“No me quiero morir sin alcanzar justicia”

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/por: Luz Méndez Gutiérrez

INTERNACIONAL
“No me quiero morir sin alcanzar justicia”
Avanza juicio para castigar violencia sexual contra indígenas
 
Guatemala, 24 oct 12 (Cimacnoticias).- Del 24 al 28 de septiembre pasado, 15 mujeres guatemaltecas del pueblo indígena qeqchí testificaron ante un Juzgado de Alto Riesgo en esta capital, como parte del primer proceso penal por esclavitud y violación sexual durante el conflicto armado.
 
La acción penal tiene trascendencia histórica, no sólo por ser la primera vez que en Guatemala se presenta en los tribunales una querella por violencia sexual durante el conflicto armado, sino también porque se trata del primer proceso penal por esclavitud sexual que se ventila en un tribunal nacional. Los casos anteriores han sido presentados ante cortes internacionales.
 
La violación sexual constituyó durante muchos años la dimensión oculta de la guerra en Guatemala. Como resultado de las luchas conjuntas de mujeres indígenas sobrevivientes de violencia sexual, así como organizaciones feministas y de Derechos Humanos (DH), fue posible colocar el tema de la violación sexual ante la opinión pública y empezar a romper el silencio por tales crímenes de lesa humanidad.
 
La Comisión de Esclarecimiento Histórico en su informe “Memoria del Silencio” concluyó que la violación sexual durante el conflicto armado fue una práctica generalizada y sistemática realizada por agentes del Estado en el marco de la estrategia contrainsurgente. El 89 por ciento de las víctimas fueron mujeres indígenas.
 
El Ejército utilizó la violación sexual contra las mujeres como arma de guerra. Las violaciones sexuales, perpetradas en forma masiva, múltiple y con extrema crueldad, fueron dirigidas en forma indiscriminada hacia las mujeres de las comunidades que fueron señaladas como objetivo de la contrainsurgencia.
 
Un entretejido de opresiones, de clase, género y etnia, dejaron como resultado uno de los capítulos más ominosos de violencia contra las mujeres en Guatemala.
 
ESCLAVITUD EN SEPUR ZARCO
 
Los crímenes de esclavitud y violencia sexual contra las mujeres que testificaron en el tribunal tuvieron lugar en el destacamento militar de la aldea Sepur Zarco, del departamento de Izabal, entre 1982 y 1988.
 
Tal centro militar, instalado por el Ejército a petición de grandes terratenientes de la zona, fue utilizado como lugar para el descanso y el recreo de la tropa, formando parte de un circuito de varios destacamentos militares establecidos en la Franja Transversal del Norte.
 
Allí confluyen intereses económicos de carácter nacional y trasnacional, alrededor de la extracción minera y petrolera, así como la producción de agrocombustibles. Con tales fines, en los años 80 la zona fue escenario de una de las grandes olas de despojos de tierras contra la población campesina.
 
La tragedia para el grupo de mujeres qeqchíes inició en agosto de 1982, cuando sus esposos fueron capturados ilegalmente por el Ejército y finqueros de la región, para luego ser ejecutados extrajudicialmente o desaparecidos de manera forzosa.
 
Ellos eran dirigentes campesinos, quienes tramitaban, por medios abiertos y legales, los títulos de propiedad de las tierras en que habían vivido por generaciones.
 
Después de torturar y asesinar a los esposos de las mujeres, los soldados quemaron sus casas y escasas pertenencias. Una de las testigos relató cómo ella, así como sus pequeños hijos e hijas, tuvieron que vivir a la intemperie durante más de un año, cubiertos solamente con piezas de nylon atadas a un árbol.
 
El mismo día en que fueron capturados sus esposos, las mujeres fueron violadas sexualmente en sus casas, frente a sus hijos e hijas, por los soldados. Posteriormente fueron sometidas a esclavitud sexual y esclavitud doméstica en el destacamento militar, durante seis meses.
 
El teniente que estaba a cargo del destacamento ordenó que se organizaran “turnos de mujeres”, mediante los cuales ellas fueron obligadas a presentarse cada tres días al destacamento militar, en donde fueron sometidas a esclavitud sexual y esclavitud doméstica.
 
Las violaciones sexuales fueron perpetradas de manera sistemática y múltiple. Además tenían la obligación de cocinar y lavar los uniformes de los soldados.
 
La historia de Dominga Coc dejó una huella profunda en las mujeres esclavizadas en Sepur Zarco. Dominga, una mujer de 20 años, se dirigió al destacamento militar, junto con sus dos pequeñas hijas, Anita y Hermelinda, en búsqueda de su esposo, quien había sido capturado por miembros del Ejército en 1982.
 
Al llegar al destacamento ella fue capturada y violada sexualmente de manera múltiple por los soldados, frente a su esposo y sus hijas. Después de varias semanas en que Dominga fue violada brutalmente, ella y sus hijas fueron víctimas de desaparición forzada. Su cuerpo fue encontrado, a principios de 2012, a orillas de un río y exhumado.
 
El esposo de Dominga sobrevivió. Fue él quien presentó este testimonio en el tribunal. La historia de Dominga Coc resonó durante años entre las mujeres esclavizadas en Sepur Zarco, y constituyó la advertencia permanente de lo que les podía pasar a cada una de ellas.
 
Después de seis meses terminaron los “turnos de mujeres”, es decir ellas ya no tenían la obligación de presentarse cada tres días en el destacamento militar. Sin embargo, el cautiverio continuó en otra modalidad durante seis años más.
 
Las mujeres fueron obligadas a seguir con el trabajo doméstico gratuito para el Ejército, preparando en sus casas las tortillas, que luego tenían que entregar en el destacamento. También fueron forzadas a lavar los uniformes de los soldados. Éstos continuaron violándolas, ya sea en sus casas o cuando ellas lavaban la ropa en el río.
 
La explotación llegó al extremo de que las mujeres debían comprar el maíz para preparar las tortillas y el jabón para lavar la ropa de los soldados. Eso significó que los hijos de las mujeres fueron sometidos a pasar hambre, ya que el poco dinero que ellas ganaban debían invertirlo en la comida de los soldados, so pena de ser nuevamente esclavizadas sexualmente o asesinadas.
 
Los efectos en la vida de las mujeres sobrevivientes y sus familias han sido graves y de larga duración. Durante 30 años las mujeres han enfrentado las consecuencias psicosociales de tales crímenes, particularmente la estigmatización y el rechazo social en sus comunidades. Acorde con la lógica patriarcal, ellas son culpabilizadas por la violencia sexual que vivieron.
 
TESTIMONIOS ANTE EL JUEZ
 
Treinta años tuvieron que esperar las 15 mujeres qeqchíes para declarar ante un juez las historias de horror que vivieron en el destacamento militar de Sepur Zarco. Sus testimonios, presentados como prueba anticipada, forman parte de un proceso penal que empezó en septiembre de 2011 y ahora está en la etapa de investigación.
 
Las mujeres caminaron frente al juez con seguridad. Sus voces de ancianas expresaban autenticidad, certeza, a la vez que un profundo dolor por las atrocidades que relataban. Hablaron en su idioma qeqchí y sus palabras fueron traducidas al español por otras mujeres de su grupo étnico.
 
Un profundo silencio, un ambiente lleno de consternación y rabia, privó entre el público, compuesto por mujeres en su gran mayoría, que llenó la sala de audiencias durante una semana.
 
“No me quiero morir sin alcanzar justicia”, es una expresión que de manera reiterada pronuncian las integrantes del grupo de mujeres de Sepur Zarco. Treinta años ha durado su determinación por alcanzar justicia.
 
Ésa fue la fuerza interior que les permitió presentar sus testimonios ante el tribunal, en medio de un contexto socioeconómico, político y de seguridad que presenta grandes adversidades y riesgos. En su concepción de justicia tiene un papel central la no repetición. No quieren que sus hijas y nietas vivan las experiencias de violencia sexual que ellas sufrieron.
 
La voluntad inquebrantable de las mujeres sobrevivientes de violencia sexual se conjuntó con las luchas de organizaciones feministas y de DH. Éstas, motivadas por su compromiso político a favor de la dignidad, la memoria histórica y la justicia para las mujeres, han sido capaces de trascender obstáculos y, por medio de alianzas, construir un proceso inédito y multifacético de búsqueda de justicia, que inició hace casi 10 años.
 
Como parte de ese proceso, mujeres de Sepur Zarco, conjuntamente con mujeres indígenas de otras regiones del país, rompieron el silencio al presentar sus testimonios en el Primer Tribunal de Conciencia sobre Violencia Sexual contra las Mujeres durante el Conflicto Armado, realizado en la ciudad de Guatemala, en marzo de 2010.
 
Esta acción política contribuyó a allanar el camino que las mujeres están transitando en su búsqueda de justicia. Todas estas acciones políticas y legales renuevan la esperanza para seguir luchando contra la impunidad ante los graves crímenes de violencia sexual cometidos durante el conflicto armado, así como para enfrentar la aguda violencia de género en la actualidad, y seguir trabajando por la construcción de una sociedad digna y justa.
 
*Luz Méndez es presidenta del Consejo Asesor de la Unión Nacional de Mujeres Guatemaltecas (Unamg). Participó en la mesa de negociaciones de paz como integrante del Equipo Político Diplomático de la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca.
 
(Este texto fue tomado del portal Programa de las Américas).

Proponen Ley de Partidos para garantizar cuota de género

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/por: Anayeli García Martínez

POLÍTICA
Proponen Ley de Partidos para garantizar cuota de género 
Impulsaría participación femenina, dice Cecilia Tapia
 
México, DF, 24 oct 12 (Cimacnoticias).- Regular la vida interna de los institutos y agrupaciones políticas a través de una Ley Federal de Partidos beneficiaría la trasparencia y la rendición de cuentas, evitaría “compadrazgos y amiguismos”, pero sobre todo impulsaría la participación política de las mujeres, sostiene Cecilia Tapia Mayans.
 
La ex aspirante a consejera electoral del Instituto Federal Electoral (IFE) y experta en género afirma que es hora de que en México se abra el debate sobre una Ley Federal de Partidos, como un mecanismo para regular las prácticas partidistas y favorecer la igualdad entre mujeres y hombres que aspiran a un cargo de elección popular.
 
En entrevista con Cimacnoticias, la asesora de Iniciativa SUMA Democracia es Igualdad e integrante de la red Mujeres en Plural destaca que varios países de America Latina y Europa cuentan con una ley similar, para regular y dar cauce a las inconformidades al interior de los partidos por la manera en que se procesan las decisiones.
 
La experta en democracia explica que actualmente no hay mecanismos de rendición de cuentas ni de transparencia en los institutos políticos, por lo que es necesario establecer una regulación en la que una autoridad externa supervise y acompañe los procesos partidistas, tales como el cumplimiento de la cuota de género.
 
La idea de una normatividad en la materia surgió en noviembre de 2011 cuando el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación emitió una sentencia para obligar a los partidos a postular al menos 40 por ciento de candidatas en el proceso electoral 2012.
 
Los líderes partidistas dudaron sobre cómo cumplir con la cuota de género establecida en el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe), por lo que recurrieron a los “compadrazgos” y el pago de facturas a la hora de seleccionar a las y los candidatos que competirían en los comicios.
 
En ese entonces, los representantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Sebastian Lerdo de Tejada, y del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Camerino Márquez, ante el IFE, externaron su preocupación para cumplir con la cuota de género y coincidieron en que se debía abrir un debate sobre una Ley Federal de Partidos.
 
A decir de Cecilia Tapia, una ley de este tipo regularía el actuar de los institutos políticos: “Si bien los partidos tienen autonomía para regular su vida interna, entraría una autoridad calificada y con atribuciones legales a verificar y supervisar que las reglas que ellos acordaron las estén llevando de manera correcta”.
 
En el tema de género, la experta destaca que esta norma vigilaría los procesos de elección de candidaturas para evitar que los abanderados se eligieran a través de los llamados “procesos democráticos internos”, mismos que hoy se dan en la opacidad, toda vez que se hacen con convenciones de delgados que no se sabe a quién representan..
 
Tapia Mayans explica que es primordial que la autoridad judicial no tenga que intervenir para que los partidos cumplan los compromisos que tienen en su norma interna y en sus estatutos, reglas en las que en la mayoría de casos hablan de un porcentaje mínimo de mujeres en las postulaciones.
 
“No es un tema de improviso, aunque no se ha presentado como una iniciativa formal, sí se ve este vacío. (La propuesta) podría ayudar a que se abone al avance de las mujeres”, subraya.
 
Agrega que hoy que el Congreso está conformado por más de un tercio de mujeres, ellas deben negociar y cabildear para evidenciar que los partidos no están siendo suficientemente críticos, y subsanar las irregularidades en las que cayeron en los últimos años.
 
“Han gozado de privilegios, pero no quieren aceptar que tienen muy mala imagen ante el electorado y eso genera que haya poca participación, y por tanto buscan figuras que les jalen votos. Se han vuelto partidos cómodos en los que las ofertas políticas se basan más en la persona que en lo que realmente dicen las plataformas y los estatutos”, observa.
 
Tapia Mayans afirma que es momento de que los institutos partidistas asuman su responsabilidad ante la sociedad y sus militantes y adherentes, porque hasta ahora son la vía para que las y los ciudadanos accedan al poder.

10°Resumen de noticias Octubre 2012

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/por: Gabriela Mendoza Vázquez

Dan a investigadora Premio Dr. Rogelio Díaz Guerrero. Buscan un millón de firmas a favor de las niñas en Pakistán. Exposición fotográfica “Por ser niña”.
 
Dan a investigadora Premio Dr. Rogelio Díaz Guerrero
México.- Por sus aportaciones en la investigación psicosocial y etnológica a lo largo de 20 años en México, la investigadora del departamento de Psicología de la Universidad Iberoamericana, Joaquina Palomar Lever, ganó el Premio Dr. Rogelio Díaz Guerrero, que otorga la Asociación Mexicana de Psicología Social.
 
Palomar Lever es psicóloga por la Universidad Jesuita de Guadalajara, tiene una maestría en psicología clínica y un doctorado en psicología por parte de la Universidad Nacional Autónoma de México. Es integrante del Sistema Nacional de Investigadores.
**************************************
Buscan un millón de firmas a favor de las niñas en Pakistán
México.- La organización internacional Avaaz exhortó a la sociedad en general a unirse a la campaña “La esperanza de Malala”, con el fin de pedir al gobierno de Pakistán garantice fondos para que todas las niñas del país centro asiático asistan a la escuela.
 
La campaña pretende reunir un millón de firmas que serán entregadas a un enviado especial en educación de la Organización de las Naciones Unidas, quien se entrevistará en pocos días con el presidente paquistaní, Asif Ali Zardari.
 
La iniciativa surgió luego del reciente atentado contra la activista de 14 años Malala Yousafzai, quien ha dedicado gran parte de su infancia a defender el derecho a estudiar de las niñas en Pakistán. Para firmar y apoyar la campaña, ir a www.avaaz.org/es.
*****************************
Exposición fotográfica “Por ser niña”
Honduras.- En la Fundación para el Museo del Hombre Hondureño (FMHH) se inauguró la exposición fotográfica “Por ser niña”, del fotógrafo documentalista Arturo Sosa, la cual muestra a menores de edad del país centroamericano en distintos lugares y situaciones.
 
La muestra la integran también imágenes del Concurso Regional de Fotografía, organizado por Plan Honduras. Permanecerá abierta al público hasta el próximo 11 de noviembre. (Con información del portal Alianza por tus derechos).

Plan B: Facebook y el porno

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/por: Lydia Cacho /@lydiacachosi

Plan B by Lydia Cacho
Facebook y el porno
 
Fluyen libremente por el ciberespacio, son las páginas de pedófilos que además de abusar de miles de niños y niñas, hacen uso de sus páginas de Facebook (FB) para demostrar que además son tan valientes que narran a detalle sus actos criminales.
 
“Mira esta foto, la agarré a los cuatro años, tiernita y virgen”, dice Roberto, quien desde España sube a su FB fotografías de sí mismo penetrando a niñas pequeñitas. La página ha sido reportada a Facebook sin que nada suceda, la policía española no tiene incidencia real en la empresa, ni capacidad, dicen ellos, para detener a todos los sujetos que publicitan sus crímenes en páginas cuyos orígenes pueden ser detectados con la más simple tecnología.
 
Para investigarlo hace años, me uní a un grupo de hombres en la red cuyos conocimientos cibernéticos me enseñaron a detectar pedófilos en el ciberespacio, y promover causas judiciales en los países desde los cuales suben las imágenes.
 
Un hombre escribe al lado de las fotografías de una niña rubia: “Ella es una de mis mejores pequeñas lolitas, ahora tiene 10, pero comenzó el sexo desde los 2”.
 
Uno más responde: “Esta ahora tiene 17, pero comenzó a tener sexo a los 4 y es una verdadera zorra ninfomaníaca”. Los sujetos se anuncian como “Lolita lovers”, “Babyboylover”, “El Cazapequeñitas”, y otros sobrenombres.
 
En estos videos y fotografías se ve claramente el rostro de las víctimas. Una y otra vez hemos denunciado a las ciberpolicías de diversos países; se les envían los perfiles de los sujetos y la dirección IP.
 
Incluso localizamos a un profesor de Veracruz que en su Facebook enganchaba niños y lo tenía vinculado a su blog como profesor de educación física. La pornografía infantil es en la mayoría de los casos una de las modalidades del delito de trata de personas.
 
Fue gracias a los ciberactivistas de “Hombres contra la Prostitución y la Trata” (MENAPAT, por sus siglas en inglés), Marcelino Madrigal, Richard Lepoutre y Raymond Bechard, que aprendí a seguir a los ciberpederastas, para luego investigar qué ciberpolicías hacían el trabajo no sólo de persecución del delito (poseer y circular imágenes de pornografía infantil está penado por la ley en muchos países, incluido México), sino además que investigan dónde se encuentran esas niñas y niños abusados.
 
Hace un año denuncié este tema durante la entrega que me hiciera Michel Bachellet de un premio en Nueva York. Utilicé el foro para explicar el tema y exigir que Facebook respondiera.
 
Newsweek publicó los datos con la evidencia que presenté. Facebook pasó de negar mis dichos intentando amedrentarme con sus abogados neoyorkinos a pedirme dialogar, y al final, por las pruebas y argumentos que presenté a la revista norteamericana, FB dijo que “estaban trabajando en ello”. Mi perfil de FB, con el cual investigaba a estos sujetos, fue cerrado por “mal uso de la red social”.
 
Es importante decir que estar en Facebook es gratuito, pero la corporación es capaz de cotizar en la Bolsa de Valores gracias a los millones de personas que utilizan su producto.
 
Una fuente al interior de FB me dijo en Washington que nunca harían lo que yo exigí ante el Senado norteamericano en países que no tuvieran leyes severas para exigirlo. Estados Unidos es el país que más usuarios de FB tiene, le siguen Indonesia, Reino Unido, Turquía, India y México.
 
El único país en que la corporación “colabora” en la detección de rostros de niños registrados como desaparecidos es EU. No se trata de censurar, sino de hacer más segura la red y exigir que quienes se enriquecen con ella hagan inversiones éticas para proteger a la infancia.
 
En México hay ciberpolicías, pero no es suficiente, lo más urgente es lograr que FB y todas las corporaciones de redes sociales incluido Twitter, asuman su responsabilidad para:
 
1) Retener la información de los perfiles denunciados sin borrar la huella que lleva a las autoridades a detener al agresor.
 
2) Invertir los recursos necesarios para bloquear la pornografía infantil en sus redes.
 
3) Involucrarse en la creación de programas que capturen los rostros de niños y niñas abusadas en cada país en que tiene millones de usuarios.
 
4) Dejar de hostigar a las y los activistas que denuncian su desinterés en proteger a la infancia. Si usted quiere sumarse a los más de un millón de firmas para esta petición entre en http://www.causes.com/causes/580526-force-facebook-to-block-all-child-pornography/about .
 
www.lydiacacho.net
 
*Plan B es una columna publicada lunes y jueves en CIMAC, Canal Matrix HD, El Universal y varios diarios de México. Su nombre se inspira en la creencia de que siempre hay otra manera de ver las cosas y otros temas que muy probablemente el discurso tradicional, o el Plan A, no cubrirá.

Excluyen a mujeres de presidencias de comisiones

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/por: Anayeli García Martínez

POLÍTICA
Excluyen a mujeres de presidencias de comisiones
No logran el 30 por ciento en ambas Cámaras
 
México, DF, 23 oct 12 (Cimacnoticias).- Aunque el Congreso mexicano tiene el mayor número de mujeres legisladoras en su historia, de forma paradójica a las diputadas y senadoras se les negó la posibilidad de presidir comisiones de mayor relevancia política y económica, pues se les encomendaron aquellas más cercanas a su rol de género.
 
En declaraciones a Cimacnoticias, la experta en género y democracia Natividad Cárdenas Morales, recalcó que además de que las mujeres presiden comisiones de carácter social, son muy pocas las legisladores que realmente ejercen el poder al frente de una instancia parlamentaria.
 
Es de destacar que de las 55 comisiones de San Lázaro, sólo 13 (apenas 24 por ciento) son presididas por mujeres. Entre las instancias está la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, encabezada por primera vez por una mujer, la diputada priista Nuvia Magdalena Mayorga Delgado.   
 
Otras instancias legislativas presididas por mujeres son Asuntos Indígenas, con Eufrosina Cruz Mendoza (PAN); Asuntos Migratorios, con Amalia García Medina (PRD); Atención a Grupos Vulnerables, con Adriana Hernández Iñiguez (PRI), y Reforma Agraria, con Gisela Mota Ocampo (PRD).
 
Además están Cultura y Cinematografía, con Margarita Saldaña Fernández (PAN); Derechos de la Niñez, con Verónica Juárez Piña (PRD); Derechos Humanos, con Miriam Cárdenas Cantú (PRI), y Equidad y Género, con Martha Lucía Micher Camarena (PRD).
 
Las restantes son Función Pública, con Arely Madrid Tovilla (PRI); Justicia, con Claudia Delgadillo González (PRI); Medio Ambiente y Recursos Naturales, con María del Rosario de Fátima Pariente Gavito (PVEM), y Fomento Cooperativo y Economía Social, con Alliet Bautista Bravo (PRD).
 
En este contexto, Cárdenas Morales señaló que es una contradicción que en esta Legislatura, en la que hay 37 por ciento de mujeres parlamentarias, aún persista su subrepresentación en las presidencias de las comisiones de mayor peso.
 
Esta situación merece una reflexión sobre el ejercicio del poder de aquellas que obtienen una curul. “No nada más nos interesa que lleguen, nos interesa que propongan una agenda de género, que hagan iniciativas que ayuden a mejorar los derechos de las mujeres”, advirtió.
 
Una vez que las mujeres llegan a un puesto es necesario que tengan presencia y poder de decisión porque –a decir de la especialista– así abrirán espacios para las otras mujeres, y lograrán que los partidos políticos las tomen en cuenta en los procesos electorales.
 
EN EL SENADO, LA MISMA HISTORIA
 
En el caso de la Cámara alta, de 61 comisiones, 18 (30 por ciento) serán presidas por mujeres. Estas son Atención a Grupos Vulnerables, con Hilda Flores Escalera (PRI); Contra la Trata de Personas, con Adriana Dávila Fernández (PAN); Cultura, con Blanca Alcalá Ruiz (PRI); Derechos Humanos, con Angélica de la Peña (PRD), y Desarrollo Social, con Lorena Cuellar (PRD).
 
Asimismo están Equidad y Género, con Diva Gastélum (PRI); Estudios Legislativos, con Graciela Ortiz (PRI); Gobernación, con Cristina Díaz (PRI); Medio Ambiente y Recursos Naturales, con Ninfa Salinas (PVEM), y Radio, Televisión y Cinematografía, con Alejandra Barrales (PRD).
 
Es de considerar que en Relaciones Exteriores quedó como presidenta Gabriela Cuevas (PAN), pero además quedaron en la de África, Margarita Flores (PRI); en América del Norte, Marcela Guerra (PRI), y en América Latina y el Caribe, Mariana Gómez del Campo (PAN).
 
Las otras mujeres que obtuvieron una comisión son Maki Esther Ortiz (PAN) en Salud; María Elena Barrera Tapia (PRI), en Vivienda; Lucero Saldaña (PRI), en Relaciones Exteriores Organismos No Gubernamentales; y Laura Angélica Rojas (PAN) en Relaciones Exteriores con Organismos Internacionales.
 
Cárdenas Morales aseguró que si bien en el Congreso hay más mujeres, no se ha ganado la lucha de la participación política femenina, toda vez que es posible que el histórico porcentaje de mujeres no se mantenga en las próximas Legislaturas.
 
“Sí son muchas, pero si no tienen presencia cómo vamos a modificar el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe)”, criticó la experta al explicar que las legisladoras ejercen el poder con desventaja frente a los hombres. 
 
Precisó que las mujeres tienen que exigir sus derechos porque la integración de comisiones y el cabildeo de las propuestas de ley dependen de los partidos, y ahí no hay un tribunal o una autoridad que diga que se tiene que apoyar a las mujeres.
 
“No es llegar por llegar, la participación política tiene que ver con el uso efectivo de las agendas, su consolidación y su impacto, y no lo estamos logrando”, por ello hizo un llamado para que las mujeres se atrevan a construir espacios y dar un paso más.

En Hidalgo, las jóvenes dan la batalla por sus derechos sexuales

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/por: Guadalupe Cruz Jaimes

CAMPAÑA PERIODISTAS POR EL RESPETO DE LOS DSyR DE LA JUVENTUD
En Hidalgo, las jóvenes dan la batalla por sus derechos sexuales
Indígenas informan cómo reducir embarazos tempranos
 
México, DF, 23 oct 12 (Cimacnoticias).- Para Yoalli, otomí de 17 años de edad, conocer sus derechos sexuales y reproductivos le permitió aspirar a la construcción de un proyecto de vida, a diferencia de la mayoría de las adolescentes de su comunidad, quienes carecen de información y tienen como “destino” el embarazo temprano.
 
La originaria de la localidad de Capula, en el municipio de Ixmiquilpan, estado de Hidalgo, dijo a Cimacnoticias que “conocer más sobre mi cuerpo y saber qué quiero para el futuro es importante para tener una vida mejor”.
 
La integrante de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México (Ddeser) indicó que ella recibió información a través de organizaciones civiles: “En la escuela no nos hablan de derechos sexuales, a lo mucho nos mencionan cuáles son los métodos anticonceptivos”.
 
Abundó que ahora conoce los riesgos que implica el inicio de la vida sexual sin protección. “Sé que como jóvenes tenemos derecho a disfrutar de nuestra sexualidad, pero con responsabilidad para evitar alguna infección de transmisión sexual (ITS) o un embarazo no deseado”.
 
En Hidalgo se registran 72.1 embarazos por cada mil mujeres de entre 15 y 19 años de edad, tasa que supera la media nacional que es de 69.5, según la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (Enadid) 2009.
 
En el estado la necesidad insatisfecha de métodos anticonceptivos (NIA) se ubica en 12 por ciento, también por encima del promedio en el país, ubicada en 9.8 ciento.
 
La brecha se agudiza entre quienes hablan una lengua indígena, ya que la NIA en esta población es de 21.5 por ciento, mientras que en las no hablantes de ese tipo de lenguas es de 9 por ciento, refiere la Enadid.
 
MIEDO AL ESTIGMA
 
Para protegerse, Yoalli apuntó que es preciso exigir información e insumos en los centros de salud, aunque “muchas (jóvenes) no quieren ir por miedo a que te vea un vecino o un familiar y que sus papás se enteren”.
 
La promotora de Ddeser expuso que “es importante vencer la pena y pedir información con la que puedes prevenir un embarazo, es preferible a tener que cuidar un bebé”.
 
Sin embargo, para que las y los adolescentes “se animen” a pedir información “primero tienen que conocer que es su derecho”.
 
Yoalli Dañu consideró que la difusión de los derechos sexuales y reproductivos de la juventud es todavía un reto que deben asumir las autoridades educativas y del sector salud.
 
La otomí Rebeca Pérez, integrante de la Brigada Juvenil de la localidad de San Ambrosio en el municipio hidalguense de Huhuetla, comparte la experiencia de la promotora de Ddeser, pues dijo que tras el conocimiento de sus derechos sexuales y reproductivos tiene más herramientas para decidir sobre su vida.
 
La mujer de 21 años puso como ejemplo que ella, a diferencia de la mayoría de las jóvenes de su pueblo, aún no ejerce su maternidad.
 
Pertenecer a la Brigada Juvenil “me ha ayudado a complementar la información (sobre sus derechos sexuales y reproductivos) que ya tenía y a implementar esos conocimientos”, mencionó.
 
La activista, cuyo colectivo realiza actividades lúdicas dirigidas a adolescentes acerca de cómo prevenir ITS y embarazos no planeados, refirió que en su localidad persisten graves problemas como las gestaciones en “niñas de 12 y 13 años de edad”.
 
Por ello imparten talleres en el centro de salud para las y los alumnos de secundaria y adolescentes que no tienen la oportunidad de ingresar a una institución educativa.
 
Por último, Rebeca Pérez refirió que una limitante para que las y los adolescentes conozcan sus derechos es la religión, que “no permite que estemos informados”, así como el escaso acceso a la educación.