Inicio » Caravana del consuelo

Category Archives: Caravana del consuelo

Traducir a tu idioma

Construyamos PODEMOS Mexico YA ES TIEMPO de CAMBIAR

DESOBEDIENCIA CIVIL PACIFICA1/01/17
PODEMOS Mexico: Desoberiencia Civil Pacifica 2017-2018

Matrix Radio Mx

Es una emisora de radio comunitaria y social en la CDMX. HOY la CDMX ya cuenta con un proyecto alternativo DIFERENTE para los amantes de la RADIO. La primer radio comunitaria y social realizada por un STAFF de periodistas ENTIDADES BIOLOGICAS EXTRATERRESTRES. Alienigenas que por años han estudiado a la raza humana y que ahora seran quienes relaten y cuenten las noticias. PERIODISMO EXTRATERRESTRE y DIFERENTE. www.matrixradiomx.wordpress.com

PARO NACIONAL

2 de Octubre 2015 NO se OLVIDA

DEVOTOS a SAN EBE en la CDMX

Construyamos un México Sin PRI

CNTE en PIE de LUCHA

Sumate NO a la Reforma Educativa de Epn Fallido

YA son 16 meses de #Ayotzinapa y NO hay JUSTICIA

EVENTOS en la CDMX

YoSoy132 NADIA VERA

#TelevisionExtraterrestre :VI Marcha de la Dignidad Nacional, Madres buscando a sus Hijos, Hijas, Verdad y Justicia #CDMX

STAFF: Matrix Noticias/Canal Matrix HD/Por: Arturo Cordova S/Por: Redacción/Invitación 

Serán seis años este 10 de mayo en que nosotras, las madres de personas desaparecidas salimos a marchar, a denunciar que nos arrebataron a nuestros seres queridos. ¡Este 10 de mayo acompáñanos, caminen junto a nosotras, alcen la voz con nosotras!

Foto: Invitación a Medios / Agencias

Foto: Invitación a Medios / Agencias

#CanalMatrix MX: Que EPN se toque el corazón: Caravana de madres migrantes #DíaNaranja #AUnaMujerNunca #NoEresBienvenido

STAFF: Matrix Noticias/Canal Matrix HD/Por: Arturo Cordova S/Por: Redacción/Con información: Ximena Garcia / Matrix Radio Mx 

Foto: Archivo

Foto: Archivo

““Es necesario que el Presidente mexicano se toque el corazón, ¡Ya basta de ser tan injustos! ” indicó Lilia Hortensia habitante de El Salvador .

Ciudad de México.- La  XII  Caravana de Madres Migrantes en Búsqueda de sus Hijos, pidió al Presidente, Enrique Peña Nieto ser sensible e implementar acciones para localizar sus familiares desaparecidos y frenar la violencia contra los migrantes en territorio nacional.

“Es necesario que el Presidente mexicano se toque el corazón, ¡Ya basta de ser tan injustos! y no solo con nosotras las madres de los migrantes, sino con los mismos mexicanos, porque aquí también hay muchos desaparecidos” indicó Lilia Hortensía, habitante de El Salvador quien busca a su hermana Jaquelín Morales Jovel, desaparecida desde 2007, en la ciudad de Altar, Sonora.

Con valor a pesar de las amenazas de muerte recibidas por el traficante, quien tuvo contacto con su familiar, la mujer salvadoreña insiste en su llamado al mandatario para captar su atención.

“No quiero que el Presidente solo vea mi dolor, sino que lo sienta, que sienta el dolor de tantas madres, somos muchas madres y familiares que tenemos hijos desaparecidos porque si a el se le perdiera un hijo, estuviera con nosotros”  señaló al canal de noticias Matrix Noticias HD.

La caravana no sólo es integrada por madres, sino por padres o familiares con ciudadanos centroamericanos en territorio nacional.

Así sucede con Héctor Felipe Rodríguez originario de Tegucigalpa Honduras, quien busca a su hijo Héctor Rodríguez de 30 años, desaparecido en Nuevo Laredo Tamaulipas, desde 2014, tan solo cuatro años después de la masacre en San Fernando que dejo un saldo de 72 migrantes muertos.

“Tamaulipas da escalofríos porque es un sitio de muchos asesinatos” señala don Felipe, mientras recuerda ese hecho violento.

A pesar de ello, el señor Rodríguez, reconoce que su hijo esta vivo, porque, dice, eso es algo que se siente dentro, en el corazón, aquel sitio en el cuerpo que las madres y los familiares piden examinado por el Presidente.

“Mi hijo esta vivo, desde aquí queda pedirle al Gobierno que castigue a quienes perpetraron esos crímenes y que no violen los derechos humanos, que no traten mal a los migrantes porque no son criminales.”

Las ausencias duelen, sobre todo cuando quienes desaparecen, dejan todo en un lapso de espera permanente, los familiares describen este hecho “como si se detuviese el tiempo”

“Yo ya soy abuelo, dejó a una niña que ahora tiene 13 años, yo la he criado a ella y todos los días pregunta por él” indica, visiblemente conmovido Héctor Felipe, luego guarda silencio y cabizbajo se disculpa, después se va en medio de la noche fría con el dolor y la pena de no saber de su hijo.

El fenómeno no solo duele y lastima a los adultos, sino también a los infantes quienes en enmedio de la pena y la esperanza, empacan los recuerdos y algunas prendas y se dan a la tarea de buscar a sus madres, quienes escaparon de la violencia, la marginación para darles un futuro mejor.

Así pasó con Reina Elizabeth Vicente, adolescente guatemalteca, quien busca a su mamá Irma Vicente García, quien desapareció desde hace 10 años, cuando dejó su natal municipio Ixcan para partir hacia Estados Unidos y ofrecerle un mejor porvenir.

La abuela, mujer con experiencia, le comentó que el último lugar donde supieron de ella fue en Altar, Sonora

“La vida ha sido difícil, somos tres hermanos, emocionalmente es difícil, porque nos ha tocado crecer sin ella, hemos necesitado sus abrazos, sus consejos, por eso esto en esta odisea para ver si la encuentro, ella se quedó en Altar, Sonora.” recuerda.

Por último insiste en el llamado a las autoridades de nuestro país para mejorar el esquema migratorio, pues por ahora, solo han padecido indiferencia.

#CanalMatrix MX: Comunicado de Prensa: XII Caravana de Madres Centroamericanas en busca de sus hijos desaparecidos #YLoQueMasDuele

STAFF: Matrix Noticias/Canal Matrix HD/Por: Arturo Cordova S/Por: Redacción/Comunicado de Prensa

En memoria de Berta Cáceres

Comunicado de Prensa

                                                                                                     

Noviembre 15 a Diciembre 3 de 2016

 

·         YA INICIARON ACTIVIDADES EN GUATEMALA

·         INGRESAN A MÉXICO EL DIA 15 DE NOVIEMBRE

 

Ciudad de México, a 13 de noviembre de 2016.- La XII Caravana de Madres Centroamericanas en busca de sus hijos desaparecidos ya se encuentra en tránsito por Guatemala, apoyadas por una amplia red de organizaciones de Nicaragua, El Salvador, Honduras, y Guatemala realizando diversas acciones de tareas de búsqueda, de integración y de incidencia.  La agenda de la Caravana en Guatemala nos incita a reconocer que la situación de los Migrantes en Transito inicia en el sur y se va complicando y agravando conforme van atravesando fronteras.

Iniciaron el 10 de este mes sus actividades buscando migrantes de sus países en la cárcel de Escuintla, para continuar sosteniendo encuentros con diversos funcionarios:  El Director del Sistema Penitenciario, los Consulados de Honduras, Salvador, y Nicaragua, otros actores del cuerpo diplomático y con el Delegado de la PGR mexicana en Guatemala.

También realizaron acciones de corte Psicosocial de integración, relajación y autocuidado para ayudar a las madres a sobrellevar los retos emocionales que implica viajar, por donde caminaron sus seres queridos, buscando sus rastros, rodeadas de escenarios físicos y humanos desconocidos y la esperanza permanente de encontrarlos con vida.  Concluyeron con una Conferencia de Prensa en Ciudad Guatemala y salir hacia Huehuetenango a encontrar al equipo del Movimiento Migrante Mesoamericano y los medios de comunicación que nos acompañan, en la Mesilla.  Este 15 de noviembre ingresan a territorio mexicano a recorrer parte de la ruta migratoria, con una intensa agenda que encontraran anexa a este comunicado.

El diseño de este recorrido 2016 resalta que los ingresos a México, se dan a lo largo de toda la frontera en razón de la intensificación de las medidas de control, vigilancia, contención y militarización, que han obligado a que las rutas se diversifiquen por la necesidad de evadir retenes, garitas y operativos que son parte de mercados transfronterizos de tráfico y trasiego de personas y mercancías controlados por redes criminales transnacionales que devienen en millonarias fortunas del negocio de tráfico y trata, a pesar de que a partir del 2011, según fuentes oficiales, en la frontera sur han aumentado un 330% los eventos de revisión.  El problema es que el objetivo del control policial no prioriza perseguir a los criminales tanto como a la propia migración “irregular”.  Además, varios informes de organizaciones nacionales e internacionales y notas de investigación periodística han mostrado la creciente participación de las policías federal y estatal en las acciones de detención de migrantes irregulares en conjunto con el INM y que en la ejecución de estos operativos suele darse de manera creciente la complicidad de actores no estatales como las policías privadas de las compañías ferroviarias y sus maquinistas, choferes de taxis, autobuses etc., que muestran el alcance y extensión de la industria criminal que surge en torno a la migración.

Contamos, como siempre, con que la presencia de los medios de comunicación garantizará, la difusión masiva de las actividades de la XII Caravana. Su presencia asegura la visibilidad y la presión hacia la autoridad.  Reiteramos nuestra solicitud a las agencias de noticias, a corresponsales, reporteros de medios nacionales e internacionales y la industria de la comunicación, para que cubran ampliamente las acciones que las madres realizan en esta caravana de denuncia y de búsqueda de sus hijos de los que tuvieron noticia por última vez desde algún lugar del territorio mexicano.

¿Vivimos una cacería de activistas?

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/Redacción

México.- Los ataques y asesinatos contra los activistas, que se han agudizado en los tiempos recientes, cuando más se ha exigido que se detenga la guerra contra el narco, deben colocar a la sociedad mexicana en un serio proceso de reflexiones.

Es La Jornada quien pone el dedo en la llaga. En su editorial de hoy, enlista los asesinatos que se han suscitado. Comienza con el secuestro y posterior crimen del líder comunero Trinidad de la Cruz el martes pasado. También da cuenta del “levantón” de los ecologistas en la sierra de Guerrero, y el asesinato de Nepomuceno Moreno en Sonora.

Aunque estos casos recientes son de activistas que pertenecen al Movimiento, con Justicia y Dignidad el diario destaca que hay otros  activistas que han perdido la vida o han sido atacados en su empeño en la justicia.

Se recuerda el asesinato de Marisela Escobedo, quien pedía justicia por el asesinato de su hija y el ataque a Norma Andrade, fundadora de la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa.

El diario considera que el cúmulo de asesinatos y ataques, junto con la falta de capacidad de las autoridades para esclarecerlos y sancionarlos, hacen “inevitable” sospechar que, “con el telón de fondo de la violencia desatada a raíz de la guerra contra el narcotráfico, el país asiste a una cacería de activistas sociales, de defensores de derechos humanos y de ciudadanos que han decidido alzar la voz y reclamar justicia”.

Y es que “es difícil concebir que todas las agresiones referidas sean producto del azar”.

Por el contrario, en el texto se considera que “pareciera que con llevan un mensaje ominoso dirigido a los sectores de la sociedad que se han movilizado por la pacificación del país y la justicia para las víctimas y sus deudos”.

Asimismo, la advertencia es para quienes “han criticado la estrategia de seguridad en curso y que hoy, con la muerte de algunos de sus integrantes”, ven confirmadas sus alertas “en forma particularmente trágica”.

“Se ha puesto en evidencia que las autoridades no son capaces de dar protección, cuando menos, a aquellos sectores de la sociedad a los que han erigido como sus propios interlocutores”, sentencia el diario.

Agrega que “en lo inmediato, es responsabilidad insoslayable de los gobiernos estatales y federal investigar las muertes y agresiones referidas”.

Remata que de lo contrario, “cobrará fuerza la percepción pública de que dos de los saldos nefastos de la actual estrategia de seguridad pública –además de los más de 50 mil muertos y de una creciente descomposición institucional– son la ampliación de los márgenes de maniobra para la eliminación de activistas políticos y sociales, y el retroceso del país a escenarios de masivas violaciones a los derechos humanos”.

En 11 años de Caravana,madres localizan a 60 desaparecidos

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/Por:Guadalupe Cruz Jaimes

DERECHOS HUMANOS
En 11 años de Caravana, madres localizan a 60 desaparecidos
Encuentran a uno más en recorrido a Chiapas
 
México DF, 17 nov 11 (CIMAC).- En los 11 años que se ha realizado la Caravana de madres de migrantes, se ha logrado localizar a 60 personas desaparecidas gracias a las propias investigaciones que ellas han realizado, señaló a Cimacnoticias Marta Sánchez Soler, coordinadora de la caravana.
 
La también integrante del Movimiento Migrante Mesoamericano dijo que probablemente el número de personas localizadas es mayor, ya que “no siempre ha sido posible continuar el seguimiento de la investigación iniciada por las madres, algunas de ellas continúan en contacto directamente con las organizaciones o personas que les dieron alguna pista y no nos informan si encontraron o no a su familiar”.
 
Luego de que ayer concluyera en Tapachula, Chiapas, la caravana “Sigo tus Huellas con la Esperanza de Encontrarte” conformada por 33 madres centroamericanas -que durante las últimas dos semanas recorrieron el país en busca de sus familiares desaparecidos en México- una de estas mujeres encontró a su hijo.
 
Luego de siete años de “no tener noticia” acerca de cómo y dónde se encontraba su hijo, la hondureña Olivia Orellana halló a Osman Lizandro Mejía Orellana en el Centro de Readaptación Social (Cereso), ubicado en el municipio chiapaneco de Motozintla, informó en comunicado de prensa el Movimiento Migrante Mesoamericano.
 
A unas horas de que culminara el recorrido que las centroamericanas iniciaron el pasado 30 de octubre, la caravana visitó el Cereso y los guardias identificaron la fotografía de Osman Lizandro, quien fue recluido en Motozintla, en 2004, acusado de intento de homicidio.
 
La caravana -integrada por originarias de Honduras, Nicaragua y El Salvador- cerró con la demanda a las autoridades mexicanas para que colaboren en la búsqueda de sus hijas e hijos.
 
Mercedes Moreno es migrante. Vio por última vez a su hijo José Leonidas Moreno en 1989. “Yo ya vivía en Los Ángeles, California, fui a verlo a mi país, y dos años después él salió de El Salvador para alcanzarme en Estados Unidos”, relató a Cimacnoticias. 
 
Sin embargo, José Leonidas nunca llegó a su destino. “El coyote le dijo a mi familia en El Salvador que dejó a mi hijo en un hotel en la Ciudad de México, para hacer la conexión con otro coyote y que cuando regresó él ya no estaba con el grupo de migrantes”.
 
Desde entonces, Mercedes sufre la incertidumbre de desconocer dónde y cómo está su hijo, ya que confía en que esté vivo. Con esa fe, pide al gobierno mexicano que aclaren las desapariciones de las personas migrantes en el país.
 
También demanda que frenen el “trato inhumano” que reciben las y los centroamericanos a manos del crimen organizado en complicidad con las policías y autoridades migratorias, ésta es una de las principales peticiones que realizó la caravana en una declaración final de su recorrido por Tabasco, Veracruz, Tamaulipas, Coahuila, San Luis Potosí, Querétaro, Estado de México, Distrito Federal, Oaxaca y Chiapas.
 
Durante su paso por la ruta del golfo, camino obligado para el tránsito de migrantes rumbo al vecino país del norte, las centroamericanas denunciaron el aumento de la violencia contra quienes cruzan el país, y la criminalización de las personas que sobreviven a estos delitos.
 
En la declaración final, sostienen que las violaciones de derechos humanos han empeorado “desde que las rutas migrantes están bajo el control de los grupos del crimen organizado, a quienes de facto se les ha cedido la gestión de la política migratoria México-Estados Unidos, cobran ‘derecho de piso’ y deciden quién entra o no entra a los Estados Unidos”, a través de extorsiones y secuestros.
 
Añaden que según datos de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) la delincuencia organizada obtiene en promedio 2 mil 500 dólares por la liberación de cada migrante, monto que les representa un ingreso de 25 millones de dólares en seis meses.
 
Cabe recordar que según datos de la CNDH de septiembre de 2009 a febrero de 2010 se registraron más de 10 mil secuestros de migrantes en el país; esta cifra rebasó los 9 mil 780 registrados en el mismo semestre de 2008 a 2009.
 
La caravana Sigo tus Huellas con la Esperanza de Encontrarte, lamentó que las y los migrantes sobrevivientes de secuestro que denuncian este delito, son criminalizadas. Por ejemplo, en el reclusorio de Tenosique, Tabasco, se entrevistaron con 9 centroamericanos cumpliendo sentencias hasta de 45 años por secuestro.
 
Los “supuestos culpables” no contaron con asesoría de abogados, sus consulados no fueron notificados, tampoco les permitieron comunicarse con sus familias, y fueron coaccionados para firmar declaraciones que para ellos, eran incomprensibles.

Procesión en Ixtepec contra el maltrato a las migrantes

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/Por:Patricia Briseño,corresponsal

MIGRACIÓN 
Procesión en Ixtepec contra el maltrato a las migrantes
Madres de centroamericanas exigen respeto
 
Oaxaca, 17 nov 11 (CIMAC).- Mujeres de Honduras, El Salvador y Nicaragua, que integran una Caravana de Madres Centroamericanas en busca de migrantes desaparecidos, protestaron este fin de semana frente a dos bares en Ciudad Ixtepec, región del Istmo de Tehuantepec, en rechazo a la supuesta contratación en esos lugares de jóvenes indocumentadas.
 
Alejandro Solalinde, coordinador de la Pastoral Social de la Movilidad Humana, acompañó al grupo en su recorrido por ese municipio zapoteco.
 
La caravana de madres centroamericanas “Sigo tus Huellas con la Esperanza de Encontrarte” también visitó el panteón  San Juan Lirio, en el barrio de Cheguigo, para realizar un evento simbólico en las tumbas de migrantes que ocupan la zona de fosas comunes.
 
En el cementerio San Juan Lirio, las activistas dialogaron con el director de panteones del ayuntamiento de Ixtepec, Miguel Santiago, a quien le pidieron brinde un trato digno a los cadáveres de las y los migrantes.
 
El grupo se reunió afuera de las cantinas “El sabor de la noche” y  “Aquí me quedo”, ubicadas a un costado de las vías del ferrocarril y señaladas por la comunidad de contratar a jóvenes centroamericanas y sudamericanas que cruzan por Oaxaca en su paso hacia Estados Unidos.
 
Durante la parada recordaron a una madre hondureña, asesinada en marzo del 2011 al término de su jornada de trabajo en uno de los bares.
 
Solalinde refirió que esos expendios de bebidas alcohólicas, y otro de nombre “El Negro”, están citados entre las medidas cautelares solicitadas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) al demandar el cierre definitivo de esas cantinas.
 
“Hay muchos lugares que son un riesgo, no sólo para los hermanos migrantes sino también para la población en general. La pasada autoridad municipal fue muy corrupta y extendió permisos de cantinas en esta zona”, expresó el sacerdote defensor de los derechos de migrantes.
 
Según el albergue “Hermanos en el Camino”, de 2010 al presente han fallecido 40 migrantes en su paso por la región del Istmo; sin embargo se desconoce la cifra oficial en todo el estado y los municipios de la región.
 
La Caravana de Madres Centroamericanas solicitó al alcalde de Ixtepec, Félix Serrano, gestione ante las autoridades correspondientes la repatriación de los restos de la mujer hondureña, y rescatar a la hija de la fallecida debido a que la propietaria del bar tiene la potestad de la niña.
 
En respuesta, el munícipe se comprometió a canalizar la demanda de las activistas y trabajar a favor de la defensa de los derechos de las y migrantes centroamericanos que cruzan por esa ciudad, considerada altamente peligrosa por organismos nacionales e internacionales de defensa de los Derechos Humanos.
 
En el mismo sentido les manifestó su solidaridad por los  secuestros masivos de migrantes y se comprometió a trabajar en coordinación con las autoridades competentes y el albergue “Hermanos en el Camino”, del padre Solalinde.

Inequidad de género profundiza delito de trata:CATWLAC

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/Por:Guadalupe Cruz Jaimes

MIGRACIÓN 
Inequidad de género profundiza delito de trata: CATWLAC
Mañana arranca la Caravana del Sur
 
México DF, 9 sep 11 (CIMAC).- La trata de personas, que afecta a seis de cada 10 mujeres migrantes en su paso por México hacia Estados Unidos, es un delito que crece “en medida que se profundizan las desigualdades económicas y de género”, afirmó Teresa Ulloa Ziaurriz, directora regional de la Coalición Contra el Tráfico de Mujeres y Niñas para América Latina y el Caribe (CATWLAC, por sus siglas en inglés).
 
En entrevista con Cimacnoticias, la activista consideró que para frenar ese crimen el Estado mexicano debe garantizar la seguridad de las mujeres transmigrantes, es decir aquellas que vienen de otros países al nuestro con el fin de llegar al vecino del norte.
 
Este viernes diversas organizaciones defensoras de Derechos Humanos (DH) y víctimas de violencia, inician la llamada Caravana del Sur que recorrerá ocho estados de la República.
 
La caravana sale de Cuernavaca, Morelos, y llegará a municipios de Guerrero, Oaxaca, Tabasco, Veracruz y Puebla, y algunas localidades fronterizas de Guatemala. La movilización ciudadana es para exigir el cese de la violencia contra las personas migrantes, la cual con frecuencia es ejercida por autoridades mexicanas coludidas con la delincuencia organizada.
 
Según cálculos de organizaciones civiles, cada año ingresan a México 400 mil personas migrantes, la mayoría originarias de Honduras, El Salvador y Guatemala. De acuerdo con el Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, por cada 10 hombres ingresan siete mujeres migrantes.
 
En su camino por el país, las migrantes –además de estar expuestas al secuestro, extorsión y violencia física y sexual por parte del crimen organizado coludido con las autoridades– tienen mayor riesgo de ser víctimas de trata de personas.
 
De junio de 2005 a agosto de 2010, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en México identificó 176 casos de trata de personas; su número aumentó a partir de 2007 y se agudizó en 2008 y 2009.
 
La OIM señala que en ese tiempo asistió a víctimas de trata de personas de 13 nacionalidades, de las cuales el 63 por ciento era de Guatemala, el 14 por ciento de Honduras y cinco por ciento de México. El 18 por ciento restante era de El Salvador, Nicaragua, Sudamérica y países como Hungría, Congo, Belice y Japón.
 
De los más de 170 casos, 143 eran mujeres y 33 hombres, de los cuales cerca del 40 por ciento tenía entre 13 y 17 años de edad. En la mayoría de los casos se trató de víctimas de trata laboral, seguida de la sexual, y por ambos fines.
 
De acuerdo con Teresa Ulloa, la trata de personas es una grave problemática en México que aumenta “en medida de que se profundizan las desigualdades económicas y de género, así como por la falta de oportunidades en México y América Latina”.
 
Para disminuir y eventualmente erradicar este delito, los gobiernos deben generar políticas públicas para fomentar el desarrollo local “para poder prevenir y no dejar a mujeres, niñas, niños y adolescentes a expensas de las redes de tratantes”.
 
Además, México, como país de tránsito, debe generar condiciones de seguridad para las migrantes. A decir de la experta en el tema, todas las mujeres que viajan en situación irregular están en riesgo de ser víctimas de trata. Y recalcó que seis de cada 10 migrantes caen en “manos de la delincuencia organizada, las capturan para explotarlas sexualmente o esclavizarlas”.
 
El clima de violencia e impunidad que impera en el país posibilita que estos grupos, además de explotarlas sexual y laboralmente, “se las están llevando para capacitarlas como integrantes de la delincuencia, como ‘sicarias’, ‘halconas’ o ‘mulas’”.

PLAN B:El guerrero y el poeta

STAFF:MTXNoticias/CanalMatrix/CIMAC/Por:Lydia Cacho

PLAN B con Lydia Cacho
El guerrero y el poeta
 
A Javier Sicilia le asesinaron a su hijo y se lanzó a lavar su dolor en un vía crucis que para muchos hace sentido. Para otros no.
 
Ciertamente Sicilia no inventó la denuncia multitudinaria; desde hace más de una década las organizaciones civiles han caminado el país, las madres de Chihuahua han denunciado ante las autoridades las desapariciones forzadas y el asesinato de sus hijas.
 
Llevan una década exigiendo a gobiernos estatales y federales hagan su trabajo para esclarecer las muertes, para encontrar a las hijas perdidas, para hacer justicia. Planes vienen y planes van y las mismas madres lloran los mismos llantos, y acogen a las nuevas familias con sus nuevos muertos.
 
Con la guerra no comenzó la masacre, se potenció la muerte y la podredumbre de los estados y del Estado.
 
Ellas cargan fotos deslavadas de sus criaturas en el pecho y nada nuevo ha sucedido, los culpables están libres. Para ellas la propuesta de Sicilia y sus hombres es añeja, dicen, es lo mismo que se ha exigido a lo largo de la última década.
 
Por eso algunas no firman, porque cargan a sus muertas y encima de ellas las promesas incumplidas de alcaldes, gobernadores, fiscales y presidentes. Están, pues, en su derecho de negarse a firmar un pacto más con la autoridad porque saben que su espíritu no da más cabida a una esperanza que será derrotada.
 
Sin embargo siguen trabajando en su comunidad, con proyectos educativos y artísticos de prevención de violencia, siguen fortaleciendo el sistema de juicios orales, resisten sí, pero no se cruzan de brazos.
 
Chihuahua no es una tierra sufrida, por el contrario es el ejemplo de fortaleza más grande de este país. Porque a pesar de todo, siguen uniéndose, creyendo, trabajando, educando, exigiendo, que no suplicando. Ese tipo de dignidad cívica no lo he visto en otro estado con tanta claridad.
 
Y sí, Sicilia hace bien en compartir su dolor y su poesía, en hacer de la muerte de su hijo la muerte de las hijas y los hijos nuestros, pero el peligro está en sembrar falsas expectativas en víctimas que a lo largo de la geografía han dicho una y otra vez: “Sicilia llevará mi caso al Presidente”.
 
Durante los últimos 50 años los movimientos cívicos mexicanos han exigido la división de poderes para lograr un equilibrio democrático.
 
La guerra y la militarización sí recaen sobre el presidente Calderón, pero también sobre diputados y senadores cobardes e inútiles que en cinco años han dejado hacer sin reaccionar desde el Poder Legislativo.
 
Y sus otros cómplices están en el Poder Judicial, desde donde los ministros, juezas y jueces honestos no se han atrevido a impulsar una limpia indispensable.
 
Mientras tanto quienes piden la salida de García Luna saben que nunca sucederá, porque es el único operador de confianza del presidente Calderón. A pesar de saberla perdida la exigencia es válida porque evidencia que la sociedad entiende quién está entregando el sistema de inteligencia mexicana a Washington y haciendo montajes judiciales inaceptables.
 
Pedir que se detenga la Iniciativa Mérida es una forma de revelarse contra una guerra impuesta, ciertamente, pero es también causa perdida.
 
Lo más que sucederá es que el Senado norteamericano operará ciertos cambios, y siendo optimistas, que Hacienda y la SIEDO lleven a cabo investigaciones de bienes patrimoniales de delincuentes y políticos. Hay visos de que esto podría suceder, pero más bien por razones electorales.
 
La visita de Sicilia a Calderón no será una negociación, sino un acto político, el Presidente ha demostrado que no considera a la sociedad civil su interlocutora. Pero es necesaria para demostrar cómo opera el Estado. Lo importante no es la visita, o el supuesto diálogo, sino lo que sucederá después.
 
Cada nueva tragedia invoca el dolor acumulado por las infamias anteriores. La marcha de Sicilia refresca las razones para no darse por vencidas, pese a todo. Pero también debemos entender a aquellas personas que hace 10 años ya estuvieron allí, que ya recorrieron el camino del desencuentro con las autoridades y sus pactos frustrados.
 
Habrá que ser realistas y tolerantes porque los consensos no pueden ser absolutos al interior de una comunidad violentada desde hace tantos años. Unos apenas van y otras ya están de regreso, lo importante es que transitan el mismo camino; el de la búsqueda del fin de una guerra absurda que lo descompone todo.
*Plan B es una columna publicada lunes y jueves en CIMAC, El Universal,CanalMatrix y varios diarios de México. Su nombre se inspira en la creencia de que siempre hay otra manera de ver las cosas y otros temas que muy probablemente el discurso tradicional, o el Plan A, no cubrirá.

Familias de víctimas de violencia van por encuentro nacional

STAFF:MTXNoticias/CanalMatrix/CIMAC/Por:Anayeli García Martínez, enviada

CARAVANA DEL CONSUELO
Familias de víctimas de violencia van por encuentro nacional
Ecos del Pacto por la Paz con Justicia y Dignidad
 
Ciudad Juárez, 14 jun 11 (CIMAC).- El Pacto por la Paz con Justicia y Dignidad que decenas de ciudadanos firmaron el sábado en esta localidad, plantea entre sus puntos principales la exigencia de una ley que proteja los derechos de mujeres y hombres, víctimas directas e indirectas de la violencia que se vive en México.
 
Tras recorrer 3 mil 600 kilómetros durante nueve días, la Caravana del Consuelo –el movimiento social encabezado por el poeta y escritor Javier Sicilia– concluyó en esta ciudad con la firma de un Pacto Ciudadano que, entre otras cosas, pide que se castigue a los asesinos y que se presente con vida a las y los desaparecidos.
 
Por su parte, las mujeres de Juárez están dispuestas a aportar sus experiencias en la lucha contra el feminicidio y en favor de una vida libre de violencia. Ellas propusieron los plantones y la inclusión de civiles, medios de comunicación y organizaciones sociales en el seguimiento de los casos.
 
La tarde del 10 de junio, cientos de personas se concentraron en la frontera con El Paso, Texas, donde activistas de ambas localidades se reunieron para caminar juntos hasta la Plaza Benito Juárez, lugar donde unas horas después se firmó el Pacto por la Paz con Justicia y Dignidad.
 
Después de cuatro horas de escuchar las voces y ver las lágrimas de las viudas y de las madres que han pasado años o días esperando justicia para sus muertos o desaparecidos, la multitud escuchó las palabras de aliento de Julián Lebaron, quien con su presencia emocionó a los presentes.
 
“El amor no es débil, es de color rojo, la fuerza presente en el dolor de parto, y lo que sigue en México es dar a luz una nueva generación, y ésta será la que resolverá el problema de la violencia, sin importar la edad”, dijo el activista y en ese instante el silencio se rompió cuando alguien le lanzó: “¡Eres un poeta!”.
 
Era la hora de la catarsis, el momento que miles esperaron con paciencia. Minutos antes el grito sordo y hueco de una mujer estremeció al público. “No tengo miedo, tengo coraje porque no es justo que dejaran a mis hijos sin su padre”. Y así continuaron los testimonios. Durante el día la lista de víctimas se volvió interminable.
 
La Caravana del Consuelo, organizaciones civiles y ciudadanos y ciudadanas comprometidos trabajaron en nueve mesas de análisis. El objetivo: integrar un Pacto donde entraran las demandas de todas y todos. Así acordaron exigir el cese de la corrupción y la impunidad, el fin de la estrategia de guerra y el fortalecimiento de la democracia.
 
A las nueve de la noche, mujeres, obreros de la maquila, desempleados, estudiantes, niñas y niños ya habían rebasado su capacidad de asombro tras escuchar las historias de impunidad, pero la lectura del Pacto Ciudadano les devolvió la esperanza y los llenó de júbilo.
 
Un hombre contó cómo mataron a uno de sus amigos y cómo después su hermano fue ultimado y con enojo se dirigió a los medios de comunicación: “Quería que todos escucharan este caso pero veo que tienen sus cámaras apagadas”, criticó.
 
Finalmente, el Pacto ciudadano les dio voz a todas y todos y recogió las demandas sociales que se escucharon a lo largo del recorrido de la Caravana del Consuelo: Que se cancele la Iniciativa Mérida, ampliar la matricula y presupuesto de las universidades y juicio político a Felipe Calderón, y a los secretarios de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna, y del Trabajo, Javier Lozano.
 
Se pidió organizar una consulta nacional sobre la estrategia de guerra, crear una base de datos de las víctimas, organizar un encuentro nacional de familiares de las y los caídos por la violencia con el fin de crear una red entre ellas, y fortalecer la  presencia de organizaciones sociales, en especial las de Derechos Humanos.
 
Los puntos del Pacto aún serán detallados; falta saber si se hará una Caravana por el sur del país y de qué forma se coordinarán las acciones de resistencia, pero al final quedó la esperanza del cambio al grito de “Basta ya de guerra…Queremos ya la paz”.

Llega Caravana a Campo Algodonero,emblema del feminicidio en Juárez

STAFF:MTXNoticias/CanalMatrix/CIMAC/Por:Anayeli García Martínez, enviada

CARAVANA DEL CONSUELO
Llega Caravana a Campo Algodonero, emblema del feminicidio en Juárez
Piden madres a Sicilia ser incluidas en Pacto por la Paz
 
Ciudad Juárez, 10 jun 11 (CIMAC).- Reunidas por la mañana en el Campo Algodonero, ubicado entre la avenida de Las Industrias y Ejército Nacional, en Ciudad Juárez, las madres de jóvenes desaparecidas y asesinadas en esta entidad, exigieron ser tomadas en cuenta en el Pacto por la Paz con Justicia y Dignidad.
 
Mujeres con el rostro curtido por la incertidumbre, tomaron con firmeza el micrófono y gritaron ¡justicia!, mientras cientos de activistas les dijeron “No están solas”.
 
En la voz de la activista Verónica Corchado, las mujeres coincidieron en que éste es el momento de la articulación de todas y todos. Es hora de que se ponga en el centro a las mujeres, a aquellas que aman esta localidad que pese a su inmensidad, no les ofrece oportunidades de desarrollo.
 
Hablaron de tomar en cuenta “a las indígenas, a las que rezan por sus familias, a las que buscan en la morgue, a las que sepultan, a las que trabajan en la maquiladora, a las que hacen guardia afuera de las escuelas y todas las que pasan noches de angustia y atrapadas por el miedo”.
 
Evangelina Arce, Consuelo López, Karla Castañeda y otras tantas, pedían el regreso de sus hijas. Leyeron las palabras que momentos antes pensaron decirle a Javier Sicilia. Luego de treinta minutos de palabras, el repique de una campana anunció la llegada del poeta.
 
Esta era una parada obligada de quien recorrió el país en busca del consuelo, Sicilia arribó a éste, un terreno baldío, que hace medio siglo fue un amplio campo algodonero y que hoy se transformó en lote baldío donde sólo hay arena que junto al sol, sólo crea una sensación de marginación.
 
Fue aquí, en un montículo de tierra, donde se colocaron ocho cruces rosas para evocar los nombres de las ocho jóvenes y niñas, que entre el 6 y de noviembre de 2001 fueron encontradas sin vida. Un caso que cobró eco internacional y que le valió al Estado mexicano una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, por su omisión para proteger la vida de las mujeres.
 
“Es doloroso estar aquí, con ustedes, en este lugar donde no hay algodón, donde hay sangre”, fueron algunas de las palabras que expresó Sicilia, acompañado de Emilio Álvarez Icaza y de una mujer que se le acercó para contarle su historia, la de su hija desaparecida. Un relato de impunidad que el poeta escuchó con atención.
 
Al verla le dio el micrófono y ella habló ante los cientos de personas ahí congregadas, y ante los medios de comunicación. “Yo soy madre de Cintia, desapareció a los trece años, ahorita va para tres años. No soy la única madre, somos bastantes, y nomás lo que pedimos, es saber de ellas”.
 
Ante la multitud que llevaba globos blancos y morados, claveles rosas, blancos y rojos, ante aquellos que llevaban un moño de color negro, Sicilia pidió al Gobernador César Duarte Jáquez, al acalde y a los policías, que se investiguen estos casos y que “dejen de humillar a los juarenses”.
 
Luego de los aplausos, vivas y porras, los globos se vieron volar por el cielo, los jóvenes gritaron ¡justicia!, las madres se abrazaron y muchos más dejaron flores junto a las cruces colocadas en memoria de Claudia Ivette González, Esmeralda Herrera Monreal y Berenice Ramírez, las únicas que pudieron ser identificadas ya que la deficiente “investigación” no permitió que el resto de las jóvenes halladas en ese campo fueran reconocidas.
 
Por ello y en su honor, fue que la CoIDH demandó al Estado mexicano colocar un memorial donde deberá mencionar las violaciones a los derechos humanos en que incurrió y que se declararon en la sentencia.
 
El acto, dice la Corte, deberá llevarse a cabo mediante una ceremonia pública con funcionarios de alto rango y ser transmitido a través de radio y televisión, tanto local como federal. El Estado deberá asegurar la participación de los familiares de las tres víctimas y de sus representantes legales.
 
Así, estas mujeres que por más de quince años han estado luchando juntas, hoy le dijeron a Sicilia “hable por nosotras”. Ellas saben que la perspectiva de género y los derechos humanos fueron incluidos en este Pacto por la Paz con Justicia y Dignidad, del que dicen “esperan que les traiga algo bueno”.

Reclamo de justicia tuvo voz femenina

STAFF:MTXNoticias/CanalMatrix/CIMAC/Por:Cuauhtémoc Rivera Godínez, enviado

CARAVANA DEL CONSUELO
Reclamo de justicia tuvo voz femenina
En Chihuahua las mujeres fueron protagonistas
 
Ciudad Juárez, 10 jun 11 (CIMAC).- Chihuahua se convirtió en la ciudad de las mujeres. En las protestas de la Caravana del Consuelo en la capital del estado más grande y más violento de México, ellas fueron las protagonistas. Denunciaron, gritaron, lloraron, exigieron… Fue como si el dolor y el reclamo de justicia se transformaran en una sola y enorme voz femenina.  
 
Tras una marcha de más de 40 minutos y a pesar del calor incandescente de 46 grados, las y los caravaneros, encabezados por el poeta Javier Sicilia, y las decenas de mujeres activistas y las ciudadanas hartas de tanta impunidad en estos 18 años de asesinatos y desapariciones, le hicieron un homenaje a Marisela Escobedo, asesinada el 16 de diciembre de 2010, cuando exigía justicia por la muerte de su hija Rubí Marisol Frayre, frente al Palacio de Gobierno del estado.
 
Ahí, en ese mismo lugar donde Marisol fue ultimada, tan colosal como la indolencia de las autoridades ante el feminicidio que tan sólo el año pasado cobró la vida de 446 mujeres en toda la entidad, una multitud colocó una placa metálica con el nombre de la activista a las puertas del Palacio de Gobierno.
 
“Ya la pusimos una vez, y el gobierno la mando quitar. Que lo sepa el gobernador (César Duarte): el mandato del pueblo es que la placa esté ahí, que se le quite es un crimen. Le decimos que no puede quitarla, el palacio es del pueblo y el pueblo tiene memoria. Vamos a poner la placa como un gesto de resistencia civil”, retó Sicilia.
 
LA VOZ DE LAS MUJERES
 
Fue un acto de justicia simbólica con el que también llegó la hora de las mujeres. Luz Estela Castro, “Lucha Castro” –como la gente de estas tierras le dice con cariño–, directora del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres de Chihuahua (Cedehm) y de Justicia para Nuestras Hijas –organización pionera en la denuncia del feminicidio–, subió lentamente las escaleras para llegar al pódium instalado en el lugar del mitin en el que participaron al menos tres mil personas.
 
Se dirigió a las y los integrantes de la Caravana del Consuelo: “Han llegado al lugar más peligroso del planeta. El estado más peligroso del país para defender los Derechos Humanos es Chihuahua.”
 
Lucha Castro dio un largo y detallado recuento de la ignominia. Dijo que la delincuencia organizada ha arrebatado tierras a los pueblos indígenas del estado; los secuestros y desapariciones de personas en la sierra chihuahuense ni siquiera forman parte de las estadísticas oficiales.
 
“Hay comunidades masacradas, quemadas y atemorizadas; cada día son más. Los municipios rurales viven aterrorizados por el narcotráfico; las y los periodistas son amenazados o asesinados. De cada tres asesinatos en el país aquí se comete uno”, expuso.
 
Con todo y el sombrío panorama, la activista no dejó que se le escapara la esperanza: “Que Juárez sea el lugar en donde nazca una nueva nación y una nueva revolución pacífica”.
 
A diferencia de las otras ciudades que recorrió la caravana, en Chihuahua las mujeres fueron las principales oradoras.
 
“Seguramente es así porque son ellas las más sufridas, las que son violadas multitudinariamente por los sicarios, por el Ejército, por los policías. Porque son ellas las que tienen que sufrir ante las autoridades todos los abusos y burlas, porque son quienes   identifican los cuerpos en la morgue, porque son ellas las testigos del secuestro de sus hijas e hijos en sus propias casas”, explicó Lucha Castro.
 
Así, fueron de una en una, contando sus historias. Su dolor y su reclamo. A Estela Ángeles, asesora jurídica del ejido Baquiachi, le mataron a su esposo y a su hija en las puertas de su casa por defender los Derechos Humanos de la comunidad rarámuri.
 
Iriana Armendáriz sobrevivió a la masacre en el municipio de Creel, donde el 16 de agosto de 2008 fueron asesinadas 13 personas. Sigue en espera de justicia. “No más violencia, no más sangre, nosotros queremos un México en paz con justicia y dignidad”, clamó.
 
Norma Ledezma, integrante de Justicia para Nuestras Hijas, hizo un doloroso recuento de los nueve años de la desaparición impune de su hija Paloma Escobar. Algo similar ocurre con Lourdes Hernández, a quien le secuestraron a su hijo hace 11 meses y las autoridades, acusó, “ni hacen nada”. 
 
Selene Galindo, indígena del municipio duranguense de Mexquital, recordó que ese estado tiene el nada honroso primer lugar en número de narcofosas a nivel nacional.
 
Ahí la policía usa camionetas sin placas y pueblos enteros han sido arrasados porque se negaron a unirse a la delincuencia organizada. “Estoy aquí porque quiero justicia, porque no construimos nuestras casas para que fueran quemadas”, advirtió Selene.
 
“HAY UNA INMENSA DIGNIDAD”
 
El chihuahuense Julián Le Barón, líder mormón y activista contra el secuestro, lanzó: “Todos somos culpables de la muerte de Marisela, porque debimos haber estado con ella aquí, para que no la asesinaran. La dejamos sola y por eso la mataron”.
 
Javier Sicilia destacó la presencia en el mitin de la organización Mujeres de Negro: “He caminado custodiado por la dignidad de las Mujeres de Negro, una inmensa dignidad y una inmensa grandeza”.
 
El poeta le preguntó públicamente a Felipe Calderón “si su guerra  ha valido la pena, que vea los rostros de las familias desgarradas. Yo le digo que ha fracasado. No se puede hacer la guerra con estas instituciones podridas y sin la reforma política necesaria”.
 
Hoy, en Ciudad Juárez, se realizan los trabajos de diálogo y reflexión para la firma esta tarde del Pacto Ciudadano. Desde las 9 de la mañana, centenares de activistas están reunidos en la Universidad Autónoma de Juárez.

Abrazan madres de desaparecidas a la Caravana de la Paz

STAFF:MTXNoticias/CanalMatrix/CIMAC/Por:Anayeli García Martínez,enviada

CARAVANA DEL CONSUELO
Abrazan madres de desaparecidas a la Caravana de la Paz
En Juárez, recibimiento multicolor previo a firma del Pacto
 
Ciudad Juárez, 10 jun 11 (CIMAC).- Sin palabras, sólo con un abrazo y un beso en la frente y otro en la mano, Javier Sicilia saludó a Luz María Dávila, una mujer que carga con el mismo dolor que el poeta luego de que el 30 de enero de 2010 sus dos hijos fueron asesinados en la colonia Villas de Salvárcar, en esta localidad fronteriza.
 
Mujeres y hombres que ayer se dieron cita en la Glorieta del kilómetro 20, para dar la bienvenida a la Caravana del Consuelo, presenciaron el emotivo encuentro. Tuvieron que pasar cinco días, durante los cuales las y los caravaneros escucharon las historias de dolor de los pobladores de Morelos, Michoacán, San Luis Potosí, Zacatecas, Durango, Nuevo León y Coahuila.
 
Después de cuatro horas de espera, a las ocho de la noche de ayer, el contingente encabezado por Sicilia fue recibido por las madres de las jóvenes desaparecidas y asesinadas, por los familiares de las víctimas de Villas de Salvárcar y por decenas de activistas y ciudadanos que expresaron su apoyo, su miedo y su coraje ante la ola de violencia que azota al país.
 
“BIENVENIDO AL INFIERNO”
 
Se llegó así al último destino de un movimiento ciudadano que se gestó el pasado 28 de marzo con la tragedia por el asesinato del hijo del escritor y otros seis jóvenes.
 
La Caravana del Consuelo se adentró ayer a la zona del país donde más se respiran la impunidad y el crimen: Ciudad Juárez, una localidad desértica donde cada habitante cuenta una anécdota relacionada con abusos de autoridad, negocios extorsionados, ráfagas de fuego, desapariciones, asesinatos o violaciones.
 
“¡Bienvenido al infierno!”, le gritó alguien a Sicilia. Minutos más tarde otros tantos soltaron repetidamente “¡asesinos!” en contra de los policías federales que abrían paso a la caravana.
 
En medio de la gran avenida desde donde se observa el monumento a Benito Juárez, también hubo felicitaciones, banderas blancas, muestras de algarabía y solidaridad, pero no sólo eso, también estuvieron presentes los rostros de las mujeres desaparecidas, los nombres de las personas masacradas y las lágrimas de las madres que no pierden la esperanza de justicia.
 
Ellas han puesto su fe en el Pacto Ciudadano por la Justicia con Paz y Dignidad. Saben que no es la solución, pero confían en que será la primera respuesta a sus exigencias.
 
Así por ejemplo, María del Carmen Cardona quiere apoyar a Sicilia y encontrar respaldo en él: “Tengo a mi hija desaparecida desde hace dos meses y hasta ahorita no nos han dicho nada, ni los ministeriales, ni la licenciada. Nada”.
 
Su hija María de la Luz Hernández, de 18 años, desapareció el pasado 25 de abril y de ella no hay noticias. En la misma situación está Bertha Alicia García, madre de Brenda Berenice Castillo, una joven de 17 años que desapareció el 6 de enero de 2009.
 
Ante la pregunta de cómo va la investigación para encontrar a su hija, María del Carmen Cardona responde con resignación: “Aquí las autoridades no trabajan. Esperan que uno de madre les dé la información”. Así es la justicia en esta ciudad árida, rodeada de grandes parques industriales donde la maquila mantiene activa a una comunidad que vive en el temor cotidiano.
 
La gente que recibió a la caravana era multicolor por la variedad de sus demandas, pero unida en la demanda de justicia. Había ex braceros, estudiantes de preparatoria y universidad, estaba Trinidad Ramírez, del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, el esposo de Ana Isela Martínez Amaya, la maestra del año detenida el pasado 26 de mayo acusada de presunto tráfico de drogas. Ciudadanas y ciudadanos, todas y todos, con la misma exigencia: paz.
 
La oscura noche sentó sus reales en la urbe adolorida. Para hoy se espera la firma del Pacto Ciudadano y con ello el combate a la corrupción y la impunidad. Hoy más que nunca, la gente que habita el estado más grande de la República Mexicana quiere restaurar su tejido social.

Con la frente en alto, madres de hijos asesinados exigen justicia

STAFF:MTXNoticias/CanalMatrix/CIMAC/Por:Cuauhtémoc Rivera Godínez, enviado

CARAVANA DEL CONSUELO
Con la frente en alto, madres de hijos asesinados exigen justicia
En Saltillo y Monterrey, decenas de relatos de impunidad
 
Saltillo, 9 jun 11 (CIMAC).- “Voy a llegar muy lejos con mi dolor”, dijo Alicia, quien en una mano sostiene un ramo de flores blancas y en la otra un estandarte con la fotografía de un joven de piel blanca y pelo castaño. Es Carlos, su hijo asesinado.
 
Alicia forma parte de la Caravana del Consuelo. Es menuda, de pelo corto, cano, y de ojos verde azulados. Ella se integró al movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad el pasado 5 de mayo, en la marcha desde Cuernavaca hasta el Distrito Federal, encabezada por el poeta Javier Sicilia.      
 
Desde ahí se le vio como ahora: con su ramo de flores blancas y el estandarte de su hijo. Al pie de uno de los camiones que transporta a las y los caravaneros una reportera se le acercó: “¿Cuál es su demanda? ¿Cuál es el caso de su hijo? ¿Qué es lo que usted está pidiendo?”.
 
Serena, pero con voz firme, Alicia le respondió: “Yo no vengo demandando, yo vengo marchando, marchamos en abril, marchamos en mayo y ahora nos vamos a Ciudad Juárez como familia doliente, como madre de un hijo asesinado de manera impune. Las demandas son muchas, son las mismas de todo mundo”.
 
Y contó su historia… y la de Carlos: “A mi hijo lo mataron hace 10 meses en la Ciudad de México el 17 de agosto. De acuerdo con las autoridades, en la investigación no hay nada y no hay nada. Lo mataron cerquita del Parque de los Venados”.
 
“¿Por qué estás en la Caravana del Consuelo?”, le preguntó otro reportero. “Estoy en la marcha porque mi silencio sólo me estaba aislando y ahora que estamos todos en silencio, me está fortaleciendo, me da esperanza porque purifica; tanto dolor y tanta mierda de lo que estamos rodeados, porque estamos unidos, porque aquí hay luz”, contestó con la misma calma que se respira en el ambiente.
 
El recorrido de centenares de kilómetros no ha hecho mella en el semblante de Alicia: “Nos sentimos seguros entre nosotros. Estamos cambiando las cosas; si no somos nosotros nadie las va a cambiar”.
 
“¿Están cambiando las mujeres mexicanas?”, se le cuestionó. “Qué te puedo decir; a mi hijo lo asesinaron y eso para mí  ha sido un cambio estratosférico. De pronto esta situación te permite abrazar ese dolor, te permite abrazar la oportunidad de hacer algo con ese dolor, y yo lo voy abrazar porque ese dolor es muy poderoso… voy a llegar muy lejos con mi dolor”, contestó.
 
HISTORIAS
 
Atrás quedó Durango. En Saltillo, capital de Coahuila, comenzaron a escucharse los relatos de la gente. Las y los caravaneros y habitantes de diversos municipios del estado se congregaron en el auditorio del Colegio La Salle.
 
Tomaron la palabra familiares de los 65 mineros muertos en Pasta de Conchos. Luego habló un migrante procedente de Honduras y después la madre de Elizabeth Loyo, quien fue asesinada en su lugar de trabajo. Ellas y ellos, de una u otra forma, han sido víctimas de la delincuencia y de un sistema injusto, desigual e inequitativo.  
 
Una reportera describió la situación de violencia contra las y los periodistas y los medios de comunicación prevaleciente en el estado. Narró el secuestro y asesinato del reportero Valentín Valdés el año pasado en Saltillo, hecho considerado como un atentado a la libertad de expresión.
 
“Con este hecho, varios periodistas nos dimos cuenta del alto riesgo que tiene nuestra profesión”, advirtió. Y sin embargo, acusó, ni las autoridades ni los directivos de los medios “nos brindan las condiciones de seguridad en nuestro trabajo”.
 
Detalló que con el asesinato de Valentín sumaron 12 reporteros ultimados en 2010. Hubo un homicidio en 2009 y van dos este año. Varios reporteros han sido víctimas de secuestro exprés y después liberados, agregó.
 
Añadió que el panorama es más sombrío si se toman en cuenta las agresiones contra instalaciones de los medios de comunicación, entre ellos los diarios El Siglo de Torreón, Vanguardia y Guardián. Dijo que se reciben amenazas telefónicas para no publicar notas informativas sobre la delincuencia organizada. El extremo han sido los ataques con granadas. 
 
“Los medios de comunicación se unen a este grito de paz y justicia porque también somos las víctimas de esta guerra”, recalcó la reportera.
 
“VENGO AQUÍ CON MUCHO MIEDO”
 
En Monterrey, Nuevo León, igualmente se escucharon decenas de relatos de injusticia e impunidad. Ya entrada la noche, en la Plaza del Colegio, las y los sobrevivientes de la violencia estatal y de la delincuencia organizada expusieron las vejaciones a las que han sido sometidos, al igual que sus familias.
 
Una mujer habló sobre la tragedia de su hijo Julio Alberto, desaparecido al venir de vacaciones a la ciudad regia. Doña Inés relató el secuestro de sus dos hijos pequeños y clamó: “estoy sufriendo mucho por esos niños”.
 
Laura, del municipio de San Nicolás de los Garza, narró que hace tres años se llevaron a su hijo, policía de profesión, dejando a su esposa y un hijo de cinco años. Olga Reyes denunció el asesinato de seis de sus familiares.
 
Una madre contó que a su hijo Jorge Martínez, de 26 años de edad y originario de Santa Catarina, lo detuvo la policía en el 2010 acusándolo de narcomenudista y fue entregado a la Marina. Días después, su cuerpo fue encontrado sin vida abandonado en un solar.
 
Una mujer morena y de estatura bajita dijo: “sufrimos en mi casa un ataque de una banda, se llevaron a mi hijo que estudia Filosofía en la Universidad Autónoma de Nuevo León. Vengo aquí con mucho miedo, pero también con mucha esperanza”.
 
En su turno, el poeta Javier Sicilia acusó que “muchas de estas muertes se deben al gobierno de Felipe Calderón”. El mitin concluyó con un acto de resistencia civil para acompañar a los familiares de las víctimas a la Procuraduría de Nuevo León y presentar una serie de exigencias a las autoridades.

Mujeres acallan el dolor por los secuestros en Durango

STAFF:MTXNoticias/CanalMatrix/CIMAC/Por:Cuauhtémoc Rivera Godínez, enviado

CARAVANA DEL CONSUELO
Mujeres acallan el dolor por los secuestros en Durango
Caravana por la Paz recoge las voces del miedo
 
Durango, 8 jun 11 (CIMAC).- En la comunidad Vicente Guerrero, en el estado de Durango, un grupo de mujeres guardó silencio. Se miraban las unas a las otras tras escuchar la pregunta de Anabel, integrante de la Caravana del Consuelo que recién había llegado a la entidad: “¿A cuántas personas les han secuestrado en este lugar?”. Titubeante, una de las mujeres respondió: “Ya hemos perdido la cuenta”.
 
La fría noche del pasado lunes recibió en Durango a las y los caravaneros por la Paz y la Justicia. Procedente de Zacatecas, la comitiva hizo escala en tres comunidades duranguenses antes de arribar a la capital del estado, en donde centenares de personas aguardaban ya el inicio del mitin en la Plaza de Armas.
 
La Caravana hizo una parada en Vicente Guerrero, una de las rutas más peligrosas de Durango. Ahí, las y los pobladores la esperaban para manifestar su respaldo y contar la situación de violencia que padecen a costa del crimen organizado y las fuerzas federales y estatales. 
 
“¿Qué pasa aquí? Algo sucede y ustedes no quieren decirnos. ¿Por qué?”, inquirió Anabel a las mujeres que se habían apostado a la orilla de la carretera, venciendo al frío y la oscuridad, para poder dialogar con el convoy. 
 
“¿Hay secuestrados?”, cuestionó nuevamente Anabel. Una de las pobladoras asintió. “¿Les secuestran a las hijas, a las muchachas?”. Y otra mujer de la comunidad, con una mezcla de miedo y tristeza, dijo: “No. Se meten a nuestras casas y se llevan a nuestros muchachos y nunca más volvemos a verlos”. 
 
“LIMPIAR LA SANGRE Y NO CURAR LA HERIDA”
 
Al poeta Javier Sicilia una de las mujeres se le acercó para contarle cómo padecen las mujeres y niñas de la región el secuestro y el acoso sexual. Sofía presentó a su hija Isabel, de 12 años, y denunció: “Mi hija sufre acoso sexual por parte de su profesor en la escuela, lo hemos ido a denunciar ante la directora y nunca nos hace caso”.
 
Las mujeres les cuentan a las y los caravaneros que al igual que Vicente Guerrero, los municipios de Fresnillo y Sombrerete son zonas de alto peligro. Narran que ahí hace poco elementos de la Marina se llevaron a 80  personas, supuestamente sicarios.
 
“Eso es como limpiar la sangre y no curar la herida. De nada sirve, porque ahí siguen metiéndose a las casa y sacando a los hombres jóvenes, muchachitos de 14 años para llevárselos como sicarios y reclutarlos para el crimen organizado; esto es muy común, incluso en la ciudad de Durango, en las colonias, se los lleva cualquier grupo de sicarios que ande por aquí”.
 
Más tarde, al filo de las 10 de la noche, durante el mitin en la Plaza de Armas de la capital del estado y ante unas mil 500 personas, mujeres y hombres contaron las historias personales y familiares de las atrocidades del crimen organizado y la complicidad de las autoridades de justicia. Las víctimas, las y los asesinados, desaparecidos y “levantados” empezaron a tener nombre y apellido.
 
Sicilia relató que al viajar de San Luis Potosí a Durango, también a la orilla de la carretera una madre con su hijo de seis años esperaba a la Caravana. El padre del niño había sido asesinado. El poeta recordó entonces aquellos versos de Miguel Hernández: “Andamos entre rastrojos de difuntos y la muerte de esos difuntos nos duele más que nuestra propia vida”.
 
El también periodista convocó: “Tenemos que acuerparnos en el Pacto Ciudadano, mantenernos unidos e ir al boicot y si es necesario a la resistencia civil hasta transformar las instituciones… No podemos tener más huérfanos ni más padres y madres sin hijos”.
 
ZOZOBRA
 
La Caravana del Consuelo sigue su rumbo. El punto final de llegada: Ciudad Juárez. El objetivo: firmar el Pacto Ciudadano por la Paz y la Justicia.
 
El transitar de las y los caravaneros se tensó tras la noticia del allanamiento de la Policía Federal al Centro de Derechos Humanos Paso del Norte (CDHPN), el pasado domingo en Ciudad Juárez, Chihuahua. Se trata de una de las organizaciones encargadas de la logística y la realización de actividades de protesta previstas en la localidad fronteriza.
 
En San Luis Potosí el reporte cayó como balde de agua fría. Pietro Consiglia, uno de los organizadores de la Caravana, acusó: “El acto de Ciudad Juárez está dirigido contra el Centro de Derechos Humanos que nos va a recibir, y trata de intimidar a los juarenses para el acto del 10 de junio”.
 
Durante los actos públicos en San Luis, Javier Sicilia responsabilizó a Felipe Calderón de la seguridad de las y los defensores de Derechos Humanos que participan en el CDHPN, así como del resguardo de la Caravana en su conjunto. “¿De qué se trata?”, desafió el poeta.
 
En su paso por Zacatecas, el escritor se refirió nuevamente al allanamiento: “En Ciudad Juárez, el signo más adolorido del país, se ataca a un centro de defensa de Derechos Humanos. ¿Qué mensaje nos quieren mandar? Desde la tierra de uno de los mejores poetas del país (Ramón López Velarde) les decimos que los ciudadanos de la Caravana somos amantes de la paz, nos convoca la ley y la justicia”.
 
Lanzó: “Si su objetivo es amedrentarnos, se equivocan, ni el crimen, ni la represión nos harán retroceder”.

Advierten clima de hostigamiento ante arribo de caravana

STAFF:MTXNoticias/CanalMatrix/CIMAC/Por:Gladis Torres Ruiz

CARAVANA DEL CONSUELO
Advierten clima de hostigamiento ante arribo de caravana
Mujeres de Juárez exigen esclarecer cateo al CDHPN
 
México, DF, 7 jun 11 (CIMAC).- El allanamiento al Centro de Derechos Humanos Paso del Norte (CDHPN), una de las organizaciones que prepara la recepción de la Caravana por la Paz con Justicia y Dignidad, es un acto más de amedrentamiento e intimidación que han sufrido las organizaciones de Ciudad Juárez a lo largo de estos años, denunció Imelda Marrufo Nava, coordinadora de la Red Mesa de Mujeres.
 
Durante la ceremonia de la campaña “1 Minuto x No + Sangre”, ayer en el Museo de la Ciudad de México, la activista afirmó que en la localidad fronteriza “denunciar se ha convertido en sinónimo de asesinato”.
 
“En Ciudad Juárez llevamos 20 años denunciando y documentando el feminicidio; tenemos una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) por el feminicidio en Campo Algodonero; 304 mujeres asesinadas en 2010; tres defensoras de Derechos Humanos (DH) asesinadas en un año y en lo que va de este año una familia completa ha tenido que salir al exilio”.
 
Marrufo Nava agregó que en Juárez hay muchas mujeres amenazadas por que denuncian la violencia, por ello hoy en la Ciudad de México las organizaciones “denunciamos que esta estrategia calderonista contra el crimen organizado también ha querido invisibilizar el feminicidio en la entidad y en el país”.
 
Ante escritoras, periodistas, caricaturistas, artistas, académicas y representantes de Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), la activista afirmó que los grupos de mujeres en Juárez proponen un pacto entre ciudadanos pero también un pacto que visibilice la situación de las mujeres y las tome en cuenta, que reconozca la cultura patriarcal que aún existe en México.
 
Afirmó que “en Juárez sí queremos la renuncia de (el secretario de Seguridad Pública federal) Genaro García Luna, queremos la desmilitarización del país, sí queremos juicio político para Felipe Calderón y en Juárez decimos no más sangre, no más feminicidio, no más impunidad, no más desaparecidas y justicia para todas las mujeres”.
 
Marrufo Nava señaló que las organizaciones civiles de Chihuahua  saludan y dan la bienvenida a la caravana que inició el sábado pasado rumbo a Ciudad Juárez. Agregó que esperan con los brazos abiertos a quienes arribarán el próximo 9 de junio a la localidad fronteriza.
 
ALTO AL HOSTIGAMIENTO
 
Por separado, en un comunicado de prensa, una veintena de OSC agrupadas en el “Espacio Social para el Diálogo Estratégico”,  reprobaron el violento cateo que la Policía Federal (PF) realizó el pasado domingo en el CDHPN, organización encabezada por el padre Óscar Enríquez.
 
Ese día a las 8:30 de la noche, 20 integrantes de la PF irrumpieron en las oficinas, revisaron archivos, rompieron ventanas y causaron daños en otros sectores del establecimiento. El personal de la organización no se encontraba presente.
 
Las OSC exigieron esclarecer los motivos por los que la PF violentó la institución que por cerca de 10 años ha protegido los DH en Ciudad Juárez, y que ahora participa activamente en la recepción de la Caravana por la Paz con Justicia y Dignidad que encabeza el poeta Javier Sicilia.
 
Las organizaciones alertaron sobre el clima de hostigamiento que pudiera estarse gestando alrededor de la caravana que tiene previsto llegar a Juárez el próximo jueves.
 
La organización internacional Human Rights Watch (HRW), también en un comunicado, consideró que los fiscales deberían iniciar inmediatamente una investigación exhaustiva e imparcial del cateo realizado por la PF ya que se realizó sin orden judicial.
 
José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW, afirmó que los allanamientos realizados sin orden judicial cuando están dirigidos a defensores de DH generan un clima de intimidación que disuade a las personas de denunciar los abusos.
 
“Las autoridades federales deberían transmitir un mensaje claro de que tales cateos son inaceptables, exigiendo a los policías involucrados que rindan cuentas por sus actos”, expresó.
 
HRW precisó que integrantes de la organización informaron que el allanamiento pudo ser en represalia por la documentación de presuntos abusos cometidos por policías federales.
 
En el mismo tenor, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal exigió a las autoridades de Chihuahua que investiguen el allanamiento y que otorgue medidas de seguridad a la Caravana por la Paz y la Justicia.

A %d blogueros les gusta esto: