Inicio » Día mundial contra el cáncer de mama

Category Archives: Día mundial contra el cáncer de mama

Traducir a tu idioma

Construyamos PODEMOS Mexico YA ES TIEMPO de CAMBIAR

DESOBEDIENCIA CIVIL PACIFICA1/01/17
PODEMOS Mexico: Desoberiencia Civil Pacifica 2017-2018

Matrix Radio Mx

Es una emisora de radio comunitaria y social en la CDMX. HOY la CDMX ya cuenta con un proyecto alternativo DIFERENTE para los amantes de la RADIO. La primer radio comunitaria y social realizada por un STAFF de periodistas ENTIDADES BIOLOGICAS EXTRATERRESTRES. Alienigenas que por años han estudiado a la raza humana y que ahora seran quienes relaten y cuenten las noticias. PERIODISMO EXTRATERRESTRE y DIFERENTE. www.matrixradiomx.wordpress.com

PARO NACIONAL

2 de Octubre 2015 NO se OLVIDA

DEVOTOS a SAN EBE en la CDMX

Construyamos un México Sin PRI

CNTE en PIE de LUCHA

Sumate NO a la Reforma Educativa de Epn Fallido

YA son 16 meses de #Ayotzinapa y NO hay JUSTICIA

EVENTOS en la CDMX

YoSoy132 NADIA VERA

Guerrero: Sólo 7 oncólogos atienden a 1.7 millones de mujeres

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/por: Rosario García Orozco, corresponsal

SALUD
Guerrero: Sólo 7 oncólogos atienden a 1.7 millones de mujeres
Ss local, sin infraestructura y personal para atender CaMa
 
Chilpancingo, 25 oct 12 (Cimacnoticias).- La presidenta de la Comisión de Salud del Congreso de Guerrero, Verónica Muñoz Parra, lamentó que el estado carezca de infraestructura y personal  especializado para atender la elevada demanda de mastografías, por lo que se agrava la incidencia de cáncer de mama (CaMa) en la entidad.
 
Como parte del Día Internacional de Lucha contra el Cáncer de Mama, que se celebró el pasado 19 de octubre, la diputada local explicó que el CaMa va al alza y que en Guerrero esta variedad de cáncer es la segunda causa de muerte en las mujeres. Precisó que el grupo de edad que más presenta este padecimiento es el de entre 40 y 60 años.
 
Verónica Muñoz alertó que es muy grave que haya poca infraestructura para detectar este tipo de enfermedades, ya que sólo se cuenta con mastógrafos en Acapulco y Chilpancingo.
 
Asimismo, la Secretaría de Salud local (Ss) sólo cuenta con siete oncólogos y tres radiólogos especializados en interpretación de diagnósticos, para atender a más de un millón 743 mil mujeres guerrerenses.
 
Todo lo anterior es insuficiente para atender la demanda en toda la entidad, porque si no hay detección a tiempo el pronóstico de vida para las mujeres es fatídico.
 
La legisladora consideró como urgente impulsar al menos siete unidades móviles en la que se hagan estudios para detectar el CaMa y el cáncer cérvico uterino (Cacu), y que puedan desplazarse desde las cabeceras de región a todas las comunidades para atender la creciente demanda.
 
Muñoz Parra pugnó porque se incrementen los presupuestos en los rubros de salud y en especial para los programas de prevención de CaMa y Cacu.
 
En breve, las comisiones de Salud y Equidad y Género analizarán el proyecto de presupuesto para el estado de Guerrero, por lo que la diputada confió en lograr los consensos necesarios a favor de las mujeres.
 
La ex secretaria estatal de salud también convocó a las y los diputados federales a dar la batalla para conseguir más recursos para Guerrero.

Por falta de insumos, detenida Clínica de Oncología de la Mujer

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/por: Guadalupe Cruz Jaimes

SALUD
Por falta de insumos, detenida Clínica de Oncología de la Mujer
Esperaba iniciar en septiembre, pero no tiene para cuándo
 
México, DF, 19 oct 12 (CIMAC).- En esta capital los decesos de mujeres por cáncer de mama (CaMa) no disminuyen desde hace una década, ya que de 2000 a 2010 se mantuvo en alrededor de 2.8 fallecimientos por cada 100 mil capitalinas mayores de 25 años.
 
Con ello, el DF ocupa el quinto lugar entre las entidades federativas que registran más muertes por cáncer mamario, enfermedad cuya probabilidad de curación es de 95 por ciento si se detecta de manera oportuna, según datos del Sistema Nacional de Información en Salud (Sinais).
 
José Garnica García, titular de la Jurisdicción Sanitaria en la delegación Miguel Hidalgo y responsable del Centro de Lectura de Mastografía en la Ciudad de México, explicó que desde 2009 la Secretaría de Salud del DF (Ss-DF) ha invertido en la detección temprana de CaMa a través de la aplicación de la mamografía de tamizaje en las mayores de 40 años de edad.
 
De 2006 a agosto de 2012, la Ss-DF realizó 787 mil mastografías, de las cuales 6 mil 93 resultaron “altamente sospechosas” de CaMa, pero únicamente 621 fueron casos confirmados con la enfermedad.
 
Mientras la media nacional señala que 60 por ciento de los casos son detectados en la etapa III y IV, con una probabilidad de curación de entre 36 y 7 por ciento, respectivamente, en el DF las pacientes son detectadas sobre todo en la etapa II con 66 por ciento de probabilidades de curarse, en la III, y “algunos casos” en etapa I, donde las posibilidades de sanar son de 88 por ciento. 
 
La mayoría de las capitalinas a quienes se les detectó CaMa tenían más de 45 años, aunque hay casos de mujeres menores.
 
De acuerdo con el funcionario, las usuarias de la Ss-DF son canalizadas a nosocomios federales como el Hospital Juárez, el Instituto Nacional de Cancerología, y el Hospital General de México, para recibir tratamiento, el cual es gratuito mediante el financiamiento del Seguro Popular (SP).
 
Garnica García aseveró que el tratamiento contra el CaMa en breve se brindará en la Clínica de Oncología de la Mujer en el Hospital General Ajusco Medio, de la Ss-DF. Abundó que “ya están preparados para arrancar, pero falta hacerlo oficial”.
 
Sin embargo, en un recorrido hecho por Cimacnoticias en ese hospital, el personal informó que tenían la orden de iniciar la operación de la clínica desde septiembre, pero no les han llegado los insumos para que los oncólogos y cirujanos del nosocomio ofrezcan el tratamiento a las pacientes con CaMa.
 
A la pregunta de qué dependencia debe proveer los insumos de la Clínica de Oncología de la Mujer (para dar atención quirúrgica, de quimioterapia y radioterapia), el titular de la Jurisdicción Sanitaria en Miguel Hidalgo refirió que serán cubiertos de manera conjunta por la Ss-DF y el SP.
 
En agosto pasado, Armando Ahued, secretario de Salud local, anunció que en octubre se abriría la clínica, sin embargo, cuando Cimacnoticias solicitó una entrevista para conocer cuándo iniciaría labores, con qué servicios y cuál sería su capacidad de atención, la Ss-DF negó la petición porque se retrasó la apertura de esta área del Hospital General Ajusco Medio.
 
Al respecto, el personal del nosocomio indicó que ignora cuándo empezarán a laborar por la falta de insumos.
 
En tanto, José Garnica indicó que la conmemoración de la lucha contra la enfermedad es para sensibilizar sobre el riesgo de padecer CaMa, y universalizar la mastografía de tamizaje a las mayores de 40 años.

“Después del cáncer hay una nueva vida”

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/Por: Guadalupe Cruz Jaimes

SALUD
“Después del cáncer hay una nueva vida”
Mujeres dan testimonios de su lucha contra el CaMa
 
México, DF, 19 sep 12 (CIMAC).- A sus 34 años de edad, Isaura Cuellar es sobreviviente de cáncer de mama (CaMa). En la lucha contra la enfermedad ha tenido que sortear diversos obstáculos, uno de ellos la normatividad mexicana, ya que limita la mamografía a las mayores de 40 años.
 
“Aunque tenía la indicación médica, no me la querían realizar, tuve que ir de un lado a otro”, relató durante la reunión anual de la Unión Latinoamericana contra el Cáncer de Mama (Ulaccam), que se realizó ayer en esta capital.
 
El diagnóstico de cáncer llegó cuando la escultora tenía apenas 30 años de edad: tenía un tumor maligno en el seno derecho. Mes y medio después le realizaron dos cirugías e inició el tratamiento de quimioterapia.
 
Al dar testimonio de que el CaMa no es una “sentencia de muerte”, Cuellar narró que cuando recibió la noticia no tenía seguro médico y su familia tuvo que costear el tratamiento en el sector privado.
 
El costo de la atención por la enfermedad en la etapa 1 es de más de 74 mil pesos, en la 2 sube a 102 mil pesos, en la 3 es de 154 mil, y en la 4 de 199 mil, según Enrique Bargalló, jefe del departamento de Tumores Mamarios del Instituto Nacional de Cancerología (InCan).
 
Después de la cuarta y última quimioterapia, Isaura se mudó de Chiapas al Distrito Federal. En esta ciudad culminó su recuperación y acudió a sus revisiones cada tres meses al Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición.
 
“Todo iba bien, estaba creciendo profesional y personalmente, había aprendido a estar sola y a cuidar de mí, de mi cuerpo”, pero después de tres años le detectaron otro tumor maligno en el mismo seno.
 
Después de la revisión clínica le realizaron una biopsia y la operaron al poco tiempo. Esta vez perdió la mama, pero se sometió a una cirugía reconstructiva. El costo de la intervención fue cubierto por el Seguro Popular (SP).
 
La reconstrucción de Isaura, quien aún está en tratamiento, no sólo fue física sino emocional: “Ahora soy más guerrera”, señaló confiada en que ésta es la última batalla que librará contra el CaMa.
 
Verónica Medina, quien se autodefine como “orgullosamente sobreviviente de cáncer de mama”, también compartió su historia. A la originaria del DF le detectaron la enfermedad a los 36 años. “Mi pesadilla empezó cuando me sentí una bolita en el seno derecho, y fui a urgencias porque sabía que algo andaba mal”.
 
En el área de urgencias del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, “sin voltearme a ver, la encargada me mandó a pedir una cita en consulta externa y me dijo que me la darían en seis meses”.
 
Medina insistió y un médico de guardia la revisó. Le ordenó un ultrasonido, luego una biopsia, y 10 días después “el doctor me dijo que los resultados no eran buenos, que tenía cáncer”.
 
Devastada, Verónica escuchó al médico, quien le explicó que la enfermedad estaba en una etapa temprana y que los gastos estaban cubiertos por el SP.
 
Ella es una de las mujeres que conforman el 25 por ciento de las pacientes de CaMa que ingresa al sector público en etapa 1; apenas 10 por ciento es detectada en etapa 0; el 30 por ciento es detectada en etapa 2; el 25 por ciento en etapa 3, y 10 por ciento en la última fase.
 
Acompañada por su padre, la mujer nunca perdió la fe. “Me operaron para retirar el tumor, pero conservé el seno”. Dos semanas después inició la quimioterapia, recibió cuatro sesiones, una cada 21 días.
 
Los síntomas del tratamiento fueron “fuertes”, relató. “Fuegos en la boca, náusea, diarrea, dolores en piernas y manos, se me cayeron las uñas y el cabello”. Lo más grave fue que le provocó la menopausia y su ilusión de ser madre “acabó de la noche a la mañana”.
 
Luego de la cuarta sesión, recibió radioterapia en el InCan, donde por falta de mantenimiento del equipo su tratamiento previsto para mes y medio se alargó a tres meses.
 
“Había días en que después de esperar horas, salían a decirme que no podían darme la radiación porque el equipo no funcionaba”.
 
Verónica “poco a poco” superó la enfermedad y sus implicaciones. Ahora acude a revisión cada tres meses y recibe hormonoterapia. Y asegura que “hoy después del cáncer hay una nueva vida”.

Déficit de un millón de mastografías al año: InCan

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/Por:Guadalupe Cruz Jaimes

SALUD
Déficit de un millón de mastografías al año: InCan
No se logrará meta de cobertura para detectar CaMa
 
México, DF, 19 sep 12 (CIMAC).- Por falta de infraestructura y personal especializado, México “difícilmente” alcanzará la meta de cobertura de 22 por ciento de mastografías de tamizaje para 2012, pues en 2011 apenas fue de 11 por ciento.
 
Este es un “grave problema” porque para poder impactar en la reducción de fallecimientos por cáncer de mama (CaMa), considerada la primera causa de muerte por tumores malignos entre las mexicanas, la cobertura de mamografías debe ser de 70 por ciento.
 
Lo anterior lo señaló, Yolanda Villaseñor, jefa del departamento de Radiodiagnóstico del Instituto Nacional de Cancerología (InCan), durante la reunión anual de la Unión Latinoamericana contra el Cáncer de Mama (Ulaccam) que hoy inició en esta ciudad.
 
Villaseñor detalló que la cobertura de mastografías en mujeres de 50 a 69 años de edad fue de 7.2 en 2006, y para 2011 se elevó a 11.2 por ciento. Observó que con esta tendencia difícilmente se podrá cumplir  la meta de la Secretaria de Salud (Ss) de ampliar la cobertura a 22 por ciento para 2012.
 
En su exposición titulada “El debate continuo: retraso y la importancia de detección temprana”, la especialista informó que el rezago es ocasionado por la falta de infraestructura y personal.
 
Actualmente hay cerca de 600 mastógrafos, de los cuales no todos funcionan “como deberían”, ya que si todos operaran de manera óptima cada año se realizarían 2.5 millones de estudios de tamizaje, pero sólo se practican 1.5 millones de mamografías en este periodo.  
 
Si durante 220 días cada aparato realizara 20 estudios (en un turno) se alcanzarían los 2.5 millones de mastografías, y si brindarán este servicio durante dos turnos al día se alcanzarían 6 millones.
 
Al tiempo de ampliar la cobertura se tiene que verificar que los estudios sean de calidad, la cual en México es baja, pues va de 53 a 82 por ciento. Este hecho está relacionado con la falta de especialistas para practicar el estudio y dar un diagnóstico.
 
En el país hay más de 3 mil radiólogos, de los cuales únicamente 150 son expertos en lecturas de mamografías para atender una demanda de 17 millones de mexicanas mayores de 40 años que requieren el estudio.
 
Las deficiencias se traducen en miles de decesos de mujeres cada año; tan sólo en 2010 fallecieron 5 mil 217. Y cada año se detectan 20 mil nuevos casos de CaMa, muchos de ellos en etapa tardía.
 
Por ejemplo en el InCan el 80 por ciento de las pacientes de cáncer mamario llegan en etapas tardías con tumores de 5 centímetros de diámetro.
 
Para revertir la situación es preciso continuar con la aplicación de la mastografía en las mayores de 40 años. Lo recomendable es que se realice cada año, pero como lo señala la Norma Oficial Mexicana 041 para la atención de la enfermedad se puede realizar cada dos años.
 
La mamografia es importante porque permite detectar tumores que no se distinguen al tacto (con la revisión clínica) y logra reducir 30 por ciento de los fallecimientos por CaMa, ya que tiene “una sensibilidad” de hasta 96 por ciento para detectar la enfermedad.
 
También debe fortalecerse la capacitación del personal en radiología; esta tarea se inició en esta administración a través del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva de la Ss, añadió la especialista del InCan.

UNAM e INCan indagan prevención temprana de CaMa

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/Por:Redacción

SALUD
UNAM e INCan indagan prevención temprana de CaMa
Cada año mueren más de 5 mil mujeres
 
México, DF, 8 ago 12 (CIMAC).- Científicas y científicos del Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIBm) de la UNAM y del Instituto Nacional de Cancerología (INCan), iniciaron una investigación integral del cáncer de mama (CaMa) con el fin de lograr la detección temprana de esta enfermedad, que cada dos horas cobra la vida de una mexicana.
 
Información del INCan señala que con base en el registro nacional de defunciones hay cerca de 5 mil 250 muertes al año por CaMa, lo cual implica que una mujer fallece cada dos horas por esta causa en el país.
 
De acuerdo con el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva (CNEGSR), ese tipo de tumor es la primera causa de muerte entre las mujeres de 25 años o más. Tan sólo en 2010, 5 mil 113 mujeres perdieron la vida a causa de este padecimiento
 
El Programa de Investigación Biomédica en Cáncer de Mama fue presentado esta semana en la UNAM y consta de nueve estudios específicos que se aplicarán a 300 pacientes con CaMa.
 
En un comunicado de prensa, Patricia Ostrosky, directora del IIBm, dijo que en México la mayoría de las mujeres con ese tipo de tumor llegan a los hospitales en etapas avanzadas, lo que reduce la posibilidad de lograr tratamientos exitosos y salvar vidas.
 
Alejandro Mohar, director del INCan, alertó que la cifra de nuevos casos de CaMa llegará a un millón 686 mil en el año 2030, y el país no cuenta con la capacidad para atender esa cantidad de pacientes con diagnóstico tardío.
 
LA INVESTIGACIÓN
 
El Programa de Investigación Biomédica en Cáncer de Mama, coordinado por los investigadores Luis Alonso Herrera Montalvo y Alfonso León del Río, del IIBm, reclutará en un periodo de seis meses a 300 pacientes con CaMa avanzado, quienes deben ser candidatas a recibir quimioterapia y cirugía –que en el INCan constituyen el 60 por ciento de los ingresos–, explicó Herrera Montalvo.
 
Detalló que a todas las pacientes se les tomarán muestras de sangre  y de los tumores durante el diagnóstico, después de los cuatro ciclos de quimioterapia y en la cirugía. De esas muestras se extraerán suero o plasma, células blancas, ADN, ARN y proteínas, que se analizarán en las diversas líneas de investigación.
 
En el ADN extraído de sangre se estudiarán mutaciones germinales en los genes, relacionadas con la predisposición familiar. Este estudio pretende conocer si las pacientes mexicanas tienen el mismo perfil de mutaciones que los descritos para mujeres en otros países.
 
Otro proyecto, a cargo del investigador emérito Carlos Larralde, busca identificar anticuerpos asociados a tumores, que puedan ser usados como un método de diagnóstico en etapas tempranas. Su objetivo es utilizar esta metodología en programas de tamizaje, con mejores resultados que las mastografías.

Sin personal y sin mastógrafos,IMSS “atiende” cáncer de mama

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/Por:Guadalupe Cruz Jaimes

REPORTAJE
Sin personal y sin mastógrafos, IMSS “atiende” cáncer de mama
Delegaciones estatales operan con equipos descompuestos
 
El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) subutiliza el equipo para detectar cáncer de mama (CaMa), a pesar de que este mal es la primera causa de muerte por tumores malignos en las mexicanas, de acuerdo con información obtenida por Cimacnoticias.
 
Y es que por ejemplo en el IMSS hay mastógrafos que llevan hasta tres años sin usarse para detectar el CaMa, ya que están descompuestos o falta personal capacitado que realice las mamografías.
 
En Hidalgo la delegación del instituto no realizó mamografías de 2006 a 2008, debido a que el único mastógrafo con el que cuentan “se encontraba descompuesto”, informó el IMSS en respuesta a una solicitud hecha por Cimacnoticias al sistema de información pública gubernamental.
 
Por ello, en ese estado el registro de mamografías corresponde a 2009 y 2010, periodo en el que los cuatro técnicos radiólogos contratados por el instituto realizaron 726 estudios para detectar el cáncer mamario.
 
En dicha entidad, por cáncer de mama mueren 8.1 hidalguenses por cada 100 mil mujeres de 25 años y más. Ellas forman parte de las 5 mil 300 mexicanas de esa edad que murieron por esa enfermedad en 2010.
 
La mayoría de estas muertes pudo evitarse si el padecimiento se les hubiera detectado oportunamente. No obstante, en México el 90 por ciento los casos de CaMa se detecta en etapas tardías. En promedio, quienes padecen este mal son diagnosticadas a los 58 años de edad, señala el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva.
 
De acuerdo con el análisis “El costo de la atención médica del cáncer mamario: el caso del IMSS”, publicado en 2009 en la revista Salud Pública de México, en el instituto sólo el 12.7 por ciento de los casos de CaMa se diagnosticaron en etapa uno (temprana).
 
FALLAS EN INFRAESTRUCTURA
 
Pese al crítico panorama, el IMSS no prioriza la detección de este cáncer mediante la aplicación de mamografías. Muestra de ello es que en la delegación poniente del Estado de México de los 10 mastógrafos con los que cuenta, cinco no funcionan porque tres de éstos están descompuestos y dos no operan por falta de personal capacitado para realizar el estudio.
 
Los aparatos que funcionan son operados por cuatro médicos radiólogos, quienes durante los últimos seis años (2005 a 2010) han tomado 36 mil 362 mamografías a las mexiquenses derechohabientes.
 
La delegación del IMSS en Morelos está en una situación semejante, ya que de los dos mastógrafos existentes sólo funciona uno porque el otro está “dañado”, según la información proporcionada por el instituto. Con el déficit de equipo de 2006 a 2010 se han realizado cerca de 25 mil estudios, con sólo cuatro técnicos radiólogos.
 
En el Distrito Federal, considerado uno de los 10 estados con las tasas más altas de CaMa en el país (13.8 decesos por cada 100 mil capitalinas de 25 años y más), la delegación sur del IMSS tiene 13 mamógrafos, de los cuales uno “no tiene licencia” para operar y otro “no funciona”, por lo que tampoco trabaja al 100 por ciento.
 
Las anomalías en los servicios de mamografía para la detección y diagnóstico del cáncer mamario se observan también en Tlaxcala, donde el instituto tiene cuatro mamógrafos, de los cuales uno está “descompuesto y se solicitó reposición”, reportó el IMSS. Por lo que, con cinco técnicos radiólogos, ha practicado 8 mil 3 estudios en los últimos seis años.
 
Campeche es otro ejemplo de la grave problemática, ya que durante 2006 y 2007 no tomó ninguna mamografía a sus derechohabientes porque no tenían mastógrafos. Hasta 2008 comenzó a hacer el estudio con dos aparatos y seis técnicos capacitados.
 
El horario de atención hasta hace poco era una barrera para que las derechohabientes del IMSS se practicaran el estudio en Nayarit, delegación que cuenta con un mamógrafo y dos técnicos radiólogos de base, ya que durante 2006 y 2007 “ofrecía el servicio de mastografía solamente en turno matutino”.

Para esos años, la delegación norte del DF carece de “información disponible” acerca del equipo con el que contaba y las mamografías que realizó, pues argumentó que fue en 2008 cuando se incluyó la cobertura del estudio en mujeres de 50 a 69 años de edad “como un indicador estratégico” en la lucha contra el cáncer mamario.
 
PRIMERA CAUSA DE MUERTE
 
En 2006 el CaMa se convirtió en la primera causa de muerte entre las mexicanas por tumores malignos, superando al cáncer cérvico uterino.
 
Aunque el IMSS no tuviera como un “indicador estratégico” realizar mamografías en ese periodo, debió practicarlas para respetar la Norma Oficial Mexicana (NOM-041) para la prevención, diagnóstico, tratamiento, control y vigilancia epidemiológica del CaMa de 2002, la cual señalaba que los servicios médicos debían practicar la prueba de detección a las mexicanas a partir de los 40 años de edad.
 
La actualización de la NOM-041, publicada por la Secretaría de Salud en junio pasado, mantiene la edad a la que las mexicanas deben comenzar a realizarse el estudio. Y plantea el reto de que el sistema nacional (incluido el IMSS) amplíe y mejore la cobertura de mamografías con el propósito de dar respuesta al CaMa, que diariamente cobra la vida de 13 mujeres en el país.

El cumplimiento de la norma en el Instituto es trascendental, debido a que en sus 32 delegaciones atiende a siete de cada 10 mujeres derechohabientes en México, según el informe Mujeres y Hombres en México 2009, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Actualmente, hay 72.5 millones de derechohabientes de servicios de salud, el 48.8 por ciento (35.4 millones) pertenece al IMSS, indica el Censo de Población y Vivienda 2010.

Pese al preocupante panorama, algunas entidades como Baja California Sur, entidad con la tasa más alta de CaMa en México (16.3 muertes por cada 100 mil mujeres de 25 años y más) informó que tiene sólo cinco mamógrafos y no respondió con cuántos técnicos radiólogos cuenta, ni tampoco cuántas mastografías ha realizado de 2006 a la fecha.

La delegación del IMSS en el sur de Veracruz, cuya tasa de decesos es de 9.9 por cada 100 mil habitantes del estado, también negó información acerca de cuántos aparatos cuenta y qué personal tiene para operarlos.

Mastografía será cada dos años,no anual:Ss

STAFF:MTXNoticias/CanalMatrix/CIMAC/Por:Guadalupe Cruz Jaimes

SALUD
Mastografía será cada dos años, no anual: Ss
“Faltan recursos para atender CaMa”
 
México, DF, 14 jun 11 (CIMAC).- La Secretaría de Salud (Ss) hizo caso de la demanda de organizaciones de la sociedad civil (OSC) para que la Norma Oficial Mexicana (NOM-041) para la atención, diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama (CaMa) contemplara la edad mínima de 40 años para el acceso a la mastografía de tamizaje, pero por “falta de recursos” espació de uno a dos años la realización de la prueba.
 
Sólo quienes tengan factores de riesgo podrán practicarse la mamografía de tamizaje cada año, debido a la falta de recursos disponibles para responder a la enfermedad, señaló en entrevista Martha Villaseñor, académica e investigadora del departamento de Salud Pública del Centro Universitario de Ciencias de la Salud, de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG).
 
La especialista indicó que la ampliación a dos años de la prueba diagnóstica, contenida en la NOM-041 publicada el pasado viernes, “no es 100 por ciento deseable, pero es a lo que puede accederse, considerando la situación económica y la disponibilidad de recursos en el país”.
 
Sin embargo, dijo, es necesario que se abran los criterios para practicarle la mamografía a mujeres que lo requieren cada año, de modo que los prestadores de salud cuenten con recursos para practicar dicha prueba de seguimiento.
 
De acuerdo con la profesora de la UAG, no hay estudios que prueben si la periodicidad de la mamografía impacte en la mortalidad por CaMa, pero, aclaró: “la evolución del cáncer en general es paulatino, si no se detecta a tiempo, un tumor en dos años puede avanzar mucho y traer consecuencias negativas” a la salud de las mujeres.
 
Tan sólo en 2010, 5 mil 113 mujeres mayores de 25 años de edad perdieron la vida a causa de este padecimiento, según datos de la Ss.
 
Consultado al respecto, Óscar Cerezo, médico investigador del Instituto Nacional de Cancerología (Incan), refirió que el sector salud “evaluó el costo y no la consecuencia, ya que la cantidad de dinero que se ahorrará al realizar la mamografía bianualmente la desembolsará al atender a pacientes con un diagnóstico tardío”.

LAS MENORES DE 40 AÑOS
 
Además de ampliar los criterios para que las mujeres que lo requieren tengan un seguimiento anual, Martha Villaseñor indicó que es preciso que en el reglamento de operación de la NOM-041 se incluya un porcentaje de mamografías para mujeres menores de 40 años de edad, que tengan síntomas y factores de riesgo.
 
A pesar de que la NOM-041 dice que la mastografía no es recomendable para las menores de 40 años, la experta dijo que esta prueba es necesaria debido a que en México, como en otros países de América Latina, el CaMa se presenta cada vez a edades más tempranas.
 
La investigadora refirió que es necesario incluir este tema como una de las metas de operación anuales de la Ss, para que en los servicios cuenten con los recursos para realizar mamografías a mujeres que estén en condiciones de riesgo y no alcancen la edad que establece la norma. 
 
AVANCE, LOGRO DE LAS OSC
 
En conjunto, la NOM-041 es “aceptable” y responde a la principal demanda de las organizaciones: mantener la edad de 40 años para que las mexicanas puedan realizarse una mamografía de tamizaje y no a los 50 años, como se planteó en el proyecto de la norma, indicó Villaseñor.
 
Al respecto, Miriam Ruiz, directora de la “Iniciativa Global Komen para la concientización sobre el cáncer de mama en México”, la norma representa un avance importante.
 
“El reto ahora es que se cumpla y no se quede en el papel, luego ya nos centraremos en ver si lo más conveniente es realizarla cada año o cada dos”, explicó.
 
“Ante el escenario de 2010, donde estaba la posibilidad de que la edad subiera a 50 años, la versión final de la norma es un avance en la lucha porque los derechos se cumplan cabalmente. Es un logro que tiene tareas pendientes, como vigilar que los lineamientos se lleven a cabo, y que se den a conocer no sólo a las mujeres y a la población sino entre el personal del sector”, señaló.
 
Para lograrlo, es necesario que el Legislativo otorgue un presupuesto etiquetado en 2012 para dar una respuesta al CaMa. También se requiere que los Congresos locales tomen medidas para que en los servicios se implemente la normatividad, y se garantice a las mexicanas la exploración clínica, la mamografía de tamizaje, su gratuidad y universalidad, concluyó la activista.

Arranca Congreso de Investigación en Salud Pública

STAFF:MTXnoticias/Agencia:CIMAC/Por la redacción
SALUD
Arranca Congreso de Investigación en Salud Pública
Abordará temas como violencia y cáncer de mama

México, DF, 28 feb 11 (CIMAC).- Del primero al 4
de marzo se realizará en Cuernavaca, Morelos, el
XIV Congreso de Investigación en Salud Pública en
el que se expondrán trabajos provenientes de
diferentes países en temas como cáncer cérvico
uterino, de mama, muerte materna, planificación
familiar, violencia, así como el papel de los
medios de comunicación e iniciativas de ley en la materia.

Información de las y los organizadores señala que
el objetivo de esta reunión es atender las
necesidades sanitarias en México, en un espacio
de intercambio de las percepciones que la
ciudadanía tiene respecto al concepto de Salud Pública.

En un comunicado de prensa, el Instituto Nacional
de Salud Publica (INSP) precisó que en la materia
converge una amplia gama de conocimientos que van
desde la investigación básica y clínica, hasta las iniciativas de ley.

Así como la participación de los medios de
comunicación en cuanto a su capacidad para
generar cambios de conducta, la práctica
comunitaria, los sistemas de información, la
promoción de la salud, la cultura en general,
entre muchos otros aspectos del conocimiento
relacionados con la conformación de sociedades más sanas, afirmó.

En lo referente a violencia y salud pública en
México, Arturo Cervantes Trejo, del Centro
Nacional para la Prevención de Accidentes,
hablará de la estrategia “Todos somos Juárez”.

Se tiene previsto que durante estos cuatro días
se realicen conferencias magistrales impartidas
por especialistas en el ámbito de la salud, tal
es el caso del doctor Jeffrey P. Koplan, del
Emory Global Health Institute; y Nubia Muñoz, del
International Agency for Research on Cancer,
científica colombiana experta en cáncer cérvico uterino.

Sus investigaciones científicas contribuyeron a
establecer que el virus del papiloma humano es la
principal causa del cáncer cervical, por lo que
fue nominada al Nobel de Fisiología y Medicina en el 2008.

Incumple Salud metas para enfrentar cáncer de mama

STAFF:MTXnoticias/Agencia:CIMAC/Por Anayeli García Martínez
REPORTAJE
Incumple Salud metas para enfrentar cáncer de mama
Limitados alcances del Programa 2007-2012

Las políticas y estrategias del gobierno federal
para la detección temprana, diagnóstico oportuno,
tratamiento adecuado y evaluación del cáncer de
mama (CaMa), no han disminuido al máximo la mortalidad por este padecimiento.

El Programa de acción específico 2007-2012 sobre
CaMa, de la Secretaría de Salud (Ssa), planteó
optimizar la infraestructura existente para realizar mastografías.

La detección oportuna es la única herramienta
para combatir el CaMa, y la mastografía el único
estudio clínico que detecta tumores de menos de un centímetro de diámetro.

Las acciones oficiales se enfocaron en ampliar el
equipo, fortalecer los laboratorios, incrementar
los recursos humanos especializados y llevar a
cabo campañas de difusión masiva sobre la detección oportuna del CaMa.

De acuerdo con el Centro Nacional de Equidad de
Género y Salud Reproductiva (CNEGySR), este tipo
de tumores son la primera causa de muerte entre
las mujeres de 25 años de edad o más. Tan sólo en
2010, 5 mil 113 mujeres perdieron la vida a causa de este padecimiento.

Begoña Zabalza, secretaria técnica de la
Coalición Mexicana por la Salud Mamaria
(Comesama), afirmó que hay un rezago importante en las metas sexenales.

Para lograr una incidencia real, el Programa de
acción planteó tres metas específicas anuales
que, en conjunto, mantendrían en el año 2012 la
tasa de mortalidad por CaMa por debajo de 17.5
defunciones por cada 100 mil mujeres de 25 años de edad y más.

SIN RADIÓLOGOS Y SIN COBERTURA

La primera meta del programa de acción 2007-2012
es certificar para el 2012 a 95 por ciento de los
radiólogos que interpretan estudios de imagen
para detección o diagnóstico de patología
mamaria. Sin embargo, la Ssa revela que hasta
2009 sólo se había cubierto el 43 por ciento.

Ante la falta de radiólogos, Mauricio Hernández
Ávila, subsecretario de Prevención y Promoción de
la Salud, declaró en días recientes que la Ssa
capacitará a cerca de 200 jóvenes de preparatoria
para que interpreten los estudios.

El programa plantea alcanzar una cobertura de
exploración clínica de mama de 35 por ciento en
mujeres de 25 a 69 años de edad para el año 2012,
pero hasta 2009 sólo se había cubierto el 13.8 por ciento.

La tercera meta es alcanzar una cobertura de
detección de CaMa por mastografía de 21.6 por
ciento en el 2012 pero sólo en mujeres de 50 a 69
años de edad. No obstante, hasta 2009 sólo se
había cubierto el 7.5 por ciento de las mujeres
asintomáticas de entre 40 y 69 años, edad
establecida en la Norma Oficial Mexicana
(NOM-041) para la prevención, diagnóstico,
tratamiento, control y vigilancia epidemiológica del cáncer de mama.

Zabalza dijo que la falta de personal capacitado
para el manejo de los mastógrafos y para la
interpretación de las placas, la falta de insumos
suficientes, y los horarios de atención –que en
ocasiones son muy reducidos– son factores que impiden el avance de las metas.

De los 538 mastógrafos existentes en las
instituciones públicas de salud, sólo el 20 por
ciento son utilizados en doble turno. Todo esto
provoca que la mayoría de los mastógrafos estén
subutilizados y en lugar de realizar 20 a 24
placas al día, realicen en promedio cuatro.

POLÉMICA POR NOM-041

Actualmente el Comité Consultivo Nacional sobre
Metrología y Normalización, que depende de la
Ssa, analiza modificaciones a la NOM-041 para
postergar de 40 a 50 años la detección de la
enfermedad con mastografía, lo que implicará
consecuencias económicas al Sistema Nacional de
Salud al atender a las pacientes con un
padecimiento más avanzado, aseguró Zabalza.

La activista explicó que aun cuando la
normatividad obliga a que el Sistema Nacional de
Salud garantice el derecho a un diagnóstico
oportuno mediante la mastografía, en la práctica
es difícil que se cumpla, por lo que si la edad
aumenta a 50 años, advirtió, el acceso al estudio será todavía menor.

Expresó que existe una preocupación porque la
mayoría de las mujeres que fueron diagnosticadas
con CaMa después de los 50 años, comenzaron a
desarrollar la enfermedad cuando tenían entre 40 y 49 años de edad.

El Registro Histopatológico de Neoplasias
Malignas, de la Ssa, indica que en 2006 las
mujeres de 40 a 49 años de edad representaron 26
por ciento de los casos de CaMa invasivo,
mientras que las de 50 a 59 años ocuparon el 22
por ciento de los 13 mil 648 casos.

“AHORRO” MUY COSTOSO

El “ahorro” que el Sistema de Salud tendría al no
promover y practicar mastografías en las mujeres
de 40 a 49 años, “será contraproducente a largo
plazo, debido a que “si no las detectan a tiempo
llegan con cánceres de nivel 4, que en el Seguro
Popular cuesta alrededor de 200 mil pesos anuales”, aclaró Zabalza.

Óscar Cerezo, médico investigador del Instituto
Nacional de Cancerología, señaló que si las
mujeres de 40 a 49 años de edad no entran en la
NOM-041, la tasa de morbi-mortalidad seguirá en aumento.

Sin embargo, expresó que la resolución de la
norma es una “cuestión macroeconómica”, pues no
se trata de la atención de una mujer, sino de
millones de mujeres, que están fuera del grupo
que registra más decesos por CaMa, ya que cerca
de 30 por ciento de estos fallecimientos son de las mayores de 50 años.

OSC, vitales en lucha contra cáncer de mama

STAFF:MTXnoticias/Agencia:CIMAC/Por Guadalupe Cruz Jaimes

REPORTAJE
OSC, vitales en lucha contra cáncer de mama
Demandan reformas legales y mejor atención para pacientes

En México, hay al menos una organización que
apoya a pacientes con cáncer de mama (CaMa) en
cada una de las 32 entidades federativas, cuya
labor está encaminada a reducir el número de muertes por este padecimiento.

Anualmente se registran en promedio 5 mil
fallecimientos de mujeres mayores de 25 años de
edad, de los cuales 60 por ciento son evitables, refieren las activistas.

Recientemente 18 asociaciones mexicanas, la
mayoría del Distrito Federal, conformaron la
Coalición Mexicana por la Salud Mamaria en México
(Comesama) para exigir la detección temprana del
CaMa en mujeres mayores de 40 años de edad.

Un antecedente de Comesama es la alianza de 16
Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) que en
2009 integraron la asociación Tómatelo a Pecho
para elaborar el Reporte Rosa, un informe que
retrata la realidad del CaMa en México.

En entrevista, Begoña Zabalza, secretaria técnica
de Comesama, informó que las organizaciones
buscan quitar “las piedras del camino” que las
pacientes de CaMa enfrentan cuando acuden a los
servicios de salud en busca de un diagnóstico o tratamiento.

La activista denunció que hay pacientes que
esperan hasta seis meses para recibir tratamiento
después de recibir el diagnostico de CaMa. “Esto
no debe pasar, son meses de angustia para las
mujeres, además de que conforme transcurre el
tiempo, el cáncer avanza”, alertó. Según la
Secretaría de Salud (SSa), cada año se registran 13 mil 648 casos de CaMa.

Entre sus labores, las organizaciones civiles
demandan ante funcionarios públicos diagnósticos
oportunos y calidad en los servicios para estas mujeres.

Durante 2009, Comesama se reunió con diputadas y
diputados federales de la Comisión de Salud para
elaborar una propuesta de punto de acuerdo para
exigir a la SSa que cumpla con lo establecido en
la actual Norma Oficial Mexica 041, para la
prevención, diagnóstico y tratamiento para
pacientes de CaMa, indicó Zabalza, también integrante de Fundación CIM*ab.

En la propuesta, aún en elaboración, se demanda
que los mastógrafos del sector salud se utilicen
en doble turno, pues –considera Comesama– están
subutilizados debido a la falta de personal.
Actualmente, cada uno de los 583 mamógrafos toma
4 placas al día cuando su capacidad permite tomar hasta 24.

Por ello, exigen también más plazas de técnicos
radiólogos. Ahora hay cerca de mil, pero según la
propia SSa, se requieren al menos 6 mil.

El borrador del punto de acuerdo señala la
necesidad de campañas informativas locales que
les indiquen a las mujeres mayores de 40 años
clínicas y horarios en donde pueden practicarse una mastografía.

Las y los legisladores piden mayor certificación
de hospitales en el Seguro Popular (SP) para que
las pacientes de CaMa de todo el país tengan
acceso al Fondo de Protección contra Gastos
Catastróficos (FPGC) y su tratamiento sea
gratuito, ya que hasta 2010 en el país sólo había
33 hospitales e institutos nacionales certificados por el SP.

En Tlaxcala, Hidalgo, Quintana Roo, Morelos y
Coahuila no hay ningún hospital certificado por
el SP para que las pacientes de CaMa tengan acceso al FPGC.

Además de la incidencia en política pública,
Comesama ofrece apoyo emocional a las pacientes y
sobrevivientes, les informa dónde están los
servicios de diagnóstico, tratamiento, horarios
de atención, y recaudan fondos para esta causa,
informó en entrevista Miriam Ruiz Mendoza,
directora de Iniciativa Global Komen para la
concientización sobre el CaMa en México.

Los grupos civiles se caracterizan por tener
contacto con las mujeres que padecen la
enfermedad, pero sus funciones son diversas, van
desde la venta a menor costo de pelucas y
turbantes que realiza CIM*ab, hasta la
reconstrucción mamaria gratuita, que practica la asociación Alma.

Ruiz Mendoza aclaró que las organizaciones no
pueden cubrir la demanda de servicios médicos
especializados de las mujeres con CaMa, por ello,
exigen a las autoridades que les garanticen su derecho a la salud.

De acuerdo con la activista, a las agrupaciones
contra el CaMa les ocurrió lo que en los años 90
les pasó a las asociaciones que luchaban contra
el cáncer cervicouterino: asumieron la defensa de
derechos como bandera de lucha.

En entrevista, Felicia Knaul, secretaria
ejecutiva de la asociación Tómatelo a Pecho,
manifestó que el apoyo de las organizaciones es
clave para la concientización de la población. A
las mujeres se les enseña cómo cuidar y conocer
su cuerpo y a los hombres sobre la discriminación y conductas machistas.

Knaul indicó que la labor de las asociaciones
civiles ha dado frutos. Muestra de ello, dijo, es
que el tema es de interés en la agenda pública
pero aún falta “que logremos mayor inversión en
detección temprana y tratamiento”.

La también médica observó que los desafíos para
las mujeres aumentarán si en la NOM-041 se
incrementa la edad de inicio de la mastografía de
40 a 50 años. Entonces, recalcó, “tendremos que
hacer un trabajo renovado para enseñar a las
mujeres a cómo cuidarse para que exijan una mastografía”.

Llama especialista a mejorar prevención de CaMa

STAFF:MTXnoticias/Agencia:CIMAC/Por la Redacción
SALUD
Llama especialista a mejorar prevención de CaMa
Se debe combatir desinformación

México, DF, 31 ene 11 (CIMAC).- Con el fin de
derribar mitos sobre el cáncer de mama (CaMa)
–como por ejemplo que el uso de desodorante
provoca la enfermedad–, y contribuir a su
prevención en un lenguaje claro y sencillo, el
oncólogo Gerardo Castorena Roji publicó el libro
“20 Respuestas para Cáncer de Mama”.

El autor presentó la obra el pasado 20 de enero
en el Centro de Cáncer del Hospital ABC y explicó
que otro de los mitos arraigados entre las
mujeres es que el uso de sostén ajustado altera
el retorno linfático y condiciona la aparición de CaMa.

El médico cirujano y especialista de ese centro
hospitalario consideró que el CaMa no debería
tener la elevada tasa de mortalidad que ocupa en
México, toda vez que, explicó, las glándulas
mamarias son órganos que se encuentran en el
exterior del cuerpo y por lo tanto su exploración es fácil.

Destacó que la mastografía y el ultrasonido
mamario son exámenes sencillos y accesibles que
permiten un estudio a fondo para prevenir la enfermedad.

Desde 2006, el CaMa es la segunda causa de muerte
entre las mujeres de 30 a 54 años de edad, y es
la primera causa de mortalidad por cáncer entre
las mexicanas. De acuerdo con la Secretaria de
Salud (Ss), en 2007 murieron cuatro mil 593
mujeres por CaMa, lo que representó en promedio
un fallecimiento cada dos horas (Cimacnoticias 19 enero 2011).

La gran mayoría de los diagnósticos se hacen en
etapas avanzadas de la enfermedad, lo que trae
consigo más muertes. Si el mal se detectara a
tiempo, el número de muertes por CaMa,
disminuiría considerablemente. En 2010 murieron
cinco mil 113 mexicanas por CaMa, reportó la Ss.

Castorena Roji expuso que son muchos los factores
que contribuyen a que el CaMa ocupe el primer
lugar en muertes de mujeres por cáncer en nuestro
país. Dijo que la desinformación y la mala
información sobre el tema provocan el aumento en la mortalidad.

El libro “20 Respuestas para Cáncer de Mama”,
publicado por Ediciones B, incluye testimonios de
mujeres y hombres que han logrado vencer la
enfermedad, sus experiencias y las enseñanzas que les dejó.

También aborda aspectos emocionales, sociales,
laborales, familiares y psicológicos que rodean
al CaMa. “Es una guía práctica que hará que
comprendas la enfermedad como un todo”, resaltó el cirujano oncólogo.

El autor apuntó que aunque no existe una
prevención efectiva contra el CaMa, si se detecta
a tiempo se requieren menos tratamientos y la
posibilidad de curación aumenta de forma considerable.

A finales de 2010, la Ss realizó una modificación
al Proyecto de Norma Oficial Mexicana (NOM-041)
para la prevención, diagnóstico, tratamiento,
control y vigilancia epidemiológica del cáncer de
mama- misma que está en espera de ser aprobada
por especialistas- en la que aumenta 10 años la
edad mínima a la que las mexicanas deben
realizarse una mastografía por primera vez para detectar el padecimiento.

Con la propuesta de modificación, la primera
mastografía se realizaría hasta los 50 años de
edad, en lugar de a los 40, por lo que se
reduciría la posibilidad de prevenir el
padecimiento con mayor antelación. (Cimacnoticias 3 diciembre 2010)

Detección temprana de CaMa reduce costos de atención

STAFF:MTXnoticias/Agencia:CIMAC/Por Guadalupe Cruz Jaimes
SALUD
Detección temprana de CaMa reduce costos de atención
Necesarios, programas de mastografías de prevención: expertas 

México, DF, 1 feb 11 (CIMAC).- La detección
tardía de Cáncer de Mama (CaMa) aumenta el costo
de la atención y disminuye la esperanza de vida
de las pacientes; asimismo, los estudios de
mamografía permiten un diagnóstico certero que
reduce en promedio 46 por ciento las tasas de mortalidad.

En el análisis “El costo de la atención médica
del cáncer mamario: el caso del Instituto
Mexicano del Seguro Social”, elaborado, entre
otros expertos, por Felicia Knaul, investigadora
y ex consultora de la Organización Mundial de la
Salud, se advierte que la detección del CaMa en
etapas avanzadas significa la reducción de la
esperanza de vida de las mujeres con este padecimiento.

El estudio, publicado en el número 51 de la
revista Salud Pública de México, señala que el
reto para el sistema de salud en el país es
desarrollar políticas y programas de mastografías
de tamizaje (estudios de prevención en mujeres
sanas), para detectar la mayor parte de los casos de CaMa en fases tempranas.

En este sentido, Sonia Ortega, coordinadora
general de la asociación civil Tómatelo a Pecho,
dijo a Cimacnoticias que la Norma Oficial
Mexicana (NOM 041) para la prevención,
diagnóstico, tratamiento, control y vigilancia
del cáncer de mama, debe mantener la edad mínima
de 40 años para que las mujeres accedan a la mastografía de tamizaje.

La activista señaló que los decesos de mujeres
por CaMa se registran a los 50 años de edad y que
para evitar estas muertes la enfermedad debe
detectarse cinco años antes –por lo menos–, para
que puedan recibir tratamiento oportuno.

La coordinadora general de Tómatelo a Pecho
mencionó que el incremento en la edad tiene que
ver con el objetivo del Sector Salud de tratar de
reducir la demanda de los estudios, toda vez que
no cuenta con la infraestructura ni el personal
necesario para realizar las mastografías necesarias, recalcó.

Las instituciones de salud pública, dijo Ortega,
consideran que reduciendo la población con acceso
a las pruebas de tamizaje, disminuirán costos,
sin embargo, al postergar la detección el gasto
se duplica por la atención de la enfermedad.

El análisis “El costo de la atención médica del
cáncer mamario: el caso del Instituto Mexicano
del Seguro Social” demuestra que mientras más
tarde se diagnostique el CaMa hay más gasto y
menor esperanza de vida para las pacientes.

En el estudio, realizado con datos del Sistema de
Información Médico Operativa (SIMO) del IMSS, las
y los expertos analizaron mil 904 casos de CaMa
detectados en 2002, a los cuales dieron seguimiento hasta 2006.

De los casi dos mil casos, el 13.8 por ciento se
diagnosticó en la etapa I, 39.6 por ciento en la
II, 33.9 por ciento en la III y el restante 12.7 en la IV.

Casi la mitad de las derechohabientes fueron
diagnosticadas en las etapas III y IV cuando la
enfermedad avanza de forma “más acelerada”.

La probabilidad de que una paciente diagnosticada
en la etapa III evolucione a la etapa IV es de 70
por ciento, mientras que esta posibilidad en
pacientes detectadas en las fases I o II es de 13 y 18 por ciento.

De las mujeres diagnosticadas en fase II en 2002,
55 por ciento continuó en la misma etapa para
2006, 22 por ciento avanzó a la etapa III, 18 por
ciento a la IV, y sólo 5 por ciento falleció.

En tanto, quienes fueron diagnosticadas en el
estadio III en 2002, para el 2006 sólo 22 por
ciento continuó en el mismo estadio, 70 por
ciento pasó a la fase IV y 9 por ciento murió.

Mientras que las pacientes diagnosticadas en
etapa IV, 86 por ciento falleció durante el seguimiento.

El costo promedio de la atención anual por
paciente fue de 110 mil 459 pesos, aunque varia
según la fase de detección de CaMa, en la etapa I
el costo fue de 74 mil 522 pesos, en la II fue de
102 mil 42, en la III aumentó a 154 mil 18 y en
la etapa IV tuvo un costo de199 mil 274 pesos.

Según el análisis, la atención en la etapa IV
significó un costo 2.7 veces más alto en relación con la etapa I.

En el mismo número de Salud Pública de México, en
el análisis “Costo-efectividad de políticas para
el tamizaje de cáncer de mama en México”,
expertos en el tema aseguran que la detección
temprana mediante el tamizaje con mamografía
disminuye las tasas de mortalidad por esta enfermedad.

Una revisión de siete estudios mostró una
disminución de la tasa de mortalidad hasta de 65
por ciento, con una media de 46 por ciento.

Reciben seis entidades federativas mastógrafos para detectar CaMa

STAFF:MTXnoticias/Agencia:CIMAC/Por Guadalupe Cruz Jaimes
SALUD
Reciben seis entidades federativas mastógrafos para detectar CaMa
La cobertura llegará a mujeres sin seguridad social de zonas marginadas

México DF, 24 ene 11 (CIMAC).- Ante el déficit de
mastógrafos y radiólogos capacitados para
interpretar los estudios de detección de Cáncer
de Mama (CaMa), padecimiento por el cual
murieron 5 mil 113 mexicanas en 2010, la
Secretaría de Salud (SS) entregó siete unidades
especializadas para el diagnóstico y tratamiento
de esta enfermedad a seis entidades federativas.

Los estados beneficiados fueron Campeche,
Morelos, Nayarit, Nuevo León, San Luis Potosí y Sonora.

En comunicado de prensa, la SS informó que con
las unidades equipadas para la detección de CaMa
se practicará el examen a 91 mil mujeres de 50 a
69 años de edad, que no tienen seguridad social y
viven en zonas urbanas, marginadas y rurales de difícil acceso.

Estas acciones pretenden incidir en la mayor
detección oportuna de la enfermedad, ya que
actualmente 6 de cada 10 mujeres que solicitan
atención llegan en etapas avanzadas.

Durante la ceremonia de entrega, celebrada ayer
en el patio principal de la SS, Córdova
Villalobos reconoció que aún es insuficiente el
número de mastografías que se realizan, y de
centros especializados en la detección y tratamiento del CaMa en México.

El número de mastografías realizadas el año
pasado representa alrededor de una cuarta parte
de las que se necesitan (4.2 millones) para
impactar en la reducción de muertes por CaMa,
señaló a Cimacnoticias Mario Gómez Zepeda,
subdirector de Prevención y Atención de CaMa, del
Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva (CNEGySR).

No obstante, el funcionario celebró que con las
acciones realizadas en 2010 se alcanzó la meta de
un millón 100 mil mastografías, prevista para 2012.

En este sentido, señaló que construirán ocho
unidades médicas especializadas para la
detección, diagnóstico y tratamiento integral de
este padecimiento en Campeche, Chiapas,
Chihuahua, Michoacán, Estado de México, Quintana Roo y Veracruz.

Durante la entrega de las unidades, el secretario
de salud se refirió a la Norma Oficial Mexicana
041 (NOM-041), que actualmente está en revisión,
luego de recibir las observaciones de
organizaciones civiles y personas interesadas en el tema.

El Proyecto de la NOM-041 causó polémica porque
aumentó diez años la edad mínima (de 40 a 50 años
de edad) para que las mujeres tengan acceso a su
primera mastografía de tamizaje.

Ante esta posibilidad, diversas organizaciones
integradas en la Coalición Mexicana por la Salud
Mamaria (Comesama), dirigieron un escrito a la SS
en el que argumentan la importancia de que las
menores de 50 años de edad tengan acceso a este estudio.

Cabe recordar, que desde 2006, el CaMa es
considerado la primera causa de muerte por cáncer
entre las mexicanas de 30 a 54 años. La tasa de
mortalidad indica que 16 de cada 100 mil mujeres
de 40 a 49 años de edad, murió por esta enfermedad.

Mientras que en las de 50 a 69 años de edad fue
de 30.8 por cada cien mil y de 54.2 por cada cien
mil en las mujeres de 70 años y más, según datos de 2007, de la SS.

De ese año a la fecha, cuando se incluyó la
atención del cáncer de mama al Seguro Popular se
invirtieron tres mil 200 millones de pesos para
la atención de 17 mil 798 casos de CaMa, señaló
Salomón Chertorivski, comisionado Nacional de Protección Social en Salud.

Exige experta reducir edad para detección de CaMa

STAFF:MTXnoticias/Agencia:CIMAC/Por Guadalupe Cruz Jaimes
SALUD
Exige experta reducir edad para detección de CaMa
NOM de Salud debe contemplar mastografías a los 40 años

México, DF, 19 ene 11 (CIMAC).- La Secretaría de
Salud (Ss) debe reducir de 50 a 40 años la edad
en la que las mujeres pueden realizarse una
mastografía, con el fin de disminuir la detección
tardía de Cáncer de Mama (CaMa) y evitar así la
muerte de una mujer cada dos horas por este mal.

En entrevista con Cimacnoticias, Felicia Knaul,
investigadora en salud pública y activista contra
el CaMa, urgió a que se reforme el Proyecto de
Norma Oficial Mexicana (NOM-041) referente a la
prevención, diagnóstico, tratamiento, control y vigilancia del cáncer de mama.

Explicó que la detección tardía de la enfermedad
deriva en la muerte de más de la mitad de las
mexicanas con ese padecimiento. Advirtió que
dejar el Proyecto de NOM-041 (actualmente en
revisión en la Ss) con el mínimo de 50 años de
edad para practicarse la mastografía es
perjudicial para la salud de las mujeres.

La especialista, quien fue colaboradora de la
Organización Mundial de la Salud (OMS) y del
Banco Interamericano de Desarrollo (BID), detalló
que dejar fuera a las menores de 50 años
provocaría un aumento de diagnósticos tardíos que
disminuiría los años saludables de quienes padezcan esta enfermedad.

Felicia Knaul, sobreviviente de CaMa -enfermedad
que le detectaron cuando tenía 41 años de edad-,
indicó que existe evidencia de que en México y
América Latina muere entre 60 y 80 por ciento de
las mujeres con cáncer de mama a causa de una detección tardía.

En México, desde el 2006, el cáncer mamario es
la segunda causa de muerte entre la población
femenina de 30 a 54 años, y se ubica como la
primera causa de mortalidad por cáncer entre las
mexicanas, según la Ss. Por CaMa, en 2007
murieron 4 mil 593 mujeres, lo que se traduce en
un fallecimiento cada dos horas.

En 2007, la tasa de mortalidad específica en el
grupo de mujeres de 40 a 49 años de edad fue de
15.9 por cada 100 mil mujeres, mientras que en
las de 50 a 69 años de edad fue de 30.8, y en las
mujeres de 70 y más años de edad la mortalidad fue de 54.2 por cada 100 mil.

La investigadora, quien reside y labora en
Estados Unidos, puso de ejemplo que en ese país
las mujeres que son detectadas en fase 1 (cuando
el tamaño del tumor es menor a 2 centímetros)
tienen 98 por ciento de probabilidad de estar
vivas a cinco años del diagnóstico. En México, la
detección de CaMa sigue siendo tardía, lamentó.

Mientras que cuando son detectadas en la fase 3 ó
4 (cuando el tamaño del tumor es de 5 centímetros
o más), sólo 27 de cada 100 mujeres estarán vivas a un lustro del diagnóstico.

La también ex funcionaria de la Secretaría de
Desarrollo Social señaló que en México existe un
problema de detección tardía como resultado de la
escasa demanda de las mujeres y la falta de oferta por parte del sector salud.

Knaul previó que si la NOM-041 no se modifica, el
panorama empeorará, ya que la redacción actual
sólo permite una mastografía antes de los 40 años
de edad para las mujeres con antecedentes de CaMa en su familia.

Si la NOM-041 se aprueba como está “vamos a tener
que redoblar esfuerzos” y capacitar al respecto
al personal de salud del primer nivel de atención.

Además, abundó, deberán realizarse campañas
informativas que generen mayor conciencia entre
las mexicanas respecto a la enfermedad, la
autoexploración, que exijan una revisión a su
médico, así como una mastografía.

El pasado 19 de noviembre, la Ss publicó el
Proyecto de NOM-041, en el que incluye la
propuesta de 50 años de edad para la realización de una mastografía.

Tras la publicación, la Secretaría recibió
observaciones de organizaciones civiles al
respecto. Actualmente, la definición de la norma
es discutida por el Comité de Análisis, integrado
por instituciones de salud pública, la academia y la sociedad médica.

Como parte de la Coalición de la Salud Mamaria en
México (Comesama), Felicia Knaul entregó un
escrito con las consideraciones referentes a los
ajustes, en el que retoma las recomendaciones
internacionales que indican que la mastografía
debe practicarse a mujeres menores de 50 años de edad.

Cáncer de mama:aléjalo de tu vida

STAFF:MTXnoticias/Agencia:CIMAC/Por Aloyma Ravelo
INTERNACIONAL
Cáncer de mama: aléjalo de tu vida
Octubre, el mes para reflexionar en cuidarnos más

La Habana, 31 oct. 10 (CIMAC/PL).- El factor más
importante para padecer de cáncer de mama es,
precisamente, ser del sexo femenino: una de cada
10 mujeres, en algún momento de su vida, sufre esta enfermedad.

También constituye una de las primeras causas de
muerte en la población femenina de 35 a 65 años
de edad, y estos índices podrían reducirse
significativamente si cada una de nosotras cuidara más de su cuerpo.

Es un hecho real sobre el cual día a día hay que
insistir: las mujeres tenemos que aprender a
querernos un poco más, a preocuparnos por nuestra salud.

Y hay razones para hacer este señalamiento pues
el autoexamen de mama, que prevé, avisa de
cualquier nódulo o extrañeza en nuestros senos;
no resulta algo rutinario, más bien se realiza
esporádicamente, cuando se efectúa.

Todas sabemos cuánto nos dedicamos a los demás,
las múltiples labores que somos capaces de hacer
en un día, las energías que desplegamos en
función de los otros -la familia, los padres, los hijos…

Tan atrás nos colocamos en la fila, que no queda tiempo para nosotras mismas.

En un sondeo que realicé entre un grupo de
mujeres mastectomizadas, acerca de la revisión
periódica de los senos, todas me confesaron que
no se habían hecho el autoexamen de mama, de manera sistemática.

Algunas, por casualidad, se detectaron un
abultamiento, el cual comenzaron a vigilar,
palpándolo de vez en vez, a ver si crecía, y la
visita al médico no fue una de las prioridades.

“Un importante número de mujeres llega a consulta
con esta enfermedad en estadio medio o avanzado;
esto implica, por lo general, la pérdida del
seno, unido a la zona linfática, con un
tratamiento mucho más agresivo y doloroso para la
paciente”, argumenta el doctor Alexis Cantero,
presidente de la Sección de Mama de la Sociedad Cubana de Cirugía.

Sin embargo, la mujer que está atenta a su
cuerpo, y revisa sistemáticamente sus senos, sólo
pierde unos minutos al mes, y gana en prevención y en una atención a tiempo.

“Detectado en forma temprana, y tratado de manera
adecuada, en cinco años, el 90 por ciento de las
mujeres puede disfrutar de una vida con calidad.
Y es muy probable que se muera de otra dolencia,
pero no de cáncer de mama”, reconoce el profesor
Cantero, un experto cubano de gran experiencia.

Esta enfermedad, se asocia a factores tales como
la genética, el medio ambiente, la dieta y el
estilo de vida; se sabe que quien tiene una madre
que padeció de cáncer de mama, puede heredar esta
predisposición, pero no siempre es así.

La prevención es fundamental, y una magnífica
aliada para evitarlo, así como los ejercicios
diarios: caminatas, gimnasia, aeróbicos o
cualquier deporte al aire libre. Estudios
actuales confirman que las células cancerosas no
prosperan en un ambiente oxigenado.

Haciendo ejercicios diarios y respirando profundo
se ayuda a llevar oxígeno al nivel de las
células. Esta novedosa terapia de oxígeno es otra
manera utilizada con vistas a combatir las
células de cáncer, y además sirve para aliviar el
estrés, otro mal que se asocia a los tumores malignos.

Recordemos que el cáncer es una enfermedad del
cuerpo, pero también de la mente y el espíritu:
una mujer que no se deja abatir y lucha con
tenacidad por vencerlo, tiene grandes posibilidades de sobrevivir.

La ira, el rencor y el resentimiento, echarle la
culpa a los otros o acobardarse y sólo pensar en
la muerte, ponen al cuerpo en un ambiente de
tensión y poco apropiado para resistir.

Es importante, ante el diagnóstico, aprender a
relajarse y a pensar que se saldrá vencedora de
todas las pruebas. Evitar el tabaquismo y las
bebidas alcohólicas son medidas elementales que
cualquier mujer debe asumir pues un cuerpo
cargado de toxinas resulta propicio para el
desarrollo de las células cancerígenas.

Guardemos un tiempo para nosotras. Pensemos en la
importancia de cuidarnos, protegernos y
valorarnos más. Hagamos un compromiso con nuestra
salud: tratar de conservarla lo mejor posible
(*)Periodista, master en Salud Sexual y
Reproductiva, y colaboradora de Prensa Latina.

A %d blogueros les gusta esto: