Fracasa política de Derechos Humanos de las mujeres

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/Por:Gladis Torres Ruiz

CONTEXTO
Fracasa política de Derechos Humanos de las mujeres
En el sexenio, más pobreza y violencia de género
 
El impacto favorable de las políticas en materia de Derechos Humanos (DH) de las mexicanas que Felipe Calderón ha anunciado en diferentes ocasiones no es tal, coinciden organizaciones humanitarias y de mujeres.
 
Las agrupaciones ciudadanas afirman que en seis años el balance en materia de igualdad de género es negativo: la pobreza crece de manera exponencial para las niñas y las mujeres, siguen muriendo por ser madres, la violencia continúa impune, y todo ello sin acciones concretas para poner fin a estas problemáticas.
 
A propósito del Sexto y último Informe de Gobierno de Calderón, Amnistía Internacional (AI) concluye en un reporte que en materia de justicia y seguridad pública, la saliente administración ha tolerado un grave deterioro a los DH.
 
Sostiene que Calderón ha hecho caso omiso a las miles de víctimas de violaciones que se han atrevido a denunciar los abusos y a reclamar justicia.
 
El pasado 1 de septiembre Alejandro Poiré, secretario de Gobernación, entregó el Sexto Informe de Gobierno al Congreso de la Unión. Dos días después, en Palacio Nacional, Calderón aseguró que su gestión fue “humanista” y que las acciones realizadas por el gobierno y la sociedad, para acrecentar el desarrollo humano sustentable presentan resultados innegables en los ámbitos social, político y económico.
 
Yuridia Rodríguez, abogada del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), señala que el gobierno de Calderón deja grandes pendientes con las mujeres, tales como la aplicación cabal de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, promulgada en 2007.
 
A lo largo del sexenio, el OCNF no se cansó de denunciar la imparable ola de violencia contra las mujeres y las niñas, así como la negativa del gobierno federal de implementar la Alerta de Violencia de Género en Guanajuato, Estado de México, Veracruz y Nuevo León.
 
A partir de 2007 diversas organizaciones comenzaron a denunciar las reformas constitucionales en 17 estados, para proteger al embrión por encima de los derechos reproductivos de las mujeres, y que derivaron en la criminalización de las mujeres por abortar.
 
Igualmente, grupos defensores de los derechos de las mexicanas, como Fundar Centro de Análisis e Investigación, han advertido que el Seguro Popular, así como los programas Arranque Parejo en la Vida y Oportunidades, no favorecen a las mujeres, en contraste a lo que asegura el gobierno federal.
 
Y es que no se logró reducir la muerte materna (MM) y por el contrario se les sobrecargó el trabajo con los programas sociales.
 
La MM en mujeres menores de 20 años es de 59.3 por cada 100 mil nacidos vivos, y en las mujeres de 45 a 49 años es de 190.3 muertes. Los estados con más altos índices de mortalidad son Guerrero, Oaxaca, Chihuahua y Morelos, según información del Inegi.
 
De igual manera las mexicanas son y seguirán siendo las más golpeadas por la pobreza. Carmen Ponce, economista especializada en género, advierte que en antes de que concluya el año se perderán alrededor de 100 mil fuentes de trabajo.
 
Los sectores de la producción nacional que serán “gravemente” afectados son el textil, calzado y juguete, cuya mano de obra es principalmente femenina. Tan sólo en la industria textil, ellas representan 70 por ciento de la mano de obra.

Informe de Gobierno: espejismo para las mujeres

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/Por Gladis Torres Ruiz y Guadalupe Cruz Jaimes

REPORTAJE
Informe de Gobierno: espejismo para las mujeres
Calderón omite feminicidio e incapacidad contra MM
 
Contrario al triunfalismo del último informe de Felipe Calderón, activistas advierten que para las mexicanas el sexenio fue de violencia, desempleo y mala atención en salud.
 
En un ejemplo más de la simulación característica de este sexenio que concluye, Felipe Calderón presentó su último Informe de Gobierno en el que brinda un panorama “color de rosa” para las mexicanas, y omite las miles de muertes por el feminicidio en todo el país, la incapacidad para frenar los altos índices de mortalidad materna (MM), y el severo desempleo y precariedad laboral que pegan con más fuerza a las mujeres.
 
Activistas y defensoras de los Derechos Humanos (DH) advierten que el Sexto Informe “no refleja la realidad del país”, y por el contrario asume como logros propios iniciativas impulsadas desde la sociedad civil, como la reforma constitucional en materia de DH, o las leyes para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos de Trata de Personas, y para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.
 
En materia de violencia, Yuridia Rodríguez, abogada del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), señala que el informe de Calderón habla de toda una estrategia de seguridad, pero “no del golpe que se le ha dado a las mujeres”.
 
Y es que el Ejecutivo no precisa información sobre las violaciones a los DH de las mexicanas, defensoras y periodistas, y tampoco el número de víctimas de tales delitos.
 
De diciembre de 2006 a enero de 2012, 4 mil 419 mujeres y niñas fueron víctimas de homicidio doloso en 17 entidades del país, según un informe de la Comisión Especial de Feminicidios de la Cámara de Diputados.
 
En el reporte “Una mirada al feminicidio en México”, realizado por el OCNF, se asienta que tan sólo de enero de 2010 a junio 2011 se registraron mil 235 asesinatos de mujeres.
 
Los estados con mayor número de crímenes son el Estado de México (320), Tamaulipas (169), Sinaloa (168), Jalisco (142), Nuevo León (138), Distrito Federal (125), Oaxaca (102), y Sonora (71).
 
Luz Estela Castro, directora del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres de Chihuahua, denuncia que Calderón deja “60 mil muertes, desaparecidos, ejecuciones extrajudiciales, tortura y represión, en suma es el Presidente de la muerte”.
 
Yuridia Rodríguez abunda que en el Informe de Gobierno se detalla una estrategia de seguridad contra el narcotráfico, cuando el crimen organizado adquiere grandes cantidades de dinero con la trata de personas. “Eso se refleja con la desaparición de mujeres y niñas no solamente en Ciudad Juárez, sino en toda la República Mexicana”, advierte.
 
Karla Micheel Salas, integrante de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos, observa que por más mecanismos que se anuncien contra la inseguridad, el problema sigue siendo el mismo, los asesinatos de mujeres continúan no sólo en Juárez sino en todo el país, y además se incrementaron con la militarización.
 
TAPAR EL SOL CON UN DEDO
 
Respecto a los altos índices de MM, Lina Berrio, de la organización Kinal Antzetik, considera que en contraste a lo expuesto en el Sexto Informe, no se reducirá la mortalidad en los 125 municipios con menor Índice de Desarrollo Humano.
 
El documento del Ejecutivo proyecta disminuir la razón de muerte materna (RMM) en esas localidades a 113 decesos por cada 100 mil nacidos vivos para el cierre de este año.
 
Berrio señala que esa meta es inalcanzable, toda vez que la RMM apenas se pudo reducir en cinco años al pasar de 162.2 defunciones por cada 100 mil nacidos vivos en 2006 a 129.3 fallecimientos en 2011, de acuerdo con lo reportado en el Informe de Gobierno.
 
En materia laboral, el Ejecutivo menciona que durante su administración se crearon 2 millones de empleos, de los cuales 800 mil corresponden a este año, aunque no detalla las condiciones en que se ocuparon estas personas.
 
Norma Malagón, integrante de la Red de Mujeres Sindicalistas (RMS), critica que los empleos creados por Calderón “no representaron un avance real” para las mujeres, ya que al ser temporales no les garantizan seguridad en el empleo y reducen o anulan las prestaciones sociales que les corresponden.
 
La activista agrega que más de la mitad de los 17 millones de trabajadoras en el país carece de derechos laborales, porque se ocupan en la economía informal o en empleos “formales” contratadas por honorarios y sin acceso a la seguridad social.
 
El Centro de Reflexión y Acción Laboral (Cereal) sostiene que cada año se crearon 185 mil empleos formales (un millón 110 mil fuentes de trabajo), de los cuales 90 por ciento fueron eventuales.
 
En el “Informe 2011 sobre violaciones a los Derechos Humanos laborales en México”, Cereal precisa que por cada empleo formal se generaron tres informales en esta administración que concluye el próximo 30 de noviembre.