Los mayores lloran en las residencias la separación forzosa de sus animales

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix HD/por: Redacción/Con informacion: El Diario.es

Agencias
Agencias

Son casos silenciosos, de los que nadie habla, pero que conllevan un dolor y una violencia hacia las personas mayores y hacia sus animales impensables en una sociedad avanzada.

Cuando María llegó a la residencia de ancianos, sus ojos vivarachos impresionaron a la directora. Ahora son de color humo. Lleva meses sin acariciar a Mía, sin tenerla en su regazo, sin su ronroneo nocturno. Después de un accidente casero, María ingresó en la residencia, mientras sus hijos le prometían buscar una buena adoptante para Mía. ¿Pero quién adopta a una gata de diecinueve años con la cadera como un flan?, dudaba María. En un par de horas, la residencia y sus hijos decidieron cómo sería el resto de su vida, olvidándose de lo más importante para ella, del único ser vivo que había permanecido a su lado las dos últimas décadas. Una tarde, María estaba viendo un programa en la televisión sobre animales abandonados cuando reconoció en una de las jaulas a su adorada y esquelética gata.

Suplicó hasta la extenuación que le dejaran llevarse a Mía a la residencia, se negó a comer, se negó a participar en ninguna actividad, pero recibió un no rotundo por parte de la dirección. Todas las mañanas, María se arregla el pelo con desgana, busca el bastón y sale a la pequeña terraza de su habitación, donde permanece sola. El resto de residentes juega a las cartas o ve la tele. En pocos meses ha perdido ocho kilos, justo lo que pesaba Mía antes de separarse de ella. Las dos, María y Mía, son hoy un muestrario de huesos, un dolor de clavículas arrastrándose, respectivamente, por una residencia y una jaula.

Chico está en una perrera y tiene fecha para ser sacrificado, pero no será necesario, hace dos meses que apenas come ni se mueve. Pablo vendió su casa para saldar las deudas económicas de sus hijos y después ingresó en la residencia. Lo hizo a cambio de que sus nietos se ocuparan de su pastor alemán y de que siempre estuviera bien atendido. No fue así, nadie quiso ocuparse de Chico y la residencia se negó a admitirlo. Chico pasa las veinticuatro horas del día mirando la puerta de su chenil, esperando a Pablo. Y Pablo pasa toda la jornada mirando la puerta, esperando a que sus nietos le traigan a Chico.

Nina, una anciana de origen ruso, se sienta todos los días en un banco del parque y le enseña a quien quiera pararse unos minutos la fotografía de Ana, su hermosa cocker de melena rizada. Un día Nina llamó a la guardería donde sus hijos le dijeron que estaba su perra y allí le informaron de que Ana había escapado y había sido atropellada por un coche.

Estos son sólo tres casos, pero hay cientos. En estos momentos, el número de animales abandonados en los albergues por motivos similares es cada vez mayor. La crisis económica se convierte para muchos en la excusa para apuñalar emocionalmente a quienes más cuidado necesitan. Son casos silenciosos, de los que nadie habla, pero que conllevan un dolor y una violencia hacia las personas mayores y sus animales impensables en una sociedad avanzada.

Nuestras residencias de ancianos no tienen en cuenta el estudio de Stryler-Gordon realizado en 284 residencias en Minnesota. Según esa investigación, los residentes que conviven con sus animales mejoran de salud, tienen más apetito, caminan más, duermen mejor, incluso aumenta su socialización. En definitiva, demuestra que la convivencia de las personas mayores con los animales incrementa su bienestar y mejora su calidad de vida.

A un perro o un gato no le importa el éxito social, profesional o económico de su compañero de vida; al contrario, siguen siendo una fuente de energía, estímulo y afectividad que no falla nunca. Por eso, es importante crear conciencia de estos efectos positivos y cambiar radicalmente la manera en la que tratamos a ancianos y animales, que, además de cruel, es absolutamente fallida desde un punto de vista médico. Ambos son abandonados sin tener en cuenta su bienestar. Y no, no es un problema de grandes inversiones, es una cuestión de voluntad y de respeto. También de adaptación de las instalaciones, sí, pero esto se vería compensado con creces por los buenos resultados en la vida de sus residentes.

En España, según un estudio de la ADDA, solo hay tres residencias, privadas, que permiten la convivencia con animales. Esto debería cambiar radicalmente: no solo por las personas mayores de la actualidad, sino también por las del futuro, ya que cada vez somos más quienes convivimos con perros y gatos.

Cada noche en las residencias, centenares de ancianos lloran en silencio al haber sido separados a la fuerza de sus animales. Animales que dieron amor y acabaron recibiendo una inyección letal o un golpe de frío en sus maltrechos huesos. Humanos y animales a la deriva, náufragos de una sociedad insensible que necesita un cambio profundo.

Los astrónomos del Vaticano se lanzan a la búsqueda de “Hermanos Extraterrestres”

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix HD/por: Redacción/Con informacion: El Robot Pescador

elrobotpescador
elrobotpescador

¿Por qué razón el Vaticano busca vida extraterrestre?

¿La jerarquía católica sabe algo sobre la vida extraterrestre que el resto de nosotros no conocemos?

¿Por qué la mayor organización religiosa del planeta emplea tanto tiempo y energía en buscar “hermanos extraterrestres”?

A principios de este mes, el Observatorio Vaticano patrocinó una importante conferencia sobre vida extraterrestre, que reunió a 200 de los principales astrobiólogos en el mundo. Uno de los organizadores afirmó que uno de los objetivos de la conferencia era “averiguar cómo podemos encontrar vida extraterrestre en las próximas dos décadas”.

Vatican%20ObservatoryDesde luego, no es raro que un grupo de astrónomos y astrobiólogos se reúnan para discutir estos temas. Pero ¿por qué el Vaticano, aparentemente, se ha obsesionado con esto? Como se verá a continuación, existen algunos astrónomos de alto perfil del Vaticano que parecen bastante seguros de que hay “algo” ahí fuera.

De hecho, se ha afirmado que una vez que se revele, “todo lo que creemos saber tendrá que ser deshechado”

Normalmente, una conferencia que reúna a varios cientos de científicos no se convierte en noticia de primera plana. Lo que hace que este sea un caso diferente es la participación del Vaticano.

Lo que sigue a continuación es la descripción de esta conferencia en el sitio web de la NASA…

“Motivados por el rápido incremento de planetas descubiertos del tamaño de la tierra, la creciente gama de condiciones extremas en las que puede persistir la vida en la Tierra, y el progreso hacia una tecnología que en última instancia permitirá la búsqueda de vida en exoplanetas, el Observatorio Vaticano y el Observatorio Steward presentan una importante conferencia titulada La búsqueda de vida más allá del sistema Solar: Planetas extrasolares, señales de vida & Instrumentos.

El objetivo de la conferencia es reunir a la comunidad interdisciplinaria necesaria para hacer frente a este reto múltiple: expertos sobre observaciones de exoplanetas, expertos sobre vida primitiva y extrema en la Tierra, señales de vida atmosféricas y telescopios buscadores de planetas”
captura noticia nasa vaticano

En los últimos años, el Vaticano ha adquirido una posición de liderazgo en la búsqueda de vida extraterrestre. El actual jefe del Observatorio Vaticano, José Gabriel Funes, no cree que haya ningún conflicto entre su fe y su búsqueda de vida más allá de este mundo…

“José Gabriel Funes, un astrónomo y sacerdote jesuita argentino y actual director del Observatorio del Vaticano dice que no hay conflicto entre creer en Dios y en la posibilidad de civilizaciones extraterrestres quizás más evolucionadas que los humanos”

De hecho, Funes se muestra bastante optimista acerca de la posibilidad de encontrar “hermanos extraterrestres” algún día…

“Así como hay una multiplicidad de criaturas en la Tierra, puede haber otros seres, incluso inteligentes, creados por Dios. Esto no entra en contraste con nuestra fe porque no podemos poner límites a la libertad creadora de Dios. ¿Por qué no podemos hablar de “hermanos extraterrestres”? Seguirían siendo parte de la creación”
funes

Funes, quien dirige el observatorio situado al sur de Roma y el situado en Arizona, sostiene la posibilidad de que la raza humana pueda ser, en realidad la “oveja perdida” del universo.

“Podría haber otros seres que vivieran en completa amistad con su creador”, afirmó.

Así que Funes, lo que en realidad sugiere es que, cuando encontremos seres extraterrestres, éstos podrían “no haber caído en el pecado” como la humanidad sí ha hecho.

Las implicaciones de esto son asombrosas. Sólo hace falta ver lo que dijo el investigador Tom Horn al respecto…

“El argumento de todo esto es que nosotros sabemos que hemos caído en el pecado, ¿no? Pero no podemos asumir necesariamente lo mismo de nuestros “hermanos del espacio”, y si ellos no han caído, están más cerca de Dios que nosotros. Por lo tanto tienen una mejor comprensión del Evangelio y de la divinidad y de la naturaleza de Dios.

tom horn

Hace tres años, Funes decía: “Me gustaría bautizar a un alienígena en la fe católica” Bueno, pues ahora su discurso es bien diferente. Lo que ahora dicen es que son los alienígenas los que vendrán a bautizarnos en su fe y que ésto requerirá que realicemos profundos cambios en nuestro conocimiento del Evangelio. De hecho, algunos de los teólogos del vaticano han dicho: ” Tal vez todo lo que creemos que sabemos sobre el Evangelio va a tener que ser cambiado” 

Consolmagno2

Otro prominente astrónomo del Vaticano, Guy Consolmagno, ha sugerido públicamente que los extraterrestres podrían ser, en realidad los “salvadores de la humanidad”…

Resultan cautivadores los comentarios de sacerdotes jesuitas como Guy Consolmagno, un astrónomo que aparece a menudo en los medios de comunicación como portavoz de la Santa Sede, que ha trabajado en la NASA y como profesor en la Universidad de Harvard y en el MIT (Instituto Tecnológico de Massachussets) y que en la actualidad divide su tiempo entre el Observatorio del Vaticano y el laboratorio (Specola Vaticana), con sede en la residencia de verano del Papa en Castel Gandolfo, Italia, y el Mt. Graham en Arizona. En los últimos años, ha focalizado gran parte de su tiempo y esfuerzo en un intento de reconciliar ciencia y religión en los foros públicos, específicamente en lo relacionado con el tema de la vida extraterrestre y su potencial impacto en el futuro de la fe. Según informes internos de la santa sede, el Vaticano admite que las sociedades contemporáneas pronto “mirarán a los extraterrestres como Salvadores de la humanidad”

Así que a lo mejor un día aparecen los extraterrestres y declaran que sembraron la vida en este planeta, que han guiado nuestra evolución y que han venido aquí para llevarnos a una nueva edad de oro…

Y por lo visto, la Iglesia Católica les dará su sello de aprobación.

Esto suena muy extraño, pero por lo que vemos, altos cargos del Vaticano dedican muchas horas a pensar en tal posibilidad…

Fuente original: http://thetruthwins.com/archives/vatican-astronomers-ramp-up-their-search-for-brother-extraterrestrial

Una rata de 40 centímetros siembra el pánico en una vivienda de Estocolmo

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix HD/por: Redacción/Con informacion: Ria Novosti

Una gigantesca rata de 40 centímetros sin contar la cola aterrorizó durante días a una familia sueca que tuvo que pedir ayuda al servicio de exterminadores para deshacerse del intruso, informó el diario The Local.

“Jamás hemos visto un roedor de este tamaño”, confesaron los técnicos del servicio después de cazar al animal, que se había instalado en la cocina de una vivienda de Estocolmo tras roer una pared de madera y hormigón.

Todo empezó con un extraño ruido procedente de la cocina que los inquilinos de la casa escucharon a diario durante dos semanas. “En un principio pensamos que era un ratón, pero luego nos dimos cuenta de que un ratón no podía hacer tanto ruido”, relató la madre de la familia.

El misterio se resolvió cuando la mujer, al sacar el cubo de basura de debajo del fregadero, descubrió a la rata. Atónita, no podía creer lo que veía: “Nunca creí que estos monstruos existiesen”.

Posteriormente, el ‘invasor’ se apoderó de la casa, se comió los tubos de suministro de agua del lavavajillas y comenzó a destrozar los muebles. Su ofensiva hizo ‘capitular’ al gato de la familia, que no solo no intentó dar caza al intruso, sino que se escondió en uno de los cuartos y no salió de él durante varios días.

El padre de la familia, que había estado fuera, sufrió un shock al comprobar a su regreso lo que ocurría en casa. Fue él quien llamó a los exterminadores que finalmente lograron atrapar al descomunal roedor.