Mientras críticos de Peña son amenazados de muerte, el sujeto gasta casi MIL MDP de más en su seguridad personal

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix HD/Por:Paula Enriquez/Por: Redacción/Con informacion: Notigodinez

México, 23 de febrero 2015 (NOTIGODÍNEZ).- El miedo no anda en burro, ¿verdad? No sólo es el “avioncito” de más de 7,500 MILLONES DE PESOS o las remodelaciones al hangar “presidencial” para poder estacionarlo, que están costando otros MIL MILLONES. El usurpador y asesino de Atenco, Enrique Peña Nieto, quien también se consiente con mansiones millonarias a cambio de jugosos contratos de obra pública para sus amigos empresarios, como los dueños de Grupo Higa y CUISA, necesita protección las 24 horas del día y eso tiene un alto costo. Pero no hay problema, al cabo que ahí está el pueblo mexicano, trabajador, cristiano y aguantador que genera la riqueza para que ese delincuente no pase privaciones, aún a costa de su propia hambruna.

En 2013, la “Cámara de Diputados”, que mejor debería llamarse “Camarilla de Lacayos” del usurpador Peña Nieto, asignó un presupuesto a “Presidencia” en materia de seguridad personal para el individuo de 861 MILLONES DE PESOS en 2013. No obstante, el Estado analítico del presupuesto del Poder Ejecutivo reveló que el sujeto gastó mucho más que eso. El monto derrochado ascendió a 1,839 MILLONES DE PESOS. ¡Claro! Si no se llega legítimamente al poder se necesita mucha, mucha, “seguridad”, ¿no?

El exceso de gasto en la seguridad de Peña Nieto de aquel año fue de 978 MILLONES DE PESOS, lo que representa un 213.6 por ciento superior al presupuesto asignado originalmente.

De acuerdo con La Jornada, el derroche de recursos públicos en la seguridad personal del oriundo de Atlacomulco fue balconeado el pasado miércoles en la propia Cámara de Diputados, donde se denunció que el sujeto había prometido austeridad y acabar con el dispendio del dinero de los mexicanos, pero, obviamente, no cumplió desde que se robó (o compró, da lo mismo) el poder en 2012.

“Peña Nieto abandonó el propósito de no derrochar el dinero de los mexicanos: esta Cámara autorizó a la Presidencia de la República 861.4 millones de pesos para garantizar la integridad del Ejecutivo Federal, pero el gasto fue más del doble de lo autorizado”, denunció la perredista Alfa González.

También balconeó que el derroche se extendió a las labores de asesoramiento y difusión de acciones en materia de seguridad pública.

Alfa González detalló, citada por el diario La Jornada, que en el rubro P002, Asesoría, coordinación, difusión y apoyo técnico de las actividades del autonombrado “Presidente de la República”, la Cámara autorizó un gasto de mil 22 millones de pesos, pero al terminar 2013 ascendió a mil 252 millones. Esto es, 229 millones más para un exceso no autorizado de 22.5 por ciento.

Análogamente, en el rubro 0001, Actividades de apoyo a la función pública y buen gobierno; Inteligencia para la preservación de la seguridad nacional, ejercido por el asesino de Atenco, sus levantadedos oficiales (“diputados”) le asignaron 877 millones de pesos, pero el ocupante de Los Pinos gastó mil 866 millones, es decir, un excedente del 212 por ciento, casi mil millones saqueados del erario nacional.

Y esto es sólo en 2013. Como siempre, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) o la “Cámara de Diputados” reportan el saqueo a “toro pasado”, cuando ya ocurrió y, lo peor del asunto, sin que haya sanción alguna para los responsables. Lo que sí sabemos con plena seguridad es que el robo y despilfarro de nuestro dinero continúa en este preciso momento, sin control y en nuestras propias narices, por parte de un sujeto que en primer lugar ni siquiera debería estar donde está.

Pero además las revelaciones sobre el gasto oneroso que ha hecho en su seguridad personal, se dan en un contexto de violencia, hostigamiento y amenazas contra sus críticos en los medios de comunicación, y claro, casi cinco meses de la desaparición forzada e impune de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Ayer, sin ir más lejos, la politóloga Denise Dresser fue amenazada de muerte vía Twitter, tras difundir un chistorete inofensivo sobre el asesino que en 2012 se metió a la fuerza en Los Pinos.

Esto es México: seguridad millonaria para delincuentes y asesinos a costa de la indefensión de los propios mexicanos que se las pagan. Un teatro insultante del absurdo.