Adolescente denuncia a su agresor sexual en el Metro y lo detienen

STAFF: Matrix Noticias/Canal Matrix HD/Por: Arturo Cordova S/Por: Redacción/Con información: PROCESO 

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Eran las 20:20 horas del lunes 25 de abril. Las puertas del vagón del Metro en la estación Revolución se abrieron y “Araceli”, menor de edad, abordó sin problema.

Casi detrás de ella subió quien más tarde, en el Ministerio Público, se identificó como Mario Pineda Ojeda, de 48 años de edad. Mientras el tren avanzaba, el sujeto comenzó a mirarle “lascivamente” los senos. De las miradas pasó a las frases obscenas.

Al sentirse agredida, “Araceli” se cubrió con lo que apenas traía en la mano: un vaso con jugo, y se volteó hacia su izquierda. De nuevo en movimiento el tren, la joven vio en el reflejo del vidrio de la puerta que Mario Pineda se iba masturbando.

Con el avance del tren, el agresor se acercó a “Araceli” hasta rozarla y tallarle su pene erecto en la cadera.

“Estación Hidalgo”, leyó la adolescente. Apenas se abrieron las puertas del vagón, ella pidió ayuda de dos policías que estaban de guardia en el andén. Éstos de inmediato detuvieron a Mario Pineda.

El agresor fue puesto a disposición del agente del Ministerio Público de la Fiscalía Central de Investigación en Delitos Sexuales, por la presunta comisión del delito de abuso sexual en contra de “Araceli”.

La joven rindió su declaración ministerial, igual que su madre, como testigo. Según la Procuraduría General de Justicia capitalina, personal especializado hizo la valoración médica necesaria a “Araceli, mientras que la Subprocuraduría de Atención a Víctimas y Servicios a la Comunidad, puso en marcha el protocolo de asistencia a las afectadas, con apoyo psicológico y jurídico.

De acuerdo con el nuevo sistema de justicia penal, en las próximas horas se conocerá la fecha para realizar la audiencia ante un juez de control, para formular la acusación contra Pineda Ojeda.

Refuerzan operativo

La agresión contra “Araceli” fue una de las múltiples que a diario ocurren en el Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC) de la Ciudad de México. La diferencia es que ella denunció a su agresor pues en ese momento había policías cerca que actuaron de inmediato para detenerlo.

Esta mañana, los miles de usuarios del transporte público en la capital notaron el reforzamiento de la presencia de policías en los andenes y los vagones para evitar que otras mujeres sean agredidas como “Araceli” o, en su caso, capturar de inmediato al victimario.

La orden del despliegue policiaco la dio ayer el jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera, en una improvisada visita a una “mesa de trabajo” sobre el combate a la violencia contra mujeres y niñas.

Su participación en dicha reunión se dio un día después de la multitudinaria marcha denominada #VivasNosQueremos en la que miles de mujeres protestaron contra el feminicidio y las agresiones sexuales que han padecido ellas y sus familiares.

Esta mañana, desde las 06:00 horas, mil 200 policías de la Secretaría de Seguridad Pública se pusieron sus chalecos rosas –el mismo color oficial del gobierno de Mancera— y algunos usaron altavoces para vigilar en las estaciones del Metro y Metrobus.

Anuncios