Siete años “de investigación” y joven sigue desaparecida

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/Por:Anayeli García Martínez

VIOLENCIA
Siete años “de investigación” y joven sigue desaparecida
Negligencia, corrupción e impunidad acosa a familia
 
México, DF, 14 abr 12 (CIMAC).- Negligencia, corrupción e impunidad, caracteriza  a las autoridades estatales y federales que –pese a tener información– no han hecho nada por localizar a Silvia Stephanie Sánchez Viesca Ortiz, desaparecida desde hace siete años en Torreón, Coahuila.
 
“Esto es por culpa de las autoridades. No hay de dos sopas, o está muerta o la están prostituyendo. No la traen de modelo ni en las embajadas. No nos hagamos… Pero dígannos, ya dígannos, no sean tan desgraciados”, sentencia Oscar, padre de la joven.
 
El 5 de noviembre de 2004, en Torreón, Coahuila, Fanny –como le llaman en casa– se arregló y salió de su hogar para ir a la escuela, en la tarde llegó a comer y de nuevo salió para ir a jugar basketball en el Colegio América, dieron las ocho de la noche y no regresó.
 
“¿Qué quieres que te diga?, es algo que sucedió y ya no puedo hacer nada ahorita más que tratar de buscarla y encontrarla, es todo lo que te puedo decir”, dice a Cimacnoticias Silvia, madre de Fanny.
 
Entrevistados por esta agencia Silvia Ortiz y Oscar Sánchez, relatan cómo la desaparición de su hija trajo consigo una serie de calamidades personales y económicas, y cómo han enfrentado la indiferencia de las instancias encargadas de investigar el caso.
 
Cuando la familia denunció el hecho, el caso fue asignado a la Agencia Antisecuestros de Torreón, Coahuila, a cargo de Enrique Ruiz Arevalo, quien señaló que la investigación  para buscar y localizar a la joven estaría a cargo del comandante René de León.
 
Pero al paso del tiempo y sin ver ningún avance, la familia inicia sus propias investigaciones y comienza a cruzar posibles vínculos de los posibles responsables con las autoridades, sospechas que confirmaron en 2007, cuando Ruiz Arévalo fue “levantado” por sus presuntos nexos con bandas del crimen organizado.
 
Tras el hecho Gerardo Valdés Segura, quedó a cargo de la Agencia, pero corrió la misma suerte que su antecesor. Desde entonces Silvia y Oscar desconfiaron de la actuación de la Procuraduría estatal.
 
Solos, sin autoridades confiables, sin asesoría legal, sin dinero y sin ninguna organización que los acompañara en su lucha, la familia de Fanny ha recorrido el país e incluso ha viajado a Estados Unidos, ha tocado puertas sin que se abran y ha levantado la voz sin ser escuchada.
 
Los padres de la joven se enfrentaron con la indiferencia de dos presidentes panistas Vicente Fox y Felipe Calderón; y con la ineptitud de tres gobernadores priístas, Enrique Martínez y Martínez, Rubén Moreira y actualmente Humberto Moreira.
 
También han sido testigos de cómo levantan, detienen o asesinan a funcionarios ligados con la investigación o a presuntos cómplices de la desaparición de su hija.
 
Hasta ahora se desconoce el número de mujeres desaparecidas en la entidad, debido a que la Procuraduría no ha dado esta información. Aún así la familia continúa su búsqueda.
 
Lo peor es que Silvia y Oscar sólo vieron con impotencia como el expediente rebotó de una dependencia a otra, de una oficina de atención a víctimas de la Procuraduría General de la República a la extinta Agencia Federal de Investigaciones (AFI).
 
Los cientos de hojas del expediente pasaron de una Agencia de la Procuraduría General de Justicia del estado de Coahuila, a la ahora Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (Fevimtra).
 
Y de la Fevimtra a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), pero después de siete años de investigaciones no hay nada, no sé sabe donde está Silvia Stephanie. No se sabe si está muerta o viva.
 
Estos padres están hundidos en la desesperación y piden que la SIEDO haga algo, ellos saben que hay pruebas de que su hija es prostituida en bares de algún estado de la zona norte del país y saben que en este caso pueden estar inmiscuidos miembros del crimen organizado.
 
Lo saben porque su hija despareció luego de ir a buscar a una amiga que no encontró en casa. Fanny caminó hacia la avenida para tomar el autobús de regreso a su hogar, cerca de un bar que ese día se pre-inauguraba y donde había camionetas con placas de otras entidades e incluso de Estados Unidos.
 
“¿No tienen miedo?”, se les pregunta. La respuesta es contundente: “No”.
 
“¿Sabes por qué? porque él esta conmigo y yo estoy con él –dice Silvia al señalar a su esposo–, los dos estamos con mis hijos… ¿y ella, con quién está, qué está pasando con ella? ¿Cómo nos va a dar miedo a nosotros?”.
 
Oscar continúa: “Es nuestra hija, la mujer, la más chica, nosotros ya vivimos y ella empezaba a vivir, eran 16 años, si la recuperamos estamos concientes que viene lo más difícil, ya no es la misma niña”.
 
En esta familia se han arraigado tres fechas emblemáticas: el 10 de mayo, Día de las Madres; el 5 de noviembre, día en que desapareció Fanny; y el 11 de septiembre, día de su cumpleaños. En estos días las mantas y los volantes son la insignia.
 
Conforme pasa el tiempo hay más desesperación, la exigencia se hace más fuerte, hoy más que nunca piden resultados porque  –aseguran– cuando entre la nueva administración federal habrá nuevos funcionarios y eso significa empezar de cero.
 
“Ya estamos viendo, no se cómo, de un enlace con la ONU. Son siete años y ver que no hay avances, que no se ha hecho nada, no puede ser. Es la vida de un ser humano”, dice Silvia.
 
En tanto su esposo alerta: “Te la creo (la ineptitud) en el estado porque Coahuila está inmerso en la corrupción, te lo paso de Coahuila, pero de la autoridad federal no, si no son ellos entonces a quién recurrimos. ¿Dónde están mis autoridades, dónde esta la justicia?”.
 
Algo es seguro, “No podemos seguir esperando más tiempo”.  El pasado 20 de marzo Silvia estuvo en la Ciudad de México y se entrevistó con Cuitláhuac Salinas, titular de la SIEDO, quién se comprometió a “mover” el caso. Ahora queda esperar.

About these ads