Archivo de la categoría: Columna Invitada

Columna Invitada Pensar en el largo plazo

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/CIMAC/por: Clara Jusidman

CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

OPINIÓN
Pensar en el largo plazo

Tres noticias recientes nos llevan a reflexionar al finalizar este 2012 sobre el sentido del tiempo y la relación con la tierra que dominan nuestras vidas.

La primera se refiere a la conclusión de la era larga del calendario maya donde este pueblo preveía que para el 21 de diciembre del año 2012 iba a presentarse una nueva alineación de planetas y eso marcaba el fin de ese calendario.

Asimismo, en esos días cerca de 40 mil indígenas mayas de las bases zapatistas marcharon de manera silenciosa en cinco poblados de Chiapas, para recordarnos que su sentido del tiempo, del mundo y de la vida es diferente al impuesto por la cultura consumista occidental y que algo está por cambiar.

La tercera noticia se relaciona con una entrevista en mayo pasado realizada a Dennis L. Meadows, profesor emérito de la Universidad de Nueva Hampshire y uno de los autores del célebre libro del Club de Roma llamado “Los límites del crecimiento”.

En la entrevista, el profesor vaticina que en los próximos 20 años, entre hoy y el 2030, veremos más cambios de los que han ocurrido en un siglo tanto en la política, como el medio ambiente, la economía y la técnica.

Y señala que “estos cambios no se llevarán a cabo de manera pacífica” y que “el crecimiento va a detenerse en parte en razón de la dinámica interna del sistema y en parte en razón de factores externos como la energía. La energía tiene una influencia muy grande. La producción petrolera ha pasado su pico y va a comenzar a descender”.

Otra observación interesante de Meadows es que “los políticos son elegidos por periodos cortos. Su propósito consiste en parecer buenos y eficaces durante su mandato; no se preocupan de lo que pasará después. Justo por eso se tienen tantas deudas: se pide prestado sobre el futuro, para tener beneficios inmediatos, y cuando se trata de pagar la deuda, quien la ha contraído ya no se ocupa de las cosas” (La Jornada de Morelos, Correo del Sur, 23 de diciembre de 2012).

Por ello Meadows propone alargar el horizonte de tiempo de los hombres políticos. Para que no se pregunten qué hacer de aquí a las próximas elecciones sino “si hago esto, ¿qué consecuencias tendrá en 30 o 40 años?”.

La vida en el mundo en general se encuentra cada vez más ordenada por la búsqueda del placer material en el corto plazo: la felicidad conseguida por la vía del consumo de bienes y servicios que producen, ofrecen, promueven y renuevan constantemente empresas del mercado.

El crecimiento como motor de la vida moderna significa más bienes y servicios para el consumo puestos a disposición de cada vez un mayor número de pobladores del mundo.

Sin embargo, para alcanzar un mayor número de consumidores es necesario que las personas tengan ingresos para adquirir esos bienes y servicios; pero como la producción se realiza cada vez con menor utilización de fuerza de trabajo, miles de millones de seres humanos en el planeta quedan excluidos de los mercados de consumo al no encontrar trabajo ni acceso a ingresos.

Eso conlleva crecientes disparidades entre las personas, base de conflictos y violencia.

Pero también el crecimiento significa una utilización mayor de materia primas y de recursos: tierra, agua, energía, minerales, animales, plantas; recursos que anteriormente eran de disponibilidad común y que o bien se están agotando o están siendo privatizados limitando su acceso a las comunidades originarias que procuraban aprovecharlos de manera armónica a fin de conservarlos para las próximas generaciones.

En este sentido, China está comprando tierras en Estados Unidos y en África, las compañías mineras trasnacionales están adquiriendo derechos de explotación del subsuelo en muy diversos países (Túnez, México, Perú, Australia), generando crecientes protestas de los pobladores locales.

Los recursos y servicios de acceso a agua potable se han privatizado de manera muy rápida hacia compañías trasnacionales; los alimentos en el mundo están siendo controlados en su producción y distribución por un puñado de grandes empresas.

Es decir, el modo de vida propuesto por las economías de mercado no está teniendo salidas de largo plazo, ni por el lado de la generación de empleo y distribución de ingresos necesaria para generar consumidores con poder de compra, ni por el lado de acceso a recursos suficientes para la producción.

La concentración de la producción y el consumo se agudiza y las brechas entre pobres y ricos se están abriendo cada vez más y los conflictos y las violencias por los ingresos, los mercados y los recursos apuntan a aumentar como lo señala Meadows  en su entrevista.

Es así que el cambio hacia una era de mayores guerras y conflictos que aparece en algunas estelas mayas, parecería coincidir con las predicciones de científicos modernos para los próximos 20 o 30 años, que recuperan tesis fundamentales de “Los límites del crecimiento”.

Cabría preguntarnos entonces si nuestros actuales gobernantes y políticos tendrán la altura de miras para convocar a una reflexión colectiva incluyente sobre el futuro de México en el largo plazo, ahora que están en preparación los planes y programas de desarrollo del país para los próximos seis años.

O ¿seguirán enfrascados en sus miopes luchas por el poder y el dinero en el corto plazo? Armonizar crecimiento, distribución y sustentabilidad parecería ser el reto para el largo plazo.

Les deseo que pasen una noche de Año Nuevo con amor, paz y alegría.

*Analista del Cambio Social y presidenta de INCIDE Social A.C.

Columna Invitada: Sobre la decepción‏

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/Por: @Perlfarben

Rara vez estoy sola. Es algo que agradezco y que me incomoda a la vez. No tengo tiempo de ordenar mis pensamientos; no tengo tiempo de leer… ni siquiera de escribir, que siempre ha sido para mí una válvula, un medio de autoconocimiento. Sé expresar lo que siento, de hecho, no tengo empacho en hacerlo. Lloro cuando estoy triste, miento madres cuando estoy enojada, abrazo y beso cuando amo a las personas, grito cuando tengo miedo o cuando estoy emocionada y río a carcajadas cuando estoy contenta y feliz. Pero necesito escribirlo. Nunca seré tan soberbia como para desdeñar lo que escribo, ni su utilidad.

Todo eso que suena tan fácil, suele ser un problema para mucha gente. Todavía no entiendo por qué hay que ir a un psicoanalista o alguna otra terapia para aprender a ser honestos con nosotros mismos ¿Por qué necesitamos una terapia para mentarle la madre a quien no queremos? ¿Por qué necesitamos una terapia para perdonar a los demás? ¿Por qué necesitamos una terapia para aprender a dejar ir?

Somos tan egocéntricos que nos creemos inmortales; nos creemos dioses, cuando no somos más que un accidente del cosmos. Nada es para siempre. Creemos que sí, pero no. Porque todo cambia en el universo. Somos gotas de agua que, gracias al gran plan, sucede que podemos crear vida; sin embargo, también podemos aniquilarla. Somos unos maestros en ser infelices ¡Qué pinche trabajo nos cuesta querer ser felices! No queremos ser felices, nos vamos al agujero más profundo y ahí nos quedamos.

Quizá suceda que al ser miserables, de alguna manera nuestro gran ego se siente poderoso. Somos maestros de la  miseria.

Qué pequeños somos. Lo sé, y cada día lo tengo más claro. Yo no pertenezco a este lugar tan lleno de mentiras y engaños. Tan lleno de miseria. Escribimos libros, inventamos cosas que nos dan la ilusión de poder, pero al final, seguimos siendo unos insectos que no saben llevarse bien.

Ay Perla, Perla. Crees que conoces el mundo y de todos modos el mundo te sigue decepcionando. Creo que soy una romántica, también a veces disfruto mi dosis de miseria; la escribo, la saboreo… pero nunca me enamoro de ella. Yo sí amo la vida.

http://diariosdemusica.wordpress.com/2012/12/23/sobre-la-decepcion/

Mujeres y Salud Mental :Reflexiones

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/CIMAC/por: Alejandra Buggs Lomelí

CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

COLUMNA
Mujeres y Salud Mental
Reflexiones
 
Hace un año, antes de iniciar mis colaboraciones para la columna Mujeres y Salud Mental del servicio informativo semanal de Cimacnoticias, pensaba sobre los temas que podrían ser de interés especialmente para las mujeres.
 
Quizás el obligado alto en el camino que de alguna forma hacemos todas y todos en estas fechas decembrinas, me hace reflexionar sobre la importancia de abordar la manera en que el género atraviesa nuestras emociones y nuestras posturas de vida.
 
Desde el “Síndrome de la invisibilidad femenina” hasta “Hoy por mí”, he ido revisando temas como el manejo del enojo y la culpa en las mujeres; la vivencia de nuestros cuerpos; depresión; la medicalización de las emociones en las mujeres; cómo empezar a vivir la maternidad sin culpa; las diosas como forma de autoconocimiento; el dinero y las mujeres en las relaciones de pareja; cómo vivimos la soledad las mujeres; nuestras huellas emocionales; retomar nuestra esencia; feminicidio; autoestima, y la importancia de nuestros vínculos afectivos.
 
Todos, temas que nos atañen a todas las mujeres en nuestra sociedad  y en las sociedades. Espero que durante este difícil año de elecciones, fraudes y de tantas muertes de mujeres y hombres que han quedado impunes, haber abordado estos temas emocionales y de género haya sembrado en las lectoras y los lectores el interés por cuidar de su vida emocional.
 
Escribir sobre las mujeres y su salud mental me ha permitido incursionar en temas que me apasionan y considero pueden empezar a crear conciencia en mujeres y hombres.
 
Mi intención principal al hablar de estos temas ha sido quitarles cualquier connotación patológica y descalificadora especialmente cuando se trata de nosotras las mujeres.
 
Mirarlos como trastornos emocionales de género es importante porque las causas de la depresión en las mujeres están mayoritariamente determinadas por una educación patriarcal y de género, que enferma emocionalmente a las mujeres como resultado de hechos difíciles y en ocasiones traumáticos que vivimos por el hecho de ser mujeres, como el feminicidio, la violencia de género, los abusos sexuales o separaciones de pareja que afectan la vida de las mujeres.
 
Me queda claro que este modo feminista de tratar las emociones de las mujeres se opone al del modelo psicoterapéutico tradicional y hegemónico, que se caracteriza por interpretar los padecimientos y conflictos de las mujeres como enfermedades meramente biológicas e individuales, lo que lleva a patologizar y por tanto a medicalizar sus síntomas.
 
A lo largo de mi experiencia como psicoterapeuta he podido constatar que el sufrimiento y malestar que las mujeres expresan a través de sus síntomas, son expresiones lógicas y reacciones psicológicas como defensa ante situaciones conflictivas e injustas de género que nos vemos expuestas a vivir la mayoría de nosotras y que se manifiestan subjetivamente.
 
Desde mi punto de vista son sufrimientos que sólo a través de una mirada con conciencia de género se pueden comprender y atender de una forma adecuada.
 
Es para mí un compromiso de vida continuar tratando estos temas con la idea fundamental de aportar elementos para que cada mujer pueda visibilizar y analizar las imposiciones de género que la tienen acorralada, así como incentivarles para buscar espacios de apoyo terapéutico que les permitan trabajar consigo mismas y construir un proyecto de vida sano.
 
Revisar temas de género y salud mental puede convertirse en un aprendizaje de “ida y vuelta” tanto para quien los lee como para mí que los escribo.
 
Es un trabajo constante que me impulsa a buscar cada día temas que pueden ser de interés, y que faciliten a las lectoras y los lectores la visibilidad y comprensión de las trampas de los mandatos de género que nos hacen enfermar a las mujeres.
 
Mi reconocimiento y agradecimiento profundo a Lucía Lagunes Huerta, directora general de CIMAC, y a todo el equipo, por abrir este espacio para hablar de la salud mental de las mujeres y cómo nos afecta emocionalmente ser mujer en nuestra sociedad.
 
Cerramos un año más con muchos temas individuales y sociales que se quedan en el “tintero”, mismo que iremos destapando a partir del próximo año para seguir con la intención de crear conciencia de género en mujeres y hombres.
 
Espero me sigan acompañando. Que el año que termina y el que inicia esté lleno de salud emocional para todas y todos.
 
www.saludmentalygenero.com.mx
 

*Directora del Centro de Salud Mental y Género, psicóloga clínica, psicoterapeuta humanista existencial y especialista en Estudios de Género.

Columna Invitada: El segundo acto del Inmujeres

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/CIMAC/por: Lucía Lagunes Huerta/ @lagunes28

CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

COLUMNA
Zona de Reflexión
El segundo acto del Inmujeres
 
El próximo viernes arranca el proceso para la selección de la nueva presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), con ello, sin duda,  también veremos concretar la propuesta para las mujeres de este gobierno que usa la equidad de género en su discurso.
 
Tras la defensa ciudadana del Inmujeres para rescatarlo de la Secretaría de Desarrollo Social y exigir ser tratadas como ciudadanas plenas, el segundo acto inicia con el proceso de selección de la próxima titular del instituto.
 
La Junta de Gobierno del Inmujeres tendrá que elaborar una terna de candidatas que se enviará al presidente Enrique Peña Nieto, quien definirá a la nueva titular.
 
La Junta de Gobierno está integrada por las y los titulares de 13 secretarías de Estado; de la Procuraduría General de la República; Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, y el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).
 
También la conforman las 16 integrantes de los consejos Consultivo y Social del instituto. En la definición de la terna participarán como “invitados permanentes”, con derecho a voz pero no a voto, representantes de la Suprema Corte de Justicia, el Consejo de la Judicatura Federal, la Cámara de Diputados y el Senado.
 
Sin duda quien quede al frente del Inmujeres dará una clara señal de que lo dicho para defender el instituto fue escuchado y que quienes se proponen son mujeres con un trayectoria acorde a las necesidades de las ciudadanas.
 
Hasta ahora tres nombres se mencionan: la coahuilense Martha Laura Carranza Aguayo; la yucateca Dulce María Sauri Riancho y la sonorense Laura Carrera Lugo.
 
Dulce María Sauri Riancho, priista de larga historia, dirigió la Comisión Nacional de la Mujer, antecedente fundamental del hoy Inmujeres, y ex gobernadora de Yucatán.
 
Como senadora, junto con 47 legisladores, interpuso ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación una controversia constitucional contra la llamada Ley Televisa.
 
Ex presidenta nacional del PRI, durante las elecciones en que el tricolor pierde la Presidencia de la República, mujer con pensamiento propio, muchas veces disidente dentro de su propio partido.
 
Laura Carrera Lugo, antropóloga social por la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), ex socia de SOSTEN, Centro de Inteligencia, la empresa que creara Rosario Robles para el apoyo a la participación política de las mujeres.
 
De las primeras acciones de SOSTEN fue la candidatura de la ex gobernadora de Yucatán, Ivonne Ortega Pacheco, hoy secretaria general del PRI.
 
Fue la encargada de diseñar la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), de la cual fue la primera comisionada. Inició el proceso del Diagnóstico Nacional sobre Violencia contra las Mujeres, el cual concluyó su sucesora Dylcia Espinoza de los Monteros. También puso en marcha el Modelo de Centros de Justicia para las Mujeres.
 
Actualmente es titular del Centro de Justicia para las Mujeres del Estado de México.
 
Durante el gobierno de Vicente Fox se desempeñó como coordinadora de la Red Federal de Servicios a la Ciudadanía en la Presidencia de la República, y durante el gobierno zedillista participó en el DIF al lado de Mario Luis Fuentes.
 
Martha Laura Carranza Aguayo, política priista con trayectoria legislativa y de gobierno, fue secretaria de Desarrollo Social en su entidad, así como fugaz secretaria de la Mujer, de agosto a septiembre de este año.
 
El segundo acto inicia; esperamos ver el tercero y el desenlace de la obra en la que las asistentes al teatro jugarán un papel fundamental para cuidar el proceso de la designación de la próxima presidenta del Inmujeres.
 
*Directora general de CIMAC

Columna Invitada: Desde la Luna de Valencia

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/CIMAC/Por: Teresa Mollá Castells

CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

COLUMNA INVITADA
Desde la Luna de Valencia
 Sobre el modelo de mujer que los de faldas largas y negras pretenden imponernos

Que los señores de faldas largas y negras pretenden imponernos su modelo social en todos los aspectos, no es ningún secreto. Más bien al contrario, con las últimas propuestas realizadas por el nefasto ministro de educación actual para su reforma del sistema educativo, es más bien algo de lo que presumen al tiempo que se frotan las manos mientras esperan los pingües beneficios económicos que les deparará dicha reforma educativa.

Que el modelo de mujer que estos de faldas largas y negras pretenden imponernos es el de su Inmaculada tampoco es ningún secreto y por eso celebran su fiesta con bombo y platillo, sin importarles el ruido que puedan armar, porque se creen poseedores de verdades absolutas e inmutables.

El androcentrismo que depuran cada uno de sus sermones o discursos es tan evidente que duele. Y todavía es más doloroso su silencio ante los asesinatos de mujeres que se producen constantemente.

Y todo ello justificado con lo que ocurre dentro del “santo sacramento del matrimonio”. O lo que es lo mismo: si estás casada por la Iglesia y te pegan no pasa nada porque su Dios ha bendecido esa unión, pese a los golpes e incluso las muertes.

Y además el modelo de mujer sumisa, sufriente, abnegada y dedicada por completo a los demás y sobre todo esposa y madre amantísima que es el que predican, es el que nos puede llevar a las cavernas precisamente por la involución que supone a nuestros derechos de ciudadanas del siglo XXI.

Y con el partido que nos gobierna tenemos más que suficiente en cuanto a recortes de derechos. No los necesitamos a ellos, a los de la jerarquía eclesiástica, para que nos recorten más derechos y oportunidades.

Entre unos y otros, que en el fondo son los mismos, pretenden hacernos creer que el uso y disfrute de nuestros derechos y libertades es algo incorrecto y quieren instalarnos en el miedo y la culpa para continuar con su proceso de dominación.

Pretenden, políticos actuales y curia eclesiástica, que las mujeres quedemos desposeídas de la libertad necesaria para poder vivir nuestra vida libre de sus imposiciones marianas y represoras.

La culpa que pretenden hacernos sentir por expresar con libertad nuestras opiniones o ejercer nuestros derechos está encaminada a que renunciemos a esa libertad con la que plantamos cara y a la que algunas no pensamos renunciar.

El miedo que transmiten sus discursos, tanto el de los políticos que nos gobiernan como el de estos de faldas largas y negras, pretende claramente desmotivarnos en las diferentes luchas que tenemos entre manos, y no sólo en la lucha por la igualdad entre mujeres y hombres, también en la lucha por los derechos que nos están arrebatando cada día, con cada Consejo de ministros.

Los derechos que nos han arrebatado, las libertades que pretenden seguir restringiéndonos, y su clara voluntad por mantenernos como ciudadanas de segunda va a toparse de bruces con la voluntad de muchas, muchísimas mujeres que renuncian a seguir su patrón mariano.

Va a toparse de bruces con las voluntades de muchas que preferimos ser como Lilith, que según algunas fuentes no reconocidas por ellos (faltaría más) y dentro del aspecto simbólico de la creación, fue la primera esposa de Adán a quien abandonó precisamente porque pretendía sesgarle su libertad imponiéndole normas que la llevaban a un estado de sumisión y complementariedad y no de igualdad plena entre ambos que fueron creados iguales desde la arcilla. O lo que es lo mismo, al parecer Lilith abandonó a Adán por machista.

Y hemos sido muchas las que a lo largo de la historia hemos pagado, incluso con nuestras vidas, la rebelión a ese modelo mariano que predican.

De ese modo, lo han predicado, por ejemplo, a través de las escrituras que están llenas de incitaciones y justificaciones de violencia y terror hacia las mujeres:
      
“Jóvenes y viejos de Sodoma, toda la población hasta el último, gritaban a Lot: ¿Dónde están los hombres (ángeles) que han entrado en tu casa esta noche? Sácalos para que nos acostemos con ellos. Lot se asomó a la entrada, cerrando la puerta al salir, y les dijo: Hermanos míos, no seáis malvados. Mirad, tengo dos hijas que no han tenido que ver con hombres; os las sacaré para que las tratéis como queráis, pero no hagáis nada a estos hombres que se han cobijado bajo mi techo”. (Génesis 19, 4-8).

Otro ejemplo: “…si resultare ser verdad que no se halló virginidad en la joven, entonces la sacarán a la puerta de la casa de su padre y la apedrearán los hombres de su ciudad y morirá”. (Deuteronomio).

Y un último ejemplo: “Las mujeres cállense en las asambleas; que no les está permitido tomar la palabra, antes bien, estén sumisas. Si quieren aprender algo, pregúntenlo a sus propios maridos en casa; pues es indecoroso que la mujer hable…”. Pablo (14, 34-36).

Con estos ejemplos creo que queda claro lo que han intentado a lo largo de los siglos que llevan leyendo este tipo de lecturas en los púlpitos: Violencia y desprecio hacia las mujeres que no somos como María. O, lo que es lo mismo, misoginia a raudales.

Por eso, en estos días que siguen celebrando la fiesta de la Inmaculada, siento que las mujeres no tenemos nada que celebrar, puesto que ellos festejan un tipo de mujer que para nada concuerda con la libertad y la garantía de plenos derechos de ciudadanía.

Celebrar esta fiesta es celebrar misoginia, desigualdad, dolor, sumisión, etcétera… y, sobretodo celebrarles a ellos como padres de un credo que nos ha intentado mantener apartadas de la libertad a través de la culpa.

No les creo en nada. No les reconozco ningún poder en mi vida y en la medida de mis posibilidades seguiré sensibilizando en contra de sus normas, pero sobre todo, en contra del modelo de mujer que predican.

Como Lilith, les recrimino su machismo y misoginia y seguiré apartada de sus dictados y peleando por sesgar sus mensajes. Y, por supuesto, echándoles en cara sus silencios cómplices ante el terrorismo machista que, a través de sus escrituras sagradas, siguen justificando.

Y sé que no estoy sola. Somos muchas y cada día más hombres quienes pensamos de ese modo.

tmolla@teremolla.net

*Corresponsal en España. Periodista de Ontinyent.

Compromisos del “Pacto por México”

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/CIMAC/Por: Carmen R. Ponce Meléndez /@ramonaponce

CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

COLUMNA INVITADA
Monedero
Compromisos del “Pacto por México”
 
Tres de los partidos políticos más importantes del país  y Enrique Peña Nieto inician el sexenio firmando un “Pacto por México”.
 
En este documento se esboza el programa de gobierno y dado los alcances que tienen muchos de estos acuerdos/compromisos, van a requerir de “pactos” con los grupos empresariales y otras organizaciones sociales como el SNTE, en el caso de los cambios propuestos para el tema de educación y cultura.
 
La primera prueba de fuego de este Pacto será la presentación en la Cámara de Diputados del paquete económico 2013, y en su momento el proyecto de reforma hacendaria.
 
No sólo porque en ese presupuesto se contendrían muchos de los “acuerdos”, sino fundamentalmente porque se requiere dinero para hacer viable y factible ese programa de gobierno.
 
En esta materia hay una serie de lineamientos a destacar como eliminar la consolidación fiscal, aumentar la inversión pública y privada hasta un 25 por ciento del PIB (meta de mediano plazo); alcanzar un crecimiento de más de 5 puntos porcentuales, el reto de crecer.
 
Se afirma que el mejor instrumento para terminar con la pobreza es el empleo –una verdad de Perogrullo–, pero que no se pone en práctica.
 
Uno de los medios para alcanzar este crecimiento es “extender los beneficios de una economía formada por mercados competidos” –léase apertura a la inversión extranjera– en: telecomunicaciones, transporte, servicios financieros y por supuesto energía, compromiso firmado por el PRD.
 
Para educación, por su relevancia y dada la crisis que se vive en el país, el Presidente y los partidos firmantes se comprometieron a incrementar la cobertura en educación media superior y superior, 80 y 40 por ciento respectivamente, para ello será necesario destinar más recursos a estos dos rubros educativos, donde se presenta un cuello de botella que impide el acceso de las jóvenes a la educación superior.
 
Escuelas de tiempo completo, con jornadas de 6 y 8 horas diarias, acompañadas de esquemas para el suministro de alimentos; de lograrse las más beneficiadas son las familias de mujeres trabajadoras.
 
La reforma a la seguridad social, tema que formó parte de sus promesas de campaña, contempla acceso universal a los servicios de salud como parte de un sistema de seguridad social universal.
 
Comprende la creación de una red que garantice el acceso a los servicios de salud y otorgue para cualquier persona, independientemente de su status o condición social o laboral, un conjunto de beneficios sociales proporcionados por un Sistema de Seguridad Social Universal.
 
No se especifica cuál es ese “conjunto de beneficios” y se abre la cobertura en seguridad social actual, que descansa en el empleo. ¿Cómo se va a financiar? ¿Implica el fin de las cuotas obrero-patronales?
 
Las propuestas que desarrollaron Santiago Levy y la Fundación Espinoza Iglesias contemplan un impuesto al consumo generalizado (IVA), para financiar esta reforma de seguridad social.
 
En apoyo al empleo se establecerá un seguro de desempleo para trabajadoras del sector formal asalariado, lo que implica que será contributivo para las y los trabajadores.
 
Como parte de esa reforma a la seguridad social la pensión para adultos mayores que no cuentan con seguridad social se dará a los 65 años en lugar de 70, implica una ampliación de cobertura. Habrá que ver si también el monto se modifica.
 
En la misma línea está el seguro de vida para jefas de familia. Incluye a los padres jefes de familia (Compromiso 5). Es un problema de política social y atención a la pobreza.
 
Lo cierto es que los hogares jefaturados por mujeres representan la cuarta parte (25 por ciento) de las familias de México y han tenido un importante crecimiento: son 7.8 millones. Su situación es crítica; el número de jefas cuyo trabajo no les da acceso a instituciones de salud es de 6.4 millones, 8 de cada 10 (82.2 por ciento).
 
Son parte de las familias del siglo XXI, responden a los cambios socioeconómicos del país, forman parte de la llamada “revolución silenciosa”, influida por la migración, la movilidad laboral y la violencia.
 
No sólo es un fenómeno nacional, en toda Latinoamérica únicamente uno de cada 5 hogares responde al modelo más tradicional de familia nuclear, con ambos padres y con hijos, en los que la mujer sólo realiza labores domésticas y el padre es el único proveedor económico, realidad que está cambiando vertiginosamente.
 
Por lo que hace a la política social, la prioridad es la pobreza extrema o pobreza alimentaria, directriz que tendrá que verse reflejada en el Presupuesto de Egresos 2013.
 
Cifras de Coneval 2010 indican que existen 11.7 millones de personas en pobreza extrema y que la diferencia de ingresos entre el nivel más rico y el más pobre es poco más de 25 veces. Por cada 100 hombres en condiciones de pobreza urbana hay 107.2 mujeres.
 
No está por demás recalcar que los firmantes de este Pacto se comprometieron a impulsar acciones legislativas y acciones políticas, una de sus finalidades es reducir los altos niveles de desigualdad, se habló de una sociedad más incluyente, lo cual se tendrá que reflejar en cambios en la política económica. Ya se verá.
 
La moneda está en el aire, pero “hechos son amores y no buenas razones”. Es evidente que el enorme desaliento y desesperanza que dejó el sexenio de Felipe Calderón lleva a una necesidad de renovar expectativas.
 
carmenramona.26@gmail.com
 
*Economista especializada en temas de género

Columna Invitada: 2013, Presupuesto y programas para alcanzar la equidad

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/CIMAC/Por: Carmen R. Ponce Meléndez /@ramonaponce

COLUMNA INVITADA

CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

Monedero
2013, Presupuesto y programas para alcanzar la equidad

Ya está en el Congreso para su aprobación el Paquete Económico 2013; comprende entre otros aspectos las erogaciones para la igualdad entre mujeres y hombres.

Son 101 líneas programáticas desarrolladas por 26 instituciones, con un presupuesto de 18 mil 498.6 millones de pesos (mdp), superior en mil 861.7 mdp al gasto de 2012, cifra que representa un incremento de 11.2 por ciento.

(VER GRÁFICA AQUÍ)

A esta cifra se suman los recursos que aportan el Instituto Mexicano del Seguro Social y el ISSSTE, así el monto asciende a 32.6 mil mdp, lo que significa un crecimiento sustancial de 27.1 por ciento, respecto a lo aprobado para este año.

Haciendo un recuento, durante los últimos seis años la evolución del gasto para alcanzar la equidad ha sido creciente, ya que en 2008 contaba con 7 mil 24.8 mdp, menos de la mitad del presupuesto actual (ver gráfica).

Los presupuestos con perspectiva de género se han institucionalizado, ya que en enero de este año se incorporaron a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria el principio de igualdad de género como una clasificación en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

A partir  de este año el Informe de la Cuenta de la Hacienda Pública Federal contiene los resultados del ejercicio del Presupuesto establecido en el Anexo de Erogaciones para la igualdad entre mujeres y hombres, lo que sin duda permitirá una mejor evaluación de los resultados obtenidos.

LÍNEAS PROGRAMÁTICAS

Salud reproductiva, seguridad, educación, guarderías y desarrollo social son prioridades contenidas en este proyecto. También se incorporan los nuevos lineamientos sobre seguridad social como el seguro de vida para las jefas de familia, con una asignación de 400 mil pesos.

Bajo el supuesto de que el seguro fuera de 500 pesos por persona,  esto cubriría un espectro de 800 mujeres, por tanto se requieren 3.9 mdp para los 7.8 millones de jefas de familia.

En el IMSS, el presupuesto del programa “Atención a la salud reproductiva” crece 8 veces, al pasar de 649.6 a 5 mil 197.4 mdp, en total los recursos de este instituto crecen sustantivamente: 57.7 por ciento.

El gasto en guarderías (Salud, Desarrollo Social e IMSS) muestra un incremento de 11.2 por ciento; se destinan a este rubro 38 de cada 100 pesos. Destaca el presupuesto del programa de estancias infantiles para apoyar a madres trabajadoras de la Secretaría de Salud.

Otros incrementos relevantes son los que registran las secretarías de la Reforma Agraria y Desarrollo Social, con 64.3 y 24.2 por ciento, respectivamente. Se fortalecen los programas de vivienda como Programa Hábitat, vivienda digna y vivienda rural.

Por primera vez, la Secretaría de Energía participa con nueve importantes líneas programáticas. Adicionalmente se incorporan 28 programas nuevos.

En Educación: impulso al desarrollo de la cultura, generación y articulación de políticas públicas integrales de la juventud, sistema mexicano de deporte de alto rendimiento y programa de becas.

Para el área de Salud: prevención y atención contra las adicciones, reducción de enfermedades prevenibles por vacunación, y promoción de la salud, prevención y control de enfermedades crónico degenerativas.

También se suman líneas programáticas propias de las nuevas políticas públicas. En la Procuraduría General de la República, investigar y perseguir los delitos relativos a la delincuencia organizada, y en Hacienda, atención integral a víctimas y ofendidos de delitos de alto impacto; así como atención integral a familiares de personas desaparecidas o no localizadas, con asignaciones de  5.9 y 1.7 mdp, respectivamente.

En el tema de empleo se abre un nuevo programa llamado “fondo emprendedor”, aunque las actividades que desarrolla la Secretaría de Trabajo y Previsión Social mantienen el mismo monto de gasto que este año, recursos que son totalmente insuficientes para atender un problema tan amplio como la discriminación laboral femenina.
*Economista especializada en temas de género.

carmenramona.26@gmail.com

Columna Invitada :Hoy por mí…

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/CIMAC/Por: Alejandra Buggs Lomelí

CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

Mujeres y Salud Mental
Hoy por mí…

Para la mayoría de los seres humanos la necesidad de pertenencia es de suma importancia para lograr un óptimo desarrollo emocional. Las afiliaciones forman parte de la socialización de las personas.

En las mujeres el sentido de identidad femenina se organiza a partir de la capacidad de crear y mantener relaciones, por lo que muchas de ellas pueden vivir la pérdida de una relación como algo semejante a la pérdida total de su identidad.

Esta estructura psíquica puede generar conflictos emocionales como depresión cuando se relaciona con la sensación de pérdida del vínculo con las y los otros, y se presenta con mayor frecuencia en las mujeres, aunque también existen hombres que reportan haber experimentado esta sensación.

Para las mujeres los vínculos llegan a ser tan importantes que cuando peligran o se pierden la tendencia es a hundirnos en una profunda depresión y desesperación.

La explicación que podemos darle a la sensación profunda de depresión, parte de la base de que todas y todos empezamos la vida vinculándonos a las personas que tenemos alrededor. A los niños –como bien apunta Jean Baker Miller– “se les estimula a salir de este estado de su existencia en la que ellos y su destino se entretejen con las vidas y el destino de otras personas”.

A las mujeres desde niñas se nos incita a permanecer vinculadas a las personas que nos rodean, para que al crecer desplacemos en la mayoría de los casos ese apego a una figura masculina.

Estamos acostumbradas y acostumbrados en nuestra sociedad que a los niños se les recompense cuando desarrollan otros aspectos como el poder y las destrezas que van restándole importancia poco a poco a las afiliaciones hasta que llegan a superarlas.

No hay duda de que las mujeres también nos desarrollamos y cambiamos, sin embargo, a diferencia de los varones, en las mujeres desarrollar otros aspectos no elimina el valor que tiene el apego a las y los demás.

Como mujeres podemos desarrollarnos en muchos aspectos y al mismo tiempo, seguir otorgando un gran valor a nuestros vínculos afectivos, porque a nosotras nos enseñaron que el amor y por tanto nuestros vínculos, son el eje fundamental de nuestras vidas, como menciona Fina Sánz.

Corremos el riesgo de aceptar cualquier tipo de relación con tal de cubrir esa necesidad de pertenencia y de afecto.

Es por ello que cuando una mujer termina con una relación de cualquier índole que está basada en el modelo de dominio/subordinación, ve mermada su existencia, lo que puede provocarle conflictos emocionales que pueden llegar a ser profundos y lastimar aún más su autoestima.

El problema no es tener y querer satisfacer nuestra necesidad de afiliación y de amor, porque la afectividad es básica en cualquier ser humano, el problema surge cuando nos olvidamos de nosotras mismas y lo que menos hacemos es darnos amor y tratarnos con respeto.

Esta falta de amor a sí mismas y no saber dar y recibir amor puede hacer que las mujeres sufran porque no pueden relacionarse aunque lo deseen, o porque se relacionan mal con costos emocionales muy elevados.

No se puede dar lo que no se tiene, sin embargo, las mujeres tendemos a dar a las y los demás aquello que no nos damos a nosotras mismas, y esto además de ser provocado por el mandato social de ser y estar para las y los demás, está atravesado por la falta de respeto a nosotras mismas.

Si la mujer no se ama difícilmente podrá aceptar ser amada sin tener que dar nada a cambio. No le será fácil creerlo y en el fondo estará siempre a la expectativa de ser abandonada por considerarse poco valiosa.

El riesgo que corre una mujer que no se siente digna de amor es crear dependencias con quien le ofrece ese “amor” porque se sienten halagadas o deslumbradas ante el hecho de gustarle o atraerle a alguien.

He aquí la importancia del proceso de psicoterapia para que las mujeres logren encontrar las raíces de su baja autoestima, de la sensación de no merecer amor y de no sentirse valiosas, derivando en el establecimiento de relaciones afectivas donde imperen los malos tratos y abusos de toda índole por la necesidad de estar con alguien.

Todas y todos necesitamos afiliarnos para amar y ser amadas y amados, porque de eso dependerá nuestro equilibrio emocional y la calidad de vida que queremos.

Como mujeres tenemos la gran responsabilidad de comprometernos a que el vínculo más importante en nuestras vidas sea aquel que primero establezcamos con nosotras mismas desde el respeto, amor y cuidado para establecer con las y los demás relaciones más sanas.

www.saludmentalygenero.com.mx

*Directora del Centro de Salud Mental y Género, psicóloga clínica, psicoterapeuta humanista existencial y especialista en Estudios de Género.