Mandan carta contra funcionarios discriminadores

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/CimacNoticias/Por: Sandra de los Santos, corresponsal

CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

NACIONAL
Mandan carta contra funcionarios discriminadores
Mujeres indígenas defienden derecho a la educación
 
Tuxtla Gutiérrez, 9 jun 13 (Cimacnoticias).- Mujeres indígenas, algunas de ellas embarazadas, de la comunidad de Nichnamtic, municipio de San Juan Chamula, pidieron al gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, que les garantice su derecho a la educación, luego de que funcionarios de la localidad les impidieran realizar su ceremonia de graduación del nivel básico.
 
En un documento enviado al Ejecutivo estatal, así como otros funcionarios, 67 mujeres indígenas manifestaron su indignación porque en una asamblea el pasado 26 de mayo, el presidente del patronato de agua, Domingo Gómez Díaz; el ex alcalde de San Juan Chumula, Manuel Gómez Castellanos, y Marcelo Hernández López, agente auxiliar, las ofendieron.
 
“Vergüenza que mujeres embarazadas estudien, siendo que ellas solo sirven para la cocina”, les dijo Domingo Gómez Díaz a las mujeres en la asamblea, quienes pedían un espacio para celebrar su ceremonia por haber concluido su nivel de secundaria en el Instituto Estatal para la Educación de los Adultos (IEA).
 
Gómez Díaz fue acusado por las indígenas de “alborotar” a sus esposos y a toda la comunidad, para que no pudieran realizar su ceremonia de graduación.
 
“Debe de existir un trato igualitario hacia las mujeres, ya que aparte de ser madres trabajadoras y ocuparnos de nuestros hogares, decidimos estudiar por nuestro propia cuenta porque ya no queremos ser ignorantes y analfabetas, sino que deseamos de todo corazón poder brindar un futuro mejor a nuestros hijos para mejorar la calidad de vida”, argumentaron en su escrito.
 
Las indígenas aclararon que no sólo se trata de un espacio para su graduación, sino de que el estado garantice su derecho a la educación y la igualdad de género.
 
Las 67 mujeres que firmaron el documento exigieron al gobierno local realizar las acciones pertinentes para garantizar que las autoridades se abstengan de realizar actos que contravengan sus derechos básicos.
 
El municipio de San Juan Chamula se ubica a unos 120 kilómetros de la capital del estado. En este lugar, que nunca ha tenido a mujeres como autoridades constitucionales o tradicionales, han ocurrido diferentes conflictos religiosos y políticos.

Endurece Perú castigo contra feminicidio

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/CimacNoticias/Por: Anaiz Zamora Márquez

 

CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

INTERNACIONAL
Endurece Perú castigo contra feminicidio 
Sólo sancionaba a quien tenía nexos con la víctima
 
México, DF, 9 jun 13 (Cimacnoticias).- El Congreso de Perú aprobó una reforma penal para castigar también por feminicidio a las personas que sin una relación directa con la víctima asesinen a una mujer.
 
En diciembre de 2011 el país sudamericano tipificó lo que llamó el “feminicidio íntimo”, es decir cuando el asesinato de una mujer es cometido por personas con una relación directa con la víctima, pero dejó fuera a los feminicidas sin nexo emocional o de cualquier otro tipo con la mujer ultimada.
 
Con 89 votos a favor, se adicionó el artículo 108 A al Código Penal, se reformaron los artículos 107, 46-B y 46 C del mismo Código, y se modificó el artículo 46 del Código de Ejecución Penal.
 
Previamente aprobado por las comisiones de Justicia y Derechos Humanos y de la Mujer y Familia, el Proyecto de Ley 1616/2012 busca prevenir, sancionar y erradicar el feminicidio de manera integral.
 
De este modo se endurecen las penas y además se amplían las causas mediante las cuales se identifica un feminicidio,
 
Antes de la reforma, sólo se consideraba feminicidio cuando el delito era perpetrado por la pareja o ex pareja sentimental, o por su ascendiente o descendiente directo, y era sancionado con 15 a 25 años de prisión.
 
Con lo aprobado ahora se considera el feminicidio “no íntimo”, es decir, cometido por cualquier sujeto sin que éste tenga o haya tenido una relación directa con la víctima.
 
La pena mínima es de 15 años de prisión y en caso de que el asesinato presente una agravante la pena subirá a 25 años. Cuando se identifiquen dos o más agravantes, el agresor podrá ser sancionado hasta con cadena perpetua.
 
Se consideran agravantes del delito los casos en los que la víctima sea menor de edad, estuviera embarazada o bajo el cuidado del agresor.
 
También si la víctima presenta rasgos de mutilación o agresión sexual, así como los casos en que el asesinato se haya cometido contra una mujer que presenta alguna discapacidad, estuviese en situación de vulnerabilidad o fuera víctima de trata de personas.

De acuerdo con estadísticas del Observatorio de la Criminalidad del Ministerio Público, en 2012 hubo 97 casos de feminicidio y 31 tentativas del mismo; para 2011 la cifra fue de 120 mujeres asesinadas y 21 tentativas.
 
En su último informe anual, el Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe (OIG) –perteneciente a la CEPAL– identificó a Perú como el tercer país con más casos de feminicidio en la región.

Beatriz salva su vida; le practican cesárea

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/CimacNoticias/Por: Anayeli García Martínez

CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

INTERNACIONAL
Beatriz salva su vida; le practican cesárea
Se abre debate en El Salvador sobre derecho al aborto legal
 
México, DF, 9 jun 13 (Cimacnoticias).- El Ministerio de Salud de El Salvador informó que finalmente se le practicó una cesárea a la joven Beatriz, quien desde hace semanas exigía a las autoridades que se le permitiera abortar, ya que el embarazo ponía en riesgo su vida.
 
La mujer salvadoreña –quien padece “lupus eritematosos discoidea” y llevaba 27 semanas de gestación de un feto anencefálico, es decir sin cerebro–, presentaba ya un cuadro de salud muy deteriorado. El Ministerio de Salud dijo que aunque el producto nació vivo, murió a las pocas horas.
 
En entrevista desde el país centroamericano, Morena Herrera, presidenta de la Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto Terapéutico, Ético y Eugenésico de El Salvador, advirtió que el caso de Beatriz se resolvió, pero el aborto sigue siendo un delito que se castiga en esa nación.
 
Si una salvadoreña interrumpe un embarazo no deseado puede enfrentar una condena de más de 30 años de prisión, castigadas por homicidio aunque haya sido un aborto espontáneo, como lo marca el Código Penal de aquel país.
 
En el caso de Beatriz ella interpuso un amparo ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ) para interrumpir su embarazo de feto sin cerebro, pero tras un largo análisis el pasado 30 de mayo el tribunal resolvió que la vida de la mujer no podía estar por encima de la del producto.
 
Ante esta negativa, ese mismo día la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) ordenó al Estado salvadoreño otorgar medidas de protección a Beatriz, mismas que consistían en permitirle y garantizarle la interrupción del embarazo para salvar su vida.
 
La noche de este lunes el Ministerio de Salud informó que finalmente se le practicó una cesárea a Beatriz. Desde un primer momento los médicos informaron a la joven que en caso de pasar las 20 semanas de gestación le tenían que practicar una intervención quirúrgica, es decir un parto inducido, pero en la legislación penal esto es igual a un aborto.
 
De acuerdo con información de la Colectiva Feminista, a las pocas horas de que se dio a conocer la noticia grupos Provida salieron a las calles a celebrar y expresar su satisfacción porque se salvaron dos vidas, aunque una de ellas era inviable.
 
Las organizaciones de mujeres de El Salvador esperan que mejore la salud de la joven de 22 años y mañana darán un posicionamiento público sobre este caso que causó revuelo nacional e internacional.
 
Sin embargo Morena Herrera sostuvo que las instituciones tienen que aprender la lección: “No podemos continuar con esta situación porque hay más casos como el de Beatriz. No podemos seguir provocando este sufrimiento e injusticia a las mujeres”.
 
Para la activista queda claro que el caso de Beatriz demuestra que El Salvador requiere un debate amplio sobre el aborto, e incluso Naciones Unidas ya se ofreció a facilitar una discusión que pueda dar solución a un problema estructural de fondo.
 
Pero aclaró que por ahora no pedirán la despenalización del aborto sino procedimientos legales y médicos para atender situaciones como ésta, es decir, que se permita terminar el embarazo cuando se afecte la salud de la mujer o cuando haya anomalías fetales.
 
“No podemos  seguir teniendo un Estado que funcione de acuerdo con los dictados de grupos antiderechos”, replicó Herrera.
 
En este caso la vida de Beatriz corrió peligro y su salud aún es delicada, por lo que la activista agregó: “Como sociedad no sólo estamos preparadas, sino muy urgidas –y la mayoría de la gente lo piensa así–, de medidas para que las mujeres no sigan muriendo”.
 
Por ello las organizaciones salvadoreñas a favor de las mujeres trabajarán con el lema “Para que aprendamos la lección: Ninguna mujer debe ser sometida al dolor que ha sufrido Beatriz”, para que las mujeres no tengan que padecer esta situación.