Migrantes salvadoreñas se organizan para apoyar a su país

STAFF:Matrix Noticias/CanalMatrix/CIMAC/por: Marta Sigarán, corresponsal

CIMAC Noticias
CIMAC Noticias

LA OTRA RUTA MIGRATORIA
Migrantes salvadoreñas se organizan para apoyar a su país    
Profesionistas regresan y capacitan a mujeres pobres

San Salvador,21  ene 13 (Cimacnoticias).- Tras la iniciativa de Salvadoreños en el Mundo, se llevó a cabo en El Salvador la décima convención internacional de esta organización con el tema “Educación y desarrollo local”.

El evento duró dos días y concentró a representantes de organizaciones nacionales que velan por el desarrollo local y representantes de la comunidad salvadoreña organizada fuera del país centroamericano.

Las mujeres migrantes y su profesionalización fue uno de los temas abordados. Según la Asociación de Mujeres Salvadoreñas en Canadá, las mujeres son la población que más se capacita al vivir en el extranjero, principalmente en los rubros de educación y salud, y también son las que tienen mayor vínculo con sus familiares y apoyan a las comunidades en su país natal.

La convención fue organizada por Salvadoreños en el Mundo, una organización no partidista de emigrantes salvadoreños en el exterior, con la colaboración de ciudadanas y ciudadanos salvadoreños en territorio nacional.

El fin de la jornada era establecer un vínculo para que 2 millones de personas de origen salvadoreño que viven fuera del país, puedan formar parte activa de las realidades y necesidades de la nación centroamericana.

En la actualidad, la Asociación de Mujeres Salvadoreñas en Canadá cuenta con proyectos de ayuda en las zonas de mayor riesgo del país en temas de educación contra la violencia y microempresas.

Ellas están convencidas de que las mujeres profesionales en el extranjero pueden aportar al desarrollo de las mujeres a nivel local Los proyectos consisten en ayudar a profesionales salvadoreñas en salud y educación a través de capacitaciones, becas e intercambios con profesionales en Canadá.

De acuerdo con el Ministerio de Relaciones Exteriores de El Salvador, unos 2.7 millones de salvadoreñas y salvadoreños viven en el exterior, más de 1.3 millones son mujeres.

En la convención internacional se abordó la necesidad de desarrollo local en el país, con énfasis en la educación y la tecnología, por lo que las y los participantes se mostraron interesados en colaborar con las necesidades de sus compatriotas a fin de que no más personas tengan que migrar, ya que la vida en el exterior “no es fácil”.

El enfoque de género, según representantes del Ministerio de Educación y de la Presidencia, es vital para el desarrollo local, toda vez que las mujeres y las niñas son quienes reciben menos educación y salud en las comunidades rurales. El 60 por ciento de las personas que no saben leer ni escribir son mujeres, de acuerdo con datos oficiales.

En la actualidad los esfuerzos por disminuir el analfabetismo e incentivar la continuidad del estudio están enfocados primordialmente en las niñas, a través de campañas publicitarias y acciones de campo, explicaron representantes del Ministerio de Educación.

Para Ana Elizabeth Araniva, presidenta de Salvadoreños en el Mundo, muchas de las iniciativas estatales y no gubernamentales para el desarrollo local pueden ser apoyadas económicamente y con recursos humanos por la comunidad salvadoreña en el mundo.

La comunidad de salvadoreñas en Canadá propuso planes para que las profesionales educadoras puedan realizar intercambios y apoyar en labores de alfabetización y educación con las mujeres en El Salvador. Tales planes llevan más de 10 años de ejecutarse y hay comunidades enteras en el país que se han beneficiado.

Las y los salvadoreños en el exterior se están asociando y han conformado diferentes organizaciones locales como Salvadoreños en Los Angeles, Salvadoreñas en Canadá, o Salvadoreños en Washington, con el propósito de colaborar con sus compatriotas y de apoyar el desarrollo de sus lugares de origen.

En Estados Unidos hay cerca de 300 asociaciones, entre ellas sólo de mujeres y de profesionistas, con las cuales se podría dar un paso hacia delante. De igual manera, en Canadá y el resto del mundo la comunidad salvadoreña está organizada y dispuesta a colaborar, destacó Araniva.