Lanzan a 2 mujeres colombianas de un taxi en Cancún

STAFF: Matrix Noticias/Canal Matrix HD/Por: Melissa Hernandez/Redacción/ Con información:  Por Esto! de Quintana Roo

CANCÚN, MX.- Dos mujeres de nacionalidad colombiana fueron lanzadas de un taxi en la Supermanzana 59 la mañana de este viernes, ante el asombro de los vecinos, quienes auxiliaron a las mujeres, pues ambas estaban casi inconscientes.

Una de las mujeres estaba prácticamente desnuda, por lo que una de las vecinas las metió a su casa en espera de que llegaran las autoridades correspondientes, las cuales arribaron casi una hora después.

Al final, las autoridades se retiraron sin hacerse cargo de las mujeres y sin saber qué había pasado exactamente.

Vecinos de la Supermanzana 59 sobre la calle Tizimul se vieron sorprendidos, ayer por la mañana, cuando un taxi paró a la altura de la vivienda marcada con el número 60 y del vehículo fueron prácticamente arrojadas dos mujeres que quedaron tiradas en la calle.

Al observar lo que ocurría los vecinos comenzaron a salir de sus casas y al ver que una de las mujeres estaba prácticamente desnuda, la dueña del domicilio donde quedaron tiradas, optó por meterlas a su casa y cubrirlas, al tiempo que daban aviso a las autoridades.

Las mujeres estaban casi inconscientes y al parecer bajo el influjo de una droga, pues según los vecinos, no despedían olor a alcohol.
Los minutos de espera a que llegara alguna autoridad comenzaron a alargarse y una de las mujeres comenzó a reaccionar, resultando que las dos eran extranjeras.

Ambas portaban pasaportes colombianos, aunque una de ellas era venezolana.

De acuerdo con los pasaportes, las mujeres responden a los nombres de María Fernanda Hernández Perea, de 22 años de edad, originaria de Caracas, Venezuela y Paula Catalina Castro Solano, de 24 años de edad, originaria de Bogotá, Colombia.

Fue hasta después de 40 minutos cuando comenzaron a arribar unidades de Tránsito, luego una ambulancia del DIF municipal, patrullas de la Policía Municipal y al final, elementos de la Policía Judicial del Estado (PJE).

Las autoridades se entrevistaron con las mujeres para después simplemente marcharse del lugar dejando ahí a ambas, sin saberse si presentaban algún tipo de lesión o si habían sido ultrajadas.