80% NIÑAS Y ADOLESCENTES,PRINCIPALES VICTIMAS DE TRATA

STAFF:MELISSA HERNANDEZ
PERIODICO TPF
AGENCIA:CIMAC
Por Lisset Castro y Narce Santibáñez
 
Niñas y adolescentes, principales víctimas de trata de personas
Más de un 80 por ciento son niñas y mujeres

México, DF, 11 sep. 09 (CIMAC).- "Si me lastiman
tanto, ya no quiero regresar a mi lugar de
origen, yo ya no tengo lugar en el mundo",
expresó una niña víctima de trata y procedente de
Puebla, al ser estigmatizada y agredida por la
comunidad a la que pertenecía, donde aseguraban que era una prostituta.

Relató lo anterior Mario Luis Fuentes, Director
del Centro de Estudios e Investigación en
Desarrollo y Asistencia Social (CEIDAS), durante
la presentación de la campaña "¡Alto a la Trata
de niñas, niños y adolescentes!" impulsada desde
agosto pasado por la Red Internacional de
Organizaciones contra la Explotación Sexual
Comercial Infantil (ECPAT, por su siglas en inglés) y Body Shop.

La campaña tiene presencia en 2, 500 tiendas de
70 países, a través de la venta de cremas y
bolsas, con el objetivo visibilizar el fenómeno
de la trata y explotación sexual de la niñez y la
adolescencia en el mundo, a través de programas
de prevención y concientización.
De acuerdo con Naciones Unidas, más del 80 por
ciento de las víctimas de trata son niñas y mujeres.

Al respecto, Norma Negrete, coordinadora de ECPAT
México, comentó que culturalmente los casos de
violencia sexual se dan más contra las niñas y
las adolescentes, lo que constituye un problema
creciente en México, aunque carece de investigación.

La explotación sexual es un problema mundial que
involucra redes nacionales e internacionales, ya
que existen casos de niñas y adolescentes
mexicanas que se convierten en víctimas de
tráfico humano con fines pornográficos y son
trasladadas a países como Ruanda, Tailandia,
Japón, Estados Unidos y algunos países de Europa, apuntó Negrete.

En 2007, el relator especial de Naciones Unidas
contra la Venta de Niños, la Explotación Sexual y
la Pornografía Infantil, Juan Miguel Petit,
señaló que cerca de 80 mil niñas y niños en
México son víctimas del abuso con fines de pornografía y prostitución forzosa.

LEGISLACIÓN

En México, algunos de los vacíos legales que
presenta la Ley para Prevenir y Sancionar la
Trata de Personas es su metodología, dijo el
director de CEIDAS, pues no es clara, carece de
recursos y a la fecha no se ha presentado el
Programa Nacional contra la Trata de Personas, a
través del cual deberán asignarse
responsabilidades a las dependencias y organismos
gubernamentales en cuanto a la prevención del
delito, la persecución criminal y la protección de las víctimas.

De acuerdo con el "Primer Diagnóstico de las
Condiciones de Vulnerabilidad que Propician la
Trata de Personas en México", elaborado por la
Comisión Nacional de Derechos Humanos y el
CEIDAS, en 2008 entró en vigor la Ley para
Prevenir, Sancionar y Erradicar la Trata de
Personas y el Gobierno federal sólo inició 24
averiguaciones previas por este delito.

De las 24 averiguaciones previas, solamente dos
han sido consignadas, señala el estudio, con base
en información reportada por la Fiscalía Especial
para los Delitos de Violencia contra las Mujeres
y Trata de Personas (FEVIMTRA).

CONSECUENCIAS

En entrevista con Cimacnoticias, Mario Luis
Fuentes indicó que las secuelas que deja la
trata a las niñas "es de tal magnitud, que
fractura su personalidad, limitando su espacio de
dignidad, pues una vez que son rescatadas vuelven
a enfrentar su realidad, ya que existe una
tolerancia brutal hacia la violencia de niñas y mujeres".

Según el psicólogo Alejandro Negi, en las niñas
existe una destrucción interna, pues llegan a
pensar que no son capaces de tener hijos, y sienten que nadie las va a querer.

Los niños, en tanto, pueden terminar siendo
perpetradores, porque pueden fantasear sobre cómo
se van a desquitar; para ellos ser abusados por
un hombre significa perder masculinidad, lo que
puede llevarlos a desarrollar conductas agresivas
en un intento por restituir su masculinidad, puntualizó Negi.

RECOMENDACIONES INTERNACIONALES

Las recomendaciones hechas a México por del
Comité de los Derechos del Niño en 2006 señalan
que es necesario realizar un estudio amplio para
determinar las causas, naturaleza y magnitud de
la trata de menores de edad con diversas
finalidades, en particular, la explotación sexual comercial.

También recomienda adoptar medidas más enérgicas
para prevenir y combatir la trata de la niñez y
la explotación sexual, así como organizar campañas de sensibilización.

Asimismo, insta al Gobierno mexicano a velar
porque la niñez y la adolescencia víctimas de la
trata y explotación sexual sean consideradas como
víctimas y se enjuicie a los autores.

QUEDO CONFORMADO EL TRIBUNAL INTERNACIONAL EN LIBERTAD SINDICAL

STAFF:MELISSA HERNANDEZ
PERIODICO TPF
AGENCIA:CIMAC
Por Guadalupe Cruz Jaimes
 
Quedó conformado el Tribunal Internacional sobre libertad sindical
Con hipótesis múltiples sobre sus causas

México, DF, 11 sep 09 (CIMAC).- A fin de defender
la libertad de asociación como un derecho humano
de los y las trabajadoras del país –de los que
las mujeres representan 42 por ciento–, hoy más
de veinte organizaciones sindicales, civiles,
jurídicas y de la academia, mexicanas y del
extranjero, conformaron el Tribunal Internacional
sobre Libertad Sindical en México.

El propósito de este organismo es coadyuvar a que
las autoridades en el ámbito laboral y en general
el gobierno mexicano cumplan con el derecho
constitucional a la libertad sindical, para así
promover mediante la organización de trabajadoras
y trabajadoras el respeto a sus derechos
laborales, que se vulneran aún más en tiempos de
crisis económicas, afectando sobre todo a las
mujeres, señalaron especialistas en el tema, en conferencia de prensa.

"Enfrentar la crisis sin libertad de organización
es como subirse a un ring con las manos atadas.
El gobierno tiene sus políticas, pero las y los
trabajadores deberían tener la oportunidad de
organizarse para plantear sus alternativas",
aseveró Héctor de la Cueva, director del Centro
de Información Laboral y Asesoría Sindical (CILAS).

Pues, "aunque parezca más urgente la defensa del
empleo y del salario, la libertad de asociación
es una condición indispensable para que se pueda
hacer esa defensa", añadió el dirigente de CILAS,
una de las organizaciones civiles que convoca y organiza el tribunal.

En México, 42 millones 915 mil personas tienen
empleo, 42 por ciento de ellas son mujeres y sólo
entre el 10 y 14 por ciento están sindicalizadas,
aunque la mayoría desconoce cuál es su sindicato,
pues son organizaciones "simuladoras", que pactan
sus contratos con los patrones, por lo que no
representan los intereses del personal afiliado, refirió De la Cueva.

Ante este escenario, la libertad
sindical constituye una oportunidad para que se
expanda la organización de trabajadoras y
trabajadores, pues no habrá solución en tanto
millones estén al margen de este derecho.

Garantía de la que gozan en menor medida las
mujeres, quienes "son las principales víctimas de
la precarización del trabajo, de la inestabilidad
en el empleo y de la tercerización", indicó De la Cueva.

Al respecto, la economista Carmen Ponce,
especialista en temas de género, refiere en su
análisis sobre la ocupación de las mujeres en el
país durante los últimos tres años, que una de
cada tres mujeres está en el empleo informal.

De acuerdo con Héctor de la Cueva, la
incorporación de las mujeres al ámbito laboral
está acompañada de los contratos de protección
patronal –en los que los empleadores determinan
las condiciones de trabajo–, y de las
violaciones a la libertad sindical. Ejemplo de
ello, dijo, son las trabajadoras de la
maquiladora de la industria automotriz, en el
norte del país, y de la confección en Puebla y
Tlaxcala, quienes al intentar organizarse son despedidas.

Para Silvia Ramos Luna, de la Unión Nacional de
Técnicos y Profesionistas Petroleros, la creación
del tribunal es trascendental en un país "donde
no hay libertad sindical", ya que cuenta, en mi
caso, al tratar de conformar un sindicato
democrático, "nos han sacado con ametralladoras
de la paraestatal, nos tratan como delincuentes
por intentar defender nuestros derechos".

CASOS

El grupo acusador del Tribunal Internacional
sobre Libertad Sindical en México presentará un
paquete con los casos de la maquiladora a los que
dará seguimiento por la vía jurídica.
Otro asunto que llevarán será el de un grupo de
trabajadoras del Instituto de las Mujeres del
Distrito Federal, quienes intentan crear un sindicato y no se les ha permitido.

El Tribunal también evaluará los casos de
violación a la libertad de asociación
en relación con el sindicato minero, de
electricistas, magisterial, y de la Unión
Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros.

Además de denunciar ante las autoridades
nacionales e internacionales las violaciones a la
libertad sindical que se comenten en el país,
buscará una entrevista para entregar su
resolución a las máximas autoridades laborales, a
quienes se les pedirá una respuesta, igual que al
gobierno mexicano en su conjunto.

Cabe mencionar que hoy el grupo acusador del
Tribunal lanzará una convocatoria abierta para
que las y los trabajadores hagan llegar sus
demandas y casos, los que serán dados a conocer
en la Sesión de Apertura del Tribunal, a
realizarse del 26 al 28 de octubre próximo.

Algunas de las organizaciones internacionales que
convocan y organizan el tribunal son la
Asociación Latinoamericana de Abogados
Laboralistas, la Federación Internacional del
Transporte-Américas, la Federación Internacional
de Trabajadores de la Industria Metalúrgica, la
Federación de Sindicatos de Holanda y la Red de
Solidaridad con las Maquiladoras (RMS-Canadá).

Entre las nacionales se encuentran: Alianza de
Tranviarios de México, Sindicato Minero
Metalúrgico, Sindicato Mexicano de Electricistas;
Secciones 3, 7 y 9 de la Coordinadora Nacional de
Trabajadores de la Educación, la Asociación
Nacional de Abogados Democráticos, la Unión de
Juristas de México y el Centro de Reflexión y Acción Laboral.

PROPONEN CAPACITAR A JUECES Y JUEZAS

STAFF:MELISSA HERNANDEZ
PERIODICO TPF
AGENCIA:CIMAC
De la redacción
 
Proponen en Argentina capacitar a jueces y juezas
Para obtener fallos con perspectiva de género

Buenos aires, Argentina, 11 sep. 09 (CIMAC).-
Para que Argentina tenga una justicia con
perspectiva de género, lo más importante es
garantizar la auténtica inclusión de ese enfoque
en las sentencias, las dicten juezas o jueces,
más allá de superar el desequilibrio hombre-mujer
a medida que se escala en el Poder
Judicial, coincidieron especialistas, según IPSNoticias.

"La cantidad de mujeres que hay actualmente en el
Poder Judicial no nos satisface, pero si lo que
se buscan son fallos con perspectiva de género,
entonces lo que importa es la capacitación de
jueces y juezas", subrayó Natalia Gherardi,
directora ejecutiva del Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA).

Según Gherardi, tanto en Argentina como en los
demás países de América Latina, la proporción de
mujeres en el Poder Judicial "no es
representativa de la cantidad que egresa de las
carreras de Derecho", donde desde hace 20 años y
en forma sostenida son mujeres la mayoría de
quienes obtienen el título como abogadas.

No obstante, son pocas las que llegan a las
instancias superiores de este poder del Estado.
De acuerdo con el Informe sobre Género y
Derechos Humanos 2005-2008 de ELA, dado a
conocer el pasado lunes, entre la Corte Suprema
de Justicia de la Nación y sus homólogas en las
23 provincias, hay apenas 20 por ciento de juezas.

Ese promedio oculta conquistas recientes como la
incorporación de dos magistradas a la Corte
Suprema de Justicia de la Nación, y retrasos en
siete provincias –30 por ciento del total–,
donde no hay ninguna mujer en los máximos tribunales respectivos.

Los datos del estudio demuestran una "evidente
segregación vertical" que mantiene a las juezas
en instancias inferiores o en fueros
tradicionalmente asociados a su género, como el
civil, el administrativo o el laboral. En cambio,
son excepción en el fuero federal y en el penal, añade.

"Parecería existir un techo de cristal en el
ámbito jurídico", alerta el Informe. "A pesar de
que las mujeres conforman la mayoría de abogados,
esa alta proporción no se refleja en el Poder
Judicial". Al contrario, "la participación de las
mujeres cae a medida que aumenta la jerarquía de los tribunales".

Sin embargo, la investigación también previene
sobre lo vana que puede resultar la meta de la
equidad cuantitativa. "Por razones de democracia,
las mujeres tienen derecho a ocupar un mayor
número de escaños en el Congreso, pero eso no
significa que sean ellas las que van a sancionar
las leyes que necesitan las mujeres", advirtió Gherardi.

A pesar de reivindicar el derecho de
participación equitativa de las mujeres en todos
los poderes, el estudio señala que "los números
no dicen nada acerca del verdadero grado de
inclusión en la vida pública ni del nivel de
influencia e impacto que han logrado ejercer en sus respectivos puestos".

Frente a esta experiencia, Gherardi refirió que
si lo que quiere el Poder Judicial es "incidir en
la manera de administrar justicia, hay que
aportar elementos de juicio con mirada de género a jueces y juezas".

Agregó: "para promover la defensa de los derechos
de las mujeres no tengo que buscar como aliadas
mujeres, sino jueces y juezas capacitados".

La Comisión de Género de la Defensoría General de
la Nación realiza ahora una tarea con ese
objetivo. Todos los magistrados, defensores
públicos, funcionarios y empleados de esa
institución encargada de proteger los intereses
de las personas deben asistir a un curso de
capacitación en la perspectiva de género, que la
comisión imparte mensualmente.

LA EQUIDAD NO ES SÓLO NÚMEROS

"Que haya una mujer en la magistratura no
garantiza la perspectiva de género", explicó por
su parte Julieta Di Corleto, que trabaja en la
comisión que imparte los cursos. "Hay que formar
a hombres y mujeres en esta mirada para cuando
les toque intervenir en asuntos de violencia, por ejemplo".

Al respecto, el estudio de ELA señala que la
cuestión de la representación femenina no debe
limitarse a considerar la mayor inclusión de las
mujeres como una exigencia básica de justicia o
democracia, sino que también deben atribuirse
ciertas responsabilidades en los cargos públicos.

No obstante, advierte que, si bien la mayoría de
egresados de Derecho son efectivamente mujeres,
su participación en el Poder Judicial "no es uniforme".

Para romper esta barrera invisible, los
movimientos de mujeres se esperanzaron con la
creación del Consejo de la Magistratura, una
institución que tiene poco más de una década en
Argentina y que surgió como parte de la reforma
constitucional de 1994 para hacer más transparente la designación de jueces.

Pero un estudio de Paola Bergallo, profesora de
derecho de la Universidad de San Andrés, mostró
que el nuevo sistema de selección podría haber
generado una falsa expectativa respecto de la equidad de género.

El Consejo es un sistema de selección de jueces y
magistrados que combina el mérito con la
designación política. Un consejo de
representantes de los tres poderes y del cuerpo
de abogados convoca a concurso para cubrir cargos
y los candidatos pasan por exámenes y audiencias.

Los consejeros proponen finalmente una terna de
aspirantes al presidente de la República, que los
nombrará con acuerdo del Senado. "Estos
mecanismos pueden desincentivar a las aspirantes
e impactar en el género de los nombramientos resultantes", sostuvo Bergallo.

"Muchos asumen que estos mecanismos de selección,
que combinan procedimientos meritocráticos con
una etapa política pueden facilitar el aumento de
la participación de mujeres en la judicatura,
pero no siempre es así", dijo Bergallo, autora de
la investigación "¿Un techo de cristal en el Poder Judicial?".

"Los órganos políticos pueden tener un compromiso
serio con acciones para fomentar la presencia de
mujeres en el Poder Judicial y promover más
designaciones de mujeres que un procedimiento pseudo-meritocrático", advirtió.

Esto se vio, dijo, en Estados Unidos durante los
gobiernos de Jimmy Carter (1977-1981) y Bill
Clinton (1993-2001). "En esas dos presidencias
hubo voluntad y el número de designaciones de
mujeres no tuvo precedentes", sostuvo. En cambio,
en Argentina puede ocurrir que ante una terna de
aspirantes que pasaron las pruebas de mérito
donde hay dos mujeres y un varón, el presidente,
o la presidenta, elijan al varón, especuló.