Piden que reforma migratoria tome en cuenta a las inmigrantes

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/CimacNoticias/Por: Anaiz Zamora Márquez

CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

INTERNACIONAL
Piden que reforma migratoria tome en cuenta a las inmigrantes
Aprobación de ley en EU beneficiaría a 5 millones de mujeres

México, DF, 17 jun 13 (Cimacnoticias).- El Senado de Estados Unidos inició hoy el debate sobre el proyecto de reforma migratoria, el cual podría conceder la estancia legal a más de 5 millones de mujeres inmigrantes.

Presentado en abril pasado, el “Proyecto de Ley para Seguridad Fronteriza, Oportunidad Económica y Modernización Migratoria” (Proyecto S744) fue elaborado por un grupo bipartidista de ocho senadores, y establece entre sus planteamientos la legalización, en un plazo de 10 a 13 años, de las mujeres y hombres sin documentos oficiales que ingresaron a EU antes de 2012 y que cumplen con ciertos requisitos.

Según cifras oficiales, en EU radican 11 millones 500 mil migrantes –en su mayoría de América Latina–, y de los cuales 51.1 por ciento son mujeres.

Aprobado previamente por el Comité Judicial del Senado, el proyecto cuenta con el respaldo del presidente estadounidense, Barack Obama, quien hoy llamó al Senado a aprobar la reforma antes de que concluya el verano.

Una vez iniciado el debate sobre la reforma migratoria, el grupo de senadores que apoya el proyecto deberá conseguir al menos 60 votos para aprobarlo en lo general, y posteriormente los debates se centrarán en las “enmiendas” (propuestas de adición o reemplazo de artículos), por lo que el periodo de discusión podría extenderse incluso por meses.

Organizaciones civiles estadounidenses que defienden los Derechos Humanos (DH) de la población inmigrante reconocen que la reforma representa un avance para las mujeres que no cuentan con documentos de estancia legal, y que por tanto ven limitado su acceso a servicios públicos.

Pero al mismo tiempo consideran que existen puntos pendientes para garantizar el pleno respeto a sus DH, y que hay mujeres inmigrantes que no se beneficiarían con el proyecto original.

Por ejemplo We Belong Together, organización que impulsa una reforma migratoria que incluya las necesidades de las mujeres, ha señalado en múltiples ocasiones que las inmigrantes que radican en EU juegan diversos roles sociales que deben ser considerados en el planteamiento de la iniciativa de ley.

Apunta que a menudo las inmigrantes son madres, cuidadoras y  trabajadoras –comúnmente empleadas del hogar o en el sector servicios–, y además tienen entre sus funciones principales cuidar y “mantener junta a la familia”.

We Belong Together advierte que el proyecto inicial no contempla las visas de trabajo doméstico y que para acceder a la estancia provisional de residencia (primer paso para la ciudadanía estadounidense) se deben pagar los impuestos correspondientes a los años que se haya habitado en el país.

Sin embargo muchas mujeres no reciben ingresos por las labores que realizan, pues son empleos no remunerados, o en su caso los salarios son muy bajos, por lo que no tendrían los recursos necesarios para cubrir las cuotas impuestas.

De acuerdo con cifras de la Comisión de Mujeres Refugiadas (WRC, por sus siglas en inglés), la mayoría de las inmigrantes trabajadoras se concentran en las ciudades de Nueva York, Chicago y Los Ángeles, donde el 98 por ciento de las cuidadoras son inmigrantes, así como el 92 por ciento de las empleadas del hogar y 77 por ciento de las trabajadoras de la confección.

Recientemente We Belong Together lanzó una campaña a través de su página de internet para enviar correos electrónicos a las y los senadores que discutirán la reforma, y pedirles que no voten a favor de las enmiendas que pretenden agravar los requisitos para que las mujeres accedan a la estancia legal.

De igual forma se llama a no votar por las enmiendas que podrían repercutir en la desintegración familiar, ya que se prevé la deportación de la madre, el padre o de ambos si no cuentan con los requisitos para tramitar la estancia legal, y que las y los menores de edad nacidos en EU, al tener la ciudadanía, permanezcan en la nación vecina incluso si los padres son deportados.