El “empresario consentido” de Peña invierte 100 mde en Grupo Prisa “por compromiso moral”

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix HD/Redacción/Con información: Apro/Por: Alejandro Gutiérrez

MADRID, (proceso.com.mx).- El presidente de Prisa, Juan Luis Cebrián, aseguró que el empresario mexicano Roberto Alcántara Rojas invirtió 100 millones de euros en ese grupo que edita el diario El País, “por un compromiso moral”.

Al inaugurar el foro de la Nueva Comunicación en el hotel Ritz de esta ciudad, Cebrián aseguró que en su arribo como el principal accionista particular de este grupo de medios, Alcántara no interpuso condiciones, pues su motivación obedece a “un proceso moral”.

“(Alcántara) no ha puesto prácticamente ninguna condición (a la hora de invertir), sólo que El País siga siendo fiel a lo que ha sido históricamente. Digamos que le ha motivado un proceso moral, con todas las exigencias respecto al proceso financiero porque él es un empresario y un financiero, pero no ha invertido desde luego para ganar dinero”, dijo respecto al llamado “empresario del sexenio” de Enrique Peña Nieto.

El 22 de julio pasado, Prisa anunció que el empresario, presidente del Grupo Toluca, invertía 100 millones de euros a través de una ampliación de capital de ese grupo de medios, en la que suscribirá más de 188 millones de acciones a un precio de 0,53 euros por título, según el comunicado de la empresa.

Con esa inyección millonaria Alcántara se hacía con el 9,4% del capital de la compañía, convirtiéndose en el accionista de referencia de Prisa. La prensa española ve con recelo la motivación del mexicano de invertir en esta empresa que arrastra una millonaria deuda, que aún oscila 3 mil millones de euros.

Alcántara es también presidente de la aerolínea de bajo costo Viva Aerobús y presidente del Grupo de Inversionistas en Autotransportes Mexicanos (IAMSA), que controla miles de autobuses de transporte foráneo de pasajeros.

Es originario de Acambay, Estado de México—tierra natal de la familia del presidente Peña Nieto—, mantiene vínculo familiar con Arturo Montiel, tío del mandatario.

Según Cebrián, esa motivación moral “no es nueva entre nosotros” y refirió la fundación del propio diario español, con José Ortega y Jesús Polanco: “Fue un compromiso moral, no solo financiero”.

También hizo alusión a la llegada del fondo de inversión Liberty –de Nicolas Berggruen y Martin Franklin— que invirtió 600 millones en Prisa, cuando negociaban la inversión en el diario francés Le Monde, del que el grupo es uno de los inversionistas, “los inversionistas americanos me dijeron: vamos a seguir con Le Monde”, por esa motivación moral, no sólo financiera.

“Debe decirse que la gente no sólo se mueve por dinero, incluso en el mundo del dinero—añadió—, se mueven por una serie de motivaciones profundas. Y los que creemos en los periódicos como esas instituciones, creemos que hay una moral detrás de todo eso. Yo creo que esa es la motivación fundamental de Roberto Alcántara, que venía también significada por la permanencia de nosotros en la dirección del periódico como garantía de que seguirá esa identidad moral”.

Sobre la posibilidad de que Alcántara –empresario ligado al Grupo Atlacomulco— invierta más en Prisa, Cebrián consideró que “sí está dispuesto”, aunque dependerá del “proceso de refinanciación” del holding de medios.

Recordó que Prisa ha hecho grandes esfuerzos en lo que llamó la “reconversión de personal” (despidos) y los accionistas “han sufrido mucho en el valor de las acciones”, y dijo que recientemente los bancos españoles respondieron “con descuentos del 25% de la deuda”.

Recordó que El País y las otras empresas del grupo se enfocaron en América Latina desde el comienzo, una “voluntad latinoamericana de Prisa muy temprana” y explicó que siguen apostando en España, pero “la realidad de las dificultades del país han hecho que el peso de América Latina en el grupo sea mayor ahora”.

“El consentido” de Peña

En su número 1974, Proceso publicó un reportaje del periodista Jorge Carrasco que evidenciaba los privilegios que Peña le ha concedido a Alcántara:

“Roberto Alcántara Rojas tiene la gracia presidencial para convertirse en el empresario del sexenio. En menos de dos años de la llegada a Los Pinos de su paisano y cofrade Enrique Peña Nieto, la estructura y recursos gubernamentales puestos a su servicio lo han apuntalado como el exitoso hombre de negocios en México que ha comenzado a invertir en el extranjero.

“El favoritismo para asignarle el cobro del peaje en la red carretera de Caminos y Puentes Federales (Capufe) con una licitación de fachada que pasó por encima de la normatividad le garantizó para el resto del sexenio recursos en sus nuevas aventuras económicas dentro y fuera del territorio. Con 100 millones de euros de inicio, empezó a invertir en España y se asoció a empresas de ese país con la esperanza de beneficiarse de la millonaria inversión en infraestructura anunciada por Peña Nieto.

“El caos que se vivió en las casetas de Capufe durante la primera semana de agosto con el cambio de operador del cobro electrónico mediante el sistema Identificador Automático de Vehículos (IAVE) expuso la protección que goza en el gobierno de su amigo el presidente. Ambos forman parte del llamado Grupo Atlacomulco, del Estado de México.

“La inconformidad de miles de automovilistas que a partir del 1 de agosto ya no pudieron utilizar su tarjeta IAVE también puso al descubierto la inexperiencia que Caminos y Puentes Federales pasó por alto, entre otras faltas, para declarar al consorcio que encabeza Alcántara ganador de la licitación internacional para administrar el sistema de telepeaje durante los próximos cuatro años…”.