Jóvenes oaxaqueñas,con más riesgo de morir en un parto

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/Por:Citlalli López, corresponsal

CAMPAÑA PERIODISTAS POR EL RESPETO A LOS DSyR DE  LA JUVENTUD
Jóvenes oaxaqueñas, con más riesgo de morir en un parto
Quinta parte de MM entre menores de 19 años
 
Oaxaca, 1 jun 12 (CIMAC).- Comparadas con las mujeres del norte de México, las oaxaqueñas tienen cinco veces más riesgo de morir durante el parto y un doble peligro si son jóvenes que viven en comunidades indígenas.
 
Lo anterior se debe a la falta de atención oportuna, medicamentos, lejanía de los centros de atención de las comunidades, y la falta de servicios de salud integrales para disminuir los factores que contribuyen a la mortalidad materna (MM), tales como los embarazos tempranos.
 
Entre 1990 y 2010, el 56 por ciento de las muertes maternas registradas en Oaxaca correspondieron a mujeres indígenas, “lo que muestra el rezago social que prevalece en la entidad y que afecta a las más pobres y con menor acceso a los servicios de salud”, asentó Mayra Morales Aldaz, integrante de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos (Ddeser) y portavoz del Colectivo de Mujeres Feministas de Oaxaca.
 
Los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) reportan que 21 por ciento de las muertes corresponden a mujeres menores de 19 años.
 
CASO DE NEGLIGENCIA
 
El pasado 12 de abril, Marisol Carrasco Sierra, de 23 años, acudió a su última cita de control prenatal en el IMSS de la capital del estado. Aquella fue la última vez que sus padres y esposo la vieron con vida. La joven fue internada y declarada muerta la noche del pasado 19 de abril.
 
Los nueve meses del embarazo transcurrieron sin complicaciones, su parto sería normal. De última hora el personal médico informó a la familia que era necesario hacer una cesárea porque el producto era demasiado grande para un parto vaginal.
 
Dos horas después de la intervención y de parir a una niña, Marisol tuvo que ser atendida por una hemorragia. Los doctores explicaron a los padres de Marisol que le tendrían que extraer la matrix.
 
La joven sufrió un primer paro respiratorio, y luego otro que la dejó al borde de la muerte. A los pocos días falleció.
 
En un primer momento los médicos informaron a la familia que el de Marisol había sido un parto con preeclampsia (hipertensión arterial de la madre). Después dijeron que el fallecimiento fue ocasionado por el Síndrome de Hellp.
 
ESTADO REZAGADO
 
Oaxaca es el quinto estado con mayor índice de MM a escala nacional, al igual que Puebla, Veracruz, Guerrero y Chiapas, a pesar de que los SSO afirmen que hay una disminución en el rubro.
 
Este año han ocurrido 19 muertes maternas, según un registro hasta el pasado 16 de mayo del Observatorio de Mortalidad Materna de México. Las principales causas de esos fallecimientos fueron los trastornos hipertensivos del embarazo, hemorragias, abortos e infecciones.
 
Morales Aldaz resaltó que de acuerdo con el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, un embarazo a edades tempranas eleva cinco veces el riesgo de morir durante su atención obstétrica, lo que demanda atención y presupuesto a los programas de información y atención dirigidos a las adolescentes, pues el embarazo en este grupo de edad va en aumento.
 
“La falta de acceso a métodos anticonceptivos y de una educación que incluya temas de salud sexual y reproductiva, se convierten en las principales causas de que actualmente una de cada tres adolescentes se embarace antes de cumplir 20 años”, destacó.
 
Según la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (Enadid) 2009, más de 60 por ciento de las y los jóvenes no utilizan ningún método anticonceptivo en su primera relación sexual.
 
Los factores que contribuyen a reducir los índices de embarazos entre adolescentes y por tanto el riesgo de muerte materna, son el abasto y acceso a anticonceptivos, la prevención de embarazos no deseados, además de la calidad en la atención médica prenatal y educación sexual, añadió Morales Aldaz.
 
Para el Colectivo de Mujeres Feministas de Oaxaca es fundamental que las instituciones educativas incluyan en sus programas información sobre los derechos sexuales y reproductivos, que garantice a las mujeres la libertad de ejercer responsablemente su sexualidad y decidir sobre la maternidad.
 
“Como organizaciones estamos conscientes de que detrás de la muerte de una mujer se ocultan graves problemas que se agudizan en un sistema ineficiente de atención a la salud, por falta de garantías para el acceso y ejercicio de los derechos”, concluyó la activista.