Reformas a ley de monumentos

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/por:Redaccion

El día 23 de febrero Bolfy Cottom especialista en legislación, dio una conferencia en el auditorio Javier Romero de la ENAH, a las 11 horas. La temática de la conferencia es con motivo de las iniciativas de reformas de la Ley Federal sobre monumentos artísticos e históricos y zonas arqueológicas.

Según las palabras de Cottom el problema no radica en los proyectos, sino en el enfoque y una forma errónea de formularlos, pero rescata la preocupación por actualizar los capítulos.

VI Muestra de Vinos de España en México

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/por:Redaccion

La sexta muestra de vinos españoles, sin presencia en México,  impulsada por empresas vitivinícolas interesadas en participar en el mercado mexicano, fue presentada en el  Salón Virreyes, del Hotel Camino Real. Esta iniciativa de negocios recibe el apoyo del Instituto Español de Comercio Exterior,  la Embajada de España, las Cámaras de Comercio de España y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional.

Francisco Garzón Morales, consejero económico y comercial de la Embajada de España en México, aseguró que su país es el primer importador de vinos a México, ya que esta nación representa el 30% de sus ventas. El año pasado, datos que sólo abarcan hasta octubre, el vino español aumentó sus ventas 30% en volumen y 10% en valor comercial mexicano. Todo esto produjo el 74.5% de las exportaciones de este producto español, lo que posicionó a México como el principal cliente del mercado vitivinícola español.

Presentación VI Muestra de Vinos de España en México

La muestra contó con la presencia de 42 bodegas y 22 denominaciones de origen, con el objetivo de mostrar tres tipos de catas: una de uvas españolas, variedades autóctonas; otras de origen foráneo producidas en España y la última, una combinación de ambas. Hubo una presencia destacada de vinos ecológicos y biodinámicos, campo en el que España es pionero,  vinos de autor, hasta los producidos por restauranteros, todo ello elaborado con base en el fruto de gran variedad de viñedos.

La calidad de los productos mostrados en este evento fue conseguida por la presencia de las bodegas más importantes de España, tales como Campo Viejo, Félix Solís Avantis o Marqués de Montecierzo,  así como de vinos que han recibido un alto puntaje en las ediciones de la guía de vinos españoles Peñil , como es el caso de José Pariente y Río Negro.

Los vinos españoles mostrados en esta sexta edición, tienen una denominación de origen y acogen, por obligación, mantener ciertos procesos de elaboración del producto, así  como sostener la más alta calidad posible, esto a cambio de una protección legal de exclusividad para uso de la materia prima, en este caso, de la uva que le otorgó su individualidad a cada vino.

VI Muestra de Vinos de España en México

Así, un ejemplo de los estándares, es la presencia de vinos de autor, fabricados por enólogos desde su inicio,  tienen normalmente un alto nivel de calidad, ya que lo elaboran en pequeñas cantidades y con una exhaustiva revisión de la tierra. A diferencia de los vinos de restaurantero, los cuales no son propiamente pensados desde un inicio por un enólogo, requieren también de una alta puntuación en alguna exposición o dictamen para poder presentarse como denominación de origen.

Dentro de la gran variedad de vinos presentados se encuentró Finca Río Negro, perteneciente a Bodegas Río Negro, producido en el 2009 con uva Tempranillo, Syrah, C. Sauvignon y Merlot; también estuvo el llamado Selección de Bodegas Marqués de Montecierzo, con una fermentación en barrica de roble Francés Nueva, Merlot 100%. Bodegas Frutos Villar trajo un vino tinto de autor llamado Conde Siruela, proveniente de la zona Ribera del Duero. Así mismo, Bodegas José Pariente presentó su excelente vino blanco (elaborado con base en las variedades Verdejo y Sauvignon Blanc), ganador de varios premios aunque una de sus reglas como empresa sea no concursar en dichos eventos, pero por su calidad, estas bodegas se establecieron como una de las preferidas entre los consumidores españoles.

Cine mudo mexicano: nuestra herencia silente

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/por:Edgar Meritano

Al hablar de cine mexicano vienen a nuestras mentes las películas del melodrama ranchero, género mexicano por excelencia, con todos sus charros cantores y mujeres sufriendo; o bien el ícono del cine de luchadores: El Santo con sus más de 100 películas donde se enfrenta a todo tipo de monstruos como la momia, Frankenstein o científicos del mal. Sin embargo poco se conoce sobre los orígenes del cine en nuestro país y su herencia silente.

Hoy en día se ve al cine mexicano, no como una industria, sino como un objeto cultural al que hay que rescatar y que es una carga más para el presupuesto federal, sin mayor éxito en taquilla, avasallado por las súper producciones hollywoodenses. Las películas mexicanas simplemente pasan desapercibidas en la pantalla grande, pero no siempre fue así.  México fue uno de los primeros países en gozar de las ventajas de la modernidad y sus nuevos inventos, entre ellos el cine; y de igual forma uno de los primeros países en tener una industria cinematográfica formal con gran variedad de películas para todo público y con un star system establecido.

Las Vistas

Cuando los hermanos Lumière hicieron sus primeras proyecciones en México, Edison ya había presentado en el país su kinetoscopio que era básicamente un proyector pequeño para un solo usuario, cargado con una película corta. Nuestro país fue pionero en la proyección de “las vistas”,  las cuales eran películas sobre escenas cotidianas filmadas en calles concurridas o famosas de una ciudad; este tipo de cine tuvo un gran impacto en los espectadores debido a la novedad técnica, sin embargo rápidamente dejó de ser interesante, posiblemente porque no contaba ninguna historia y se limitaba a captar la cotidianeidad, por ello comenzó a ser una atracción de feria. (García Riera,  1998)

Debido a la falta de producciones, los exhibidores  se fueron transformando en productores de “las vistas”, así dio inicio la proliferación del cine trashumante que consistía en ir de comunidad en comunidad exhibiendo películas filmadas en las mismas localidades de proyección, estos materiales cinematográficos eran  complemento otros filmes.

El cine recorrió el país de esta forma, sin embargo la falta de argumento y drama lo limitaba al público de las provincias. En 1898 el norteamericano Enoch J. Rector proyectó en el Teatro Nacional un combate de box entre James Cobert y Bob Fitzsimmons, el cual fue filmado en Texas para eludir a las autoridades (García Riera, 1998: 21). Esta exhibición tuvo varias reseñas bastante polémicas por la naturaleza del deporte que en ese entonces estaba prohibido, pero fue la primera filmación deportiva exhibida en el país; a esto siguieron más peleas de box y también corridas de toros realizadas por numerosos productores.

El primer largometraje filmado en el país fue realizado por Enrique Rosas en 1906 y trataba sobre las fiestas presidenciales en Mérida; después surgieron otros medios y largometrajes del mismo orden documental como el Viaje de Justo Sierra a Palenque, otro sobre Gustavo Silva y el Desfile Histórico del Centenario de los hermanos Alva.

La Revolución

El cine documental encuentra un crisol prolífico en México con el inicio de la Revolución, que fue el primer conflicto armado documentado fílmicamente en el país. En este momento las producciones mexicanas dejaron de ser un complemento para convertirse en las protagonistas de las exhibiciones.

Entre los documentales de ésta época destaca Barbarous Mexico de 1912, una  producción norteamericana que aborda el tema de la Revolución Mexicana que representó terreno fértil para los productores nacionales, a pesar del riesgo que suponía la filmación en el campo de batalla. Es una pena que gran parte de este material no se encuentre al alcance del público, o esté perdido (García Riera, 1998: 25)

 Ficción en el cine mudo mexicano

La primera película de ficción del cine mudo mexicano fue una adaptación de Don Juan Tenorio de José Zorrilla, llevada a cabo por Salvador Toscano en 1899. El primer cine de ficción era parecido al teatro con planos abiertos y sin movimientos de cámara. La idea misma de ficción filmada iba en contra del concepto documentalista que tenían los Lumière sobre su invento, cuyo objetivo primordial era registrar con imágenes en movimiento la actividad humana, a pesar de ello esta nueva modalidad fílmica se encontraba en ascenso.

Otra película que destaca es El Grito de Dolores de 1907, filmada por Felipe de Jesús Haro. A mediados de la primera década del siglo XX, el cine pasó de ser una atracción de feria a un espectáculo formal, masivo y establecido; para 1910 ya eran 54 las salas de exhibición en el país, las cuales aumentaron con motivo del Centenario de la Independencia, esto a pesar de que el cine era considerado una forma de diversión para clases inferiores, debido a la naturaleza del espectáculo que requería de una sala oscura, muchas veces sucia e infestada de pulgas, nada comparable a la ópera o el teatro, espectáculos reservados para la alta sociedad. Ya para 1911 se nombraron inspectores de vigilancia e higiene para supervisar  que los locales se encontraran limpios y en buenas condiciones, así como la  moralidad de las vistas,  este fue el primer equipo de censura del país (García Riera, 1998: 29)

Largometrajes de ficción

El cine mexicano empezó a ser más influenciado por el cine europeo, sobre todo después del ataque de Villa a Columbus en 1916, ya que después de este evento el western norteamericano puso en pantalla una imagen denigrante de los mexicanos, principalmente en papeles de villanos; esta imagen del mexicano sucio, inculto, malvado y violento permeó la historia del western hasta el spaghetti western baste, basta con recordar a los personajes Tuco o Ramón Rojo de Por un Puñado de Dólares (1964) o EL Bueno, El Malo y El Feo (1966) de Sergio Leone.

El cine europeo era considerado más refinado y culto que el cine norteamericano, por tal motivo la producción mexicana fue influida por el cine de divas italiano, así como por dar una imagen distinta de lo que promovía el cine norteamericano respecto a los mexicanos. Mientras tanto, la revolución era ignorada por la ficción, a diferencia del cine documental que encuentra en la revolución un nicho.

Yucatán da la primera aportación al largometraje de ficción en 1916 con la cinta 1810 o los libertadores de México, y con ello se declara la cuna del largometraje de ficción mexicano. El siguiente año, Mimí Derba fundó Azteca Films, atisbando la posibilidad de consolidar al cine mexicano como industria con cinco largometrajes: En Defensa Propia, Alma de Sacrificio, La Tigresa, La Soñadora y En la Sombra; películas de ficción completamente fuera del contexto de la realidad mexicana, ya que trataban sobre personajes nobles y sus palacios. (García Riera, 1998: 41). Derba no logró concluir su última película Chapultepec y con ello se disuelve Azteca Films, pero deja la puerta abierta al cine de ficción y al cine como industria.

Germán Camus logró consagrar el melodrama mexicano con Santa en 1921, adaptación de la popular novela de Federico Gamboa; Santa consolidó a la muchacha en desgracia como personaje típico del drama fílmico mexicano, mismo que se volvió esencial, posteriormente, como arquetipo en el entretenimiento televisivo.

Enrique Rosas dirigió en 1919 el primer serial El Automovil Gris con 12 episodios que representan el primer drama policiaco sobre una banda que se dedicaba a asaltar casas de ricos para después huir a bordo de un auto gris, fue la película más famosa de la época (García Riera, 1998: 45). La versión que existe actualmente de ésta película es un resumen, un tanto confuso, del serial.

Finalmente el Estado voltea a ver al cine de ficción como un instrumento político y realiza varias producciones nacionalistas realizadas por la Secretaría de Guerra y la Secretaría de Marina, entre estas producciones destaca Juan Soldado de 1919 coproducida por Chapultepec Films, única estrenada en salas comerciales.

Conclusión:

La historia del cine mudo mexicano fue tan prolífica, así como rica y variada en sus temas, verdaderamente es una pena que, en general, esta historia pase desapercibida, ya que es importante estar al tanto de la historia del cine de nuestro país.

Cuando se habla de cine mexicano es inevitable pensar en uno de los tantos “nuevos” cines mexicanos o bien en el género mexicano por excelencia: el melodrama ranchero; sin embargo, es importante mirar la historia y construcción de lo que fue una importante industria para el país y que tiene huellas en esa edad temprana del cine mundial.

Bibliografía

García Riera, Emilio, Breve Historia del Cine Mexicano. México, Ediciones Mapa, 1998.

50 años de “Historias de cronopios y de famas”

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/por:Redaccion

El día de hoy 22 de febrero, se celebró el homenaje a Julio Cortázar, autor argentino, en el Centro de Arte Moderno de Madrid. El motivo fueron los 50 años de su obra “Historias de cronopios y de famas” en el cual su viuda Aurora Bernárdez, quien viajó desde Paris con sus casi 92 años, participó en el debate.

En el evento intervinieron personajes como Rosalba Campra, Julio Ortega, y Mariángeles Fernández entre otros; quienes subrayaron la importancia de esos textos que permiten “mirar la realidad con ojos nuevos” señaló Campra.

La Gioconda del Prado exhibida por primera vez

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/por:Redaccion

“La Gioconda del Prado” obra considerada como ejecución paralela o duplicado de taller de “La Gioconda” de Leonardo da Vinci, fue por primera vez  mostrada al público en el museo madrileño desde hoy 22 de febrero y permanecerá expuesta por las próximas tres semanas. Posteriormente viajará a Paris donde se exhibirá junto a la pintura original en el museo de Louvre; y en junio volverá al museo del prado en donde se le asignará una sala especial sin cristal, ni vitrina como la pintura original.

Aún existen muchas dudas acerca de la obra, los posibles autores son Francesco Melzi o Andrea Salai; lo que sí es una certeza es que la obra no es de autoría española ya que en España se usaba madera de roble, la madera usada para esa obra es de nogal y ese material predominaba en Italia.

El grito será subastado

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/por:Redaccion

La obra maestra del artista noruego Edvard Munch (1863 – 1944) encabezará el remate anunciado por Sotheby’s en mayo próximo. La obra podría alcanzar un valor superior a los 80 millones de dólares. La pintura  data de 1895, es una de las cuatro versiones existentes pero la única en manos privada, las del empresario noruego Petter Olsen.

La pintura será exhibida en Londres por primera vez en su historia a partir del próximo 13 de abril, y en Nueva York, en forma previa a su subasta, desde el 27 de ese mismo mes.