México: Premisas oficiales para el acoso escolar

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix HD/por: Redacción/Por: Eduardo Ibarra Aguirre /FORUMENLINEA

Son cinco las premisas en las que se basan los programas de prevención de de la violencia escolar por parte del gobierno de la república y la ubican en 95 municipios y cinco delegaciones políticas del Distrito Federal, esto es:

“1) La escuela es un factor de protección, espacio privilegiado que se debe mejorar. 2) La violencia es un síntoma de lo que pasa afuera (familia y comunidad). 3) Es necesario impulsar la mediación escolar para la resolución pacífica de los conflictos. 4) Se requiere el reconocimiento del problema y medirlo, y 5) La solución debe involucrar a toda la comunidad.”

Dadas a conocer por Roberto Campa, subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación, las premisas condicionan la puesta en práctica de 547 proyectos destinados a la infancia y la juventud y 13 mi 647 acciones frente la creciente violencia escolar, en el marco del Programa Nacional de Prevención que tendrá un costo de más 166 millones de pesos.

Muy pertinente es que los voceros de las secretarías de Gobernación y de Educación Pública no se pongan a pontificar sobre el tema, como lo hace parte de la comentocracia que da porcentajes para ilustrar la evidente gravedad del tema sacados de vaya usted a saber dónde, porque como bien reconoce Campa Cifrián -el mismo que en 2006 fue candidato presidencial del partido de Elba Esther Gordillo para quitarle votos a Roberto Madrazo y favorecer a Felipe Calderón-, la información disponible acerca del tema no está actualizada ni es consistente.

Justamente para ello está en preparación la Encuesta de Cohesión Social para la Prevención de la Violencia y la Delincuencia, a aplicarse por el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, entre octubre y noviembre próximos en 82 mil 250 viviendas, ubicadas en 47 localidades. Los resultados estarán listos en abril de 2015. Hasta dentro de 10 meses gobierno y sociedad sabrán el verdadero alcance del problema que hoy ocupa espacios muy privilegiados en los medios.

Con un duopolio de la televisión acostumbrado a simplificar hasta el maniqueísmo los problemas socioeconómicos y presentar siempre culpables, como a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación por el enorme rezago del país en la materia, resulta oportuna la sugerencia del funcionario de “no satanizar a las escuelas”.

Tampoco es la mejor fórmula la empleada por Emilio Chuayffet al presentar a las escuelas como ajenas a la generación de la violencia, cuando en todo caso reflejan en cierta medida la violencia criminal que agobia a varias regiones pese al discurso oficial, y de la intrafamiliar que caracteriza al tejido social, fenómeno al que no es ajeno Televisa y Televisión Azteca porque rinden culto a la violencia las 24 horas del día, como tampoco la omisión de la materia de civismo de las escuelas primarias, durante el gobierno de Ernesto Zedillo, distinguido empleado de trasnacionales a las que favoreció desde Los Pinos durante 1994-2000.

El otro aspecto consiste en el abandono de planes para combatir el acoso escolar, como el elaborado en 2011 por el Consejo Nacional de Autoridades Educativas, y aún se desconoce el destino del grupo de trabajo que daría seguimiento al tema. Allí están los resultados de la falta de continuidad gubernamental. Carencia que no se llenará con iniciativas de ley preparadas al vapor, como la formulada por diputados del partido tricolor que todo lo quieren arreglar aumentando las penas en el país de la impunidad, tal y como lo hicieron en materia de secuestros, aliados a los mercaderes del Verde Ecologista.