrar a sus hijas
Se autoorganizan ante incapacidad de autoridades mexiquenses

México, DF, 27 feb 13 (Cimacnoticias).- En un intento por detener la ola de desapariciones de mujeres en el Estado de México, madres de jóvenes que han desaparecido conformaron la “Red de mamás en busca de sus hijas”, para de manera organizada exigir a las autoridades se realice la búsqueda y hallazgo de sus familiares.

A tres meses de su formación esta red, integrada por unas 30 mujeres, ya logró entablar mesas de trabajo con el procurador de justicia mexiquense, Miguel Ángel Contreras Nieto, las cuales derivaron en un programa de recompensas económicas para quien aporte información sobre el paradero de las jóvenes.

Encabeza la red Leticia Mora Nieto, madre de Georgina Ivonne Ramírez Mora –joven de 21 años que desapareció el 30 de mayo de 2011 al salir de su casa rumbo a un mini súper en el municipio de Atizapán–, quien por años ha enfrentado a las autoridades para exigir se localice a su hija.

En entrevista vía telefónica con Cimacnoticias, Mora Nieto dijo que las reuniones quincenales que se han tenido con el procurador mexiquense si bien no han derivado hasta ahora en el hallazgo de alguna de las jóvenes, representan una esperanza para las madres que buscan a sus hijas.

Los encuentros comenzaron hace dos meses; en ellas, la red propuso al procurador acciones para motivar a las personas que pudieran haber visto a las mexiquenses desaparecidas a aportar datos, y pidió se mantuviera informadas a las madres sobre los avances de las investigaciones.

A raíz de ello, algunas jóvenes que han sido reportadas como desaparecidas fueron integradas al Programa de Recompensas de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM).

Dentro del programa, que también opera a nivel federal, se ofrece una recompensa de hasta 300 mil pesos a quien brinde datos útiles para dar con el paradero de las mujeres desaparecidas.

Durante las reuniones, la PGJEM informó a la red que una de las probables líneas de investigación, que hasta ahora no han generado resultados, está relacionada con la trata de personas con fines de explotación sexual, por lo que muchas de las jóvenes pudieron haber sido vistas en bares o antros donde las mujeres son explotadas sexualmente.

Leticia Mora consideró que las personas que acuden a estos lugares pueden identificar a las mexiquenses, y el hecho de que exista una motivación económica podría ayudar a que denuncien o aporten información.

Por otro lado, para prevenir las desapariciones de mujeres a manos de las redes de trata, las madres han acudido a algunas secundarias mexiquenses (ya que muchas de las jóvenes desaparecidas estudiaban en ese nivel escolar), a impartir pláticas y talleres a fin de alertarlas sobre las formas en las que operan esas bandas delictivas, principalmente a través de las redes sociales.

Lo anterior debido a que, según testimonios recopilados por la red, se tiene conocimiento de que varias menores de edad ahora desaparecidas fueron contactadas por Facebook por alguien desconocido que les ofrecía empleo o buscaba alguna relación amorosa.

La activista informó que la red ha tenido contacto con otros grupos civiles para recibir apoyo y asesoría sobre cómo encaminar sus acciones, tales como la Fundación Camino a Casa, el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, y la Fundación Reintegra.

El Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) reportó que en 2011 en el Edomex hubo 600 desapariciones de mujeres entre los 10 y 20 años de edad.

En días recientes, Contreras señaló que en lo que va de 2013 se han reportado 212 personas desaparecidas en la entidad, de las cuales se han localizado 70 y 32 de ellas son mujeres.

De Chiapas al Edomex, la ruta de la explotación sexual

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/CIMAC/por: Elizabeth Muñoz Vásquez, corresponsal

CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

LA OTRA RUTA MIGRATORIA
De Chiapas al Edomex, la ruta de la explotación sexual
Centroamericanas quedan sometidas en su trayecto a EU

Tlaxcala, 5 ene 13 (Cimacnoticias).- Los municipios de Tapachula, en Chiapas, y Ecatepec, en el Estado de México, ofrecen a mujeres migrantes centroamericanas empleos en condiciones de explotación extrema “y con frecuencia muy cercanos a la esclavitud”, debido a que son estigmatizadas como extranjeras pobres, ignorantes, indígenas  y “mujeres de la calle”.

Lo anterior se revela en la investigación “Mujeres transmigrantes”, realizada por el Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría de la Universidad Iberoamericana campus Puebla.

Se desprende también que a las mujeres se les concentra en los segmentos del mercado del trabajo segregado por sexo más marginales y estigmatizados.

“Las mujeres centroamericanas en Chiapas están concentradas en los centros nocturnos-bares, cantinas, table-dance, en el trabajo doméstico o en el agrícola, y sobre todo en el comercio informal”, reporta el estudio.

De acuerdo con la investigación, en esos dos municipios las mujeres transmigrantes (que están de paso por México en su trayecto hacia Estados Unidos) tienen “mayores oportunidades de realizar actividades remuneradas, eventuales o con cierto grado de estabilidad”, pero el trabajo es “totalmente denigrante y no hay políticas, ni programas gubernamentales dirigidos a protegerlas”.

Esa oferta de trabajo aparentemente atractiva se ha convertido en un factor llamativo para mujeres que practican una migración de sobrevivencia, y como resultado de ello es que cada vez más mujeres de origen centroamericano se van quedando a vivir en la zona fronteriza, y a lo largo de la ruta del Soconusco (Chiapas) hasta el centro del país.

En el estudio se destaca que precisamente en esa ruta una gran cantidad de mujeres son obligadas a prostituirse, o están “atrapadas (sic) en situaciones de trata con fines de servidumbre doméstica, explotación sexual o el trabajo forzoso”.

Asimismo se indica que además de la explotación laboral, tanto en Chiapas como en el Estado de México, se registra un gran número de mujeres jefas de familia, que se han establecido en las zonas metropolitanas debido a que se están casando con un mexicano o bien un centroamericano, aunque eso les implique seguir ejerciendo el rol de trabajadora o cuidadora.

La investigación concluye que el “efecto de la transmigración es de dos caras”, pues por una parte pareciera que fortalece a las centroamericanas, quienes al trabajar y percibir un ingreso adquieren más confianza en sí mismas y llegan a tener el reconocimiento de sus familiares al considerarlas mujeres independientes.

Sin embargo, se agrega, el reconocimiento que pagan por lo anterior es muy alto y en algunas ocasiones muy traumático, pues las mujeres que son objeto de trata con fines de explotación sexual “por lo que ven y lo que viven cambian totalmente su manera de concebir la sexualidad y la moral sexual, y no alcanzan a distinguir lo que está permitido y lo que no, lo que está bien y lo que está mal”.

Finalmente se demanda a las autoridades de todos los niveles revisar los criterios con los que actúan, pues evidentemente no hay un reconocimiento y respeto a los Derechos Humanos de las mujeres migrantes.

En El Salvador trata y migración femenina van de la mano

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/CIMAC/por: Marta Sigarán, corresponsal

CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

LA OTRA RUTA MIGRATORIA
En El Salvador trata y migración femenina van de la mano
Redes criminales explotan a niñas y mujeres de CA

San Salvador, 24 dic 12 (Cimacnoticias).- El Salvador es un país de origen, tránsito y destino de migrantes, y además centro de operaciones para redes de trata de personas en Centroamérica (CA), cuyas principales víctimas foráneas son mujeres y niñas de Nicaragua, Honduras y Guatemala, informaron autoridades salvadoreñas.

De acuerdo con el más reciente reporte sobre la trata de personas elaborado por la embajada de Estados Unidos en El Salvador, mujeres y niñas, muchas de ellas provenientes de las zonas rurales, son sujetas de explotación sexual en zonas urbanas.

La mayoría de las víctimas extranjeras son mujeres, niñas y niños de países vecinos, especialmente Nicaragua, Honduras y Guatemala, quienes emigran a El Salvador atraídas por supuestas ofertas de empleo, pero luego son forzadas a ejercer la prostitución, o a trabajar en casas, el sector de la construcción o en la informalidad.

El subdirector de Seguridad Pública de El Salvador, Howard Coto, informó que este año 39 personas de origen salvadoreño han sido encarceladas y sentenciadas por el delito de trata de personas, en la mayoría de casos fue en contra de mujeres, niñas y adolescentes migrantes.

En este país centroamericano el delito de trata de personas alcanza ocho años de cárcel, pero en caso de comprobarse otros crímenes la pena puede aumentar.

El viceministro de seguridad de El Salvador, Douglas Moreno, dijo que en América Latina 2 millones de niñas, niños y adolescentes son víctimas de trata en la modalidad de explotación sexual comercial o laboral.

Según datos de la Dirección de Migración, en lo que va de 2012 se registran 127 capturas por el delito de tráfico de personas. Del total de arrestos, 54 se realizaron en la frontera de San Cristóbal, en Santa Ana, y 57 en La Hachadura, en Ahuachapán, en la frontera con Guatemala.

De ese total de capturas, sólo 39 personas han sido sentenciadas, debido que el resto obtuvo su libertad por falta de pruebas para su enjuiciamiento.

El último caso de trata de personas que resonó en los medios de comunicación es el de una niña de 14 años que había sido escondida en una casa de San Miguel por un grupo de traficantes de personas, y según versiones policiales iba a ser llevada a Guatemala para ser explotada sexualmente.

San Miguel es un departamento de El Salvador conocido porque ahí operan bandas de trata de personas, pero además por sus altos índices de migración femenina.

Douglas Moreno dijo en entrevista que tiene interés en combatir la trata de personas con una nueva política para “contribuir a visibilizar el fenómeno, poniendo enfoques y parámetros para tipificar, sancionar y atender de mejor manera a las víctimas”, principalmente a las mujeres.

Son las migrantes “moneda de cambio sexual” ante policías

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/por: Danilo Valladares, corresponsal

LA OTRA RUTA MIGRATORIA
Son las migrantes “moneda de cambio sexual” ante policías
Así sus compañeros pueden seguir hacia EU
 
Guatemala, 19 nov 12 (Cimacnoticias).- La desaparición de mujeres migrantes en territorio mexicano es un fenómeno incesante. Un total de 22 guatemaltecas permanecen desaparecidas tras haber emprendido su viaje hacia Estados Unidos, según la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) de Guatemala.
 
“Tenemos una base de datos de 22 mujeres migrantes no localizadas”, dijo Flora Reynosa, defensora de la Población Migrante y Desarraigada de la PDH.
 
“El listado actualizado de mujeres migrantes no localizadas sumaba 25, pero una de ellas fue localizada con vida como víctima de trata de personas y dos aparecieron muertas, ambos casos en México”, agregó.
 
Según Reynosa, las mujeres al igual que las niñas, niños y adolescentes “son muy vulnerables para ser captados como víctimas de trata de personas y para ser utilizados como esclavos en fincas donde los tienen secuestrados los grupos criminales en territorio mexicano”.
 
En el caso de las mujeres, en particular, su vulnerabilidad estriba en que desconocen sus derechos y son buscadas por el crimen organizado para ser explotadas sexualmente, apuntó la defensora.
 
Incluso son utilizadas como “moneda de cambio sexual” por sus compañeros de grupo y traficantes de personas ante los agentes de seguridad en México como condición para poder continuar su recorrido, según Reynosa.
 
En el peor de los casos son asesinadas en crímenes múltiples. Uno de ellos fue la matanza de San Fernando, Tamaulipas, el 23 de agosto de 2010. En ese lugar fueron encontrados los cuerpos de 72 inmigrantes, 14 de ellos mujeres, en un crimen atribuido al cártel de Los Zetas.
 
Otro ejemplo fue el caso de 49 cuerpos mutilados encontrados en mayo pasado en Cadereyta, Nuevo León, de los cuales seis corresponden a mujeres, según las autoridades mexicanas.
 
La identificación de estas personas es compleja, dijo Reynosa. Esto se explica en parte porque las familias de las y los migrantes desaparecidos no denuncian la desaparición. “No quieren denunciar porque algunas de estas personas están amenazadas y han pagado extorsiones”, explicó.
 
Mientras tanto, los crímenes, los secuestros y las extorsiones continúan, según Amílcar Vásquez, de la Pastoral de Movilidad Humana. Y la labor de búsqueda se complica aún más por la existencia de fosas clandestinas que “aún no han sido localizadas”, señaló.
 
A pesar de lo complicado de esta labor, la cooperación internacional apoya en la identificación y localización de víctimas.
 
Elizabel Enríquez, de la Mesa Nacional para las Migraciones en Guatemala, dijo que entre julio y agosto pasados el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) visitó el país para tomar muestras de ADN a las y los familiares de desaparecidos y cotejarlas con los cuerpos encontrados en territorio mexicano aún sin identificar. “Se hicieron muestra de 80 casos, de los cuales 15 pertenecen a mujeres guatemaltecas”, precisó.
 
Según la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México, hasta el primer semestre de 2011 había en ese país 15 mil 921 cuerpos sin identificar, aunque los medios locales hablan de muchos más. 
 
La activista cree que en la estrategia anticrimen del gobierno mexicano contra los cárteles de la droga, “lamentablemente las personas migrantes que van en situación irregular quedan en medio”.
 
Pero las violaciones a Derechos Humanos contra las y los migrantes no sólo ocurren en México. “Estamos en el proceso de documentar casos de migrantes desaparecidos en Guatemala y también hay denuncias en El Salvador y Honduras”, señaló Enríquez sin precisar datos.

Por seguridad, mujeres migrantes deben pagar más a “coyotes”

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/por:Danilo Valladares, corresponsal

LA OTRA RUTA MIGRATORIA
Por seguridad, mujeres migrantes deben pagar más a “coyotes”
Para evitar violaciones y que caigan en redes de trata
 
Guatemala, 19 nov 12 (Cimacnoticias).- Las mujeres centroamericanas que viajan a Estados Unidos como migrantes irregulares deben pagar muchas veces más que los hombres a los traficantes de personas, y utilizar medios de transporte más caros para resguardar su seguridad en la ruta debido a su vulnerabilidad, dijeron expertas.
 
“En algunas comunidades del occidente del país, por ejemplo, los hombres pagan más de 5 mil 600 dólares (más de 74 mil pesos mexicanos), pero las mujeres pagan un costo más alto de 6 mil 250 dólares (cerca de 83 mil pesos mexicanos)”, explicó Carol Girón, de la Oficina Pastoral de Movilidad Humana.
 
“Además, las mujeres deberán pagar una cuota en dólares que debe hacer efectiva la familia al llegar a Estados Unidos, la cual oscila entre 500 (6 mil 620 pesos mexicanos) y 2 mil 500 dólares (33 mil 100 pesos mexicanos)”, añadió.
 
Según Girón, las mujeres pagan más que los hombres “porque buscan protección para evitar que sean violadas o, en el peor de los casos, víctimas de trata de personas y, a cambio, los traficantes de personas les cobran más que a los hombres”.
 
“Los riesgos y la vulnerabilidad de las mujeres son inherentes a su género pues por la marginación hacia ellas poseen muy bajos niveles de escolaridad y, además no saben que aún en tránsito pueden contactar un consulado en busca de protección”, agregó.
 
Ellas son buscadas por las redes de tratantes para ser explotadas sexualmente, lo cual no sucede con los hombres, al punto que ahora se inyectan anticonceptivos para no quedar embarazadas, lo cual “es muy grave”, alertó Carol Girón.
 
De este modo, para garantizarse seguridad todo depende de la disponibilidad de recursos. Así, las mujeres que tienen mayores posibilidades económicas contratan redes de traficantes que les permiten desplazarse en medios más seguros, para no ser atacadas sexualmente o convertirse en víctimas de trata.
 
“Por ejemplo, aquella mujer que hace un recorrido en una ruta abierta entre Tapachula y Veracruz viaja en un bus de turismo, en vez de utilizar el tren, denominado ‘La Bestia’, donde encontraría mayores riesgos”, explicó.
 
Incluso, si la migrante tiene los medios puede optar por hacer una primera gestión para obtener la visa americana. “Y si obtiene la visa, viaja en compañía del coyote (traficante de personas) para hacer la entrega formal en EU”, expresó Girón.
 
INSEGURIDAD
 
Helga Dávila, de 40 años, viajó en 2004 desde Guatemala a México en autobús de turismo para luego emprender la ruta hacia EU en bus y cruzar la frontera caminando.
 
“Me fui en autobús como en una excursión para México y, como logré la visa con el coyote, también tuve la opción de viajar en avión”, relató.
 
Dávila consideró que la situación para la mujer migrante en ruta puede ser más o menos peligrosa dependiendo del traficante de personas que la lleve a EU. “Siempre y cuando logre contactar a una persona buena, pienso que la situación de seguridad puede ser la misma hoy que en 2004”, dijo.
 
Esta guatemalteca permaneció en EU seis años, pero regresó a Guatemala en 2010 porque quiso reencontrarse con sus tres hijos a pesar de que hubiese preferido quedarse para gozar de una mejor situación económica. “Me vine por mis hijos, pero si pudiera regresaría”, señaló.
 
Se estima que la población guatemalteca residente en el exterior y que envía remesas es de aproximadamente 1 millón 409 mil 548 personas, 72.4 por ciento hombres, y 27.6 por ciento mujeres, según la encuesta sobre remesas 2010 elaborada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y UNICEF.
 
Lucrecia Leal, de la no gubernamental Proyecto Migración, dijo que las mujeres cuando tienen recursos económicos pagan un “coyote” para que las guíe en el viaje y utilizan transportes de primera clase para sortear peligros.
 
Sin embargo, “cuando no tienen los recursos deben trabajar en la ruta para sus gastos del viaje y para enviar dinero a sus familias”, explicó. Este grupo corresponde a la mayoría de migrantes mujeres “que viajan por su propia cuenta” desde la frontera de Tecún Umán, noroccidente de Guatemala y Tenosique, sur de Tabasco, México”, apuntó.

Familias pobres gastan dineral para encontrar a sus hijas

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/por: Gladis Torres Ruiz

REPORTAJE
Familias pobres gastan dineral para encontrar a sus hijas
Abogados, peritajes, amparos, transporte, comidas…
 
Al buscar a sus seres queridos y realizar trámites judiciales, madres de mujeres desaparecidas empeñan hasta sus vidas
con tal de lograr justicia.
 
Además de la negligencia del personal judicial en México para resolver las desapariciones y asesinatos de mujeres, las familias de las víctimas –en su mayoría de escasos recursos– tienen que lidiar con los fuertes gastos que implica el acceso a la justicia.
 
Al pago de abogadas o abogados que coadyuven en las investigaciones, se suman los costos de peritajes externos, amparos y copias de expedientes, así como los viáticos de las familias al buscar a sus hijas desaparecidas, o por los traslados a los juzgados o agencias del Ministerio Público (MP).
 
En el colmo, hay madres de víctimas que deben pagar hasta la comida y los saldos de celular de los agentes judiciales asignados a los casos.
 
Toda esa erogación suma en promedio al menos 300 mil pesos por familia, cifra que se multiplica según la complejidad del caso y la dilatación de las pesquisas, explican defensoras de Derechos Humanos.
 
El costo monetario de la justicia para las mujeres víctimas de violencia “es muy alto y nadie lo ve”, advierte Irma Villanueva, coordinadora del área jurídica del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (Cedehm) de Chihuahua.
 
“No se habla tampoco de la pérdida de sus empleos, los gastos de comida y transporte, la desatención de las madres a sus otras hijas o hijos, nietas y nietos, así como el desgaste físico y emocional. Todo eso permanece en el anonimato”, critica la abogada.
 
El escenario se repite en prácticamente todo el país, donde las desapariciones de mujeres, el feminicidio y la impunidad judicial son el pan de cada día.
 
El Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) reporta que de enero de 2010 a junio de 2011, mil 235 mujeres fueron asesinadas en México por razones de género.
 
Entre 2005 y 2011, en el Estado de México –entidad emblemática de la violencia contra las mujeres– el OCNF registró 922 víctimas de feminicidio.
 
En Chihuahua, tan sólo en 2010 hubo 600 casos de feminicidio, según organizaciones civiles. La abogada Irma Villanueva precisa que de 2007 a 2008, en la Fiscalía Especializada en Atención a Mujeres Víctimas del Delito por Razones de Género, se tenían 17 mil 700 carpetas de investigación, y que de ellas únicamente 531 fueron consignadas ante un juez.
 
“La mayoría de las mujeres víctimas de violencia no tiene idea de cómo presentar una denuncia, por ello muy pocos expedientes avanzan si no conocen el proceso judicial y cómo vigilar el trabajo del MP; por eso necesitan abogadas y abogados que las apoyen”, destaca. Tampoco las mujeres tienen dinero para seguir los trámites por lo que los casos se quedan “congelados”, lamenta.
 
BARRIL SIN FONDO
 
Villanueva detalla que contratar una abogada o abogado que coadyuve ante el MP en un caso de violencia de género cuesta entre 80 mil y 100 mil pesos.
 
Yuridia Rodríguez, defensora del OCNF, comenta que en el caso de Nadia Alejandra Muciño Márquez, víctima de feminicidio en el Edomex en 2004, se interpusieron siete amparos, cada uno por un costo de 7 mil pesos, por lo que la suma ascendió a 49 mil pesos.
 
María Antonia Márquez, madre de Nadia, relata que en ocho años y medio de buscar justicia ha gastado cerca de 300 mil pesos. Agrega que desde la denuncia del crimen viajó tres veces por semana a Cuautitlán, Toluca o Tlanepantla, gastando por día 200 pesos en pasajes y alimentos.
 
Además tuvo que pagar 5 mil 400 pesos por las copias del expediente de su hija, de 3 mil 600 fojas. La copia de cada foja le costó 1.50 pesos. “Al inicio contraté a dos abogados; al primero le di un adelanto de 15 mil pesos y al segundo de 8 mil. Ambos abandonaron el caso”, detalla.
 
Otro ejemplo: la madre de una joven de 21 años desaparecida en 2011 en el municipio mexiquense de Atizapán –que pidió se resguardara su identidad–, reporta que en año y medio de búsqueda ha gastado más de 200 mil pesos.
 
Entre los gastos de ida a las Unidades de Atención a Víctimas del Delito, viajes al interior del país e incluso al extranjero para dar con el paradero de su hija, y el pago de un peritaje externo, la madre también tuvo que pagar mil pesos al día en comidas, gasolina y crédito de celular a los agentes ministeriales.
 
“Al no ver resultados, contraté un detective privado que trabajó dos meses y también le pagaba mil pesos por día”, reclama.
 
Ante la inacción de las autoridades por la desaparición de Esmeralda Castillo Rincón, el 19 de mayo de 2009 en Ciudad Juárez, sus padres tuvieron que viajar en marzo pasado al DF para buscar a la adolescente en La Merced
 
La familia vendió hamburguesas en la calle para costear el traslado, ya que el padre (enfermo de cáncer) perdió el empleo en la búsqueda de su hija, y la madre, por su edad, ya no consigue trabajo.

Hondureña víctima de trata es torturada y encarcelada

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/por: Patricia Chandomí, corresponsal

LA OTRA RUTA MIGRATORIA
Hondureña víctima de trata es torturada y encarcelada
En proceso viciado, la inculpan de dirigir red criminal
 
San Cristóbal de las Casas, 1 nov 12 (Cimacnoticias).- Estefanía Jazmín Ramos Munguía, originaria de Santa Rita Lloro, Honduras, lleva año y medio encarcelada en penales del estado de Chiapas, acusada del delito de trata de personas.
 
Ella emigró de su país bajo engaños: le hicieron creer que en México ganaría hasta 5 mil pesos mensuales, sin embargo fue víctima de explotación sexual y después acusada de este delito.
 
La joven, como muchas de sus conocidas, abandonó su país en busca de mejores condiciones de vida, para poder ayudar a su madre y darle una mejor vida a su hijo de tres años.
 
Una de las opciones que tienen las jóvenes centroamericanas es migrar hacia los países del norte de América, ya sea México, Estados Unidos y Canadá, señaló Martha Figueroa, directora del Grupo de Mujeres de San Cristóbal de las Casas.
 
La experta explicó que es por ello que las jóvenes ven como una alternativa “engancharse” con mujeres de su propio país que les prometen sueldos y trabajos “buenos” en otras latitudes, incluso les llegan a dar un adelanto de paga.
 
El 70 por ciento de las víctimas de trata fueron reclutadas en su país de origen, donde les ofrecieron un empleo con buenos ingresos en el extranjero. 
 
La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) detectó que son 35 municipios en 16 estados, la mayoría en las zonas fronterizas México-Guatemala y México-Estados Unidos, a donde las víctimas son llevadas para ser explotadas laboral o sexualmente. La mayoría de las mujeres tienen entre 8 y 22 años de edad.
 
Chiapas ocupa el primer lugar con 13 municipios donde se han documentado casos de trata y que están relacionados directamente con la migración interna y de mujeres centroamericanas.
 
“ENGANCHADA”
 
Estefanía tuvo su primer hijo a los 13 años en su ciudad natal, Santa Rita Lloro, Honduras. A principios de enero de 2011, cuando tenía 17 años, fue enganchada junto con su amiga por una tratante hondureña que le dijo que trabajaría en un restaurante en México, con un sueldo superior a los 5 mil pesos mensuales.
 
Sin embargo, al llegar a México fueron trasladadas a un bar denominado “Titanic”, en la comunidad Chamic, municipio de Frontera Comalapa, en Chiapas.
 
Ahí, Estefanía y su amiga fueron forzadas a prostituirse junto con otras ocho mujeres de origen guatemalteco.
 
Con el fin de mejorar su situación, Estefanía trató de ser más servicial con el propietario del bar, Ricardo Pinto López, y su pareja, una hondureña llamada Karen Julisa Vallecillo Castro, quien “enganchaba” a las jóvenes en sus lugares de origen con la falsa promesa de darles un trabajo bien pagado en México.
 
Posteriormente, Estefanía fue asignada a realizar los mandados de la pareja y dar de comer a las jóvenes, que además de ser obligadas  a prostituirse, debían ingerir bebidas alcohólicas con hombres.
 
Las mujeres debían consumir entre 15 y 25 cervezas, y por cada acto sexual los dueños del lugar recibían entre 300 y 500 pesos. Una vez liberadas, las jóvenes manifestaron que en ocasiones no recibían paga alguna.
 
DE VÍCTIMA A CULPABLE
 
En mayo de 2011 el bar “Titanic” fue inspeccionado por elementos de la Procuraduría General de Justicia del Estado. La pareja de tratantes fue detenida y fueron liberadas las 10 centroamericanas víctimas de trata, incluyendo a Estefanía.
 
Al acudir a declarar contra la pareja, la joven hondureña fue arraigada durante un mes en una estación migratoria. Ahí cumplió 18 años de edad y le notificaron que Ricardo Pinto y Karen Vallecillo la habían involucrado como cómplice de la red de trata.
 
“Es ahí cuando pasé de víctima y testigo a culpable. Me torturaron, me pusieron una bolsa de plástico en la cabeza, me cortaron el cabello, me querían obligar a firmar un papel donde yo reconocía ser tratante, me amenazaron de muerte”, contó Estefanía.
 
Su amiga fue amenazada por familiares de Pinto y declaró contra Estefanía. Días después la amiga fue deportada.
 
“Ha habido oscuridad procesal en su caso, desde el principio hasta la sentencia que recibe y la apelación. No le convocaron a declarar, ni tuvo la oportunidad de defenderse, ni de aportar pruebas en su defensa”, explicó a Cimacnoticias el abogado David Vásquez Hernández, quien lleva el caso de la hondureña.
 
ENCARCELADA INJUSTAMENTE
 
Para exigir información sobre su situación jurídica, Estefanía se puso en huelga de hambre en el penal de Tapachula. Pero en lugar de lograr su objetivo, fue trasladada al penal 5 de San Cristóbal de las Casas.
 
En ese penal, Estefanía recibió la visita de un abogado y del hijo de Pinto, para exigirle que se autoinculpara y que desistiera de testificar en contra de la pareja de presuntos tratantes de personas.
 
Le dijeron que de hacerlo recibiría un dinero, y que de resistirse matarían a su hijo de cuatro años, quien vive con su abuela en Honduras.
 
“Estamos ante una situación grave; Estefanía y su hijo peligran; ella desconoce absolutamente su estado jurídico, no sabe ni siquiera su número de expediente. A mí como abogado me han negado datos. Ella desconfía de todos los que se acercan porque teme que sean emisarios de Ricardo”, narró el abogado.
 
David Vásquez teme que su defendida ya esté sentenciada, sin embargo, es difícil saberlo pues no tiene acceso al expediente.
 
Tras unos meses en el penal de San Cristóbal, Estefanía fue trasladada al reclusorio de Tapachula. Ella lamenta el día en que creyó que en México podría ganar un buen salario de forma digna, para enviarle dinero a su madre e hijo que están en Honduras.

Redes de trata explotan a más de 250 mil niñas y mujeres en DF

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/por: Gladis Torres Ruiz

VIOLENCIA
Redes de trata explotan a más de 250 mil niñas y mujeres en DF
Hay tolerancia y omisión de las autoridades
 
México, DF, 31 oct 12 (Cimacnoticias).- Durante el primer semestre de este año mil 176 mujeres fueron víctimas de violencia sexual en el Distrito Federal, y 250 mil niñas y mujeres sufren explotación sexual comercial por parte de las redes de trata,  denunció Teresa Ulloa, directora de la Coalición Regional Contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe (CATWLAC, por sus siglas en inglés).
 
Lo anterior, durante la presentación de la cartilla y el video para que las víctimas de estos delitos en el DF sepan cuáles son sus derechos, toda vez que el 97.3 por ciento de los casos permanecen en la impunidad.
 
Ulloa indicó que de acuerdo con información de la Procuraduría General de Justicia del DF (PGJDF), la violación se colocó como uno de los principales delitos de alto impacto en el primer semestre de 2012.
 
“Los delitos sexuales más frecuentes son el abuso sexual, pues de enero a junio de 2012 se presentaron mil 176 casos; los otros (crímenes) que le siguen son el estupro y el hostigamiento sexual”, precisó.
 
Sobre la trata de personas, la activista indicó que de acuerdo con el diagnóstico Human Trafficking Assesment Tool, de la American Bar Association (ABA), el DF es una ciudad de “alto riesgo” en ese delito.
 
En la capital del país hay más de 250 mil mujeres y niñas en situación de explotación sexual comercial, de estos casos “99 por ciento son explotadas por las redes de proxenetismo, padrotaje y lenocinio, y empezaron con esta situación desde los 12 años de edad”.
 
El 88 por ciento de estas mujeres no son habitantes del DF, ya que son traídas de distintas entidades del país.
 
Teresa Ulloa apuntó que ante la gravedad del asunto, el Instituto de las Mujeres del DF (Inmujeres-DF), y la organización civil Defensoras Populares –la cual también coordina la activista–, presentaron la cartilla y el video para difundir los derechos de las víctimas, y el procedimiento de denuncia a fin de que sean atendidas, protegidas y se repare el daño sufrido.
 
La dirigente de CATWLAC informó que se imprimieron 8 mil ejemplares de la cartilla, los cuales serán distribuidos en agencias del Ministerio Publico (MP), y en los Centros de Atención Integral de las Mujeres del Inmujeres-DF en las 16 delegaciones.
 
Igualmente se difundirán en las Unidades de Atención y Prevención de la Violencia Familiar (Uapvif), y en la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF). Las activistas repartirán la cartilla en los barrios de La Merced y Buenavista, zonas donde operan las redes de explotación sexual.
 
Ulloa recordó que CATWLAC denunció ante la CDHDF a la delegación Cuauhtémoc por permitir la operación de esas redes, por lo que el pasado 10 de julio se emitió la recomendación 9/2012 sobre trata de personas y otras formas de explotación sexual.
 
La CDHDF advirtió que estos delitos que incluyen a menores de edad se realizan en la demarcación “por tolerancia u omisión de la autoridad gubernamental”.
 
La activista precisó que actualmente se trabaja con autoridades locales en la elaboración de un diagnóstico integral para conocer las condiciones y los riesgos de la población en situación de trata, así como el diseño de indicadores claros, objetivos concretos y medidas para evitar la trata de personas.

Madres centroamericanas hallan pistas de hijas desaparecidas

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/por: Juan Ramón Ramírez, corresponsal

LA OTRA RUTA MIGRATORIA
Madres centroamericanas hallan pistas de hijas desaparecidas
A su paso por SLP, caravana recaba testimonios de migrantes
 
San Luis Potosí, 24 oct 12 (Cimacnoticias).- “Son siete años de búsqueda y no pararé hasta saber de mi hija”. Karla Patricia Pérez, salió de Chinandega, Nicaragua, cuando tenía 30 años. “Lo último que supe de ella fue que estaba en Ciudad Juárez (Chihuahua), fue la última llamada que recibí, me dijo que estaba en un hotel”.
 
Es el testimonio de Martha Elena Pérez, una madre de 52 años de edad que participa en la caravana del Movimiento Migrante Mesoamericano (MMM).
 
Desde 2005 cuando su hija salió con el objetivo de llegar a Estados Unidos, ella se ha hecho cargo de tres hijos y una hija que le dejó. La joven tiene 19 años; Jean Carlo, 16; Kevin Antonio, 12, y Dionisio Antonio, 13 años.
 
Martha Elena escuchó aquí una noticia alentadora: tres personas le dijeron que recordaron haber visto, semanas antes, a su hija en una ciudad fronteriza del norte. “Dos hombres me dijeron ‘ella es, esa chava es la que va todas las tardes a la plaza’. Se acercó una mujer y dijo ‘sí, es ella’”, contó la madre de Karla.
 
La coordinación de la caravana tomó los datos para hacer la búsqueda de Karla Patricia. Martha Elena recobró la posibilidad de encontrar a su hija. Advirtió que sus dos nietos y su nieta necesitan a su madre: “Cuando salí a buscarla me dijeron ‘mamá, si la miras dile que la extrañamos, que se venga, que nos hace falta’. Suplico que regrese, la queremos viva, con reales o sin reales, pero viva”.
 
La caravana hizo una pausa en el camino. Las madres centroamericanas convivieron casi medio día con hombres y mujeres de la Casa del Migrante de esta ciudad. Se apropiaron del comedor y colocaron las fotografías de sus  migrantes. Recibieron pistas de dos “desaparecidas”.
 
Las mujeres, en su mayoría, no desaprovecharon ni un momento para exhibir las imágenes que de sus hijos e hijas cargan junto al pecho. Confían más en los medios de comunicación que en las autoridades, señalaron. La falta de atención, interés y seguimiento hizo que se organizaran nuevamente en caravana.
 
Martha Sánchez Soler, coordinadora del MMM, explicó que el rompimiento de la comunicación entre las y los migrantes con sus familias de origen se debe principalmente a la pérdida de los datos en el primer asalto o abuso del que son víctimas. Ahí se van los números telefónicos porque se quedan sin documentos.
 
“Algunos son secuestrados, otros caen en la drogadicción, y aunque escriben por correo o se comunican a las estaciones de radio de sus países, no logran establecer contacto, y la historia se repite, todos es producto de una acción criminal en México y ahí empieza su tragedia; a las mujeres se las llevan para trata”, denunció la activista.
 
ESPERANZA
 
Dilma Pilar Escobar Medina, madre de Olga Eldemira Romero Medina, también recibió señales del posible paradero de su hija. Antes de entrar a la Casa del Migrante, en las vías un muchacho le dijo conocer a la persona de la fotografía que porta. Comentó que la vio en un bar del Distrito Federal.
 
En 2009 “Olga salió a trabajar allá en Honduras, pero ya no regresó, del trabajo se vino (a México). La esperé toda la tarde, la noche y no. Al otro día la busqué en la morgue, hicimos llamadas a todos lados y nada. Quince días después me llamó, estaba en Tapachula, Chiapas, y me dijo que encontró una buena patrona, que no llorara porque me iba a hacer daño”.
 
“‘No se preocupe, para usted y los niños voy a trabajar’, me dijo mi hija. Tres meses me estuvo mandando dinero. El 27 de enero de 2010 la llamé, me contó que unas compañeras con las que salió de Honduras la citaron en la plaza para seguir al norte, pero ella apuntó que no iba a ir”, relató Dilma. Ésa fue la última llamada de Olga.
 
La mujer de 55 años sufre mucho cuando sus nietos Luis Vladimiro, de 10 años, y José Antonio, de 7, y sus nietas Katia Gabriela, de 12, y las gemelas Daniela y Alexander, de 4, le dicen que quieren a su mamá.
 
El mayor riesgo lo enfrentan las mujeres porque de acuerdo con las estadísticas de las Casas del Migrante de la ruta migratoria en México: 6 de cada 10 son víctimas de violación y muchas también son víctimas de trata.
 
El MMM se reunió en el Congreso del estado con autoridades en la materia y expusieron que San Luis Potosí es un “foco rojo” por los abusos a las y los migrantes. Hay secuestros, extorsión y trata de personas, detallaron las madres. No hubo más que promesas de legisladores para revisar la situación.
 
La Comisión Estatal de Derechos Humanos ha detectado que en la ruta del migrante compuesta, en San Luis Potosí, por 21 estaciones del ferrocarril, 10 son las de más riesgo. En las de Arroyos (Villa de Reyes), Aguaje, SLP y Bocas (capital del estado) se cometen más abusos contra migrantes.

Autoridades impiden rescate de migrantes secuestradas

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/por: Flavia Morales, corresponsal

LA OTRA RUTA MIGRATORIA
Autoridades impiden rescate de migrantes secuestradas
Funcionarios son “socios o clientes” de redes de trata
 
Amatlán, Veracruz, 24 oct 12 (Cimacnoticias).- Las mujeres migrantes centroamericanas son utilizadas por la delincuencia organizada para la explotación sexual y laboral en complicidad con autoridades, quienes son hasta clientes de los prostíbulos, denunció la coordinadora general del Movimiento Migrante Mesoamericano (MMM), Martha Sánchez Soler.
 
Señaló que durante las caravanas de madres migrantes que han recorrido México en busca de familiares desaparecidos, se han encontrado pistas de mujeres que trabajan en casas y burdeles, pero ni las autoridades migratorias ni la policía hacen nada para rescatarlas.
 
“Sospechamos y tenemos varios casos confirmados que la desaparición de mujeres está vinculada a las redes de prostitución, y lo sabemos porque los propios vecinos declaran que las vieron, pero las autoridades se hacen como que no saben”, explicó Sánchez.
 
En el marco de la “Caravana de Madres Centroamericanas de migrantes desaparecidos en tránsito por México”, la activista lamentó que hasta ahora no se ha podido rescatar a ninguna de estas mujeres porque las redes de trata son poderosas, y en cuanto empiezan a investigar, los defensores de Derechos Humanos (DH) son amenazados.
 
A pesar de que hay pistas concretas de mujeres secuestradas por el crimen organizado y que han sido recluidas en casas de seguridad y prostíbulos de Tapachula, Chiapas, hasta el momento no se ha logrado llegar más allá, abundó.
 
“Las autoridades se topan con redes de prostitución de las cuales muchas veces son socios o clientes, y a veces prefieren no arriesgarse por una mujer migrante”, dijo Martha Sánchez.
 
Tamaulipas, Tabasco, Veracruz y ahora la zona del bajío se han convertido en un lugar peligroso para las y los migrantes, pues han aumentado los secuestros y extorsiones, según testimonios recopilados por el MMM.
 
A esto se suma un aumento gradual en la migración de mujeres y menores de edad, que además de compartir con el hombre migrante todos los peligros del viaje en tren rumbo a Estados Unidos, comparten peligros adicionales como violaciones y redes de trata y explotación sexual.
 
“Lo triste que hemos visto en las entrevistas es que son mujeres que vienen huyendo de violencia intrafamiliar, salen del esposo que las golpea para entrar en redes de prostitución y esclavitud en México”, advirtió.
 
La activista lamentó el desinterés de las autoridades migratorias y de los gobiernos locales por el tema, pues advirtió que hubo ocasiones en que las que se enteraron de que las listas de migrantes desaparecidos iban directo al bote de basura.

“Los bancos de datos son un problema, no hay, estamos construyendo un banco central. Generalmente el tema está olvidado y no hay estadísticas, además tampoco hay denuncias porque generalmente las familias son tan pobres y con escasa educación, lo que impide que se formalice un expediente”, concluyó.

Mitad de víctimas de trata en EU son de México y AL

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/Por:Guadalupe Cruz Jaimes

VIOLENCIA
Mitad de víctimas de trata en EU son de México y AL
Falta cooperación binacional contra el delito
 
México, DF, 28 sep 12 (CIMAC).- Organizaciones nacionales y extranjeras denunciaron que al menos desde la década de los 90 persiste la trata de mexicanas con fines de explotación sexual y laboral en Estados Unidos, por lo que demandaron acciones conjuntas entre ambos países para erradicar el problema.
 
Lo anterior lo señaló Vanessa Lanza, directora de la Coalición para la Abolición de la Esclavitud y la Trata de Personas (CAST, por sus siglas en inglés), durante la presentación del informe “Caminando hacia el norte: el papel del género, la pobreza y la violencia en la trata de personas de México hacia Estados Unidos”.
 
Lanza indicó que desde hace 20 años comenzaron a identificar casos de trata de personas en el vecino país del norte, de los cuales entre el 30 y 50 por ciento de las sobrevivientes de este delito son originarias de México y de otros países de América Latina (AL).
 
La activista mencionó a Cimacnoticias que en la década de los 90 identificaron “casos grandes”, como el de personas tailandesas esclavizadas en EU, pero el problema “viene de tiempo atrás”, el caso más antiguo que conocen es el de una mujer explotada laboralmente en 1972.
 
En estos años han habido algunos avances para proteger a las víctimas de este delito en EU, pero hasta ahora ninguna acción conjunta con el gobierno mexicano para frenar la problemática.
 
Para visibilizar esta situación, CAST junto con la organización The Sex Workers Proyect at the Urban Justice Center, realizaron el informe que contiene el testimonio de 37 personas que fueron enganchadas en México para ser explotadas sexual y laboralmente, de las cuales dos son transgénero y un hombre.
 
El documento indica que salvo una de las entrevistadas, el resto sufrió acoso sexual o fueron insertadas en el comercio sexual. Además, la mayoría fue obligada a trabajar en actividades económicas.
 
De las 37 sobrevivientes, 34 son mexicanas y provienen sobre todo de Puebla (14), Tlaxcala (6), Estado de México (5) y Veracruz (5). Ellas tienen en promedio 19 años de edad y cursaron la educación básica.
 
Vanessa Lanza indicó que la mayoría de estas mujeres fueron más vulnerables a caer en las redes de trata de personas por su condición de pobreza y violencia de género.
 
Tal es el caso de “Florencia”, originaria de la sierra norte de Puebla, quien fue víctima de este delito en EU en 2002. Ella carecía de una fuente de trabajo y tenía tres hijos que mantener. “Estaba en pobreza y fui presa fácil”, refirió la mujer de 39 años al hablar sobre su experiencia durante la presentación del informe.
 
“Florencia” fue enganchada por la maestra de corte y confección, quien contactaba a “muchas mujeres para ir a EU”. La falta de oportunidades la orilló a migrar.
 
“Tuve que entregar mi acta de nacimiento y mi credencial de elector. La maestra venía con el grupo de personas que íbamos a salir del país”. En Tijuana la mujer conoció a la tratante y un “coyote” (traficante de personas) la cruzó hacia EU.
 
“Todo parecía normal, pero al llegar la situación cambió. Ese sueño se convirtió en pesadilla”, recordó. La poblana pasó 40 días encerrada sin poder hablar con nadie, ni salir del taller de costura en donde estuvo.
 
“Florencia” sufrió abuso físico, verbal y psicológico. “Esa persona me decía que en EU los perros tenían más derechos que yo, que si me mataba a nadie le iba a importar. También me amenazaba con hacerle daño a mis hijos si no hacía lo que quería”, relató.
 
Sus jornadas de trabajo culminaban a la 1 o 2 de la mañana y estaba vigilada todo el tiempo. “Un día pidió permiso para ir a la iglesia y pudo escapar”, encontró ayuda de una organización que llamó a las autoridades y denunció que fue víctima del delito.
 
Sin embargo, la tratante fue juzgada por ser una empleadora abusiva y condenada a seis meses de arresto domiciliario, y tuvo que pagar una fianza de 75 mil dólares, “porque entonces no se hablaba tanto del delito”, añadió.
 
CAST, Sex Workers Proyect at the Urban Justice Center, junto con las organizaciones nacionales Instituto para las Mujeres en la Migración y el Centro Fray Julián Garcés de Derechos Humanos, coincidieron en la necesidad de que México y EU lleven a cabo acciones conjuntas para frenar la trata de personas.
 
Los gobiernos deben comenzar por lanzar campañas de “concientización e información” sobre la problemática, seguido de la investigación de este delito, utilizando la recién aprobada ley general contra este crimen, así como la generación de mecanismos para reunificar a las sobrevivientes con sus hijas e hijos.

Centroamérica, donde más se capta a víctimas de trata

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/Por:Redacción

INTERNACIONAL
Centroamérica, donde más se capta a víctimas de trata
El destino de las mujeres es Europa y EU: OIM
 
México, DF, 21 sep 12 (CIMAC/Cerigua).- Un nuevo informe de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) reveló que el principal objetivo del tráfico de mujeres en Centroamérica es la explotación sexual y laboral, la mendicidad y la extracción de órganos. Guatemala, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica reportan un aumento de estos crímenes.
 
El informe de la OIM “Tráfico de mujeres: otra manifestación de violencia contra las mujeres”, presentado como parte del Día Internacional contra el Tráfico de Personas que se conmemora el próximo domingo, destaca que la región centroamericana se ha convertido en una zona de destino de explotación intrarregional.
 
Los países de destino de las víctimas captadas en América Latina (AL) son principalmente los europeos y Estados Unidos, mientras que Brasil, Colombia, República Dominicana y México reciben a personas que provienen de esas localidades.
 
Centroamérica presenta una nueva tendencia, ya que la explotación de mujeres ocurre en los propios países, de manera interna e interregional. Nicaragua, El Salvador y Honduras son las naciones que presentan el mayor índice de captación de víctimas para trasladarlas a México, Guatemala y a Costa Rica.
 
Una muestra de la OIM concluyó que 20 víctimas captadas en Nicaragua fueron llevadas a El Salvador, Guatemala, Costa Rica y otras localidades en el mismo país con fines de explotación sexual comercial.
 
Ana Hidalgo, directora regional del proyecto “Lucha contra la trata”, de la OIM, lamentó que la información sobre el tráfico de personas en AL sea muy escasa.
 
Las autoridades no logran recabar cifras confiables debido a que existe un porcentaje muy pequeño que logra escapar, y una cifra aún menor de víctimas que deciden contar su historia, señaló la funcionaria internacional.
 
Algunas de las mujeres que han sido objeto de ese tipo de crímenes aseguraron no estar convencidas de la seguridad y la fiabilidad de la oferta laboral en sus respectivos países; la pobreza y la falta de oportunidades de empleo influyeron en su decisión de aceptar propuestas de extraños, enfatiza la publicación de la OIM.
 
Escapar de los captores y volver al hogar no representa el fin de la pesadilla, pues las mujeres que han sido privadas de su libertad por las redes de trata se enfrentan muchas veces a acciones de represión y venganza, son estigmatizadas por la familia y las comunidades, y puede que deban pagar deudas adquiridas en su intento por migrar, concluyó Hidalgo.