Comunidades de Puebla denuncian el avance sin autorización, de obras mineras e hidroeléctricas

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/Por: Redacción

Puebla, Puebla, a 1 de julio del 2013

A los medios de comunicación, Diferentes niveles de gobierno Y sociedad civil en general

Venimos del Consejo Tiyat Tlali, conformado por organizaciones muy diversas que trabajamos en la Sierra Norte de Puebla desde la educación formal y no formal, el desarrollo comunitario, la investigación social, el turismo comunitario, el empoderamiento y exigibilidad de los derechos sociales, políticos, económicos, sociales, culturales y ambientales.

Hace ya más de un año, comenzamos a escuchar y compartir inquietudes con las comunidades donde vivimos y trabajamos pues supimos que se llevarían a cabo proyectos hidroeléctricos y mineros. Nos sumamos a la cotidiana lucha por defender la tierra que han emprendido hombres y mujeres nahuas y totonacos en sus localidades. Nos pusimos la tarea de informarnos y de conocer la experiencia de hombres y mujeres de otros estados y países que tienen las mismas amenazas.

En este camino, algunas localidades han mantenido diálogos con sus autoridades, otras han tenido que detener maquinaria y visitas de empresas pues quienes las representan han hecho caso omiso a solicitudes de información y al rotundo rechazo a los proyectos de muerte.

Nuestra preocupación crece cada día pues las empresas y gobiernos nos dicen que traerán desarrollo para nuestros pueblos, pero la manera de ignorar nuestras palabras y de avanzar sobre nuestras tierras es sumamente violenta y atenta contra nuestros derechos y nuestras propias decisiones.

Esto se ha agudizado los últimos meses. El periodo electoral aparentemente mantuvo a empresas y autoridades distantes de las comunidades y los proyectos, sin embargo, en las últimas semanas hemos notado un avance en los proyectos de Santa Catarina, Tulictic y Zautla. En el primer caso, las autoridades niegan que la brecha abierta sea para el proyecto hidroeléctrico, pero los habitantes reconocen la maquinaria y personal, que son los mismos que fueron rechazados en Ignacio Zaragoza. En el segundo, la Manifestación de Impacto Ambiental fue aceptada por la SEMARNAT, incluso cuando las 32 localidades del municipio expulsaron a la minera China, haciendo a su presidente municipal respaldar este proceso mediante un acta de asamblea. Finalmente, la empresa poblana Gina, antes IngDeshidro, presume que comenzará a trabajar en la hidroeléctrica San Antonio una vez que pasen las elecciones. Esto cuando el municipio de Zoquiapan cuenta también con un acta de asamblea donde rechaza el proyecto y la localidad de San Antonio evitó que la empresa realizara visitas y se negaron a vender sus terrenos.

Denunciamos:

-El avance de los proyectos mineros hidroelétricos mientras el gobierno federal mantiene un diálogo mediante el Comisionado para el Diálogo con los Pueblos Indígenas, Jaime Martínez Veloz, pues en todos los encuentros se le hizo saber de manera verbal y escrita el rechazo de los proyectos que han avanzado.

-Se han violentado las decisiones de rechazo a proyectos mineros e hidroeléctricos sustentadas en actas de asamblea, en plantones y en la negativa a vender las tierras. Además de que se existe poca información sobre la situación de dichos trabajos hacia las comunidades y se ha violado su derecho a la consulta previa, libre e informada.