Jornaleras se defienden de las violaciones a sus derechos

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/CimacNoticias/por: Lizbeth Ortiz Acevedo, enviada


CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

REPORTAJE
LA OTRA RUTA MIGRATORIA
Jornaleras se defienden de las violaciones a sus derechos
En campos agrícolas de Sinaloa tejen redes de apoyo

Imagen retomada del sitio healthylifez.com
Imagen retomada del sitio healthylifez.com

En esta entidad las mujeres demuestran que tras vivir un proceso migratorio llegan a mejorar sus condiciones de vida luego de obtener una oportunidad laboral, lo que las impulsa a formar redes para hacer valer los Derechos Humanos (DH) de las comunidades donde se asientan.

Así lo demuestra Amalia Lópes, quien llegó en 1959 a los campos agrícolas de Sinaloa cuando tenía apenas 11 años y ahora preside la agrupación civil Comisión de Derechos Humanos de Villa Juárez, con logros significativos a favor de las jornaleras, quienes son un porcentaje representativo de la mano de obra en el sector rural.

Según datos de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), las mujeres constituyen entre 40 y 70 por ciento de la mano de la obra agrícola en los países en desarrollo, pero afrontan severas condiciones de desigualdad.

Lópes, quien provenía de Cosalá, municipio a 160 kilómetros de Culiacán, capital del estado, relató que al llegar con su madre a estos campos comenzaron a trabajar como jornaleras y durante 20 años desempeñó esta actividad, pero ahora a través de su organización hace valer los DH de esta comunidad conformada principalmente por inmigrantes.

Según el Instituto Sinaloense de la Mujer (ISM), la población inmigrante proviene de ocho municipios o 490 localidades de la entidad, descritas como “expulsoras” debido a la cantidad de personas que abandonan este lugar para buscar fuentes de empleo, pero además llegan de entidades como Guerrero, Oaxaca y Veracruz, y lo hacen durante todo el año aunque en octubre y abril aumenta la solicitud de mano de obra.

Amalia pertenece al grupo de mujeres identificadas por el ISM como migración interna del estado, por lo que su titular, Elizabeth Ávila, dijo a Cimacnoticias que a su llegada ellas enfrentan hacinamiento y las niñas son víctimas del trabajo infantil, lo cual es “muy difícil de erradicar”, aseveró.

Lópes explicó que debido a las condiciones en las que los dueños de los campos las hacían trabajar, algunas de ellas comenzaron a enfermar de leucemia por el contacto con agroquímicos que estaban prohibidos para seres humanos, lo que derivó en una intoxicación masiva, situación que la llevó a emprender una lucha para erradicar esa situación, lo que finalmente logró.

Amalia recordó que las avionetas fumigadoras pasaban por encima de ellas al momento de estar trabajando la tierra, lo que contribuyó a que la gente enfermera y perdiera la vida.

Y aunque fue víctima de algunas agresiones, ella continuó con su labor que comenzó a ser reconocida no sólo por la comunidad de Villa Juárez, sino también por funcionarios e instancias de gobierno.

Lópes comentó que aunque no pensaba quedarse en Villa Juárez, ella y su familia comenzaron a trabajar como jornaleras y ante la serie de abusos que enfrentaron organizaron una huelga luego de que los empleadores les exigieron que trabajaran más surcos por el mismo salario.

Amalia relató que Villa Juárez creció sin control, ya que pasó de ser un corredor habitacional compuesto por dos ejidos y tres campos agrícolas, a tener 56 colonias conformadas principalmente por indígenas de otros estados.

Esta población acude a la Comisión de Derechos Humanos que ella preside para recibir asesoría a través de intérpretes ante casos de violencia laboral, intrafamiliar o de pareja.

Amalia advirtió que las mujeres de esta zona siguen siendo víctimas de violencia y de falta de oportunidades, pese a que con su trabajo obtienen lo que en sus comunidades de origen no encontraron. Lo que no se ha transformado es que alguna de ellas sea dueña de su propia tierra, criticó.

En octubre pasado el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que sólo el 5 por ciento de las trabajadoras del campo son dueñas de sus tierras, aunque ellas sean quienes producen más de la mitad de los alimentos en México.

Ejemplo de ello es Margarita, jornalera oaxaqueña de 57 años y quien ya logró construir dos casas: una en Villa Juárez –donde laboró casi toda su vida–, y otra recientemente en Hermosillo, lugar a donde emigró hace no más de dos años para continuar trabajando como jornalera, ya que por su edad ya no se lo permitieron en Sinaloa.

O Francisca, otra mujer jornalera quien a pesar de una historia de violencia, huir de un matrimonio forzado en el que la habían intercambiado por ganado y 3 mil pesos, logró trabajar en los campos de Villa Juárez, decidir sobre su vida y otorgarle a sus cuatro hijos vivienda y alimentación, y a ella preparación académica, al concluir recientemente su secundaria.

Hoy, esta joven jornalera comenta que ya exige sus derechos en caso de presentarse algún tipo de abuso tanto a ella como a alguna de sus compañeras, porque dijo que ya no se puede quedar callada, aprendió a mirar de frente a las personas, independizarse y expresarse libremente.

Mercedes Olivera y la construcción del feminismo indígena


STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/CimacNoticias/por: Itandehui Reyes Díaz, enviada


CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

ENTREVISTA
PRIMERA DE DOS PARTES
Mercedes Olivera y la construcción del feminismo indígena
Persiste represión de la sexualidad entre mujeres de Chiapas

Mercedes Olivera Bustamante | Foto: Clara Ruiz de los Santos
Mercedes Olivera Bustamante | Foto: Clara Ruiz de los Santos

Mercedes Olivera Bustamante es antropóloga, pensadora feminista y precursora del trabajo de base con mujeres indígenas.

Desde la trinchera del Centro de Derechos de la Mujer de Chiapas ha impulsado la formación de indígenas en Derechos Humanos (DH), vital herramienta para fortalecer sus luchas.

El escenario es el Centro Indígena de Capacitación Integral Fray Bartolomé de Las Casas-Universidad de la Tierra Chiapas (Cideci-Unitierra). Mercedes comparte su palabra humilde y certera, como una abuela sabia a quien no nos cansamos de escuchar.

En esta primera entrega de la entrevista con Cimacnoticias nos relata sus experiencias sobre las dificultades y avances que han tenido las mujeres indígenas en sus luchas, y el feminismo de cosmovisión indígena, sobre todo su concepción del cuerpo.

EL CUERPO PROHIBIDO

–Cimacnoticias (CN): En su experiencia de trabajo con las comunidades indígenas ¿cómo se aborda lo que nosotras conocemos como derechos sexuales y reproductivos?

–Mercedes Olivera (MO): Para las mujeres indígenas es un tema muy difícil, nos ha costado mucho. Recuerdo que hicimos un taller sobre el cuerpo con las mujeres refugiadas guatemaltecas y sucedió que los folletos con los que trabajamos los vieron los hombres y entonces obligaron a quemarlos.

“Otra experiencia: en Chilón, con mujeres tzeltales, empezamos hablando de las diferencias entre mujeres y hombres cuando nace un bebé. Era muy difícil para ellas pronunciar en su lengua los nombres que se le dan a los órganos sexuales.

“Esto está ligado a cuestiones introducidas desde hace mucho tiempo junto con la religión católica, la forma de prohibir, de ver y sentir el cuerpo. Ha sido un tema al que llegamos después de mucho tiempo, después de sensibilizar a las mujeres de otros derechos, como el derecho a la tierra o derecho a una vida digna, como dicen las zapatistas.

“Para entrar al ámbito de lo personal empezamos hablando de los sentimientos, de las tristezas, llegar a la conciencia del cuerpo, hasta los derechos para decidir cuántos hijos tener, con quién y cómo.

“En el pensamiento indígena algunas personas lo llaman pensamiento circular; yo le llamo pensamiento colectivo. El ‘Yo’ para las mujeres implica un camino muy distante, hay que cruzar por la comunidad, por la familia, por los hijos, por el marido, hasta llegar a su identidad femenina.

“Esto realmente nos ha llevado a la construcción de un feminismo muy diferente. Se puede empezar el trabajo por los derechos sexuales, los derechos reproductivos, al aborto, el derecho a la opción sexual, pero nosotras tenemos un trabajo totalmente al revés: partimos de la violencia sistémica, de la violencia económica y poco a poco nos vamos acercando a la individualidad”.

–CN: ¿Ha podido conocer la cosmovisión de las mujeres indígenas sobre la sexualidad en temas como el placer, por ejemplo?

–MO: He trabajado poco la ideología del cuerpo; las mujeres dicen “siento bonito, siento agradable”, pero el concepto nuestro de placer yo no lo identifico en su ideología ni en su lengua.

“Hasta hace poco, en algunas comunidades el matrimonio era arreglado por los padres, hay un intercambio de regalos, estos regalos se vuelven mercancía y con el tiempo se vuelve el precio de la novia.

“Ahora con la influencia de la cultura occidental aparece la figura del noviazgo, hay más contacto físico. Antes besarse en público era extrañísimo ahora se ven en la ciudad a parejas de indígenas tomados de la mano, abrazados y besándose.

“Identifico que muchas mujeres viven el cuerpo, la sexualidad, todavía con una gran represión, con toda la concepción de que el sexo es pecado y es para tener hijos, para cumplirle al marido, pero no como una satisfacción personal física. Esto hay que tomarlo con reservas porque es probable que haya cambiado recientemente”.

AUTODETERMINACIÓN COLECTIVA

–CN: ¿Cómo le llama a este feminismo (el que trabaja con las mujeres indígenas)?

–MO: Feminismo campesino, popular, feminismo indígena. Teóricamente no está totalmente claro qué es el feminismo indígena. Me ha tocado estar en reuniones con indígenas que se dicen feministas y es interesante cómo repiten el discurso occidental en su lengua, para mí eso no es feminismo indígena.

“Es muy interesante la discusión sobre lo que llamo la ‘individuación’. Los conceptos occidentales parten del individuo y sobre todo nuestro feminismo occidental positivista que parte del individuo, un individuo excluyente, que ha excluido históricamente a las mujeres.

“En el planteamiento de las compañeras indígenas se trata de derechos colectivos. Hemos discutido con Celia Amorós, quien plantea que los colectivos son contrarios a la autodeterminación feminista. Pero nosotras hacemos análisis de la realidad para hacer esta interpretación de lo colectivo. No es lo mismo el individualismo característico de la sociedad occidental a lo que yo llamo ‘individuación’.

“No se trata de anular el individuo, sino que se reconozca que el colectivo está hecho de diferentes personas. La ‘individuación’ implica este reconocimiento colectivo de la existencia de lo individual  No se pueden hacer colectivos si no hay este reconocimiento y respeto a las autodeterminaciones. También se trata de llegar a la autodeterminación, pero que se genere en colectivo.

“El feminismo indígena tiene que ser un proyecto de construcción partiendo de estas concepciones del mundo indígena, de las identidades colectivas, identidades que sí hay que transformar puesto que algunas son muy excluyentes, sexistas y discriminadoras con las mujeres. Pero también hay cosas dentro de las colectividades indígenas que occidente debe aprenderse, como la solidaridad y las redes familiares de apoyo”.

–CN: ¿Qué hay con estas jóvenes de las nuevas generaciones que salen de la comunidad y vienen a la ciudad? De alguna forma en las comunidades se les sigue viendo como transgresoras…

–MO: Siento que hay un cambio de valores pero también una plataforma para los abusos hacia las jóvenes indígenas. Hay casos de feminicidio de jóvenes indígenas que han sido asesinadas aquí en San Cristóbal por pretendientes de la comunidad.

“Que una mujer venga a la ciudad es cuestionado; les dicen que lo único que quieren es buscar hombre, que son ‘putas’. Empiezan hostigándolas y acaban asesinándolas no sin antes violarlas de forma múltiple por jóvenes drogados y alcoholizados.

“Esta violencia tiene en el fondo una dosis de racismo hacia las indígenas. Esto lo hemos vivido en la Universidad y me causa mucha rabia. Las jóvenes vienen y descubren un mundo y no tienen las formas de medir el peligro.

“Otro problema en la Universidad con las jóvenes es una fuerte discriminación, incluso maestros que las reprueban porque son indígenas; dicen que no tienen capacidad para entender. En el fondo tiene algo de realidad, no es para justificar la discriminación pero la lógica y lenguaje del pensamiento indígena es muy diferente al nuestro, hay mucho problema para entender los conceptos abstractos de nuestras ciencias.

“Me ha tocado dar clase y tengo que tener el diccionario al lado, me doy cuenta que lo están entendiendo de manera diferente de acuerdo a su cosmovisión. Esto también es discriminación, esto implica que no ha habido una interculturalidad porque no se ha trabajado con ellos los códigos de nuestra cultura para que puedan acceder a ellos”.

Encarcelan a mujeres que votaron por candidata indígena


STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/CimacNoticias/por: Citlalli López, corresponsal

CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

POLÍTICA
Encarcelan a mujeres que votaron por candidata indígena
Alcalde de Ozolotepec, Oaxaca, inicia campaña de intimidación

La autoridad municipal de San Francisco Ozolotepec, encabezada por Baltasar Martínez, encarceló y multó a cinco mujeres, e inició represalias contra quienes votaron por la indígena zapoteca Jacinta Aragón, durante la reposición de los comicios el pasado 4 de diciembre.

El ayuntamiento asentado en la Sierra Sur de Oaxaca se vio obligado a realizar nuevas elecciones tras las impugnaciones por parte de las agencias municipales, para lograr el respeto a su derecho a votar y ser votados y para respetar el derecho de las mujeres a ser electas como autoridades.

Sin embargo, durante el proceso de reposición mandatado por el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO), el edil Baltasar Martínez y sus allegados intimidaron y amenazaron a la población de la cabecera municipal para postular a un candidato único y garantizarle todos los votos.

De esta manera se aseguraron 470 votos de la cabecera para el candidato Filiberto Gallardo y cinco para Jacinta Aragón. Mientras que en las agencias San Juan Guivini y San José Ozolotepec, hubo 428 votos a favor de la indígena. En suma una ventaja de 37 sufragios para Gallardo.

A través de diversas fuentes, Jacinta Aragón detectó irregularidades cometidas por el alcalde para mantener el control del municipio. Por ejemplo, dijo, Martínez mandó a credencializar a personas ajenas a Ozolotepec y les permitió votar con la ficha de trámite. De igual manera logró votantes con credenciales vencidas.

Las irregularidades están siendo documentadas por Jacinta Aragón para darlas a conocer a la opinión pública.

Luego de los comicios, la autoridad municipal inició represalias contra quienes impulsaron la candidatura de Jacinta y votaron por ella.

Baltasar Martínez indagó quiénes fueron las cinco personas que votaron por Jacinta para encarcelarlas durante una noche y multarlas con más de mil pesos. Las mujeres encarceladas evitaron denunciar los hechos por el temor a represalias.

“Persiste también una discriminación a las personas de las agencias. Cualquier apoyo que van a pedir a la cabecera municipal les dicen: vayan con Jacinta, ustedes votaron por ella, ella les tiene que solucionar sus problemas”, relató Aragón.

La mujer mostró su preocupación por la marginación que pudiera ejercer la autoridad municipal en contra de las mujeres y los adultos mayores de las agencias municipales, que tienen que ir a la cabecera para recibir su apoyo del programa Oportunidades.

Cabe recordar que el alcalde de San Francisco Ozolotepec rechazó la participación de Jacinta como candidata a la presidencia municipal por el simple hecho de ser mujer.

“Aquí ninguna vieja me va a venir a decir lo que tengo que hacer. Yo aquí soy el presidente, soy la autoridad”, respondió el edil cuando Jacinta, licenciada en administración municipal, reclamó sus derechos políticos.

Canal Matrix HD: Los números en 2013

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/por:Redacción

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2013 de este blog.

Aquí hay un extracto:

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog ha sido visto cerca de 27.000 veces en 2013. Si fuera un concierto en el Sydney Opera House, se se necesitarían alrededor de 10 presentaciones con entradas agotadas para que todos lo vean.

Haz click para ver el reporte completo.

GRACIAS POR VISITAR ESTE PORTAL DE NOTICIAS Y NOS VEMOS EN 2014

Canal Matrix HD   RadioActivo 3.0   Matrix Noticias HD   RevistaZona2050

Agencia de Noticias Matrix