Organizaciones civiles respaldan al proyecto social cubano en la Cumbre de las Américas‏

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix HD/Por: Lucia Lopez/Por: Redacción/Con informacion: Corresponsales

Organizaciones civiles respaldan al proyecto social cubano en la Cumbre de las Américas

Durante la VII Cumbre de las Américas y la Cumbre de los Pueblos 2015 realizadas en Panamá del 9 al 11 de abril, se realizaron diversos foros paralelos en los que participaron organizaciones de la sociedad civil con el fin de discutir las diversas problemáticas económicas y sociales que existen en la región.

A estos espacios acudieron personas que hicieron declaraciones provocadoras en contra de los gobiernos y organizaciones de Cuba y Venezuela, ante esta situación organizaciones cubanas, entre ellas el Centro de Intercambio y Referencia Iniciativa Comunitaria (CIERIC), contraparte de la Rosa Luxemburg Stiftung en Cuba, realizaron una conferencia de prensa y diversos comunicados para desmentir y aclarar lo sucedido en estos eventos.

La Cumbre de los Pueblos se remonta a 1998, cuando se realizó el primer encuentro en Santiago de Chile como propuesta paralela a la II Cumbre de las Américas. Dicha cumbre alterna fue impulsada fundamentalmente por movimientos sociales y sindicatos quienes denunciaron los tratados de libre comercio como causa del deterioro de los países latinoamericanos.

Durante los foros paralelos a la VII Cumbre de las Américas se presentaron diversas declaraciones por parte de grupos opositores que se quisieron adjudicar la representación de la sociedad civil cubana, y agredieron a las organizaciones que comparten el proyecto del gobierno de la isla. Además, una serie de eventos evidenciaron la falta de equidad en la participación de la sociedad civil de Cuba, por ejemplo, cuando a una parte significativa de la delegación cubana se le impidió el ingreso a los foros paralelos, mientras que personas autonombradas “disidentes” y quienes se han opuesto a la apertura de las relaciones entre el país caribeño y Estados Unidos, fueron admitidas sin restricciones.

En este contexto la delegación cubana convocó una conferencia de prensa el día 7 de abril en la Universidad de Panamá, y en su declaración pública los conferencistas consideraron “inadmisible la presencia en el país centroamericano de mercenarios pagados por los enemigos históricos de nuestra nación”. “No tenemos nada que hablar con ellos”, precisó Indira Fajardo Martínez, presidenta Nacional de la Brigada de Instructores de Arte “José Martí”.*

 Rigoberto Fabelo, director de CIERIC expresó durante la conferencia de prensa su inconformidad con las organizaciones “disidentes”, pues afirmó que no hay legitimidad en su labor, ya que no trabajan en las comunidades dentro de Cuba, y enfatizó que se trata de actores financiados por el gobierno estadounidense para desestabilizar a los gobiernos de Cuba y Venezuela. Dentro de su intervención declaró lo siguiente:

“Nosotros sabemos lo que se juega en Panamá, en esta cumbre, en los foros paralelos, no somos ingenuos y venimos a participar como sociedad civil, como nuestra sociedad diversa, diferente, de manera constructiva, en cooperación, para intercambiar experiencias y saberes y construir paz.

Por ética, por humanidad no se puede transar con la violencia y el terrorismo, no es posible dialogar con la traición. Parafraseo a un poeta cubano, ‘al corazón del amigo, abro la muralla, pero al dragón, y a la serpiente, le cerramos la muralla’.

Nuestra posición es respaldar el proyecto social cubano y acompañamos al gobierno de Cuba en su gestión por el restablecimiento de las relaciones con Estados Unidos, pero sobre la base del respeto, de un diálogo que tenga en cuenta nuestras diferencias, de no injerencia, un diálogo civilizado.

Expresamos esa diversidad en este lugar y a nombre de esa Cuba que también existe, nos declaramos ofendidos, lastimados y tememos que estos foros puedan malograrse por un manejo inadecuado de la situación para el momento en que estamos”.

De acuerdo con información del Centro de Comunicación Voces Nuestras, una de las acciones derivada de la Cumbre de los Pueblos fue realizar una marcha el jueves 9 de abril que partió del parque Porras de la Universidad de Panamá hacia donde se realizó el acto inaugural de la Cumbre de las Americas. En  la caminata se evidenció la diversidad de denuncias: la soberanía alimentaria, el derecho al agua, políticas para el apoyo a los pequeños productores, entre otras. Estuvieron presentes los temas sobre legalización del aborto, la denuncia de Chevron en contra de indígenas ecuatorianas, y se apoyó la consigna “Mar para Bolivia”.

Las organizaciones presentes denunciaron la ejecuciones en contra de los campesinos y pueblos originarios de Guatemala, Honduras y al mismo tiempo declararon su apoyo a los gobiernos de Cuba y Venezuela.

* La Sociedad Civil Cubana no tiene nada que hablar con Mercenarios, http://www.pensandoamericas.com/la-sociedad-civil-cubana-no-tiene-nada-que-hablar-con-mercenarios, abril 2015.