El Salvador no puede contra embarazo adolescente ni muerte materna

STAFF:MTXNoticias.com/CanalMatrix/CIMAC/Por:Marta Sigaran, corresponsal

CAMPAÑA PERIODISTAS DE MESOAMERICA A FAVOR DE LOS DERECHOS SEXUALES Y REPRODUCTIVOS
El Salvador no puede contra embarazo adolescente ni muerte materna
Las jóvenes, en constante riesgo de contraer ITS
 
San Salvador, 29 ago 11 (CIMAC).- Disminuir los altos índices de embarazos entre las adolescentes se mantiene como uno de los principales retos de las políticas públicas en El Salvador, reconoció el Ministerio de Salud del país centroamericano.
 
María Elena Ávalos, gerente de atención integral de Salud en Adolescentes del Ministerio de Salud, dijo que entre las principales causas del embarazo en adolescentes, destacan la deficiente e incorrecta educación en salud sexual y reproductiva, y la prevalencia de patrones socioculturales machistas en comunidades rurales donde la maternidad precoz es vista como algo “natural”.
 
De acuerdo con la dependencia, de los alrededor de 100 mil inscripciones prenatales al año, 33.2 por ciento son de mujeres adolescentes. En El Salvador, la edad promedio de inicio de la vida sexual es 16.3 años, según la más reciente Encuesta Nacional de Salud Familiar FESAL 2008.
 
En la actualidad, el 31.4 por ciento de los partos corresponde a  mujeres de entre 15 y 19 años, y el 27.7 por ciento de muertes maternas ocurre en adolescentes.
 
Para el 2010, el Ministerio de Salud reportó el suicidio por efectos tóxicos de sustancias de procedencia no medicinal como la primera causa de muerte entre las adolescentes de 15 a 19 años. Muchos de estos casos –acotó la dependencia– pueden estar relacionados con embarazos no deseados. 
 
ACCIONES INSUFICIENTES
 
“El Ministerio de Salud propone intervenciones para la prevención del embarazo en adolescentes, como la participación de la comunidad y la familia en el control de los determinantes de la salud sexual y reproductiva”, explicó María Elena Ávalos.
 
“Mientras más adverso es el contexto en que se desarrollan las adolescentes, mayor será su necesidad de apoyo, lo que le permitirá sobrevivir y prosperar en el futuro”, dijo la funcionaria.
 
Según la encuesta FESAL 2008, del total de adolescentes y jóvenes con experiencia de embarazo el 53 por ciento no estudiaba ni trabajaba cuando supo que estaba embarazada, y al terminar el embarazo el 41 por ciento que estudiaba no regresó a la escuela y el 23 por ciento que trabajaba no lo volvió a hacer.
 
A su vez, el sondeo muestra un mayor riesgo de que las adolescentes salvadoreñas de 15 a 19 años de edad queden embarazadas o adquieran infecciones de transmisión sexual (ITS), incluyendo VIH/Sida.
 
Y es que cuatro de cada 10 reportaron que tuvieron relaciones sexuales durante el último trimestre previo a la entrevista, y entre ellas sólo 31 por ciento afirmó haberse “protegido” en su última relación sexual.
 
MORTALIDAD MATERNA, FLAGELO IMBATIBLE
 
La muerte materna en embarazos en las adolescentes es otra consecuencia alarmante, ya que hay 60 por ciento más de riesgo comparado con las madres mayores de 20 años de edad.
 
A pesar de los esfuerzos del Ministerio de Salud, de la cooperación internacional y de algunos sectores de la sociedad civil para disminuir las cifras, ésta es una situación que sigue presente en El Salvador y refleja que las niñas y las adolescentes siguen siendo víctimas de las ineficaces políticas públicas en salud sexual y reproductiva.
 
“Es excesiva la cantidad de niñas adolescentes y jóvenes mujeres que padecen discriminación y violencia por motivos de género. Y la deficiente salud sexual y reproductiva es una de las principales causas de muerte de las adolescentes en países en desarrollo”, expuso Babatunde Osotimehin, director ejecutivo del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA), durante el Día Mundial de la Juventud el pasado 12 de agosto.
 
REALIDAD SALVADOREÑA EN NÚMEROS
 
• El 42 por ciento de las mujeres adultas jóvenes parió antes de cumplir 20 años. Esta proporción es mucho más alta que el promedio en mujeres con menor escolaridad (66 por ciento), y en aquellas con un bajo nivel socioeconómico (60 por ciento).
 
• La tasa de fecundidad adolescente en El Salvador ­104 nacimientos por cada mil mujeres de 15 a 19 años­ es considerablemente más alta que el promedio regional de 80 por cada mil para América Latina y el Caribe.
 
• Aunque esta tasa ha disminuido marcadamente (debido a que las jóvenes de hoy tienen menos segundos y terceros hijos siendo adolescentes), la proporción de mujeres que se convirtieron en madres antes de los 20 años apenas ha cambiado en las pasadas dos décadas.
 
• El 9 por ciento de las adultas jóvenes parieron siendo aún adolescentes y solteras.
 
• El 43 por ciento de los nacimientos entre las adolescentes es imprevisto o no deseado.
Fuente: Instituto Guttmacher