Exigen se esclarezcan muertes maternas en 4 estados

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix HD/CimacNoticias/Por: Redaccion

CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

SALUD
Exigen se esclarezcan muertes maternas en 4 estados
No hay respuesta oficial ante mala atención en salud: activistas

El Comité Promotor por una Maternidad Segura, el Observatorio de Mortalidad Materna en México y la Coalición por la Salud de las Mujeres exigieron a la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed), a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), y al Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva (CNEGySR), hacer públicos los resultados de sus investigaciones sobre los casos de muerte materna registrados en los últimos meses.
 
En un comunicado, las organizaciones civiles criticaron que hasta el momento no haya una respuesta oficial del gobierno federal en los casos de las mujeres embarazadas que dieron a luz en lugares públicos o en hospitales y que recibieron una mala atención, por lo que exigieron respuestas eficaces sobre las medidas para mejorar la atención en la salud materna y perinatal y de salud sexual y reproductiva, y así prevenir que estos hechos se repitan.
 
Al hacer un recuento de los casos, señalaron el de una mujer amuzga de 16 años de edad, originaria de Guerrero, quien falleció por muerte materna en el Hospital de Ometepec, así como el de una mujer maya de 40 años que falleció junto con sus gemelos al dar a luz en el Hospital H’Oran, en Yucatán. En este último caso, sostuvieron las activistas, “de manera inexplicable” los cuerpos de los gemelos aún no han sido entregados a los familiares.
 
En Oaxaca, una mujer parió en la banqueta, afuera del Hospital General del municipio de Huajuapan de León, y con éste, afirmaron las organizaciones, suman cuatro los casos documentados en el estado en semanas recientes. En Jalisco, tan sólo en enero pasado se reportaron ocho defunciones maternas.
 
Por ello recordaron que es obligación del Estado ofrecer servicios de salud y el acceso a los mismos a todas las mexicanas, incluyendo a las indígenas y a las mujeres en condición de pobreza.
 
“Ante cualquier caso de muerte materna, la Federación tiene la obligación de intervenir de manera inmediata para darle seguimiento y otorgar respuestas oportunas y acordes con la normatividad vigente y bajo un marco de derechos; con la finalidad de tomar acciones que aseguren la no repetición y la reparación del daño a las familias de las mujeres”.
 
Las agrupaciones manifestaron su profunda preocupación de que a un año de cumplirse la fecha establecida para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, continúen presentándose casos de violación a los Derechos Humanos de las mujeres que se hospitalizan para parir y mueren durante ese proceso, así como de las que parieron fuera del hospital o dentro del mismo pero en condiciones antihigiénicas, por las carencias, insuficiencias y mala calidad de la atención de los servicios de salud.
 
Exigieron frenar la muerte materna y fortalecer de manera integral los servicios de salud materna y de salud sexual y reproductiva en el país. 
 
“El derecho a una maternidad elegida y segura es un imperativo del Estado mexicano, siendo un compromiso ineludible ante las mujeres y ante la comunidad internacional; más aún, cuando las instancias de gobierno están discutiendo la agenda de desarrollo y de igualdad después de 2015”, señalaron en el comunicado.
 
Finalmente precisaron que durante 2013 se registraron 108 casos sospechosos de muerte materna en el país, los cuales aún no han sido investigados o dictaminados.

Por pagar con “billete falso” sufrió atropellos del aparato judicial

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix HD/CimacNoticias/Por: Anaiz Zamora Márquez

CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

DERECHOS HUMANOS
Inocente desde el inicio, Esperanza fue violentada por el Estado 
Por pagar con “billete falso” sufrió atropellos del aparato judicial  

Esperanza Reyes Aguillón
Esperanza Reyes Aguillón

El 11 de marzo de 2011, Esperanza Reyes Aguillón –potosina que con escasos recursos y sin un trabajo fijo es jefa de familia– comenzó una batalla contra un sistema de justicia que, como ella dice, “le tapa el ojo al macho”.

Ese día, ella intentó comprar una libreta con un billete de 100 pesos; no se dio cuenta de que era falso y no recordaba en cuál de sus trabajos le habían pagado con él. Por esa cantidad fue aprehendida, sentenciada y llevada a tres penales, uno de ellos el de las Islas Marías.
 
Aun cuando las pruebas en su contra se perdieron, a Esperanza se le negó la posibilidad de defenderse y se le encontró culpable del delito federal de “uso de moneda falsa”. Casi tres años después, el pasado 29 de enero obtuvo el beneficio de libertad anticipada. Ya en su casa, ella relata a Cimacnoticias las injusticias de las que fue víctima.
 
HISTORIA DE POBREZA
 
Desde que nació su segundo hijo, ahora con ocho años de edad, Esperanza se convirtió en jefa de familia. Como “no pudo terminar de estudiar la secundaria”, se empleaba en lo que podía y casi siempre de manera eventual.
 
Meses antes “a su accidente” –como ella llama al incidente del pago con el billete falso–, Esperanza se quedó sin trabajo, ya que la empresa automotriz donde laboraba recortó personal. Así terminó alternando empleos: era trabajadora del hogar y ayudaba en un restaurante.
 
“Esa mañana mi hija me dijo que le habían pedido un cuaderno profesional, yo le prometí que se lo compraría de camino a la escuela, cuando volviera por ella. Me salí un poco antes de la casa para pasar a la papelería y agarre el billete, era lo único que traía conmigo”, cuenta.
 
Antes de llegar por su hija, Esperanza pidió la libreta a “la señora que atendía la papelería” (que en realidad era la dueña del local).
 
“Recibió mi billete y me dijo que la esperara un momento porque no tenía cambio y se salió del local, en su lugar se quedó su esposo; ahora sé que se quedó para vigilarme”.
 
Esperanza no vio a la mujer marcar el billete o exponerlo a la luz, tampoco vio el papel moneda durante todo el proceso legal en su contra.  
 
Esperó por más de cinco minutos por su cambio; al notar que ya era tarde decidió asomarse a la calle para ver si venía la mujer. “Me asomé y no vi a nadie en la calle así que le pregunté a su esposo; como ya era tarde le ofrecí que me devolviera el billete y yo le daba el cuaderno pero no quiso, me dijo que me esperara unos minutos más”.  
 
Después de 15 minutos de haber pedido el cuaderno, Esperanza se vio rodeada de patrullas. “Cuando vi a los policías me espanté y quise salir de ahí, pero el esposo de la dueña me tomó por la espalda y me dijo: ‘No te puedes ir, me quisiste pagar con un billete falso y eso es un delito’.
 
“Cuando por fin logré entender algo de lo que estaba pasando, le supliqué a la dueña que no me hiciera eso, que pensara que tenía dos hijos, pero ella sólo me contestó que eso lo hubiera pensando antes de ser una delincuente”.  
 
Esperanza fue detenida por dos policías, quienes no le dijeron de qué se le acusaba, la trasladaron al Ministerio Público donde tampoco se le explicó el proceso. Pasaron dos horas para que pudiera llamar a su hermana por teléfono.
 
Tras cuatro días de detención fue llevada a los juzgados de la capital potosina, donde finalmente se le informó que estaba acusada del delito de “uso de moneda falsa”. Tuvo que pagar una fianza de dos mil pesos para quedar en libertad, pero cada 15 días debía firmar su libertad condicional mientras el juicio seguía su curso.
 
En un proceso irregular, Esperanza nunca fue llamada a un careo con quienes la acusaron, no presentó pruebas o testigos a su favor pues nunca se los pidieron, tampoco sabe quién acudió a ratificar la denuncia o si el billete formaba parte de la averiguación; nadie le informó cómo se llevaba a cabo su juicio y sólo supo que el proceso había llegado a su fin cuando le dijeron que había sido sentenciada a cinco años de prisión.
 
Respecto al supuesto billete falso, la defensa legal explicó en su momento que no se realizaron los peritajes correspondientes para verificar la autenticidad o alguna investigación judicial para saber si Esperanza tenía más billetes falsificados. Tampoco se comprobó que ella supiera que el papel moneda no fuera auténtico.  
 
LA “JUSTICIA” EN SU CONTRA
 
“Uno de esos días que fui a firmar, el licenciado que supuestamente me defendía me dijo que ya no había nada que hacer, que ya me habían encontrado culpable y en unos días me notificarían que tenía una sentencia de cinco años de prisión”, prosigue Esperanza con su historia.
 
Su abogado de oficio le sugirió que huyera de San Luis Potosí y volviera en cinco años, “cuando el caso ya estuviera archivado”. “No me fui porque yo no soy una delincuente, jamás pensé que iría a parar a la cárcel por un billete de 100 pesos”, aclara.
 
La mañana del 8 de mayo de 2012 mientras se dirigía a la escuela de sus hijos; dos policías la apresaron nuevamente y la llevaron directamente al Centro Penitenciario de La Pila en San Luis Potosí.
 
Asustada y sin entender como había llegado hasta ahí, llamó a su hermana por teléfono para decirle que nuevamente estaba detenida y esta vez sin posibilidad de fianza.
 
Esperanza se resignó y empezó a adaptarse a la vida de las internas. Pero el 25 de noviembre de 2012 le pidieron que recogiera todas sus cosas y se presentara con las custodias.
 
Al llamado le siguieron gritos, golpes y empujones de las policías. Sin explicarle por qué la sacaron del Centro Penitenciario, la subieron a un avión y la trasladaron al penal Del Rincón en Tepic, Nayarit, pues su delito era federal, al igual que el narcotráfico, la trata de personas o el secuestro.  
 
“Compartí mi celda con mujeres de verdad peligrosas, que hasta me daban miedo; yo no entendía por qué estaba ahí, no soy delincuente, nunca he matado a nadie, ni tengo la intención de hacerlo. Decidí no meterme en problemas y no responder a ninguna agresión, me limitaba a hacer lo que se me pedía y no dejaba que nadie se metiera conmigo”.
 
La mujer pasó tres meses sin saber si era de noche o de día, pues en el reclusorio no hay ventanas. El 6 de febrero de 2013 el número de expediente de Esperanza fue nuevamente pronunciado en voz alta. Sería nuevamente trasladada
 
“Días antes me habían sacado fotos y tomado las huellas digitales, cuando pregunté para qué me dijeron que era algo que le faltaba a mi expediente”.
 
“Vamos llegando a Islas Marías, aquí no se hacen preguntas y sólo se responde si señor o no señor”, fue la frase por la que Esperanza se enteró de a dónde había sido trasladada. Fue llevada en avión con los ojos vendados durante todo el trayecto e incluso al llegar a la isla. 
 
“A mi familia le dijeron que era un traslado voluntario, que yo lo había pedido y que ahí estaría mejor, pero eso es mentira. ¿Cómo iba a pedir que me lleven lejos de mi familia? A mí me hubieran dejado en San Luis, al menos ahí me iban a visitar”.
 
“SISTEMA JODIDO”
 
En el penal conoció a mujeres que estaban en condiciones similares a la de ella; muchas purgaban penas por delitos menores, algunas no hablaban español.
 
“En Islas Marías hay muchas como yo, muchas que no son delincuentes; este sistema está jodido y sólo sirve para taparle el ojo al macho, para decir que hacen algo pero los verdaderos delincuentes están en las calles.
 
“Yo la pasé mal por una incompetencia de la justicia, me trataron como si fuera una criminal. Durante los traslados me lastimé la columna y aunque siempre les pedí que me dieran una pastilla o me revisara un doctor, eso nunca pasó y tendré que vivir con el dolor toda mi vida.
 
“En Islas Marías las limitaciones eran mayores; hasta nos prohibieron agarrar a los animales que habitan ahí, nos advirtieron que tocarlos constituía otro delito; a las celdas se metían víboras o alacranes, pero por el miedo de que nos aumentaran las penas ni los espantábamos”.
 
El pasado 19 de enero Esperanza fue nuevamente trasladada al Centro Penitenciario de La Pila. La Barra Mexicana Colegio de Abogados y el abogado José Mario de la Garza Marroquín habían pedido ya el indulto presidencial para la mujer.
 
La solicitud fue presentada por la fundación Renace (dedicada a revisar casos de personas que permanecen en prisión injustamente) y la Barra Mexicana de Abogados, pues la sentencia ya había sido ratificada en todas las instancias correspondientes y al ser delito federal ése era el último recurso disponible.
 
Sin aceptar las violaciones al debido proceso cometidas durante el juicio o las violaciones a los Derechos Humanos en perjuicio de Esperanza, el pasado 29 de enero la Comisión Dictaminadora del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social, de la Comisión Nacional de Seguridad de la Secretaría de Gobernación, aprobó el beneficio de libertad anticipada para la potosina.
 
Desde esa tarde, Esperanza volvió con sus hijos, de ahora 10 y ocho años de edad, quienes permanecieron al cuidado de su tía durante todo este tiempo.
 
Ahora ella está en busca de trabajo y planea poner una estética. Confía a Cimacnoticias: “Quiero contar mi historia para no quedarme callada ante las injusticias, pienso que puede ayudarle a algunas compañeras para que sepan que siempre hay que preguntar lo qué está pasando, alzar la voz y no dejar que este sistema incompetente continúe cometiendo más injusticias”.

Plantea PAN definir “distritos para mujeres”

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix HD/CimacNoticias/Por: Anayeli García Martínez, enviada

CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

POLÍTICA
 Plantea PAN definir “distritos para mujeres”
 Sólo así el partido cumpliría paridad de género: Suárez Ponce

Si para el Partido Acción Nacional (PAN) ha sido complicado cumplir a cabalidad con la cuota de 40 por ciento de candidatas al Congreso, ahora con la reciente promulgación de la reforma político-electoral que obliga a la paridad de género (50 por ciento de postulaciones femeninas), este instituto plantea definir desde ya los distritos en los que las panistas puedan ganar los comicios de 2015.

Guadalupe Suárez Ponce, secretaria de Promoción Política de la Mujer del PAN, propuso que para acatar la paridad en las candidaturas hay que estudiar en qué distritos electorales las mujeres tienen mayores posibilidades de ganar y en cuáles es mejor colocar a candidatos varones.

La dirigente panista conversó con esta agencia sobre las medidas que tomará su partido para fortalecer los liderazgos femeninos, luego de la promulgación de la reforma que eleva a rango constitucional la paridad de género en postulaciones al Congreso de la Unión y los legislativos estatales.

Suárez Ponce reconoció que a su partido le fue complicado cumplir la anterior cuota de 40 por ciento de candidatas mujeres. Y es que –recordó– incluso en 2012 el presidente del PAN, Gustavo Madero, acudió al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para hacer notar a las y los magistrados que a los partidos “no se les podía obligar a lo imposible”.

La justificación de esa resistencia para cumplir la cuota, explicó la panista, es que el partido define sus candidaturas en procesos democráticos.

RESOLVER DESDE AHORA

“(El PAN) es el único partido que practica la democracia interna, es decir, que tenemos procesos internos, y nos cuesta un poco más trabajo definir el tema de género porque no sabes si va a ganar un hombre o una mujer en un distrito; entonces se complica un poco más la definición”, sostuvo.

Por ello insistió en que es mejor definir desde ahora “distritos de mujeres y hombres”, para que en determinados lugares sólo se promuevan candidaturas femeninas en los procesos internos. “Ya la mujer está preparada, lo que a veces pasa es que no está decidida”, acotó.

Suarez Ponce resaltó que la modificación al artículo 41 constitucional para introducir la paridad no fue una “concesión graciosa” del gobierno, sino el resultado de un esfuerzo de la sociedad civil organizada y de mujeres y hombres comprometidos con la igualdad de oportunidades y la no discriminación.

Aclaró que si bien sería deseable empezar ya a definir los distritos donde las mujeres serán las candidatas, la estrategia final será de la próxima dirigencia del partido que puede quedar en manos nuevamente de Gustavo Madero, o renovarse con Juan Manuel Oliva, Ernesto Cordero o Josefina Vázquez Mota.

Por ahora, apuntó, hay un primer avance al interior del partido con la reforma de diciembre 2013 a los estatutos a fin de que todos los comités directivos de Acción Nacional tengan una cuota de género 60-40, ya que desde ahí se debe dejar a las mujeres decidir si quieren participar en política y en caso de que acepten, “enseñarles a competir”.

ÉTICA PANISTA

Al hacer un balance sobre las estrategias a favor de la participación política femenina, Guadalupe Suárez Ponce señaló que el PAN implementó escuelas de mujeres líderes donde se forma a todas aquellas que quieran ser diputadas, alcaldesas, síndicas o gobernadoras.

En esos centros de formación también se dan herramientas para que las militantes tomen la decisión de ser o no candidatas, o bien pueden tomar los cursos de las escuelas de mujeres estrategas de campaña, que son para aquellas que en realidad no buscan una candidatura sino cargos paralelos.

Y es que a decir de la panista, las coordinadoras de campaña deben conocer las instancias electorales, manejar medios de comunicación, qué mensajes colocar y saber con qué lideres reunirse, entre otras habilidades, que las visibilizan para en el futuro ocupar otras áreas de gobierno o cargos como “oficiales mayores o tesoreras”.

Entre los cursos que se imparten están marketing político, campañas en medios y entre la ciudadanía, imagen, estrategia electoral y ética panista. Esta última asignatura es para que una vez en el cargo, las mujeres promuevan legislaciones o políticas públicas acordes a los valores partidistas.

Cabe destacar que las legisladoras panistas se han caracterizado por ser contrarias a temas como la maternidad libre y voluntaria, los derechos sexuales y reproductivos, y los matrimonios entre personas del mismo sexo.

Por ejemplo, en la Legislatura federal pasada la ex diputada Paz Gutiérrez Cortina, integrante de la organización A Favor de lo Mejor, en varias ocasiones propuso reformar la Ley General de Salud para evitar el uso del condón y proteger a la mujer embarazada y al feto.

Sin embargo, también hay casos de panistas que defienden los derechos femeninos, como la diputada zapoteca Eufrosina Cruz y la senadora Rosa Adriana Díaz Lizama, quienes han pugnado por la protección de las garantías político-electorales de las mujeres en municipios regidos bajo el principio de usos y costumbres.

RECURSOS PARA CAPACITACIÓN

Una forma de fomentar los liderazgos femeninos está en el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe), que mandata que cada partido asigne el 2 por ciento de su presupuesto para la capacitación femenina. Pero desde que en 2008 se detectó que estos recursos no se ejercían de manera correcta, la autoridad electoral formuló reglas más exigentes.

En julio de 2011 el Instituto Federal Electoral (IFE) aprobó por unanimidad diversas reformas a su Reglamento de Fiscalización, para obligar a los partidos a transparentar ese 2 por ciento, que de acuerdo con Suárez Ponce ha dado más control al área de Promoción Política de la Mujer que anteriormente no tenía poder de decisión sobre esos montos.

De acuerdo con información del IFE, en 2013 el PAN recibió 16 millones 655 mil 921 pesos para organizar talleres, cursos y publicaciones dirigidos a las militantes.

Información es clave contra la mutilación genital femenina

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix HD/CimacNoticias/Por: Gloria López

CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

INTERNACIONAL
Información es clave contra la mutilación genital femenina
Mujeres africanas toman conciencia y combaten flagelo

Jeniffer Chepochepunyo Kibon es una de las madres de la zona de Marigat (Kenia) que decidió no mutilar a sus hijas, y Janet Naningoi Tumer es una joven keniata que se negó a sufrir la ablación.

Ahora ambas luchan contra la mutilación genital femenina y los matrimonios forzados en su país. Y lo hacen con la ayuda de mujeres como Tabitha Parteneu, encargada del proyecto de prevención de la ablación que la organización humanitaria World Vision realiza en Marigat.

Se enfrentan a una tradición cultural que cada año es responsable de que en África 3 millones de niñas sufran la extirpación parcial de sus genitales externos, con dramáticas consecuencias físicas y psicológicas.

En entrevista en Madrid, Jennifer y Janet compartieron su testimonio de lucha y de liberación.

La mutilación genital femenina es una práctica que, a todas luces, se reconoce como una violación de los Derechos Humanos de las niñas, adolescentes y mujeres y que refleja cuán profunda es la discriminación hacia las niñas y mujeres en los países en los que se practica.

Aunque no se sabe con certeza el origen de esta práctica, en pleno siglo XXI la ablación se realiza en 28 países africanos a pesar de que en 20 de ellos está penalizado. También se practica en algunos países del Medio Oriente y Asia, y en más de 12 países industrializados con población inmigrante con esta tradición.

Según datos de 2010 de la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre 100 y 140 millones de niñas y mujeres en todo el mundo han sufrido una forma de ablación o mutilación genital, de los cuales alrededor de 91 millones son africanas menores de 9 años.

De acuerdo con cifras de Naciones Unidas, cada año 3 millones de niñas en África están en alto riesgo de sufrir la mutilación genital.

A propósito del Día Mundial de Tolerancia Cero contra la Ablación, que se conmemora este jueves 6 de febrero, y como parte de la campaña www.stopablacion.org, World Vision y el Centro Médico Dr. Palomo organizaron una jornada informativa sobre las consecuencias vitales, emocionales y médicas que tiene tal práctica.

Para ello invitaron a estas tres mujeres keniatas que en un momento de su vida fueron conscientes de los peligros de la ablación, y de que “las mujeres también tenemos derechos”.

Ignacio Palomo, médico especialista en ginecología y obstetricia, explicó las consecuencias de esta práctica que por lo general, además, se realiza en condiciones higiénicas deficientes, utilizando medios que van desde una navaja, una cuchilla, una lata, un vidrio roto o cualquier otro objeto que permita cortar.

Posteriormente, a la herida se le colocan ungüentos, leche, ceniza, hierbas u otros elementos supuestamente cicatrizantes.

Las consecuencias dependen del tipo de operación, de si se realizó en condiciones de esterilidad óptimas, de las habilidades de la persona que la realiza –generalmente una partera–, y del estado de salud de la niña cuando es mutilada.

Dolores, hemorragias, infecciones que pueden resultar mortales, transmisión de hepatitis o Sida, infecciones de orina, dislocación de huesos (por la fuerte presión que ejerce el adulto que sujeta a la niña durante la operación), dolor y lesiones durante las relaciones sexuales, esterilidad, dificultad para parir, fístula (con la consecuente incontinencia urinaria e incluso fecal), dolor menstrual, problemas de riñón, entre otras afectaciones, son bastante habituales.

El doctor también explicó que desde el punto de vista psicológico, las mujeres a las que se les practica la ablación sufren nerviosismo, ansiedad, irritabilidad, depresión, inhibición de la libido, insensibilidad y trastornos de personalidad.

EDUCACIÓN

“Todos somos corresponsables”, dijo Palomo, “y cortar de raíz esta práctica tiene que ver con la educación. Hemos comprobado que cuando las mujeres tienen acceso a una cultura diversa, empiezan a bajar las mutilaciones”.

Los testimonios de estas mujeres verifican la tesis del médico. Fue a través de la educación que tuvieron conocimiento de las nefastas consecuencias que la ablación tenía sobre ellas y también de sus derechos como mujeres.

“Tengo derecho a decir no a una práctica que perjudica mi vida”, afirmó categórica Jeniffer Chepochepunyo Kibon una de las madres de la zona de Marigat (Kenia) que decidió no mutilar a sus hijas. Para ello, tuvo que enfrentarse a su esposo y pedir ayuda al jefe de su tribu para que le permitiera hablar con la gente y generar conciencia.

También la joven Janet Naningoi Tumer fue consciente de sus derechos a través de la información que le llegó por parte de su profesor. Fue rechazada por su familia por negarse a sufrir la mutilación y apoyada por World Vision se propuso estudiar y trabajar para que otras mujeres siguieran su ejemplo.

“Es necesaria una labor intensa de concientización en las comunidades”, aseguró Tabitha Parteneu, que trabaja desde hace seis años en Marigat, al oeste de Kenia, donde es directora del proyecto de prevención de la ablación de World Vision.

En su intervención explicó cómo trabajan para desterrar las prácticas culturales dañinas que incluyen tanto la ablación como los matrimonios forzados a edades tempranas. Y es que la ablación está ligada al derecho al matrimonio, a la capacidad para participar en determinadas ceremonias sociales, e incluso al derecho a ser heredera en el caso de que el marido muera.

“Hablamos con las niñas y niños y les pedimos que nos ayuden a difundir la información; nos dirigimos también a las matronas, para que dejen de practicar la ablación y se conviertan en activistas con nosotras y ayudamos también a las niñas que se escapan de sus familias, ofreciéndoles los llamados Centros de Rescate, donde se realiza un trabajo orientado a la reconciliación entre la niña y la familia”, contó Tabitha en rueda de prensa.

World Vision lleva varios años con proyectos de prevención de la ablación o mutilación genital femenina en países como Kenia, Malí o Somalia.

Se trata de programas para explicar a las comunidades las consecuencias que la ablación supone para la salud física y psicológica de las niñas, y para desterrar prejuicios y mitos que sostienen esta práctica.

Susana Oliver, directora de proyectos de la organización en España, pidió colaboración para conseguir apoyo a estos proyectos. La organización creó el sitio www.stopablación.org para brindar información y apoyar a la erradicación de este flagelo.

COLUMNA INVITADA: Cristal de Roca * El Tren de la Libertad

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix HD/CimacNoticias/Por: Cecilia Lavalle

COLUMNA: Cristal de Roca El Tren de la Libertad

CIMACFoto: César Martínez López
CIMACFoto: César Martínez López

Un puñado de mujeres decidió viajar en tren. Viajar para entregar formalmente una protesta. Ese puñado se convirtió en una marea. La marea violeta le llaman (color asociado con el feminismo o, lo que es lo mismo, con la lucha por defender los derechos de las mujeres). Y ese tren pasará a la historia como el “Tren de la Libertad”.

En España decenas de miles de mujeres y hombres se volcaron el sábado pasado a las calles para exigir se dé marcha atrás a un proyecto que modifica la Ley de Aborto vigente desde 2010.

Esta propuesta legal es la más restrictiva desde la época del franquismo. De hecho, es más restrictiva que la mexicana, que ya es decir.

La propuesta elimina el derecho de las mujeres a decidir libremente sobre el aborto antes de las 14 semanas de gestación (como se permite desde 2010), así como la posibilidad de interrumpir el embarazo en caso de malformación fetal. Y deja sólo dos causales: por violación y que esté en grave riesgo la salud física o psicológica de la madre.

Pero incluso ante estas dos causales, las trabas burocráticas hacen que, en los hechos, sea muy complicado interrumpir un embarazo no deseado.

Impulsada por el ministro de Justicia español, Alberto Ruiz Gallardón, la propuesta fue aprobada durante el periodo vacacional de diciembre.

Pero cuando se terminaron las vacaciones muchas mujeres pasaron del estupor a la acción para echar abajo esta iniciativa.

El grupo Tertulia Feminista de les Comadres y Mujeres por la Igualdad de Barredos en Pola de Laviana, ambas en Asturias, comenzaron a organizarse para ir a Madrid a entregar un documento de rechazo absoluto a esta reforma. Y de eso a la unión de otros grupos de mujeres, de hombres, de partidos políticos, de sindicatos, sólo hubo un paso.

Y así, el sábado 1 de febrero, varios grupos de mujeres llegaron a Madrid en el “Tren de la Libertad”. Ahí les esperaban decenas de miles de mujeres y un número inusualmente alto de hombres, que marcharon al Congreso de los Diputados para entregar el documento “Yo decido”, expresar su total rechazo a la ley y exigir la dimisión de Gallardón.

Mujeres de otros países de la Unión Europea, en solidaridad con las españolas, organizaron marchas en distintas ciudades. Actualmente en Bélgica, Italia, Alemania, Portugal y Francia las mujeres pueden abortar libremente durante las primeras semanas de gestación.

Son varios los argumentos contra la ley, además de la evidente violación a los derechos de las mujeres de decidir libremente lo que debe o no suceder en su cuerpo.

Uno de ellos tiene que ver con la profunda injusticia social que implicará esta reforma. Porque mujeres con recursos económicos podrán viajar a cualquiera de los países donde el aborto es libre. Las otras pondrán en riesgo su vida con abortos inseguros.

En algunas mantas exhibidas en la manifestación se leía: “Nosotras parimos, nosotras decidimos”, “Madres y padres libres”, “Mi cuerpo es mío”, “La mujer decide, la sociedad respeta, el Estado garantiza, las iglesias no intervienen”.

No se ha dicho la última palabra. Pero tres cosas me quedan claras: 1) Tratándose de los derechos de las mujeres, tenemos que defender cada paso. O, como diría la filósofa española Amelia Valcárcel, tenemos que desyerbar el camino continuamente. 2) Los sectores más conservadores van por colocarnos de nuevo en la Edad Media. 3) Si la física no se equivoca, a fuerza igual hay que oponer otra igual o superior.

Y más vale tomar aliento, unir esfuerzos entre las mujeres y los hombres con convicciones de justicia y democracia. Porque todo indica que el camino que viene es largo y cuesta arriba.

Apreciará sus comentarios: cecilialavalle@hotmail.com.

*Periodista y feminista en Quintana Roo, México, e integrante de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género.