Columna Invitada: Ni perdón ni olvido

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix HD/Redacción

Ni perdón ni olvido

Es normal que esta consigna sea gritada por muchas personas cada 2 de octubre; un mensaje que no pasa desapercibido, ya que niñ@s, adolescentes, jóvenes y adult@s salen a las calles cada año a expresar su indignación y rabia ante un aberrante pasado e infame presente.

La mayoría de la gente tiene una noción de lo que pasó el 2 de octubre del 68 en la plaza de las 3 culturas, Tlatelolco, D.F.

Toda la furia a causa de un genocidio se deja sentir, retumbando hasta el centro del planeta. La policía invade la ciudad para contener esa furia, el ambiente sube de intensidad, el desprecio y el odio a la autoridad se expresa sin poderse contener; todo es tenso pero satisfactorio porque el/la oprimid@ encuentra su lugar, donde se acompañan personas que comparten un sentir y una necesidad de pasar a la ofensiva contra un sistema que l@s explota.

La gente ataca a la autoridad por todos los medios a su alcance, se atreve a vencer sus miedos, a sentir su corazón palpitar a un ritmo acelerado; el/la oprimi@ se siente más vivo que nunca, ese día es un lindo poema, una bella obra de arte, la cual no tod@s tienen la sensibilidad para apreciar y valorar; y quien no lo hace no tiene la mínima idea de lo que son la poesía y el arte. Un instante, una situación improvisada que encuentra su apogeo al perderse entre el tiempo y el espacio por ser única e irrepetible.

“El aliento del placer tira los muros de las obligaciones”, la autoridad corre, el/la indignad@ decide optar por la valentía. El fuego aparece como invitado de honor, el/la encapuchad@ se deja ver y ejercita su astucia, valor, decisión, fuerza, habilidad, destreza, coraje e inteligencia. Se levantan esas hermosas protectoras del dign@ oprimid@: las barricadas, ese refugio al que acude un natural hartazgo.

La gente se solidariza como nunca, el arte de la guerra se alebresta ante nuestros ojos. Y al terminar el día la rebeldía se esconde, hay herid@s, pres@s y hasta muert@s.

La danza y el teatro de la revuelta cierran su telón hasta su próximo acto. L@s secuestrad@s se vuelven pres@s en las cárceles de la autoridad por infringir sus leyes; pasan ahí días, meses y hasta años, así pagan el precio de su atrevimiento, los estragos de la guerra matan en vida a las víctimas que caen en sus garras.

46 años de un genocidio, un año de encierro para l@s indignad@s, nada puede ser más normal, no hay de qué preocuparse. Porque o eres víctima de un sistema carcelario o de una realidad cruel en pseudolibertad.

De paso, en medio del vals no estaría mal recordar a l@s pres@s y exigir su libertad, como una sintonía adecuada en medio de la obra maestra revolucionaria e insurreccional. Y si se logra tal objetivo, que mejor, es ser coherentes en el combate contra las injusticias a las que la humanidad no es indiferente ni ajena.

Libertad a tod@s l@s pres@s, víctimas de esta infame tiranía

Salud y revolución social

Mario

¡Ah, nuestra clase gobernante!

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix HD/Redacción/Por: @Vegdelanoche

Indignan porque lo que va de por medio es ni más ni menos que la dignidad de nuestro país y en consecuencia la de cada uno de nosotros. Si no fuera por este pequeño, pero muy significativo detalle, algunos hechos ocurridos en el contexto de las Fiestas Patrias en el Zócalo, moverían a risa loca, pues parecieran planeados y perfectamente ejecutados por una gran compañía de payasos, la mejor del mundo a lo  largo de toda la historia.

¡Ah, nuestra clase gobernante! Si cambiaran sus trajes y corbatas por coloridas prendas y pintaran su rostro, quién lo duda, no habría mejores cómicos que ellos. Porque en el arte de la payaseada, se las gastan como nadie. En serio: si no fueran políticos, serían geniales. Pero como sí lo son, como se hacen pasar por servidores públicos, como pretenden hacer pasar sus numeritos por celebraciones republicanas, no pasan de ser simples gesticuladores, meros simuladores, vulgares mamarrachos.

El 15 de septiembre, al interior de Palacio Nacional se hicieron rodear por un público selecto y al exterior seleccionaron a su público, restringiendo hasta donde les fue posible el acceso a la plaza. Y, además, se aventaron la puntada de cachear a niñitos e incluso a bebés. Vista en un escenario donde se presentara una comedia o al centro de una pista circense, tal desvergüenza sería un chiste y haría reír; pero ocurre que en México el chiste se convirtió en forma de gobierno, eso mueve a la reflexión y preocupa.

Al día siguiente, en los prolegómenos del desfile militar, otra mega estupidez mostró el involuntario pero innegable carácter bufonesco de la clase gobernante. Cuando más serios lucían, cuando su solemne actitud estaba a punto de ser registrada para la posteridad por toda la prensa, pero sobre todo por las revistas del corazón, ¡se les cayó la bandera! Vaya que son cómicos. Su tarea debería ser la de divertirnos con sus payasadas; no la de gobernarnos a partir de éstas. Ojalá esté próximo el día en que así como se les cayó la bandera, se les caiga el teatrito y se saquen a payasear al circo que les corresponde.

Nota editorial leída el 17 de septiembre de 2014 en #LosAtractivosDeLaNoche, programa de radioamlo.org, que se transmite los miércoles desde las diez de la noche hasta las altas horas de la madrugada.

Diplomacia de Mercaderes y Gatilleros

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix HD/Redacción/Con información: RadioAMLO

*La guerra por los mercados y los salones de los cancilleres.

Domínguez

Rebelión/Universidad de la Filosofía

Toda esta violencia desaforada no es más que avaricia de oligarcas peleando entre sí y contra los pueblos. Es el capitalismo el obstáculo principal para una diplomacia entre iguales. Nada, que no sean los empresarios y los terratenientes, impide que el mundo afirme un plan de relaciones equitativas, justas y racionales para salvar a la humanidad de la explotación de los trabadores y del saqueo de recursos naturales; del flagelo belicista y la depredación del planeta. Buena parte de las operaciones diplomáticas comienzan siendo enclaves de guerra mercadológica y guaridas de mercachifles caros. El mundo necesita con urgencia un plan internacionalista revolucionario para frenar la violencia y para la defensa de la vida buena. Todo lo demás es demagogia. 

¿Qué diplomacia es respetable si se acepta que, “bajo la mesa”, se tallen los naipes de los terratenientes y de los capitales financieros que son el interés crudo y verdadero detrás del palabrería legaloide? Ese juego “bajo la mesa” lo determina todo, en un enredo milimétricamente planeado para hacer invisibles las fuerzas verdaderas que dominan al mundo de manera imperial. Han hecho de la diplomacia un campo de batalla armado con espejismos: “convenciones”, acuerdos y declaraciones, a cual más, piezas rabiosas de ficción literaria para ahogar en saliva a la realidad. Y luego brindan con cócteles lujosos.

La diplomacia burguesa hace invisible, con sus “acuerdos intencionales”, la enorme violación del derecho internacional que ocurre ante nuestras narices. Hemos visto, durante décadas, cómo se imponen las reglas burguesas de la diplomacia disfrazando el conflicto capital-trabajo con soldados de todo tipo, camuflados incluso como yuppies, para imponer con arrogancia las condiciones de la explotación y el saqueo, comenzando por negar su existencia con toda impudicia, e impunidad, y de inmediato recompensarlos con cuentas bancarias suculentas, medallas, cargos públicos, doctorados y premios Nobel.  Todo esto es una forma de la guerra encubierta con trajes finos y “buenos modales” para que en las fotos salgan las sonrisas que esconden la sangre, la miseria y la degradación a que es sometida las clase trabajadora. La obscenidad desatada.

Por eso a la diplomacia burguesa le han dolido tanto, por ejemplo, los wikileaks y la divulgación del entramado de espionajes perpetrado por Obama. En el saqueo de información se cifra una de las estrategias de guerra del capitalismo que, en sus luchas inter-burguesas, desarrolla armas de espionaje cibernético no contentas con robar datos sino que, además, infectan los “sistemas” para inutilizarlos o para someterlos a manipulaciones en las que toda la información que se procesa es transferida, soterradamente, a bases de datos espías. Han infectado a miles de “sistemas” en todo el orbe y, en el corazón del modelo de saqueo informático, están los más preciados recursos naturales comenzando por el petróleo, el oro, el gas… las tierras fértiles y, principalmente, la mano de obra barata o regalada. Crean becas de cooperación y organismos internacionales de investigación. Roban cerebros y los domestican para el saqueo.  

Entre las formas encubiertas del poder de ataque que la diplomacia burguesa despliega está, además de “lo militar”, el dinero. Compran funcionarios, mass media -y siervos en general- para usarlos como operadores que, a su vez, compran empresas, compran ciudades, compran ejecutivos comprometidos, artistas de la corrupción. Esté donde esté, la diplomacia burguesa, aunque se de baños de pureza y patriotismo, opera como ejército para sobornar y chantajear con todos los métodos posibles y utilizan, si fuese necesario, al “crimen organizado” -la DEA lo sabe- como una herramienta más para mantener el control y disciplinar a los países. Ver el caso de México.

El imperialismo, especialmente desde USA (la industria bélica más grande del planeta) avisa que incrementará su presupuesto y sus negocios militares[1] y con eso acelerará el “desarrollo” de sus fuerzas diplomáticas (las propias y las de sus aliados cómplices también). Uno lee entre líneas cómo “desarrollará” su “seguridad” atacando de manera mucho mássofisticada y de una manera mucho más amplia, poniendo énfasis en “objetivos” como el ataque a la conciencia de los pueblos, por ejemplo, con miedos, zozobras y terrores vía mass media.

Todo ese “desarrollo” le “exige” al capitalismo formas de la guerra renovadas como la llamada “Guerra Híbrida”[2] o “Guerra no Lineal”, enriquecida en su “poder de disuasión” comenzando por la táctica de la “diplomacia” como la burguesía la manipula. Porque, en algunos casos -ya a la vista- no se necesitarán ejércitos regulares y bastará con imponer presidentes peleles con muchos amigos en las embajadas de imperio y sus aliados.

El viejo glamour del mundo diplomático burgués agoniza. Para bien de los pueblos quedó al desnudo la trama de operaciones y deslealtades planetarias que se operan desde las cancillerías y sus embajadas. Quedó al descubierto cómo reptan los señores diplomáticos, bajo el fuego oropelado de sus protocolos y sus convenciones, llevando en el hocico la presa de los intereses mercantiles, energéticos e ideológicos. Quedaron al desnudo los intereses de una parafernalia de los negocios oligarcas, vestida con trajes elegantes y degustadora de vinos caros y champagne, que viaja por el mundo inyectando saliva cultivada en los más caros alambiques de la traición contra los pueblos. No nos vengan con acuerdos o teorías diplomáticas novedosas. La única diplomacia respetable y nueva está naciendo de la lucha internacionalista de los pueblos revolucionarios dispuestos a terminar con el capitalismo. Eso es otra cosa.

[1] Release of the National Defense Panel report, “Ensuring a Strong U.S. Defense for the Future”  http://www.usip.org/publications/release-of-the-national-defense-panel-report-ensuring-strong-us-defense-the-future

[2] http://www.alfredojalife.com/ukraine-russias-new-art-of-war/

Columna Invitada: Viva el país que no se ha rendido

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix HD/Redacción/Por: Pedro Miguel/@Navegaciones

Viva el país que no se ha rendido.

Vivan sus playas públicas. Viva su mar soberano. Viva su atmósfera libre. Vivan las tierras que no serán convertidas en negocio aeroportuario.

Vivan los bosques que no ceden al golpe de la motosierra. Viva el filón de mineral defendido por sus legítimos dueños. Viva el río que absorbe la descarga tóxica y no envenena a los sedientos. Vivan los lagos cómplices de los pescadores.

Vivan los pescadores, los comuneros, los ejidatarios, que resisten los proyectos depredadores. Vivan quienes difunden las luchas contra el acueducto, la hidroeléctrica, el teleférico, el parque de diversiones, el campo de golf, la mina a cielo abierto, la supercarretera, la perforación destructiva, la construcción devastadora.

Vivan los caminos libres que comunican sin lucrar, las represas que iluminan sin destruir el entorno, las canteras que entregan su materia para construir escuelas y hospitales.

Vivan las cosechas sin transgénico.

Vivan los campesinos que no sienten vergüenza de su condición. Vivan los trabajadores que no aspiran a ser potentados. Vivan las profesionistas que defienden la dignidad de su trabajo.

Vivan los burócratas que se consagran a servir a la sociedad antes que a sus jefes. Vivan los políticos que no traicionan a sus representados.

Vivan los barrios. Vivan las vecindades. Vivan los multifamiliares. Vivan los caseríos. Vivan los mercados. Vivan los centros de salud y los planteles escolares, los parques y las plazas públicas.

Viva la palabra verdadera. Viva el discurso que esclarece. Viva el libro que rescata la memoria. Vivan quienes difunden el antídoto de la verdad contra la intoxicación televisiva y la propaganda mentirosa. Viva la oración de la esperanza y la maldición pronunciada ante toda injusticia.

Vivan las indignadas, los escépticos, las que se organizan, los manifestantes, las que informan, quienes siguen buscando a sus desaparecidos, los que no olvidan a sus muertos, quienes no han matado a nadie, las que dan vida, los que le cierran los ojos al cadáver de un desconocido.

Vivan las que bordan en pañuelos los nombres de las víctimas, quienes se aferran a la vida aunque cada año pongan nuevas fotos en su altar de muertos.

Vivan los jubilados y las viudas a quienes les robaron la pensión; los asalariados a los que no les alcanza el salario; los causantes a los que el Fisco les arrebata el ingreso; los productores sin mercado; los comerciantes que se quedaron sin clientela; los jóvenes que no tienen escuela; los pacientes sin cama; los campesinos despojados de sus tierras; los científicos sin laboratorio; los escritores sin computadora; los plomeros sin herramienta; las costureras sin tela; los cocineros sin comida; los pintores sin pintura; los obreros traicionados por sus dirigentes sindicales; los que son tratados como delincuentes porque combatieron a la delincuencia; los que no pierden la claridad aunque no tengan para pagar la luz.

Vivan las comunidades zapatistas. Vivan los yaquis que defienden el agua. Viva Temacapulín. Vivan los resistentes de Cholula. Viva Wirikuta. Viva San Salvador Atenco. Vivan las policías comunitarias. Vivan Las Patronas. Vivan los defensores de derechos humanos. Viva el SME. Vivan los trabajadores de Mexicana. Vivan los sindicatos universitarios.

Vivan las universidades y los hospitales públicos. Vivan los caminos públicos. Vivan los medios públicos.

Viva La Jornada en sus 30 años.

Viva la América Latina soberana que espera nuestro regreso a sus filas.

Viva Cuauhtémoc. Viva Gonzalo Guerrero. Viva Bartolomé de las Casas. Viva Francisco Tenamaztle. Viva Jacinto Canek. Viva Vasco de Quiroga. Viva Gaspar Yanga. Viva Gabriel Teporaca. Viva fray Servando Teresa de Mier. Viva Francisco Primo de Verdad. Viva Miguel Hidalgo. Viva Josefa Ortiz de Domínguez. Viva José María Morelos. Viva Leona Vicario. Viva Epigmenio González. Viva Francisco Xavier Mina. Viva Vicente Guerrero. Viva el Batallón de San Patricio. Viva Benito Juárez. Viva Guillermo Prieto. Viva Ignacio Zaragoza. Viva José Santos Degollado. Viva Melchor Ocampo. Viva Mariano Escobedo. Viva Vicente Riva Palacio. Viva Ignacio Manuel Altamirano. Vivan Ricardo y Enrique Flores Magón. Viva Juana Belén. Viva Emiliano Zapata. Viva María Arias Bernal. Viva Aquiles Serdán. Viva Belisario Domínguez. Viva Francisco Villa. Viva Elisa Acuña. Viva Antonio Díaz Soto y Gama. Viva María Talavera. Viva Elisa Griensen. Viva Felipe Carrillo Puerto. Viva Lázaro Cárdenas. Viva Francisco J. Múgica. Viva Heriberto Jara. Viva Rubén Jaramillo. Viva Benita Galeana. Viva Valentín Campa. Viva Demetrio Vallejo. Vivan Frida Kahlo y Diego Rivera. Viva José Revueltas. Viva Sergio Méndez Arceo. Viva Heberto Castillo. Viva Carlos Montemayor. Viva Carlos Monsiváis. Viva Bety Cariño. Viva Samuel Ruiz. Viva Carlos Fuentes. Viva Arnoldo Martínez Verdugo. Viva José María Pérez Gay. Viva Daniel Cazés. Viva José Emilio Pacheco. Viva Arnaldo Córdova.

Vivan la imaginación y el amor. Vivan la dignidad y la honestidad. Vivan la congruencia y la persistencia. Viva la vida.

Viva México.

Viva México.

Viva México.

http://navegaciones.blogspot.com

navegaciones@yahoo.com