Reclaman mujeres pensión alimenticia a sus parejas migrantes

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/CimacNoticias/Por: Elizabeth Muñoz Vásquez, corresponsal

CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

LA OTRA RUTA MIGRATORIA
Reclaman mujeres pensión alimenticia a sus parejas migrantes
Varones se quedan en EU y abandonan a sus familias
 
Tlaxcala, 6 jun 13 (Cimacnoticias).- En abril de 2005 Vianney Zamjuapa Pérez viajaba junto con su esposo y su hijo, de apenas año y medio, rumbo a Chicago con el objetivo de  mejorar su situación económica; sin embargo después de tres intentos fallidos para llegar a Estados Unidos a través de la frontera en Ciudad Juárez, fue deportada a México.
 
Sin otra alternativa regresó con su pequeño Jonathan Cielo Zamjuapa a vivir a la casa de sus padres, en San Cosme Atlamaxac, municipio de Tepeyanco, al sur del estado de Tlaxcala.
 
Su esposo, Gilberto Cielo Flores, cruzó por el Río Bravo y logró internarse a EU, prometiéndole que le enviaría dinero suficiente para la manutención de ambos.
 
Sin embargo Gilberto incumplió su promesa, pues durante 2006 y 2007 Vianney sólo recibió cada semana mil o mil 500 pesos para ella y su hijo; en tanto que para sus suegros llegaban depósitos de hasta 10 mil pesos que debía entregarles porque estaban remodelando su casa en Cholula, Puebla.
 
De 2008 a 2013, Vianney dejó de recibir dinero y además perdió comunicación con su esposo. “En estos cinco años si acaso me depositó unas ocho veces, no me hablaba por teléfono, cambió su número celular y yo intentaba conseguirlo con sus hermanos, pero ellos siempre me decían que tampoco lo tenían, por lo que a mí me parecía todo muy raro”, recuerda con tristeza.
 
De acuerdo con datos del Centro de Estudios Migratorios (CEM) del Instituto Nacional de Migración (INM) –con base en información registrada en los puntos oficiales de repatriación–, se señala que durante 2012 se repatriaron a México 2 mil 342 personas de origen tlaxcalteca, de las cuales 284 eran mujeres.
 
Asimismo hasta el primer cuatrimestre de 2013, 83 tlaxcaltecas fueron repatriadas; 15 en enero, 17 en febrero, 28 en marzo y 23 en abril.
 
LA ÚNICA OPCIÓN
 
Desesperada porque no tenía cómo solventar sus gastos, Vianney pidió apoyo a sus padres –quienes son comerciantes–, para que le consiguieran un espacio en los tianguis donde trabajan.
 
“Ya voy a cumplir seis años vendiendo carteras, bisutería y cosméticos todos los domingos en el tianguis de Los Lavaderos, en la ciudad de Puebla, y los lunes en el mercado ambulante de San Cosme Mazatecochco, al sur de Tlaxcala; así he logrado mantener a mi hijo”, subraya.
 
Añade que sus padres le dieron una accesoria en su casa y ahí vende ropa y regalos de martes a sábado, y sus ventas son en promedio de mil 500 pesos a la semana.
 
Explica que si bien sus ingresos no son tan altos, no busca un empleo formal porque a sus 33 años de edad es difícil que la contraten; sólo tiene estudios de secundaria y eso es una limitante, además trabajar bajo un horario le significaría no atender a su hijo.
 
Detalla que en los tianguis vende en ocasiones hasta 2 mil 500 pesos durante los dos días, pero la mitad es para sus gastos y el resto para adquirir mercancía. Lo que vende en la tienda lo destina también al puesto ambulante.
 
LA SEPARACIÓN
 
Vianney relata que en marzo pasado Gilberto la llamó para decirle que no lo esperara más y que no lo buscara, ya que él tenía a otra pareja desde hace cinco años y con la que ya tenía una niña. “Te doy un número de celular, pero sólo llama cuando sea algo verdaderamente urgente, de importancia y relacionado con Jonathan”, le dijo por teléfono.
 
“Ya no me dolió, pero sí me sorprendió confirmar mis sospechas; sentí coraje porque su familia ya lo sabía e incluso dicen que también tiene a un hijo de 11 años, pues él ya había vivido en EU y cuando íbamos juntos era la segunda ocasión que iba para allá, y a la mamá de sus hijos la conoció desde que estuvo por primera vez en Chicago”, explica Vianney.
 
Agrega que ella le pidió que hablara con sus padres y con Jonathan, pero Gilberto nunca lo hizo. Ahora la mujer pretende estudiar la preparatoria abierta, actualizar sus conocimientos de estilista y abrir una estética, pues eso estudió al concluir la secundaria.
 
SIN APOYOS
 
Para la presidenta de la asociación civil Colectivo Mujer y Utopía (CMU), Rosario Adriana Mendieta Herrera, “no hay condiciones para atender a las mujeres mexicanas en su lugar de destino, y mucho menos ayuda para las mujeres y sus hijos que se quedan sin el apoyo del padre que emigra, quien suele dejar a la esposa con la deuda del dinero que requirió para cruzar la frontera”.
 
Lamenta lo complicado que es para las mujeres –a pesar de que intervenga la Secretaría de Relaciones Exteriores– demandar desde México una pensión de sus parejas que están en EU.
 
Cuando se logra la pensión alimenticia después de varios años, se corre el riesgo de que el esposo sea deportado por carecer de documentos de estancia legal, y al regresar sin empleo a México justifica que ya no puede aportar la pensión, “entonces de nada sirvió tanto trámite”, dice la defensora de Derechos Humanos.

Violencia y VIH: combinación mortal en Puebla

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/CimacNoticias/Por: Anaiz Zamora Márquez

CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

REPORTAJE
Violencia y VIH: combinación mortal en Puebla
Más mujeres adquieren el virus por violaciones de sus parejas
 
Sin datos oficiales al respecto, los casos VIH/Sida entre las poblanas aumentan ante el recrudecimiento de la violencia sexual que sufren en su propio hogar.
 
En Puebla, los altos índices de violencia intrafamiliar y de casos de VIH/Sida en las mujeres van de la mano.
 
De acuerdo con estudios de la Universidad Iberoamericana (UI) campus Puebla, una de las consecuencias más severas de la violencia en el hogar en esa entidad del centro de México es el incremento en el número de mujeres que adquieren VIH/Sida.
 
Karina Adame Márquez, maestra en Ciencias Sociales y coordinadora del Programa de Género y VIH del Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría –adscrito a la UI–, advierte que hay un aumento en el número de mujeres casadas y en una relación estable de pareja, que adquieren el virus.
 
Destaca que tal situación es “inusual”, pues generalmente existe la idea que son las adolescentes y mujeres jóvenes las que tienen mayor riesgo de contraer el padecimiento, debido a la falta de información en prevención de infecciones de transmisión sexual (ITS).
 
Según el Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH/Sida (Censida), de cada cuatro personas con la enfermedad a nivel nacional, una vive en Puebla.

Además, de los 7 mil 220 casos registrados en la entidad de 1983 a 2012, mil 627 corresponden a mujeres, por lo que actualmente en el estado por cada tres hombres hay una poblana con VIH/Sida.
 
La mayoría de las mujeres con la enfermedad tiene entre 30 y 40 años de edad; en más del 90 por ciento de los casos la vía de transmisión del virus fue la sexual.
 
En su reporte “Vigilancia epidemiológica de casos de VIH/Sida en México”, que abarca todos los casos confirmados de la adquisición del virus hasta la semana 52 de 2012, Censida ubica a Puebla como uno de los estados con más incidencia de la enfermedad.
 
La entidad ocupa el quinto lugar a nivel nacional con el mayor número de casos de VIH/Sida, sólo superada por el DF, Estado de México, Veracruz y Jalisco.
 
RELACIONES SEXUALES FORZADAS
 
Las investigaciones del Programa Género y VIH del Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría detectan que el incremento de casos de mujeres con VIH en Puebla se debe a la violencia intrafamiliar que históricamente padece la población femenina en el estado.
 
A lo anterior –de acuerdo con el estudio que lleva a cabo la UI– se suma la inacción de las autoridades estatales para brindar información sobre cómo detectar y prevenir la violencia doméstica, toda vez que las poblanas perciben como “normal” que sus parejas las violenten y que incluso las obliguen a tener relaciones sexuales contra su voluntad.

Karina Adame agrega que las mujeres casadas –en el rango de edad de mayor incidencia– no cuestionan las decisiones sexuales de sus parejas, y no consideran la posibilidad de exigir el uso de algún método de prevención contra las ITS.
 
“Persiste en ellas la idea del amor romántico e incondicional, lo que las lleva a depositar confianza absoluta en su pareja, pues piensan que él es incapaz de dañarlas o engañarlas”, y por tanto se incurre en una falta de prevención contra el VIH/Sida, puntualiza.
 
La Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (Endireh) correspondiente a 2011, revela que 45.2 por ciento de las mujeres de la entidad con una relación sentimental (noviazgo, matrimonio o concubinato), reportó que su pareja usó alguna vez la fuerza física para obligarlas a tener relaciones sexuales.

La misma encuesta identifica que la violencia intrafamiliar y de pareja se manifiesta en otras “agresiones brutales”, toda vez que 42.6 por ciento de las poblanas dijo que su compañero alguna vez trato de “amarrarla, asfixiarla, ahorcarla o agredir con un cuchillo o navaja”.

SUBREGISTRO DE CASOS
 
Karina Adame advierte que además de estar sometidas a esta violencia extrema y de verse obligadas a tener relaciones sexuales,  muchas poblanas desconocen si adquirieron VIH/Sida, por lo que hay un subregistro de casos de mujeres con el padecimiento.
 
Igualmente, los registros de las autoridades de salud sobre la incidencia del padecimiento no toman en cuenta las condiciones en las que la población femenina adquirió el virus (es decir si la transmisión fue por violencia sexual).
 
En días recientes, la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos sección Puebla alertó sobre la falta de “cifras reales” en torno a las muertes de mujeres por VIH/Sida en el estado, toda vez que en las actas de defunción o los registros hospitalarios “no se menciona o se esconde el motivo del fallecimiento”.
 
Adame concluye que la situación de violencia se agrava entre las mujeres indígenas y migrantes en la entidad, por lo que el número de casos femeninos de VIH/Sida puede ser todavía mucho mayor.

Cambian a las niñas por vacas en Sudán del Sur

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/CimacNoticias/Por: Charlton Doki

CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

INTERNACIONAL
Cambian a las niñas por vacas en Sudán del Sur
Se ignora ley que castiga matrimonio en menores de edad
 
Yuba, Sudán del Sur, 6 jun 13 (Cimacnoticias/IPS).- “Nuestras hijas son nuestra única fuente de riqueza. ¿De dónde más espera que pueda obtener vacas?”, preguntó Jacob Deng, de 60 años, originario del oriental estado sursudanés de Yonglei.
 
La opinión de Deng es compartida por muchos habitantes de Sudán del Sur. El matrimonio infantil todavía es apoyado por muchas comunidades de este país africano, donde las niñas son vistas como una importante fuente de ingresos debido a la dote que recibe la familia de la novia.
 
Según el Ministerio de Género y Asuntos de la Infancia, 48 por ciento de las niñas sursudanesas de entre 15 y 19 años están casadas, y algunas contrajeron matrimonio cuando apenas tenían 12.
 
La Ley de Infancia de Sudán del Sur, de 2008, fija la edad mínima para casarse a los 18 años, y establece una pena de hasta siete años de prisión para quien viole la norma.
 
Sin embargo, la ministra de Género y Asuntos de la Infancia, Agnes Kwaje Losuba, admitió que la norma no se está cumpliendo.
 
El matrimonio infantil es parte de la tradición de las comunidades. “Una vez que una niña alcanza la pubertad, ya es considerada una mujer. Mientras haya alguien dispuesto a pagar muchas vacas (por ella), la daré en matrimonio”, dijo Deng a IPS/Cimacnoticias.
 
Biel Gatmai, de 50 años, del nororiental estado del Alto Nilo, dijo a IPS/Cimacnoticias que está a favor del matrimonio temprano porque teme que sus hijas queden embarazadas sin estar casadas, algo que es duramente condenado por la cultura local.
 
“Es mejor que una niña se case a una edad temprana que mantenerla en la casa de sus padres y que quede embarazada. Si su primer hijo nace fuera del matrimonio, cualquiera que quiera casarse con ella solo pagará unas pocas vacas”, dijo Gatmai.
 
CAMBIOS LEGALES
 
Sudán del Sur lleva adelante un proceso de revisión de la Constitución, que incluye la realización de seminarios y talleres en todo el país para reunir aportes de los propios ciudadanos. En estas discusiones, el tema del matrimonio infantil se incluye con frecuencia.
 
El presidente Salva Kiir creó una Comisión de Revisión Constitucional en 2012 para evaluar y mejorar la actual carta magna transicional del país, adoptada el 9 de julio de 2011, día en que Sudán del Sur se independizó. Se espera que la Comisión presente un borrador de la nueva Constitución en diciembre de 2014.
 
Según la Organización de Naciones Unidas (ONU), las mujeres y las niñas siguen siendo particularmente vulnerables en Sudán del Sur. Después de una guerra civil que duró 21 años, ellas fueron víctimas de los peores abusos a los Derechos Humanos, incluyendo violaciones y secuestros.
 
Se estima que unos 2 millones de personas murieron y 4 millones fueron desplazadas antes de que un tratado de 2005 pusiera fin al conflicto y dividiera a Sudán en dos países.
 
La Misión de Naciones Unidas en Sudán del Sur (UNMISS, por sus siglas en inglés) expresó su preocupación por la situación de las mujeres en medio de la violencia entre los diferentes grupos étnicos del país, que afecta especialmente a la población civil.
 
Al menos mil 600 personas murieron en 2011 en combates entre las etnias murle y lou nuer, según la ONU.
 
En abril, la directora de la UNMISS, Hilde Johnson, dijo a periodistas en Yuba (capital de Sudán del Sur) que la ONU estaba comprometida en hacer respetar los derechos de las mujeres, de las y los niños y de las personas adultas mayores, que son “particularmente vulnerables y necesitan protección”.
 
COSTUMBRES DISCRIMINATORIAS
 
Paleki Mathew Obur, directora de la organización local Red para el Empoderamiento de las Mujeres de Sudán del Sur, subrayó la necesidad de que el tema de la edad mínima para el matrimonio fuera contemplado en la nueva carta magna.
 
“Varias organizaciones han ido a los distintos estados y recolectaron recomendaciones para la edad mínima para contraer matrimonio. Algunas personas dicen que debería ser 18, otros que 25”, dijo a IPS/Cimacnoticias.
 
Por su parte, Angelina Daniel Seeka, de la organización End Impunity, dijo a IPS/Cimacnoticias que la principal causa del matrimonio infantil es el derecho consuetudinario (usos y costumbres).
 
“Los matrimonios precoces, la violencia de género y muchas otras cosas que sufren las mujeres se deben al derecho consuetudinario. Así que debemos hacer algo sobre eso. Espero que se nos ocurra algo que pueda ayudar a las mujeres en el futuro”, indicó.
 
Activistas explican que, dado que la ley consuetudinaria no está escrita, los jefes locales, en su mayoría hombres, la interpretan según su deseo.
 
Lorna James Elia, jefa de la organización de mujeres Voice for Change, dijo que la nueva Constitución debería definir también el derecho consuetudinario.
 
“Lo que estamos diciendo es que hay áreas en el derecho consuetudinario que son muy buenas y que se pueden mantener. Pero esos aspectos que son muy discriminatorios, sean apreciados por mujeres o por hombres, deben ser abordados”, dijo a IPS/Cimacnoticias.
 
En el sistema judicial sursudanés, el derecho consuetudinario, que consiste en muchas leyes tradicionales no escritas, se aplica conjuntamente con el derecho común.
 
*Este artículo fue publicado originalmente por la agencia internacional IPS.

Aumenta mortalidad por cáncer de ovario en España

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/CimacNoticias/Por: Redacción

CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

INTERNACIONAL
Aumenta mortalidad por cáncer de ovario en España
Más de 3 mil nuevos casos se registran al año
 
Madrid, 6 Jun 13 (Cimacnoticias/AmecoPress).- La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) reveló los nuevos avances y evolución de los tumores de cáncer de ovario, enfermedad que en España tiene una incidencia de más de 3 mil casos al año.
 
Desde febrero pasado, la SEOM realiza cada mes una campaña de comunicación bajo el lema: “En oncología, cada avance se escribe con mayúsculas”, en el que emite notas de prensa con la evolución y los avances que han supuesto los principales tumores.
 
En cuanto al cáncer de ovario en España tiene una incidencia de más de 3 mil casos al año, siendo el cuarto cáncer en orden de incidencia en mujeres, detrás tan sólo del cáncer de mama, el colorrectal y el de endometrio.
 
Según un informe, la supervivencia a cinco años ha pasado de ser de mil 400 pacientes en los años 70 a casi mil 700 las diagnosticadas cada año en la actualidad.
 
La tasa de mortalidad por cáncer de ovario ha ido creciendo progresivamente en España entre los años 1975 y 2001, año en el que se sitúa en 6.73 casos por 100 mil habitantes.
 
“A partir de entonces, la tendencia ha cambiado y la tasa de mortalidad ha comenzado a descender, lo cual probablemente se deba a un mejor diagnóstico de esta enfermedad y a la aplicación de nuevos tratamientos médicos y quirúrgicos”, aseguró Antonio González, jefe del Servicio de Oncología del MD Anderson Cáncer Center de Madrid, y secretario del Grupo Español de Investigaciones en Cáncer de Ovario (GEICO).
 
Otro indicador del estado del cáncer de ovario es la supervivencia de las pacientes, que refleja en qué medida los casos se diagnostican en un estadio potencialmente curable y el grado de eficacia de los procedimientos terapéuticos utilizados, ya que mide el tiempo transcurrido entre el diagnóstico de la enfermedad y la defunción de las pacientes.
 
En España, la supervivencia relativa a cinco años en el cáncer de ovario en mujeres diagnosticadas entre 1995 y 1999 es de 36.9 por ciento, según muestra el informe.
 
“Esta supervivencia ha experimentado un menor crecimiento para el cáncer de ovario que para otros cánceres, debido a que en éste es muy difícil realizar diagnósticos precoces y no existen programas de cribado hasta la fecha, al contrario de lo que ocurre en el cáncer de mama o de colon”, explicó el doctor González.
 
La supervivencia a cinco años por cáncer de ovario en los años 70 se situaba, según los datos de la American Society of Medical Oncology (ASCO), en torno al 35 por ciento, mientras que hoy supera el 45 por ciento.
 
Es decir, una ganancia de supervivencia de menos del 1 por ciento cada dos años. Quizá puede parecer insignificante año a año, pero si consideramos que cada año se diagnostican en España más 3 mil 100 casos de este tumor, la supervivencia a cinco años ha pasado de ser de mil 400 pacientes a casi mil 700 de las diagnosticadas cada año (300 pacientes más cada año, más que si estos avances no hubieran tenido lugar) supone la suma de pequeños avances que ha llevado en su conjunto a un incremento tan significativo.
 
Sin embargo, en el caso del cáncer ovario, los beneficios en supervivencia han sido más modestos que en otros tipos de tumores, probablemente debido a una baja proporción de diagnósticos precoces, a la ausencia por el momento de tratamientos dirigidos frente a dianas específicas, o a la dificultad para la incorporación a la práctica clínica habitual de algunas técnicas complejas.
 
Por tanto, es necesario que, aquellos progresos, por pequeños que sean, que muestran beneficios significativos para las enfermas, se incorporen de manera equitativa para todas las pacientes, y que el acceso al mejor tratamiento para su enfermedad sea universal.
 
Estos pequeños avances, estudiados cada uno de ellos de manera aislada, podrían haber sido considerados de escasa relevancia, pero acumulados entre sí han llevado a cambiar en muchos casos de una manera notable el pronóstico y la calidad de vida de muchas pacientes.